Google

Avizora - Atajo Google

Un viaje por la olvidada ruta del Tránsito
José Antonio Luna

Jose Antonio Luna - Otros textos del autor

 

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Nicaragua
-
El tiburón de agua dulce de Nicaragua, en...
- Manual sobre la política exterior de USA
- San Martín y la deuda externa
- USA reino de la muerte, las torturas y las...

 

Google

Avizora - Atajo Google
 

230207 - Tampa, Florida, USA - El tiempo parece haberse detenido, en la ruta del transito de Nicaragua. “La virgen” el otrora puerto lacustre del gran Lago de Nicaragua; (lago Cocibolca) donde atracaban los grandes barcos que venían de San Carlos y que traía a los viajeros de New York y Boston; sigue siendo un pueblito, con un embarcadero con lanchas para llevar turistas a la isla de Ometepe. Después de siglo y medio de historia; la pobreza y la soledad …son los mudos testigos de la grandeza de esos paradisíacos lugares.  

Las 12 millas del istmo de Rivas que separan a La Virgen de la bahía de San Juan del sur (Océano pacifico) son un martirio. La carretera está en muy mal estado.

San Juan del sur, todavía es una pequeña ciudad con algunos  hoteles y muchas pensiones, aunque en las colinas hay mansiones la mayoría de estas propiedad  de extranjeros. Los ciudadanos del histórico puerto sobreviven del escaso turismo y la pesca.  

San Carlos, surrealista, con sol ardiente, los mosquitos, y los campesinos caminando en silencio a la orilla de la calles empedradas, la humedad, la insalubridad… como hace mas de 100 años.

Si se cierran los ojos y se recuerdan los días de gloria  de la ruta; aparecen  como en sueños las  las mulas cargadas de mercancías, carretas haladas por bueyes, los carruajes llenos de sudorosos viajeros yankis e ingleses, los soldados, las mujeres rubias, los grandes vapores.

La ruta del transito está olvidada. Pareciera que 150 años de soledad no son suficientes... pero el río San Juan, San Carlos, La virgen y San Juan del sur… esperan un milagro para resurgir como el ave fénix: El canal interoceánico.

En los primeros días de Enero de 1857 -ya hace 150 años- era cerrada por primera vez la ruta del transito por Nicaragua; cierre que marco el principio del fin del sueño Nicaragüense de ser escogida para la construcción del canal interoceánico que décadas después se materializó el Panamá.

En esos días trágicos de la historia de Nicaragua, aventureros inversionistas y William Walker intervenían en el país para apoderarse de “La compañía accesoria del Transito” que fundara el Comodoro Vanderbilt, a raíz del grito de orooo… orooooo en 1848  en San Francisco, California;  y que dio comienzo a la “fiebre del oro” que llevo a miles de hombres y mujeres del este a las desconocidas y fieras tierra del oeste… en una desenfrenada carrera en busca de fama y fortuna.

En 1852 cuando la compañía del transito crecía a ‘’viento en popa” el comodoro Vanderbilt se daba el lujo de sacar anuncios en los periódicos de New York, San Francisco y New Orleans. Los de San Francisco decían: COMPAÑÍA DE VAPORES VANDERBILT. PARA NUEVA YORK Y NEW ORLEANS VÍA NICARAGUA. BOLETOS PARA VIAJE COMPLETO.

La ruta interoceánica de Nicaragua estaba en su apogeo. Según datos oficiales hasta mediados de 1856 la ruta del transito transportaba unos dos mil pasajeros mensuales, en los barcos que venían de New York y New Orleans hasta San Juan del Norte y los que venían de San Francisco hasta San Juan del Sur. El tráfico de viajeros y mercadería había superado al tráfico del canal de Panamá.

La fiebre del oro de California acelero los proyectos para realizar la ruta canalera por Nicaragua. Las facilidades geográficas del país eran ideales la construcción  de la vía. La palabra Nicaragua era un  imán a los oídos  del gobierno de Estados Unidos y rapaces capitalistas como Vanderbilt. La posibilidad de una ruta interoceánica mas corta que la de Panamá y a menos costo utilizando la vía natural del río San Juan (en el atlántico) lago de Nicaragua, y San Juan del Sur, (en el pacifico) eran exploradas por gringos e Ingleses.

La suerte estaba echada para Nicaragua. A partir del proyecto canalero que nunca se materializó la nación  estaba destinado a sufrir intervenciones militares e ingerencias políticas de Estados Unidos. Nicaragua fue a partir de esos días un lugar estratégico para el expansionista estado del norte. Y el pequeño país casi despoblado se convirtió en un botín.. que había que poseer a toda costa.

“El estado de Nicaragua puede llegar a ser, mas que Constantinopla, la ruta imprescindible del gran trafico mundial, y está destinado a alcanzar un extraordinario grado de prosperidad y de grandeza”, escribió en 1846, Luis Napoleón Bonaparte de Francia (Napoleón III) en la presentación de un  proyecto de compañía que el llamo “La canale Napoleone por Nicaragua”. Bonaparte había sido contactado por enviados del gobierno de Nicaragua que buscaban apoyo extranjero para la construcción de la vía interoceánica.

Los sueños de Bonaparte al igual que los del gobierno Nicaragua serian frustrados años después con la aparición en el escenario político Nicaragüense de un ambicioso e inescrupuloso personaje: William Walker.

En 1857, como dije al comienzo, la ruta canalera por Nicaragua fue cerrada por primera vez por la intervención de Estados Unidos, con el pretexto  proteger bienes y vidas de ciudadanos americanos “amenazados” por la revuelta armada en el país. También se dijo que el acto era para evitar que William Walker pudiera recibir ayuda y pertrechos militares por la vía marítima. Walker, estaba en la boca del San Juan en la desaparecida Greytown, esperando el arribo de los buques provenientes de New Orleans y New York. Estados Unidos adujo que habían intervenido en Nicaragua porque Walker había violado la ley de neutralidad al invadir a una nación soberana sin tener ninguna representación de algún gobierno.

Walker y sus mercenarios había sido contratado por Byron Cole para que apoyaran a las fuerzas de los Democráticos, que encabezaba don Francisco Castellón con asentamiento en la ciudad de León. Los Democráticos se oponían al gobierno Legitimista de Granada. Castellón denomino a Walker y sus hombres “La falange Americana” y le concedió a Walker el grado de Coronel del ejercito Democrático.

Vanderbilt en venganza por el daño económico que le inflingió Walker a su negocio y proyecto, suministró armas a los gobierno del istmo para que se sumaran a los Nicaragüenses en su lucha contra el filibustero que quería hacer de Nicaragua un estado esclavista como los sureños de Estados Unidos.

Walker en el hecho mas vergonzoso e insólito de la historia  de Nicaragua había sido elegido presidente de Nicaragua el 12 de Julio de 1856 en unos comicios “populares” arregladas por un grupo de Nicaragüenses que eran adeptos al proyecto del invasor. El filibustero ordenó incendiar Granada en diciembre de 1856 cuando sus fuerzas iban en retirada hacia la desembocadura del San Juan. Meses antes Walker había sido derrotado en la gesta de “la batalla de San Jacinto” el 14 de septiembre de 1856 por las tropas Nicaragüense.

La invasión de Walker provoco la movilización militar del gobierno de Estados Unidos en Nicaragua y otros lugares del caribe y una crisis diplomática entre El el tío Sam y la Corona Inglesa.

Y es a raíz de la presencia de Walker en la política Nicaragüense y su ingerencia directa en los destinos del país, que el gobierno de Costa Rica hace reclamaciones limítrofes a Nicaragua. El gobierno tico, que estaba de acuerdo con la presencia de Inglaterra en la Costa Atlántica, acelera sus presiones a Nicaragua para conseguir tratados encaminados a tener soberanía sobre una de las márgenes del Río San Juan, y sobre el territorio que ahora es la provincia de Guanacaste.

Estados Unidos que había ya intervenido en Nicaragua y militarizado los principales puertos Nicaragüenses, al conocer  las maniobras Inglesas y Costarricenses, para apropiarse de la ruta del Transito, se opone a las pretensiones de Costa Rica, advierte que no legalizará ninguna declaración de soberanía de Costa Rica sobre el río San Juan.

Un informe de William Carey enviado especial del presidente Buchanan en Nicaragua dirigido al  secretario de Estado de Estados Unidos, general Lewis Cass, manifiesta: “Señor han llegado informes aquí que el gobierno de Costa Rica intenta apropiarse de una porción de territorio nicaragüense, convirtiendo la guerra que acaba de terminar, con el logro del objeto para que fuera declarada, en una treta de adquisición territorial. Tal designio es injusto… y contradice las declaraciones publicas del gobierno de Costa Rica, cuando dirigió sus fuerzas marchando sobre Nicaragua”… para apoyarlo contra la invasión filibustera de Walker.

Finalmente Walker abandonó sus pretensiones de apoderarse de Nicaragua y la ruta del transito a mediados de 1857. Años después intento volver… pero sus intentos fueron frustrados por el gobierno de Estados unidos. Lamentablemente  el daño a la compañía del transito estaba hecho.

“Pero la ruta no cerró por razones económicas. La causa fue el hombrecito de los sueños imperiales vislumbrados por sus ojos grises. Si Walker no hubiera ido a Nicaragua, la ruta habría seguido siendo traficada y quizás hasta hubiese superado en popularidad a la de Panamá. Mas que por otra cosa Walker se le recuerda por haber sido el causante del cierra de la comunicación interoceánica a través de Nicaragua” (La ruta por Nicaragua, David I. Folkman, 1972. Traducción de Luciano Cuadra)

Para concluir, quiero citar la afirmación que hizo  Arnold J. Toynbee en su obra: Los Estados Unidos, México y Nicaragua. “Tras la construcción del canal de Panamá se convirtió en una máxima de la política estadounidense que si alguna vez esa vía fluvial fuese complementada por un canal en Nicaragua, esa segunda ruta interoceánica, como la primera tendría que estar bajo control de los Estados Unidos’.

Quizás ahora en el siglo XXI, los sueños del canal interoceánico por Nicaragua resurjan con nuevos brillos sin el fantasma de Walker.

Tampa, Florida, Enero 2007.

 


 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com