Cargando

Horacio Peña, Rubén Darío y PAC
Jose Antonio Luna - Otros textos del autor

 

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Rubén Darío
- Literatura
- OTAN y Yugoslavia
- T S Eliot
- A cien años del día en que transcurre Ulises

 

 

. Horacio Peña

170408 -  Ad Majorem Mortis Gloriam

Nicaragua es un país de poetas…y algunos intelectuales sostienen que esta nación tiene mas poetas y poetisas por kilómetros cuadrado en todo el mundo. La popularidad de la poesía se remonta al siglo XVIII, pero la fama y genialidad de Rubén Darío son la prueba más manifiesta del vínculo entre la poesía y los hijos de la tierra de lagos y volcanes.

De los poetas nicaragüenses vivos, solamente Horacio Peña ha tenido el honor de ganar el premio “Rubén Darío” de poesía en el centenario del nacimiento de don Rubén. Ni Carlos Martinez ni Ernesto Cardenal lograron el premio más codiciado por un nicaragüense, pese a la  popularidad y prestigio internacional de éstos.

Una tarde, enero de 1967 (tarde del trópico de encendidos oros) conocí a Horacio Peña (Managua,1936-), en el patio de la humilde casa donde nació Rubén Darío. El poeta Peña, desde un improvisado palco de honor (tarima) instalada en el predio donde nació el padre del modernismo, leía poemas de su libro Ars moriendi ante una selecta concurrencia. Ese histórico dia, el poblado de Ciudad Dario (Metapa) en el departamento de Matagalpa estaba de fiesta. Se conmemoraba el primer centenario del nacimiento de Rubén Darío, con la presencia de autoridades de Nicaragua, delegaciones oficiales de otros paises y de intelectuales de diferentes partes del mundo. Peña, leyó-si mi memoria no me falla- su poema “La danza de la muerte” de su libro “Ars moriendi y otros poemas”, con el que ganó el premio internacional “Rubén Darío” de poesía, el máximo galardón concedido a un poeta Nicaraguüense.

El jurado internacional que le otorgó el premio internacional “Rubén Darío”de poesia a Horacio Peña estuvo integrado por el español Luis Rosales, el salvadoreño Hugo Lindo y el nicaragüense José Coronel Urtecho.

A mis 16 años fué un honor y privilegio asistir a las celebraciones del Centenario de Darío, como delegado de la academia literaria de mi instituto Maestro Gabriel. Ese 18 de Enero pude ver y oir a José Coronel Urtecho Fernando Silva, logicamente a Pablo Antonio Cuadra (PAC), y no me olvido de una poetisa llamada Erika Lorenz, Jaime Torres Bodet y otros Dariistas.

Hace un año en una visita que hice a la libreria “Porrúa hermanos y Cia”, de las inmediaciones del zócalo de la ciudad de México, me encontré entre los libros viejos y  extranjeros un número de la revista  “El  pez y la serpiente” del departamento de cultura de la Universidad Centroamerica cuyo director era el poeta Pablo Antonio Cuadra. Es el número 9 de “El  pez y la serpiente” del verano de 1968. En esa edición está un ensayo de Ernesto Cardenal sobre “La poesia nicaragüense de PAC”.  Una narracion titulada “Rosa Sarmiento” de Rosario Aguilar una de las primeras mujeres nicaragüenses novelistas. Cuentos de Fernando Silva y José Coronel Urtecho y “La danza de la muerte” de Horacio Peña. Despúes de varias décadas pude leer con calma “La danza de la muerte”. La vez que la oí recitada por Peña en Ciudad Darío me sonó- en esos dias- como una oda a lo desconocido. Una historia Dantesca.

Antes del terremoto del 72, volví a ver al poeta Horacio Peña, dando clases de Historia de la Cultura en el recinto Universitario Rubén Darío de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN).

Actualmente Peña es profesor de El Houston-Tillotson University de Austin, Texas.

Ya en el nuevo milenio, conversé con poeta Peña un otoño, en la ciudad de Miami, en el marco de la feria Internacional del Libro.

Esta es la conversación con el doctor Horacio Peña, miembro de la Academia Nicaraguense de la lengua desde 2003.

Maravilloso hablar de poesía.. comiendo nicaragüense.. al aire libre... con el sol del trópico.

Poeta, Usted salió de Nicaragua hace más de 25 años. Es su poesía ahora, una poesía del exilio?

 Bueno, yo Salí de Nicaragua en 1979. Tengo un poema que se llama “El inmigrante” que creo es un poema que refleja la situación de todos  los que han salido de su país de modo que éste poema el inmigrante, creo es un símbolo de todos nosotros. Y en cierto modo definitivamente estar aquí en Estados Unidos ha influenciado parte de mi poesía. En algunos versos de los poemas nuevos, escritos en éste país, hay un recuerdo de Nicaragua, del paisaje Nicaragüense, de modo que siempre hay una presencia de Nicaragua en mi poesía. Presencia talvez no tan visible como en otros poetas. El exilio indudablemente  ha marcado  mi poesía. Hay una nostalgia y un modo de ver las cosas diferentes cuando se está en el exilio voluntario o forzado. El exilio siempre influye en la literatura de uno. por ejemplo el caso del poeta Guillermo Menocal, quién vive en Monterrey, California, manifiesta en sus obras escritas recientemente esa influencia de la cultura norteamericana.

El inmigrante

El inmigrante aprende la nueva palabra

La textura de la nueva palabra.

La mujer del inmigrante

Los hijos del inmigrante

Aprenden la nueva palabra.

El inmigrante no quiere que sus hijos

Olviden la antigua palabra

Que es como perder la mitad de la vida

toda la vida

Allá,

Un antiguo y conocido dolor y odio

Una antigua y conocida muerte

Aquí,

un nuevo y desconocido dolor y odio

una nueva y desconocida muerte.

El inmigrante quiere que sus hijos

aprendan la nueva palabra

que es como nacer de nuevo

en una tierra nueva.

No existe una palabra

mejor que otra palabra

solo existe la palabra.

El inmigrante quiere que sus hijos

conserven la antigua palabra

la hagan una

con la nueva palabra

que es unir una vida con otra vida

que es vivir toda la vida.

A que generación de poetas pertenece?

Jorge Eduardo Arellano, que es uno de los grandes estudiosos de la literatura Nicaragüense nos pone en la generación de 1960.  Entre los cuáles estaríamos por ejemplo; Octavio Robleto y yo. Pero en realidad esa generación del 1960 está como aislada, separada de las demás generaciones. Es una generación que está como en un vacío, no tenemos puntos de agarre ni con los poetas que nos están precediendo ni con los que están después de nosotros. Por ejemplo Roberto Cuadra, Edwin Illescas, son de “La generación traicionada” en cambio Sergio Ramírez y Fernando Gordillo eran del grupo ‘Ventana’.  Nosotros la generación de 1960 estábamos separados de esas dos generaciones,  porque el grupo “Ventana” tenía su sede en León y “la generación traicionada” era más joven que nosotros. En conclusión que hay como un desbalance. Como que estamos en el vacío, sin mucho conexión con los de Ventana y La generación traicionada.

Como calificaría usted a su poesía? Poesía romántica? social?

Yo creo que mi poesía es una poesía religiosa con protesta social, con influencia de la Biblia; de los profetas que hablan en contra de la injusticia, contra el poseer la riquezas de una manera injusta. A mi poesía yo la llamaría, mejor dicho la pondría en la categoría de poesía religiosa social, cristiana, profética. Eso diría yo que es mi poesía. También se ha mencionado alguna vez, que mi poesía es existencial yo creo que lo es: por ejemplo el poema “El retrato de un desconocido “es una poesía totalmente existencialista pero siempre tocada por lo espiritual, con bases en la Biblia, en la concepción espiritualista del hombre. Entonces diría que también se puede llamar a mi poesía existencialista cristiana por ahí va la cosa.

Hay mucha influencia de los poetas norteamericanos en su poesia?

Bueno, el poeta norteamericano que más me ha influenciado y luego se volvio inglés es T.S.Eliot que para mi es el gran poeta de habla inglesa. Entre los Franceses está, Paul Claudel y Saint-John Persé (Alexis Saint-Leger). Luego también hay otros poetas que me han influenciado lógicamente pero menos que Eliot y Claudel. Hay que destacar que Claudel era un poeta totalmente religioso, mientras que Eliot era un poeta religioso con cierta desesperanza; aunque siempre lleno de optimismo a pesar de toda su visión pesimista de la vida. Yo creo que esos dos poetas son los que más han influenciado mi poesía.

Además de Eliot y Claudel, Rubén Darío ha influenciado su poesía?

Darío por supuesto. Toda la poesía existencialista de Darío. Los nocturnos de Darío, el poema “Lo fatal”. Toda esa poesía de Darío angustiada es la que más me ha influenciado. Hay ciertos poemas de Darío que no han tenido mucha influencia en mi; pero sus “Nocturnos” y toda su poesía existencialista religiosa por supuesto está siempre presente en mi poesía. En el libro de Ars Moriendi que ganó el premio Nacional de Darío en 1967, tu puedes notar versos enteros que son tomados de la poesía de Darío.

Es Darío el poeta más influyente entre los poetas Nicaragüenses?

Yo creo que con Darío siempre se irán descubriendo nuevas cosas. Se irán descubriendo nuevas maneras de estudiarlo. Se irán descubriendo nuevas maneras de sacarle temas, porque el es un filón inagotable. Yo tengo mi disertación doctoral sobre Rubén Darío. En un estudio comparativo entre Darío que es el gran revolucionario de la literatura Latino Americana y Walt Whitman que es el gran revolucionario, el que independiza la literatura Norte Americana de la literatura inglesa. Darío hizo que la literatura latinoamericana se independizara de la literatura española. Quiero explicarte, yo hago el estudio del Yo en Darío y del Yo en Walt Whitman.  Los prólogos de Darío y los prólogos de Walt Whitman en su Hojas de yerbas (Leaves of Grass) hay un paralelismo entre ellos. Otro capitulo por ejemplo es Rubén Darío desde el punto de vista del romanticismo y el romanticismo en Whitman. El concepto revolucionario que tenía Darío de la literatura y el concepto que tenía Whitman de la literatura.
Yo creo que los estudios sobre Darío en sí se han ido agotando y de ahí que hay que establecer nuevas formas de mirar a Darío. Como es por ejemplo comparándolo con otros poetas como es el caso que hice yo que lo comparé con Whitman.  Creo que Darío nunca va a desaparecer y que de una u otra forma siempre va a influenciar a los poetas y a los cuentistas y en general a los escritores nicaragüense. Y no tan solo a los escritores nicaragüenses, si no que a todos los escritores en lengua en español.

Hábleme del premio de Rubén Darío que ganó en 1967.

En 1967 fue el centenario Dariano y gane el premio de poesía Rubén Darío con el libro “Ars Moriendi y otros poemas”. La primera parte de Arts Moriendi,  es El  triunfo de la muerte y La danza de la muerte que ha sido reeditada en 2004 con una traducción bilingüe hecha por un amigo mio de la época de los 60’s Mike Canning y editada por el poeta nicaragüense Danilo López. Dentro del libro Arst Moriendi está el poema “El retrato de un desconocido’” y luego 4 o 5 poemas de tendencia religiosa con el simbolismo de Cristo: el águila, del el cordero, el pez y otros símbolos. Ars Moriendi es un libro esencialmente religioso aunque tiene ciertos elementos existencialistas como la desesperanza, la angustia. Pero yo creo que en el libro hay un optimismo Cristiano, una alegría Cristiana.

La poesía en Nicaragua está mejor que antes?

Esa es una pregunta.. es una buena pregunta que se presta a muchas contestaciones. Yo creo que la poesía nicaragüense en estos momentos no tiene la fuerza que tuvo en el pasado. El movimiento de “Vaguardia” que fué el movimiento que llevó a la poesía nicaragüense a su máxima realización con José Coronel Urtecho, Pablo Antonio, Joaquín Pasos, Luis Alberto Cabrales. Creo que en las últimas décadas no hemos producido ningún poeta de esa calidad.  A lo mayor dentro de los jóvenes poetas está un poeta que será en el futuro el Joaquín Pasos, el Salomón de la Selva, el Pablo Antonio Cuadra o mejor; y ahora tendrá talvez los 15 los 17 años, no sabemos.     

Yo creo que en estos momentos no se ha producido un movimiento literario, poético tan interesante como el que se produjo con el grupo “Ventana”, con “La generación traicionada”  y también con algunos poetas aislados dentro de las generaciones. Y talvez la situación política social de Nicaragua no se presta a un movimiento poético como en los años 60. Talvez la situación política social cultural de estos momentos en Nicaragua no es muy favorable como se dió cuando estaba Pablo Antonio Cuadra que era uno de los grandes impulsadores de la cultura. Yo creo que en estos momentos no existe en Nicaragua esa fuerza motriz que mueva la vida cultural como en los tiempos de Pablo “La prensa literaria” era el motor de toda la vida cultural de Nicaragua. Yo creo que no existe ese movimiento cultural como se daba en los tiempos de Pablo. Creo que hemos decaído realmente. Para ser honesto yo no conozco mucho de lo que está pasando en Nicaragua pero leo periódicos y me parece que el ambiente talvez no es muy propicio. Por ejemplo en la pintura, no creo que tengamos pintores como Genaro Lugo, César Caracas, Armando Morales, Arosteguí. Me parece que pasará mucho tiempo para darnos cuenta realmente hasta que punto se está produciendo algo realmente valioso en estos momentos. Tenemos que esperar.

Poeta Horacio Peña, le hace falta a Nicaragua?

En cierto modo si, en cierto modo no. Se me hace difícil contestar. La Nicaragua que yo conocí ya no existe. La Nicaragua que yo conocí es muy diferente a la actual, si yo regreso a Nicaragua voy a hacer un extranjero. Si regreso a Nicaragua voy a ser mas extranjero en Nicaragua que aquí en los Estados Unidos. Casi todos mis amigos han muerto, algunos están alla pero la comunicación es más difícil; entonces digamos de una manera nostálgica, romántica, que yo echo de menos a la Nicaragua de antes del terremoto, porque después del terremoto comenzó una despersonalización de la ciudad. Después del terremoto ya no había esa comunicación que existía antes del 72. Luego vino la cuestión política de la revolución que también separó familias, y separó al nicaragüense. De modo que creo, que si yo regreso a Nicaragua me sentiría más extranjero que aquí en este país realmente. A mis amigos sería muy difícil verlos, no como en aquellos tiempo cuando nos encontrábamos en “La Prensa”, en las calles, en los cafés. Ahora cada uno tiene sus propios problemas, estamos mas viejos y talvez preferimos estar en la casa que andar en las calles como lo hacíamos cuando éramos jóvenes. De modo que hay una nostalgia por supuesto por la Nicaragua que yo conocí. Por la Nicaragua que fue cambiando después del terremoto, de modo que me sentiría un extraño en Nicaragua, me siento mas cómodo en Estados Unidos. Hace 6 años regresé a Nicaragua y planeo volver en el futuro, periódicamente a Nicaragua. Esta pregunta es muy emotiva, muy emocional pero yo creo que de regresar a Nicaragua me sentiría como un extranjero, extraño por diferentes motivos.

Carlos Martines, Rubén Darío, Salomón de la Selva y otros poetas han vivido gran parte de su vida fuera de Nicaragua y usted escogió el mismo camino?

Figúrate, yo tengo 25 años de vivir en Austin, Texas además de 4 años que había vivido antes fuera de modo que casi la mitad de mi vida la he vivido en el extranjero. Y también por diferentes motivos un buen número de poetas han vivido en el exilio. Unos por  razones políticas, económicas, sentimentales y otros por causas a veces inexplicables. Creo que este fenómeno que los poetas vivan fuera de su país se repite. Algunos lo hacen por 5 años 10 años y regresan, otros nos quedamos prácticamente para siempre en Estados Unidos, Costa Rica, México, Canadá; de modo que esa salida al exilio marca a los poetas. Creo que es una constante salir de Nicaragua por la situación cultural, por un vacío cultural que siempre ha habido en Nicaragua por razones políticas y económicas.

Se mira mejor al país de lejos? Se aprende más de él?

Cuando estás dentro del pais los árboles no te dejan ver el bosque y a veces no te das cuenta realmente lo que está pasando. Uno tiene una perspectiva diferente del país y una perspectiva diferente de uno mismo cuando está fuera. Si tu estás afuera tienes más tiempo para auto examinarte, para ver las cosas que has hecho mal, y las que has hecho bien. Valoras más las noticias que te llegan de Nicaragua. Lamentablemente muchas de las noticias que me llegan de Nicaragua son negativas; casualmente hablé con uno de los poetas que me decía que en Nicaragua cada vez la situación se pone más difícil y que se sentía deprimido por la situación del país y que no le daba mucho entusiasmo escribir. Los poetas nuevos, con los que logro conversar, siempre me dicen la misma historia de que en Nicaragua no hay ambiente propicio para la cultura, para el arte, y que se sienten deprimidos en Nicaragua. Yo creo que esa es la tónica en general no solo de los poetas si no del nicaragüense en general.

Como que se sienten desencantados traicionados de la gente que podría haber transformado el país y no lo hizo. De modo que la perspectiva que yo tengo o lo que oigo o leo o me dicen es que no hemos progresado, en conclusión estamos mal. Hipotéticamente, que forma mágica podríamos aplicar en Nicaragua para mejorar culturalmente?

Fíjate, tenemos siempre que volver a Pablo Antonio Cuadra. Pablo  tiene un escrito a máquina que se llamaba si no me equivoco “la revolución moral”. Y eso creo que es lo que necesitamos nosotros: Una verdadera revolución moral dentro de la gente que tiene el poder político, que tiene el poder económico para sacar adelante a esa inmensa masa de nicaragüenses que económicamente viven en una pobreza espantosa. De modo que lo que realmente necesitamos es esa revolución moral en la gente que sustenta el poder en Nicaragua; los que tienen el poder político, el poder económico, el poder militar. Mientras no se realice esa revolución interna en la gente que “mangonea” al país, yo creo que va a hacer muy difícil salir de la pobreza y del estado terrible en que vivimos los nicaragüenses. Creo que Pablo Antonio tenía razón, lo que necesitamos es la revolución moral. Un hombre nuevo, un nicaragüense nuevo, un hombre realmente nuevo. Porque cuando subieron los Sandinista hablaban de un hombre nuevo, cuándo cayeron los Sandinistas, el gobierno hablaba de un hombre nuevo, de modo que lo que necesitamos los nicaragüenses es cambiar todas nuestras actitudes para que nazca ese hombre nuevo de que tanto hablamos.   

Yo siempre escribí sobre el nicaragüense en prosa, escribí muchos artículos sobre el nicaragüense, pero mi visión de ese nicaragüense es negativa. Mientras no realicemos esa revolución moral dentro de nosotros, entre nosotros, no lograremos salir adelante porque necesitamos la revolución de la verdad.

Quiénes está mas vigente siempre en Horacio Peña, el poeta, el ensayista, o el profesor?

El poeta creo yo. Para mi más que todo yo soy poeta. Después ensayista. Escribí mucho -cuando trabajaba en Nicaragua- sobre el nicaragüense. Tuve una columna que se llamaba “Nicaragua hoy”, que se publicaba en la página editorial de “La Prensa”. En esa columna analizaba los problemas culturales, políticos, sociales y en otra columna que tenía que se llamaba “El ojo de la cámara” analizaba las noticias que aparecían en los periódicos, noticias raras, siempre buscándole el lado humano a las noticias, pero yo en realidad soy poeta, esencialmente poeta. Un poeta con una visión religiosa del mundo.

Además de Darío que otros poetas o escritores  nicaragüenses  lo han influenciado?

Bueno, por ejemplo Pablo Antonio me influenció en los conceptos que tenía el sobre la cultura aunque no su poesía. Pablo Antonio con su visión del nicaragüense me influyó. También con sus escritos sobre  un mundo al que yo no accedía, que tenia vedado: el mundo rural, campesino, lacustre. Pablo Antonio ha influenciado a todos los poetas nicaragüenses con su visión del mundo, de la poesía, de la cultura. Primero por supuesto me influenció Darío. También me influenció, Alfonso Cortéz con su poesía metafísica, religiosa. Diría que éstos son los poetas que más me han influenciado. También me ha influenciado Salomón de la Selva. Cabe destacar que mi poesía; es una poesía cargada de alusiones culturales, religiosas, históricas. Ezra Pound, decía que la poesía se escribía en una biblioteca y así es cierta poesía de Salomón de la Selva. Yo creo que mi poesía también sigue ésta norma de Pound, mi poesía siempre lleva referencias culturales, históricas.

Hablando de cambios, la democracia es una necesidad para el cambio cultural?

La democracia, yo creo definitivamente en ella. Pero lo que sí necesita Nicaragua es eso de  que hablaba Pablo Antonio, una revolución moral. No ver a Nicaragua como si fuera una hacienda que pasa de mano en mano.  Como si fuera la hacienda de Somoza, la  hacienda de los Sandinista; la de tal o cuál. Sino que Nicaragua debe de ser para todos, todos tenemos que participar en las riquezas que tiene Nicaragua. Desde que soy niño algunos de mis cuentos son terribles contra la situación económica. Mi familia era pobrísima como se puede ver el el cuento que escribí “La Casa” donde se refleja la pobreza de mi familia. En el cuento describo toda esa pobreza. Desde niño siempre sentí algo en contra de esa sociedad nicaragüense donde yo me crié , donde los ricos se hacían más ricos y los pobres se hacían mas pobres y eso sigue igual ahora. Es una situación que no ha variado todavía, y ahora yo creo que en Nicaragua los ricos se hacen más ricos más fácilmente y los pobres se hacen más pobres más fácilmente y más terriblemente pobres que antes.

Conoció a Carlos Martines Rivas?

Bueno, a Carlitos como le decimos todos, lo conocí estando yo en la secundaria. La primera vez que lo ví fue cuándo yo estaba en cuarto año de secundaria en el Instituto Pedagógico y teníamos el examen final de literatura. Nombraban para los exámenes finales réplicas de literatura. Y el fue mi réplica de literatura. Me acuerdo que Carlitos llegó con traje, todo vestido de blanco bien elegante y llevaba un libro de Lord Byron. Yo sabía de la fama de Carlos, yo tenía apenas 17 años y no había escrito nada y ni había pensado que me iba a dedicar a la literatura. Lo salude brevísimamente y le dije usted es Carlos Martines y hablamos rapidísimo. Más tarde lo conocí como en 1963-1965 en Madrid, España cuándo estábamos en ese tiempo alla; los poetas Francisco de Asís Fernández, Julio Cabrales, Beltrán Morales, Rolando Steiner y Luis rocha. Me acuerdo que cuándo ellos llegaban a verme donde vivía en Madrid, siempre llegaban con Carlos Martines.  El era el jefe de todos eso poetas jóvenes que siempre andaban con el (Carlitos). Después lo volví a ver y hablamos de literatura, de poesía, de la poesía francesa. Era muy amigo de un poeta español, Claudio Rodríguez. Carlos mucho lo mencionaba. Ahi estuvimos juntos en Madrid después yo regresé en 1967 a Nicaragua. Creo que el se quedo en España y luego cuándo el regreso a Nicaragua yo salía de Nicaragua, prácticamente ya no nos vimos.  Durante el tiempo que estuvimos en España el grupo de poetas y el teníamos discusiones de literatura y cultura, esa es la imagen que tengo de Carditos.

Ahora que habla de discusión. Cree ustedes que hace falta discusión, critica literaria entre los mismos poetas, para que pueda florecer la poesía en Nicaragua?

Antes que se me olvide quiero hablarte de la poesía femenina Nicaragüense que siempre ha sido importantísima. Por ejemplo están Blanca Castellón. Michele Najlis, Yolanda Blanco, Vidaluz Meneses, Ana Ilse Gómez y Gioconda Belli. No se sí en éstos momentos hay grupos de poetisas como esas que mencioné. Yo le pregunté a Elena Ramos en un oportunidad que la vi, que sí los poetas tenían lugares para reunirse, para discutir y me dijo que no, que no tenia lugares para compartir. Como debes de recordar, antes de terremoto de 72 los escritores, los poetas nos reuníamos en “La Prensa” con Pablo Antonio, en el café “La India” en la calle del triunfo casi todos los días. En ese tiempo había discusión literaria continua. Elena ramos, me dijo que ahora los poetas y los poetisas se reúnen en las casas pero en realidad no hay un punto de reunión de los escritores y poetas como en la década de los 60s., de modo que yo creo que después del terremoto se aisló la ciudad y los poetas. La comunicación se hizo más difícil y ahora no se sí existan esos puntos de reunión. Elena Ramos me dijo que ahora los puntos de reunión de los poetas son las casas de los poetas, son las galerías de pintura y algunos lugares improvisados.

Tiene algún libro por publicar?

Bueno, tengo un proyecto de publicar mis artículos sobre el nicaragüense, por ejemplo: el nicaragüense como monologador, como tapado, su concepto del tiempo, su psicología como bebedor; son como veinte artículos que escribí cuándo trabajaba en “La Prensa”. Otros artículos son “El ojo de la cámara” en la cual analizaba las noticias que se publicaban en “La Prensa” buscando siempre el lado humano. El título me viene de John Dos Pasos, un novelista norteamericano que realizó experimentos extraordinarios en la narrativa. También quiero editar mis artículos que escribía bajo el título de “Nicaragua hoy”.

Y está la idea de publicar mi disertación doctoral “Aproximaciones a Rubén Darío y Walt Whitman”, libro que quedó finalista en el Concurso Letras de Oro de la Universidad de Miami, en 1988. Todos los capítulos de esta disertación han sido ya publicados en Nicaragua, El Salvador y Costa Rica. Además de todo esto estoy traduciendo un largo ensayo comparativo entre el realismo mágico de Gabriel Garcia Marquez y Tony Morrison, que forma parte de la disertación doctoral de Julie Hudson una colega mía en la Universidad donde trabajamos; (esta traducción ya fué publicada en LENGUA segunda época, número 30. septiembre 2005.)  

Poeta; es difícil vender poesía?

Sí es muy difícil. En nicaragua siempre fue difícil y ahora me imagino que también es difícil. La novela siempre se ha vendido mejor en Nicaragua.  La poesía siempre se ha vendido mal, claro a excepción de los grandes poetas conocidísimos como Ernesto Cardenal, Pablo Antonio que circulan profusamente.  Yo creo que este fenómeno se da en general en otras sociedades. Por ejemplo, en Estados Unidos los libros de poesía se venden a grupos de lectores reducidos, mientras que las novelas se convierten en éxitos de venta. Claro que comparando la población del país, siempre circulan más aquí los libros de poesía que en Nicaragua. Cabe destacar que muchos de los poetas norteamericanos viven de sus recitales que dan en las universidades y no de las venta de sus libros.

Esta pregunta no se como me la conteste. Hay poetas buenos y hay poetas malos?

Es muy difícil contestar esa pregunta categóricamente. Yo nunca digo que un poeta es malo, porque le puede gustar a otro. Yo no digo que un poeta es malo, no, sino que no me gusta. Pero creo que sí efectivamente, por muy diplomático que se quiera ser hay que decir que hay poetas bueno y malos, poetas mejores que otros efectivamente. Cabe destacar que algunos casos aunque hayan dos buenos poetas pero por diferentes causas algunas veces al lector le atrae mas un poeta que otro. Pero sí se revisa la calidad literaria de las obras de los dos, puede darse el caso que un poeta poco conocido tenga la misma calidad de poesía que la del que es más conocido o famoso. En conclusión si hay buenos y malos poetas. Se puede hablar de un escalafón dentro de la poesía como se puede también hablar de un escalafón dentro de la novela, pero en definitiva cada autor tiene su público.

El azar, la suerte juega un papel importante para que un escritor o un poeta alcance la fama sin ser el mejor literariamente? O a la inversa?

Definitivamente creo que las circunstancias , diferentes tipos de circunstancias juegan un papel importante en la fama o ser conocido. Un poeta puede ser muy importante.. muy muy conocido y a lo mejor no es tan buen poeta como otro que en los círculos literarios es reconocido como bueno pero ante el público es poco conocido, mientras que el otro sin ser tan bueno llega a tener fama y fortuna. También por diferentes causas hay poetas que se ponen de moda, novelistas que se ponen de moda, o cuentistas que se ponen de moda y que talvez son inferiores a otros. Algunos poetas y escritores por diferentes motivos no tienen el sentido de las relaciones públicas, el mercadeo, en fin que no tienen acceso a ciertos medios de comunicación, a la publicidad. Y están los casos milagroso, como Emily Dickinson, casi totalmente desconocida mientras vivía, que publicó solo cinco o seis poemas, y que luego fue descubierta, y en la actualidad es una de las grandes figures de la literatura norteamericana, sobre la que se escriben día a día multitud de ensayos. Es increíble como los breves poemas de la Dickinson son objeto de intensos estudios. La fama para bien o para mal de los poetas, esta sujeta a misteriosas circunstancias, aun la personalidad del poeta influye en este ser conocido y publicado.

Existe la poesía popular?

Claro que sí. Creo que existe la poesía popular. Y la poesía popular esta basada en el habla del pueblo, las leyendas, el folklore del pueblo. Yo creo que eso es una poesía popular. También existe la otra poesía, la poesía intelectual, académica, llena de referencias mitológicas, históricas; una poesía bien documentada.

Si tu me preguntas: que hace grande a un poema? Entramos a otras enormes discusiones. Por ejemplo el famoso poema que siempre se menciona de Gutiérrez de Cetina, “Ojos claros, serenos”, es un poema bien corto, pero es un poema que quedará para siempre. Otro ejemplo: los poemas de Gustavo Adolfo Bécquer que son inmortales. Los poemas de amor de Pablo Neruda van a quedar como poemas superiores a su poesía política. De modo que si existe un poesía popular, política, religiosa, aunque algunos académicos dicen que solo hay que hablar de poesía. Yo dijo que si hay esas divisiones de poesía popular, amorosa, política, religiosa. Creo que hay que hacer esa división para el estudio de los autores y para una mejor comprensión del poeta. Aunque, reitero que para algunos estudiosos que solo que hay que hablar del poeta o escritor a secas. Aquí en Estados Unidos se ha dado mucha discusión, mucha polémica porque se ha llamado: La poesía negra, Chicana, Femenina. Algunos dicen que la poesía no hay que clasificarla como femenina, si no como poesía solamente. Pero al final se tiene que hacer esa distinción de poesía femenina aunque a algunas mujeres no les gusta y quieren que a su poesía le llamen poesía y punto. A los poetas no les gusta que los encasillen como poetas negros o Chicanos, ni latinoamericanos. Pero clasificar la poesía es casi obligado.

Pablo Antonio Cuadra irá a ser más conocido y más estudiado en la actualidad? Pablo Antonio influenció a varias generaciones de poetas nicaragüenses sin lugar a dudas.      

Creo que la poesía de Pablo a pesar de que es muy conocida, no llega a ser tan conocida por la gente como debería ser. Aunque ahora se está escribiendo más sobre la poesía de Pablo Antonio creo que todavía no se le a dado a la poesía de Pablo Antonio el puesto que debería. Yo creo que con el tiempo su poesía será apreciada más y será más estudiada. De hecho se están haciendo muchísimos estudios sobre él. He  leído cosas nuevas, ensayos sobre la poesía de Pablo, ángulos nuevos, nuevas perspectivas desde las cuáles estudian su poesía, pero como te dijo será su proximidad talvez que no nos deja ver bien la grandeza de la obra poética de Pablo Antonio; pero estoy seguro que con el tiempo su estatura como poeta y escritor, como pensador se va a conocer más y más.

 Usted leyó a Leonel Rugama?

Leonel Rugama murió muy joven y yo creo que dejó una buena poesía. Leonel de haber vivido más nos hubiera dado mucho más poesía, muchos más poemas, pero murió muy joven y la poesía que dejó todavía no se ha valorizado. Era un gran joven poeta dentro de la poesía política social, humana.

Existe la poesía colectiva?

Hay algunos poetas que han hecho esa clase de poesía, creo que Jorge Luis Borges es el que decía que todo poeta escribe teniendo detrás a otros poetas que lo antecedieron y cuándo uno escribe un poema, ese poeta no está escribiendo el poema sino que lo escriben los poetas que lo antecedieron. En ese sentido sí se puede hablar de una poesía colectiva, porque nosotros heredamos toda esa poesía que está antes de nosotros y escribimos con la influencia de todos los poetas o escritores que nos influencian. Darío por ejemplo es el gran poeta colectivo en el sentido que tomó todo lo que había antes de él, lo renovó, lo hizo nuevo. En ese sentido Darío es un gran poeta colectivo porque hizo uso de toda la poesía que se había escrito antes de él. Digamos el caso de T S Eliot uno de mis poetas preferidos. “La tierra baldía” es un gran poema de la literatura de habla inglesa. Ese poema es considerado uno de los grandes poemas que se han escrito en toda la literatura. Tu lees la tierra baldía que son como 469 versos. Del total de versos más de 400 de éstos son tomados de otros poetas, mejor dicho de otros poemas. Entonces hablamos de que T S Eliot es un plagiador? No. Y el mismo lo dice y hasta explica de dónde tomó el verso, de que poema de que poeta pero nadie se atreve a decir que Eliot es un plagiador, se dice que el es un renovador, que renovó la poesía. Al leer ese poema se puede encontrar los indicios de que es tomado de otros poemas de otras poesía, en ese sentido también se puede hablar de poesía colectiva.

También existe la poesía colectiva como en el caso de los poetas franceses que escribían juntos aportando un verso cada uno para construir el poema. Un ejemplo es el poema “al limón” de Pablo Neruda y Federico García Lorca en honor a Darío. Esa es una poesía a dos, y que también se le puede llamar colectiva. Finalmente se puede hablar de una poesía colectiva en general porque todo nuestro acervo cultural que utilizamos para escribir proviene de escritores, poetas, intelectuales anteriores a nosotros.

Cuando se habla de poesía se piensa en inspiración y no intelectualismo, hay alguna diferencia entre ambos?

Yo creo que existe la inspiración definitivamente, Paul Valery decía “el primer verso me lo dan los dioses” o sea que es de inspiración todo el resto del poema es trabajo, trabajo y mas trabajo”. Cuando te viene la inspiración? Ese es otro de los grandes misterios de la poesía. Ese primer verso del que habla Valery te puede venir en cualquier momento, en cualquier lugar y uno no sabe cuando la inspiración va a producir un gran poema. De los poetas norteamericanos podemos decir que algunos se levantan a las 5 de la mañana se sientan en su escritorio y comienzan a pensar, ese es su sistema de trabajo. Y allí están hasta que les viene el verso mágico y después van elaborando todo el poema. Otros en cambio se inspiran en la soledad, en los viajes. Cada quien tiene su propio método de trabajo.

En su caso, cual es la mejor hora para escribir poesía? La mañana o la tarde?

Yo escribo usualmente en la mañana, me levanto a las 4:30 de la mañana, leo un poco y me pongo a escribir. Raras veces escribo en las noches. Leo también en las noches, pero no escribo. Algunas veces ando días con una idea en la cabeza, pero no me viene ese primer verso hasta que de un momento o otro cae esa primera línea mágica y después todo es más fácil elaborando el poema. Siempre espero ese verso de Valery que me lleve a todo el poema.

Y la extensión del poema?

Hay grandes discusiones sobre eso, sobre los poemas cortos, sobre los poemas largos. Algunos dicen: porque ese poema tan largo? Yo creo que el poeta es el que decide cuán largo debe ser el poema, cuantos versos debe tener el poema, porque llega  un momento en que el poeta considera que hasta donde debe llegar el poema y allí lo deja. Pero otras veces el poema amerita ser bien largo. Hay ciertos temas que no se pueden escribir en corto. Creo que Edgar Allan Poe, decía que los poemas largos son en si poemas cortos porque cada poema largo esta compuesto de poemas cortos

Se acaba la inspiración poética en algún momento?

Ese es otro de los grandes temas que se discute. Yo creo que la inspiración no se acaba. Creo que siempre el poeta anda en busca de ese primer verso que dice Valery, porque ese primer verso te va a dar la inspiración para construir todo el poema. Yo creo que la inspiración existe

Horacio Peña vive día a día?

Yo creo que si. Antes hacía planes ahora no. Yo tengo un poema que escribí recientemente que se llama “Cartas de un pintor al rey”, el poema es la vida del pintor Jerónimo Bosco. Y es una carta ficticia a Felipe II. En el poema el Bosco habla de que la próxima primavera va a terminar este cuadro, en el otoño voy a hacer este otro cuadro, en el verano va a hacer este otro cuadro. Finalmente Bosco se da cuenta que es una cosa absurda adelantar planes porque uno se puede morir en cualquier momento. Claro que los humanos siempre hacemos planes. Digo voy a escribir ese poema, voy a publicar ese libro pero yo creo que con la edad uno se vuelve más consciente de que cualquier cosa puede suceder en cualquier momento.

Tampa. Florida, Marzo 1, 2008.

Nota de Atajo

Horacio Peña - Dariana

Poeta, narrador, ensayista y dramaturgo. Nació en Managua el 12 de agosto de 1936. Estudió en la Escuela Loyola del barrio Santo Domingo y en el Instituto Pedagógico de Managua, donde se bachilleró.

En 1953 trabaja de reportero en La Prensa y luego en la sección cultural de la embajada Americana. De 1959 a 1960 obtiene beca del gobierno de los Estados Unidos para cursar letras inglesas en la Universidad de Norte Dame, Indiana. En 1961, como miembro de la Asociación La Salle, edita las Encíclicas Sociales y publica dos poemas extensos: La espiga en el desierto y "Canto para poner a Dios de moda" (El Pez y la Serpiente, Núm. 2, Agosto, 1961, pp. 97-109).

En 1962 edita la revista de cine Primer plano y su controversial Diario de un joven que se volvió loco. De 1963 a 1966, becado por los gobiernos de España y Francia, asiste como oyente a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid y sigue cursos libres de literatura francesa en París.

A su regreso, enseña Historia de la Cultura de la UNAN y gana el premio "Rubén Darío" de poesía, convocado a nivel de lengua española en el centenario natal del poeta.

En 1968 se reveló como autor de teatro al publicar el monólogo El sepulturero, obra a la que se sumaría después El cazador.

En 1969,1970 y 1971 fue invitado para visitar centros culturales en Francia, Estados Unidos y Alemania respectivamente. Enseña durante dos semestres en el Departamento de Inglés de la UNAN. De 1973 a 1978 dirige la revista Encuentro en su tercera época, de la Universidad Centroamericana (UCA). En 1976 participa en un Congreso de Escritores Latinoamericanos en Berlín.

En 1979 se marcha a Austin, Texas, donde concluye sus estudios de doctorado y reside como catedrático universitario.

En 2003 fue electo Miembro Correspondiente de la Academia Nicaragüense de la Lengua.


 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com