Cargando

Estados unidos: “El paraíso perdido"
Jose A Luna - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Elecciones USA 2008: Voto a voto
- EEUU. Bush. Cerebro. Alcoholismo
- La pobreza extrema en Estados unidos
-
Elecciones USA 2008: show antidemocrático
-
John McCain, nuevo Bush republicano

 

 

270508 - Tampa, Florida - La gran pesadilla de millones de estadounidenses cada semana es como ajustar su presupuesto al incremento de precios del combustible, comestibles y medicinas.

Adiós al sueño americano? Probablemente ya nada vuelva a ser igual aquí, si la economía sigue deteriorándose. Muchas empresas están en quiebra. Camioneros, pequeños constructores, restauranteros, están cerrando. Y otros medianos empresarios y profesionales están por “tirar la toalla”, no pueden con la carga.

Con un aumento del desempleo hasta un 7 por ciento, el nivel más alto desde 1979, y que podría llegar al 9 por ciento a final del año, el “sueño americano” es una quimera.
Ahora los “Halcones y el Stablishment” están desarmados. No existe ninguna excusa viable para justificar la desaceleración económica que amenaza como espada de Damocles a los millones de norteamericanos que hablaban- hasta este año- de racionamiento y pobreza refiriéndose a los países al sur del río bravo y del llamado “tercer mundo”. Millones de familias están sintiendo en carne propia la escasez, el racionamiento y el la incertidumbre de no tener para comer.

En el condado de Hillsborough en el centro de la Florida el Congreso Estatal acaba de aprobar una ley de donaciones para que los hoteles y restaurantes puedan donar diariamente los sobrantes de comida puedan a instituciones caritativas como “Salvation army”, para así paliar el problema de grandes grupos de “homeless” y padres que no tienen para alimentar a sus hijos.

La inflación esta mermando el bolsillo de millones de pobres, de desocupados, de inmigrantes ilegales que están siendo perseguidos como delincuentes y “baby boomers” que presienten una vejez llena de dificultades y pobreza. Algunos “pesimistas” temen que pueda suceder algo parecido a la gran depresión de 1929, aunque el presidente George Bush, asegura que el estancamiento económico es “pasajero” y la bonanza volverá a comienzos del 2009.

La crisis se acelera mientras el Congreso-especialmente los demócratas- acusa al presidente de haber llevado al país a una guerra injustificada contra Irak y descuidar el desarrollo económico interno. Por su parte el presidente afirma que es el congreso es el responsable de la problemática actual porque no ha apoyado sus proyectos económicos, fiscales y sociales.

La realidad es que todos los índices financieros apuntan a una crisis profunda que llevara a los sectores pobres a la miseria y a la clase media a la pobreza. Una inflación galopante no vislumbra nada bueno. Según el gobierno la inflación alcanzo un 2 por ciento, pero el aumento de precios real está ya en un 5 por ciento.
En un articulo de Harper’s el analista político Kevin Phillips, afirma que el “desastre económico” de la administración Bush heredará un país en crisis al nuevo presidente que sea electo en noviembre próximo. Y algunos políticos rumoran que los demócratas deberían perder las elecciones para no cargar con la gran tarea de años de reconstrucción la economía y “sueños” de los Estadounidenses.
Está tan critica la situación que el tema de la seguridad nacional ha pasado a segundo término. Las noticias de la guerra en Irak que ha dividido a la opinión de los ciudadanos perdió interés para los medios noticiosos. Ya no es noticia de primera página la cuota de soldados muertos en Irak y Afganistán. Los muertos en los 5 años de intervención en Irak ya pasan los 3 mil y sigue aumentando cada día. El promedio de muertos en Irak es de 2 soldados por día.

La confrontación entre sectores independientes y el gobierno es evidente. Los expertos económicos aseguran que las estadísticas del gobierno han venido siendo manipuladas en los años pasados, para encubrir un crecimiento real de solo un 1 por ciento en lugar de 3 y 4 por ciento como ha dicho la administración Bush.
La campaña política de John McCain y los demócratas Hillary Clinton y Barack Obama, está cambiando día a día hacia el tema de cómo salvan a Estados Unidos de un desastre económico. Todos los discursos se orientar a calmar los reclamos a la población alarmada por el aumento del precio de la gasolina y diesel de hasta 10 centavos por semana. Mientras enormes zonas de las principales ciudades de los estados de Nevada, Florida y California se están convirtiendo en ciudades fantasmas.

Las filas de casas con el rotulo “for sale” y el cerrojo de una institución bancaria en la puerta; es la prueba de la estampida inmobiliaria. Y uno se pregunta: Para dónde se han ido éstas millones de familias que perdieron sus casas?

El paquete de ayuda económica que comenzó a llegar a más de 120 millones de estadounidenses en la última semana de abril no servirá de mucho según analistas. El plan del gobierno de entregar entre 600 y 1,200 dólares a los contribuyentes no estimulará la economía porque el dinero servirá para pagar deudas y no para gastarlos en artículos suntuarios y turismo interno.

Un enorme porcentaje de la población no le dado importancia al paquete de estímulo económico del presidente Bush. Lo consideran insuficiente para enfrentar la crisis, especialmente el aumento del precio de la gasolina. Hasta finales de abril el galón de gasolina alcanzó el precio increíble de 3 dólares y 55 centavos. (3.55). En la tercer semana de mayo el precio del galón de gasolina regular esta en 3 dólares y 87 centavos (3.87). Mientras en el mercado petrolero el barril del crudo llego al precio increíble de 135 dólares.
Por su parte el periódico más grande del país que tiene circulación nacional USA TODAY contradiciendo las predicciones oficiales titulo en la primera página de la sección económica: “economists say USA is in recession”.
La afirmación la basa el rotativo en una encuesta entre los más prominentes economistas quienes sostienen que “estamos viviendo una recesión”. La buena noticia según los encuestados es que la recesión no será tan profunda y tendrá una duración corta, aproximadamente 6 meses.

Pero pese a estos pronósticos esperanzadores, el grueso de la población tiene la percepción de que la economía no mejorará y que el desempleo seguirá aumentando especialmente en los estados sureños. Según el congresista Bob Menéndez demócrata por el estado de New Jersey, los desempleados que están buscando trabajo y han reclamado ayuda de desempleo al gobierno alcanzo este mes la cifra de 7 millones de personas.
La percepción del grueso de la población es que la inflación esta incontrolable. Y el poder adquisitivo del dólar es cuestionado debido al aumento hasta de un 24 por ciento en los productos de la canasta basica.
Por su parte la empresa financiera Merrill Lynch sostiene que la recesión comenzó hace mucho rato. Para los analistas de esta poderosa empresa el país entro en recesión desde finales de 2007.
Pero la oficina nacional de investigación económica (NBER) no acepto las conclusiones de Merrill Lynch, ni ha oficializado la crisis económica llamada recesión. Según la NBAR la recesión sucede cuando ocurre un “decrecimiento significativo de la actividad económica” por un periodo de entre 6 y 9 meses.
Otros economistas como los encuestados por USA TODAY dicen que la recesión ocurre cuando hay un “crecimiento negativo del producto interno bruto (PBI) por un periodo de 6 meses continuos.
Aunque el gobierno no haya oficializado la recesión, la crisis económica es evidente la población esta reclamando medidas económicas que contrarresten la alza de precios y el desempleo.

Para los bancos y empresas de bienes raíces la crisis inmobiliario se prolongará hasta 2010. En este periodo se anularían más de un millón de títulos inmobiliarios sin se logra recuperan un poco el mercado. Pero el daño ya está hecho el desempleo entre el sector de la construcción pasa de 200 mil trabajadores que están buscando empleo en otros sectores. Y seguramente aumentara en los estados más vulnerables de la costa este y oeste y sur.
Las miles de casas y condominios a medio construir son el fantasma atormentador de millones de estadounidenses que han perdido la esperanza en el “sueño americano” de tener una casa propia.
La triste realidad es que uno de cada 10 estadounidenses ya padece hambre y en la última década las condiciones de vida de los trabajadores no ha mejorado.

La tabla de salvación ante la crisis ha sido para millones recurrir al crédito. A buscar financiamiento a altos interés y en créditos a plazos variables. Los ciudadanos están usando cada vez mas crédito para superar el déficit entre lo que ganan y el incremento del costo de la vida. La deuda por créditos asciende hasta 900 mil millones de dólares.

Para las las grandes empresas y bloques económicos, la economía todavía esta fuerte.
Alcanzar el “sueño americano” es solo un sueño. El imperialismo yanki esta en crisis. El capitalismo está llegando a los limites de su crecimiento.
Estados Unidos.. ya no es el paraíso soñado por millones de inmigrantes que intentan llegar cada año a este pais. Estados Unidos es el paraíso perdido.

Tampa, Florida. Mayo 2008.


 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com