Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Daniel Ortega y su laberinto de soledad y corrupción
Jose Antonio Luna - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Pobreza en Nicaragua
- Historia del Frente Sandinista de Liberación ..
- Asumió Daniel Ortega la presidencia
- Ortega según Cardenal
-
El Plan Colombia: Desafío neoliberal contra ...

 

 

 

 

020109 - Graves errores políticos están llevando a Nicaragua a la bancarrota

Pareciera que Daniel Ortega en lugar de buscar ayuda económica y política para su país, está tratando sabotear todos los programas asistencia de gobiernos amigos y organizaciones de solidaridad.

Ortega, quien gobernó Nicaragua en la década de los 80s, logró después de  tres intentos fallidos ganar la presidencia en las elecciones generales de noviembre de 2006.

El triunfo del ex-guerrillero fue con una mínima popularidad de solamente el 38 por ciento del total de votantes.

En sus conversaciones con Plinio Apuleyo Mendoza en “El olor de la guayaba” Gabriel García Márquez al hablar de los personajes de sus novelas calificó  al  “dictador” como un  ser  encerrado en su laberinto de la soledad del poder. E presidente de Nicaragua Daniel Ortega quien es repudiado y señalado de corrupto por connacionales y extranjeros; esta en su laberinto de soledad.

         Los actos políticos de Ortega son incongruentes con las expectativas del pueblo. Mientras la mayoría de los países Latinoamericanos buscan alternativas variadas para sacar a sus países del atraso y pobreza, Ortega se empecina en copiar viejos modelos militaristas de los desaparecidos dictadores Latinoamericanos.

Sobre Ortega se hacen muchas especulaciones. Algunas parecen encaminadas a convertirlo en el más impopular de los gobernantes de Nicaragua. Otras anuncian un desenlace trágico del personaje y su gobierno.

La realidad es que Ortega está marcado con el estigma de la acusación de violación de su hijastra Zoilamerica Narváez, por la sospecha de la muerte de su ex íntimo amigo y compañero en el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) el periodista Carlos José Guadamuz -asesinado a balazos por un sicario cuando salía de un estudio de televisión en Managua-, y la evidente dependencia de los “consejos” de su esposa Rosario Murillo. La versión de que padece una grave enfermedad que intenta ocultar y los viajes inexplicables a la Habana probablemente para someterse a chequeos médicos, no ha sido ni negada ni aceptada por el gobernante.

Al margen de toda especulación está la realidad fría del desastre de la administración  de Ortega. A solo meses de su segundo año de gobierno, las pruebas de corrupción, nepotismo y autoritarismo afloran y son comprobadas; mientras el presidente insiste en su retórica anti-Estados Unidos  y su campaña en contra de la iniciativa privada y la oposición a los que llama con epítetos de: vende patrias, capitalistas, imperialistas.

Sus alianzas “estratégicas” con Rusia, Venezuela y Cuba, están mermando su escasa popularidad y el temor de la violencia política del pasado; ha provocado un éxodo de nicaragüenses a Costa Rica, México y Estados Unidos.

Para muchos nicaragüenses, el presidente Ortega es un títere del presidente Venezolano Hugo Chávez, quién lo manipula en su política de confrontación con Estados Unidos.

Los defensores de Ortega dicen que el problema del presidente es la improvisación.  Sus escasos amigos dicen que el presidente carece del equipo idóneo para gobernar con eficiencia.  Los errores  políticos y económicos son por falta de planeamiento consecuentemente.

La anarquía  podría paralizar la raquítica economía. El presupuesto de egresos e ingresos de 2009 no ha sido aprobado todavía por la Asamblea Nacional y prestamos importantes están engavetados por las vacaciones de año nuevo del Congreso. Si para mediados de enero no se reinician las reuniones del Parlamento el presupuesto seguiría en el limbo mientras las reservas del país disminuyen y la deuda con el fondo monetario internacional aumenta.

Nicaragua con una escasa producción agrícola, un turismo deficiente y un comercio poco rentable vive de préstamos internacionales y ayuda de países capitalistas que intentan evitar una quiebra total.

La ayuda de combustible que prometió Venezuela no es suficiente para la demanda nacional y Cuba solamente ayuda al país con material humano (maestros y técnicos agrícolas) mientras que Rusia se ha ido en solo promesas.

Los únicos países que desembolsan dinero a Nicaragua son Estados Unidos, México y el bloque de la Unión Europea.

El error político más costoso para el gobierno de Daniel Ortega ha sido el controversial fraude de votos cometido contra alcaldes de la oposición en diferentes urnas electorales del país. El “fraude” que encendió la chispa de  la protesta de partidos políticos  y la exigencia de un recuento de votos; permitió a la opinión publica evidenciar  la intolerancia del Orteguismo y la intención de  minimizar los avances democráticos de la anterior administración de Enrique Bolanos. Bolanos consiguió mejorar  la imagen de Nicaragua en el área  de derechos humanos y libertad política.

Son pocos los gobiernos y personalidades -que antes apoyaban al sandinismo- que están de acuerdo con el estilo  de gobernar de Ortega.

El presidente de Costa Rica, Óscar Arias se atrevió a decir a un medio informativo de su país,  que Ortega empobrecerá mas a Nicaragua y que el discurso de su homólogo nicaragüense es “absolutamente peligroso” para sus relaciones con Estados Unidos y la Unión Europea.

Arias se refería a la decisión de la Unión Europea de congelar la ayuda económica a Nicaragua mientras no se aclare ampliamente la acusación de fraude electoral en los pasados comicios municipales de noviembre.

Entre los argumentos para suspender la ayuda económica a Nicaragua  destacan la afirmación de que el gobierno de Ortega no tiene buena voluntad para aclarar lo referente a la supuesta alteración de los resultados electorales. También hacen alusión a  las amenazas y arbitrariedades cometidas sistemáticamente contra los medios de comunicación, sin que ninguna autoridad trate de controlar a las turbas sandinistas y a la represión policial.

El parlamento Europeo o Eurocámara en un comunicado enviado a Managua afirma que los comicios municipales del 9 de noviembre pasado “carecen de legitimidad democrática alguna” e instan al gobierno a implementar mecanismos para superar la crisis. Lo que equivale a pedir el recuento de votos o nuevas elecciones municipales.

Por su parte el gobierno Holandés uno de los más solidarios con Nicaragua desde la derrota del dictador Anastasio Somoza en 1979 decidió suspender la ayuda de millones de dólares para el próximo año debido a la “sombra del fraude electoral”.

Estados Unidos también se sumo a los países que consideran que el gobierno de Ortega cometió fraude electoral en las elecciones municipales de noviembre.

El embajador de Estados Unidos, Robert Callahan dijo que Estados Unidos le daba 90 días al gobierno de Nicaragua para que aclare satisfactoriamente en “consenso” y con la “participación de todos” las acusaciones de fraude.

Estados Unidos -el mayor socio comercial de Nicaragua- mediante “La Cuenta Reto del Milenio” tiene programado desembolsar 175 millones de dólares para proyectos de desarrollo. La suma concedida por el gobierno del presidente George Bush a Nicaragua está en peligro de ser suspendida, según analistas políticos por la obstinación de Ortega de poner en el cargo de alcalde de Managua a su candidato el ex-boxeador Alexis Arguello.

El 2007 el gobierno de Suecia suspendió la ayuda humanitaria a Nicaragua por la falta de cooperación y claridad administrativa. Suecia mantuvo durante décadas su ayuda económica a Nicaragua debido a los lazos de amistad con los nicaragüenses. El ano pasado  el gobierno de Ortega acuso a Suecia de ingerencia en los asuntos internos del país, debido a que se exigió transparencia en el manejo de los fondos y respeto a los  derechos humanos.

Con las amenazas contra Suecia comenzó una “caza de brujas” contra los países cooperantes que según Ortega se estaban entrometiendo en los asuntos internos de Nicaragua.

El gobierno de Ortega tiene diversas acusaciones por violar derechos humanos y la libertad individual y de prensa.

El aislamiento de Ortega  quedó claro en la cumbre de América Latina y el Caribe (CALC) donde el presidente Lula del Brasil anfitrión del evento criticó la salida intempestiva del mandatario nicaragüense hacia Moscú.

“Nicaragua se fue, directo para Moscú” dijo Lula al hacer un recuento de los gobernantes presentes a la cumbre y que se reunieron a puerta cerrada antes de la cláusula  con la única ausencia: la de Ortega.

Durante su intervención en la reunión, Ortega, hizo un encendido discurso donde atacó a los llamados países colonialistas e imperialistas (Estados Unidos y Unión Europea) pidiendo solidaridad en contra de estos. El llamado de Ortega fue soslayado hasta por Hugo Chávez que no hizo alusión en su intervención al discurso de Ortega.

La ex-magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Vilma Núñez, actual presidente del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, en declaraciones al diario “La Prensa” de Managua afirmó que “las políticas erradas” y el comportamiento del gobierno han llevado al país a los ‘extremos”.

“Nosotros no vemos solamente el cuestionamiento a Daniel Ortega, sino que están poniendo prácticamente a Nicaragua en la lista de países indeseables, de países violadores de los derechos humano, de países cuestionados a nivel internacional” dijo Núñez.

La ex magistrada de la Corte Suprema fue parte del gobierno Sandinista de la década de los 80s. y había apoyado al Sandinismo hasta su fractura en 1995.

Por su parte el actual alcalde de Managua, Dionisio Marenco, uno de los ex-amigos íntimos de Daniel Ortega en una extensa entrevista a “El Nuevo Diario” de Managua, se atrevió ha acusar a Rosario Murillo de muchos de los conflictos dentro de la las filas del Orteguismo.

“Rosario Murillo le ha hecho mucho daño al FSLN” aseguró Marenco quién durante el primer gobierno de Ortega en la década de los 80s, fue asesor presidencial y Ministro del transporte y  Comercio Interior.

Marenco culpa a Rosario Murillo la esposa del presidente por su distanciamiento con el Ortega.

En sus declaraciones Marenco sostuvo que en su partido hay un error de conducción que si no se corrige” el FSLN se va a deteriorar”. Las afirmaciones de Marenco vienen a plantear una virtual nueva división dentro de las filas del Sandinismo.

Ortega está aislado, solitario. De los viejos sandinistas solamente lo apoyan Tomás Borge y Bayardo Arce Y Rene Núñez. Otros emblemáticos jefes como: Dora María Téllez, Mónica Baltodano Hugo Torres, Víctor Tirado están en la oposición. Los escritores Sergio Ramírez, Gioconda Belli y Ernesto Cardenal consideran a Ortega dictador  violador de derechos humanos.

Ortega parece ignorar su realidad. Su laberinto de la soledad del poder es manifiesto en el rostro cansado y la mirada triste. El ex-guerrillero que no ha tenido éxito como presidente, le quedan todavía 4 años mas de incertidumbre.

Como se vislumbra el panorama 2009 para nicaragua? Será un año critico para los nicaragüenses y para el Orteguismo porque “tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe”.

Tampa, Florida Diciembre 2008

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com