Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Corrupción aliada del narcotráfico en México
Jose Antonio Luna - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- 25 verdades sobre las elecciones en EEUU
-
Dinastía omoza
- Pobreza en Nicaragua

- General Augusto Sandino
- Ortega según Cardenal

 

 

 

 

 

250309 - Lo que vi en la frontera norte de México - El presidente de México Felipe Calderón afirma que su gobierno va ganando la guerra contra el narcotráfico, pero lo que vi en las ciudades fronterizas de Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo y Monterrey me hace pensar las palabras del presidente son pura retórica.

Las ciudades mexicanas fronterizas con Estados Unidos están militarizadas. La población vive con temor. Y la extorsión, los secuestros y crímenes de empresarios, comerciantes sigue en aumento mientras las bandas de los carteles de la droga se enfrentan con armamentos de guerra en las calles como en el viejo oeste norteamericano.

La vida nocturna minima de Matamoros. Después de las 8 de la noche la gente busca su casa por temor a ser sorprendida en fuego cruzado en los enfrentamientos entre las bandas de narcos rivales o entre el ejercito y los delincuentes. El turismo esta en su más bajo nivel en estas ciudades y los turistas que pasan la frontera lo hacen por la mañana y antes de la noche regresan a Estados Unidos.

Este año los Springbreakers brillaron por su ausencia en la ciudad de Matamoros. Los estudiantes estadounidenses no se atrevieron a cruzar desde Brownsville a Matamoros. El miedo a ser secuestrados o muertos en las frecuentes balaceras; pudo más que la tentación de ir a los bares y antros mexicanos para tomar libremente “margaritas” y tequila como no lo pueden hacen en

Estados Unidos. En México los jóvenes pueden comprar bebidas alcohólicas desde los 18 anos en estados Unidos hasta después de los 21. La “isla del padre” en Texas, fue la beneficiada con esta ausencia de turistas jóvenes en Matamoros. Más de 80 mil jóvenes abarrotaron las playas de la pequeña isla que esta a escasos kilómetros de la playa de Bagdad pero al otro lado del río Bravo en territorio mexicano.
 

El subsecretario para America del norte de la secretaria de relaciones exteriores de México, Carlos Rico Ferrat, declaró que el objetivo del gobierno es “desviar las rutas hacia otras partes, hacia otros países”(“El Bravo”,Matamoros, Tamaulipas. 5 de marzo 2009).
 

Rico Ferrat ,dijo ante diputados federales que “frenar el narcotráfico” no está en manos de México” en abierta contradicción con las reiteradas declaraciones del presidente Felipe Calderón que asegura que la lucha contra el crimen organizado es el principal objetivo de su administración.
Agregó Rico Ferrat, que su gobierno no resolverá el problema del tráfico de drogas y armas mientras no se frene el consumo de drogas en estados unidos y se evite el contrabando de armas.
Según datos de inteligencia del gobierno de México el 90 por ciento de las armas que usan los narcotraficantes son adquiridas en Estados Unidos e introducidas ilegalmente a México.
 

México libra su principal combate al crimen organizado en los estados fronterizos con Estados Unidos.
Esta guerra dejó el saldo de mas de 6 mil muertos en el año 2008 y en el primer trimestre de 2009 la suma alcanzo la increíble cifra de mas un mil fallecidos entre miembros del ejercito, policías, ejecutados por bandas rivales, secuestrados y después muertos a sangre fría, civiles adultos y niños muertos tiroteados en fuego cruzado.
Pero ésta guerra entre autoridades y los carteles de la droga podría trasladarse a la frontera sur mexicana; si el gobierno del presidente Felipe Calderón decide enviar tropas a los puntos estratégicos de los estados de Chiapas, Quintana Roo y Belize.

 

Actualmente miles de soldados apoyan a la policía y organismos de inteligencia en las lucha contra los carteles de la droga en las ciudades de la frontera norte. Nuevo Laredo, Ciudad Juárez, Matamoros, Reynosa, Monterrey son ciudades “tomadas” por el ejercito y la policía federal. Los soldados patrullan las calles en caravanas de camiones artillados con ametralladoras calibre 50 y jeeps de la policía federal con soldados enmascarados armados hasta los dientes. Los retenes militares y los caravanas de soldados me recordaron a las escenas vividas en Nicaragua en los meses antes de la insurrección de 1979 cuando lo militares en su famosos BET-Cats, recorrían las calles de Managua y otras ciudades día y noche.
 

El departamento de Estado de Estados Unidos en una declaración del 28 de febrero afirmo que “la corrupción” en los cuerpos de seguridad y judiciales de México obstaculiza el progreso en la lucha contra el narcotráfico, a pesar de los esfuerzos sin precedentes emprendidos por el presidente Felipe Calderón. El sub-secretario para narcóticos del departamento de estado, al presentar el informe “Estrategia internacional de Control de Narcóticos” dijo que “la corrupción en las instituciones publicas de México es un impedimento clave para disminuir exitosamente el poder de los carteles de la droga”.
 

Un gran porcentaje de la población mexicana considera que la corrupción de autoridades federales y municipales es el principal factor que permite que narcotraficantes sigan operando pese a los miles de soldados que han sido desplegados en las ciudades de los estados norteños de Tamaulipas, Nuevo León, Chihuahua, Sonora, Sinaloa, Baja California.
 

La movilización de tropas del ejército no amedrenta a los narcotraficantes. El cartel de los Arellano Félix, Beltrán Leyva, Zetas, cartel del golfo son beligerantes en la frontera y sus enfrentamientos con la policía y el ejército mantienen en tensiones a los millones de pobladores del lado mexicano y del sur de estados Unidos. La guerra de los carteles se ha extendido a estados como: Colima, ciudad de México, Guanajuato, Durango, Chiapas, Yucatán.
“De acuerdo con un informe de la Procuraduría General de la República, las bandas de narcotraficantes más poderosas son: el Cártel de Tijuana de los hermanos Arellano Félix, el Cártel de Colima de los hermanos Amezcua Contreras; el Cártel de Juárez, herencia de Amado Carrillo Fuentes.
 

Además del Cártel Sinaloa, de Joaquín El Chapo Guzmán y Héctor Luis Palma Salazar, El Güero Palma; el grupo de Osiel Cárdenas denominado Cártel del Golfo y por último el de Pedro Díaz Parada El Cacique Oaxaqueño y el “Cártel del Milenio” de los Valencia.
 

Así pues, para la PGR el Cártel de Tijuana, liderado por Francisco Javier El Tigrillo Arellano Félix, es “uno de los grupos más violentos”, y tiene su zona de influencia y operación en Tijuana, Mexicali, Tecate, Ensenada y El Valle.
En colaboración con Francisco Cázares Beltrán y miembros de la familia Zatarín mantienen grupos operativos en los municipios de Mazatlán, Culiacán y la Noria, en Sinaloa. La PGR investiga posibles pactos con Osiel Cárdenas para el tráfico de drogas en el país.
 

Respecto al Cártel de Colima, de los hermanos Amezcua Contreras, conocidos como los “Reyes del Éxtasis”(La Crónica de Hoy, México DF)
 

El trafico de droga por territorio mexicano que tiene como destino final estados Unidos no se realizaría si no existieran las estructuras logísticas en los países centroamericanos. El millonario negocio del narcotráfico tiene como traspatio a Centroamérica.
 

El trasiego de toneladas de droga por la frontera sur mexicana después de pasar por las fronteras porosas de Nicaragua, Honduras y Guatemala es incontrolable. Las autoridades de estos países han dicho que el modus operandi de los narcotraficantes es muy sofisticado.
 

La captura de droga y narcotraficantes es minima en Centroamérica pese a que se sabe extraoficialmente que por la región pasan diariamente cargamentos de marihuana, cocaína, heroína y armas. La movilización de drogas provenientes las costas colombianas y panameñas son una creciente amenaza para la estabilidad política de países como Costa Rica, Nicaragua, Honduras, y Guatemala principalmente.
 

El salvador en este caso es la excepción a la regla. La estrecha vinculación de las autoridades salvadoreñas con la Drug enforcement administration (DEA) de Estados Unidos ha frenado el uso de territorio salvadoreño por los narcotraficantes.
 

Según Edgardo Buscalia, ex asesor de la ONU en temas de narcotráfico los carteles mexicanos “están operando en 41 países” lógicamente todos los de Latinoamérica. Sostiene Buscalia que los narcotraficantes tienen una red de colaboradores que suman “cientos de miles, cientos de miles de armas y tienen un poder económico que va mucho mas allá de lo que pensamos”.
 

Las afirmaciones de Buscalia coinciden con datos de la DEA que consideran al narcotráfico un problema global que amenaza la estabilidad política de algunos países de Centroamérica y la seguridad nacional de Estados Unidos.
Por su parte el secretario adjunto para asuntos Antinarcóticos de Estados Unidos , David Johnson afirmó que en el negocio del narcotráfico trabajan directamente unas 150 mil personas e indirectamente otras 300 mil vinculadas a los cultivos de marihuana y opio.
 

Dijo, Johnson, que el negocio de la droga mueve entre 15,000 mil millones (15,000.000.000) y 25,000 mil millones(25,000.000.000) de dólares al año en México. Cantidad que equivale a varias veces los presupuestos nacionales de muchos países del mundo.
 

Pero lo más alarmante es que el cultivo de amapola para la producción de heroína y opio en Centroamérica y México ha convertido a la región en el segundo productor mundial de heroína después de Afganistán.
 

Otro gran problema que enfrenta México es el incremento del consumo de drogas fuertes como la heroína y cocaína entre la población situación que ha descuidado la secretaria salud y otras dependencias. Consecuentemente parte de la droga que llega a México como destino final Estados Unidos se queda en ese país para la distribución interno y asi cubrir la demanda de varios millones de consumidores.
 

En ciudad Juárez por ejemplo hay sectores de la ciudad que se han convertido en “picaderos” donde los drogadictos viven en condiciones infrahumanas. También existen “picaderos” en la ciudad de México, Chihuahua, matamoros, monterrey y otras poblaciones con problema de alto consumo de droga.
Pese a la gravedad de la situación los gobiernos de Centroamérica no han reclamado mayor apoyo de estados Unidos para combatir en narcotráfico, como lo hizo el presidente de México, Felipe Calderón quien afirmo en una entrevista para el diario parisiense “Le Monde” que “si estados Unidos no fuera el mayor mercado de droga del mundo no tendríamos este problema”.
 

Declaraciones que fueron consideradas por diferentes políticos como justificación del mandatario a la incapacidad de su gobierno para combatir eficazmente la corrupción dentro de las filas de los organismos de seguridad consecuentemente va perdiendo la lucha contra el crimen organizado.
Si la droga entra por el sur del país por que no se comienza por militarizar los estados fronterizos con Guatemala y Belize?
 

Manlio Fabio Beltrones, senador del partido revolucionario institucional (PRI) refiriéndose a la queja del presidente Calderón de que el problema es el consumo de la droga en Estados Unidos dijo que “lo que tenemos que concluir en el tema de la delincuencia organizada y el narcotráfico es combatirlo y acabarlo” en lugar de estar confundiendo a la gente.
 

La amenaza de la droga tiene preocupada a los alcaldes y agencias policías de los estados fronterizos con México. La frontera está militarizada. Además de los agente de la patrulla fronteriza (borden Patrol) han desplegado soldados y policías para evitar que la violencia de México se filtre a sus comunidades. Laredo, El Paso, Brownsville, Eagle Pass, McAllen viven la tensión de la violencia de sus ciudades hermanas al otro lado de la frontera.
Y la preocupación no es para menos. Datos del congreso revelan que los carteles mexicanos tienen presencia –bandas organizadas- en unas 200 ciudades estadounidenses. Como ejemplo de la penetración de los carteles de la droga mexicana en Estados Unidos, el legislador republicano Mark Kirk, mencionó el caso de personas asesinadas y decapitadas al estilo de los carteles, en la ciudad de Philadephia ubicada a más de mil kilómetros de la frontera sur.
 

El presidente Barack Obama ha expresado su interés en blindar la frontera con el envío de tropas del ejército.
En la cumbre que Obama sostendrá con su homologo mexicano, Felipe Calderón los días 16 y 17 de abril próximo; el tema principal de la agenda bilateral será la gravedad de la situación en la frontera.
Antes del viaje del presidente Barack Obama a México visitaran este país la secretaria de Estado Hillary Clinton quien estará en la Ciudad de México y Monterrey a partir del miércoles 25 de marzo del corriente. La secretaria de seguridad interna Janet Napolitana y el Fiscal General Eric Holder en la próxima semana.

Matamoros, Tamaulipas, México. Marzo , 2009.

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com