Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Gore Vidal avisa de un golpe de Estado y el magnicidio de Obama
Alfredo Jalife Rahme
- Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Gore Vidal
- Ekaterimburgo: ¿Principio del fin de la caída...
-
1000 millones con hambre en el mundo
-
Sherlock Holmes y su sombra Conan Doyle
-
Museo. Museología

 

 

051009 - No son los mejores momentos de Estados Unidos que, con o sin Barack Obama, sufre su decadencia acelerada y las
consecuencias del legado nefario del unilateralismo bushiano repudiado por el mundo cuando se presta la oportunidad pública –como sucedió con la humillante derrota de la sede de Chicago ante
la de Río de Janeiro para celebrar los juegos olímpicos del 2016–, como metáfora fulgurante del incipiente nuevo orden multipolar.

The Times (3/10/09), portavoz del bushismo bélico y propiedad de Rupert Murdoch Greenberg –dueño de la mendaz televisora tóxica Fox News, y muy cercano al primer ministro fundamentalista israelí Bibi Netanyahu–, aprovecha el descalabro olímpico que califica de asombrosa humillación, para colocar en tela de juicio el cuestionado estilo personal de gobernar de Obama, cuya grandilocuencia no obtiene resultados en nada (sic).

Si McCain fuera el presidente en lugar de Obama, ¿a poco Estados Unidos no habría perdido la votación olímpica? Por supuesto que sí. Tampoco hay que exagerar y pedirle milagros a Obama en resucitar a un muerto.

Obama paga los platos rotos del nihilismo bushiano en todos los ámbitos de la actividad humana, por lo que se puede convertir en el chivo expiatorio propicio para ser inmolado en el altar de la decadencia de Estados Unidos por el complejo-militar-industrial –lastimosamente vapuleado desde Irak hasta Afganistán– y/o por los inexpugnables intereses de las aseguradoras afectadas por la reforma salubre.

Más allá de la permanente superchería global de sus multimedia –que ya no engañan a nadie, salvo a los cándidos, neófitos, masoquistas y a quienes les conviene–, Estados Unidos no anda nada bien en ningún rubro digno de ser medido objetivamente. Que conste que no lo decimos por schadenfreude –término alemán que expresa el placer sádico de la desgracia del prójimo–, sino por un análisis riguroso metamediático, que habíamos anticipado desde hace mucho, que no puede ocultar la descomposición de la armonía social de Estados Unidos.

A unos días de que Obama asumió la presidencia, Zbigniew Brzezinski, su íntimo asesor oficioso en seguridad nacional, había alertado sobre la alta probabilidad de una guerra civil en Estados Unidos, durante un programa de televisión el 17 de febrero (citado por Immanuel Wallerstein, comentario número 253, 15/3/09).

En este contexto destaca la incendiaria entrevista de Tim Teeman a Gore Vidal, uno de los máximos iconos literarios estadounidenses, precisamente a The Times (30/9/09), donde fustiga que Estados Unidos se está pudriendo y no hay que esperar que Obama pueda salvarlo, cuando amenaza una dictadura inminente, instalada mediante un golpe de Estado.

Vidal, pacifista empedernido a sus 83 años, proviene de una familia de alcurnia de la política de Estados Unidos por varias generaciones y fue íntimo confidente del presidente John Kennedy, a quien presentó con Jacqueline. De allí que sus augurios cobren dimensión singular.

Una de las características de Vidal es burlarse sarcásticamente de la incultura de sus presidentes (v. gr., no se cansa en relatar que Reagan confundía a los Medici con la marca Gucci) y le exaspera la ignorancia ilimitada del grueso de la población de Estados Unidos (y eso que no conoció a los presidentes mexicanos de los recientes 27 años) que la hace exageradamente manipulable.

Lamenta el pésimo desempeño de Obama, una de las personas más inteligentes en el puesto presidencial desde hace muchos años, pero carente de experiencia y con una inhabilidad total (sic) en los asuntos militares al haber colocado a Afganistán como talismán mágico que resolvería el terrorismo.

A su juicio, la guerra contra el terror es una fabricación (¡supersic!), una coartada de relaciones públicas, por lo que Estados Unidos debe abandonar Afganistán cuando fracasó en conquistar Medio Oriente.

Un poco más de seis meses a los atentados del 11/9, Vidal se había atrevido temerariamente a inculpar a la administración Bush de haberlos ocasionado: los miles de muertos fueron víctimas tanto de los terroristas como de la política exterior que ha impuesto Estados Unidos en el mundo, que ha generado enemistad y odio, lo cual se deriva de las necesidades del gobierno de Bush por el petróleo (Bajo la Lupa, 27/4/02).

Ahora, siete años más tarde, fulmina que Estados Unidos está repleto de mentirosos y su optimismo sobre Obama consiste en que no miente como el loco de Arizona (nota: John McCain) que es un mentiroso, de quien todavía se desconoce cómo se estrelló con su avión en 1967 cerca de Hanoi, donde fue capturado.

Considera que la inteligencia de Obama es impresionante, pero su grave problema es que le cree a sus generales y piensa que el Republicano es un partido cuando constituye un grupo fanático de fascistas fincado en el odio religioso y racial. Agrega irónicamente que hasta Bush sabía que para ganar a un general bastaba con decorarlo con otra estrella.

Refiere que Obama, después de haberse tropezado con su reforma sanitaria, puede ser eliminado por un misterioso asesino solitario (sic) acechando en las sombras de la capital. A propósito, Facebook se ha saturado de cientos de amenazas de muerte a Obama, lo cual obligó a la intervención de la FBI.

El consagrado ensayista cree ahora que Hillary Clinton hubiese sido mejor presidente: Conoce mejor al mundo y qué hacer con los generales. Vaticina que el Partido Republicano ganará las próximas elecciones, aunque exista poca diferencia con el Demócrata.

Exhuma el golpe de Estado de 2000, cuando la Suprema Corte arregló (sic) la selección (¡super-sic!), no la elección, del hombre más estúpido del país, el señor Bush.

Aduce que hoy la manía religiosa ha infectado el cuerpo político, y Estados Unidos se ha convertido en corrosivamente aislacionista.

Fustiga que Estados Unidos no tiene una clase intelectual y se pudre a ritmo funerario. Muy pronto (¡supersic!) tendremos una dictadura militar, en base a que nadie puede mantener la cohesión.

Obama, cuyo problema es ser sobreeducado, debió enfocarse en educar al pueblo estadounidense. No se percata lo poco juiciosa e ignorante que es su audiencia. La “caída del sistema llegó con la corrupción de la gente durante la gestión bushiana.

La visión de Vidal es sumamente fatalista sobre Estados Unidos y se defiende de buscar héroes que no existen y que en caso que los hubiere serían asesinados inmediatamente.

No faltarán críticos demoledores (vinculados al establishment militar) que castiguen a Vidal (con quien se han metido sin piedad en su controvertida vida privada) de necrófilo magnicida y golpista.

Lo peor es que el México neoliberal haya fincado su suerte en el liderazgo unilateral de un país putrefacto en sus entrañas, aunque todavía luzca relativamente saludable en su exterior como los cadáveres momificados - La Jornada

 

Fuente: Time (England)

September 30, 2009
Tim Teeman - Gore Vidal: ‘We’ll have a dictatorship soon in the US’. The grand old man of letters Gore Vidal claims America is ‘rotting away’ — and don’t expect Barack Obama to save it

A conversation with Gore Vidal unfolds at his pace. He answers questions imperiously, occasionally playfully, with a piercing, lethal dryness. He is 83 and in a wheelchair (a result of hypothermia suffered in the war, his left knee is made of titanium). But he can walk (“Of course I can”) and after a recent performance of Mother Courage at London’s National Theatre he stood to deliver an anti-war speech to the audience.

How was his friend Fiona Shaw in the title role? “Very good.” Where did they meet? Silence. The US? “Well, it wasn’t Russia.” What’s he writing at the moment? “It’s a little boring to talk about. Most writers seem to do little else but talk about themselves and their work, in majestic terms.” He means self-glorifying? “You’ve stumbled on the phrase,” he says, regally enough. “Continue to use it.”

Vidal is sitting in the Connaught Hotel in Mayfair, where he has been coming to stay for 60 years. He is wearing a brown suit jacket, brown jumper, tracksuit bottoms; his white hair twirled into a Tintin-esque quiff and with his hooded eyes, delicate yet craggy features and arch expression, he looks like Quentin Crisp, but accessorised with a low, lugubrious growl rather than camp lisp.

He points to an apartment opposite the hotel where Churchill stayed during the Second World War, as Downing Street was “getting hammered by the Nazis. The crowds would cheer him from the street, he knew great PR.”

In a flash, this memory reminds you of the swathe of history Vidal has experienced with great intimacy: he was friends with JFK, fought in the war, his father Gene, an Olympic decathlete and aeronautics teacher, founded TWA among other airlines and had a relationship with Amelia Earhart. (Vidal first flew and landed a plane when he was 10.) He was a screenwriter for MGM in the dying days of the studio system, toyed with being a politician, he has written 24 novels and is hailed as one of the world’s greatest essayists.

He has crossed every boundary, I say. “Crashed many barriers,” he corrects me.

Last year he famously switched allegiance from Hillary Clinton to Barack Obama during the Democratic nomination process for president. Now, he reveals, he regrets his change of heart. How’s Obama doing? “Dreadfully. I was hopeful. He was the most intelligent person we’ve had in that position for a long time. But he’s inexperienced. He has a total inability to understand military matters. He’s acting as if Afghanistan is the magic talisman: solve that and you solve terrorism.”

America should leave Afghanistan, he says. “We’ve failed in every other aspect of our effort of conquering the Middle East or whatever you want to call it.” The “War on Terror” was “made up”, Vidal says. “The whole thing was PR, just like ‘weapons of mass destruction’. It has wrecked the airline business, which my father founded in the 1930s. He’d be cutting his wrists. Now when you fly you’re both scared to death and bored to death, a most disagreeable combination.”

His voice strengthens. “One thing I have hated all my life are LIARS [he says that with bristling anger] and I live in a nation of them. It was not always the case. I don’t demand honour, that can be lies too. I don’t say there was a golden age, but there was an age of general intelligence. We had a watchdog, the media.” The media is too supine? “Would that it was. They’re busy preparing us for an Iranian war.” He retains some optimism about Obama “because he doesn’t lie. We know the fool from Arizona [as he calls John McCain] is a liar. We never got the real story of how McCain crashed his plane [in 1967 near Hanoi, North Vietnam] and was held captive.”

Vidal originally became pro-Obama because he grew up in “a black city” (meaning Washington), as well as being impressed by Obama’s intelligence. “But he believes the generals. Even Bush knew the way to win a general was to give him another star. Obama believes the Republican Party is a party when in fact it’s a mindset, like Hitler Youth, based on hatred — religious hatred, racial hatred. When you foreigners hear the word ‘conservative’ you think of kindly old men hunting foxes. They’re not, they’re fascists.”

Another notable Obama mis-step has been on healthcare reform. “He f***ed it up. I don’t know how because the country wanted it. We’ll never see it happen.” As for his wider vision: “Maybe he doesn’t have one, not to imply he is a fraud. He loves quoting Lincoln and there’s a great Lincoln quote from a letter he wrote to one of his generals in the South after the Civil War. ‘I am President of the United States. I have full overall power and never forget it, because I will exercise it’. That’s what Obama needs — a bit of Lincoln’s chill.” Has he met Obama? “No,” he says quietly, “I’ve had my time with presidents.” Vidal raises his fingers to signify a gun and mutters: “Bang bang.” He is referring to the possibility of Obama being assassinated. “Just a mysterious lone gunman lurking in the shadows of the capital,” he says in a wry, dreamy way.

Vidal now believes, as he did originally, Clinton would be the better president. “Hillary knows more about the world and what to do with the generals. History has proven when the girls get involved, they’re good at it. Elizabeth I knew Raleigh would be a good man to give a ship to.”The Republicans will win the next election, Vidal believes; though for him there is little difference between the parties. “Remember the coup d’etat of 2000 when the Supreme Court fixed the selection, not election, of the stupidest man in the country, Mr Bush.”

Vidal says forcefully that he wished he’d never moved back to the US to live in Hollywood, from his clifftop home in Ravello, Italy, in 2000. His partner of 53 years, Howard Austen, who died in 2003, collated a lifetime’s-span of pictures of Vidal, for a new book out this autumn, Gore Vidal: Snapshots in History’s Glare (an oddly clunky title). The cover shows what a beautiful young man Vidal was, although his stare is as hawkish as it is today.

He observes presidential office-holders balefully. “The only one I knew well was Kennedy, but he didn’t impress me as a good president. It’s like asking, ‘What do I think of my brother?’ It’s complicated. I’d known him all my life and I liked him to the end, but he wrecked his chances with the Bay of Pigs and Suez crises, and because everyone was so keen to elect Bobby once Jack had gone, lies started to be told about him — that he was the greatest and the King of Camelot.”

Today religious mania has infected the political bloodstream and America has become corrosively isolationist, he says. “Ask an American what they know about Sweden and they’d say ‘They live well but they’re all alcoholics’. In fact a Scandinavian system could have benefited us many times over.” Instead, America has “no intellectual class” and is “rotting away at a funereal pace. We’ll have a military dictatorship fairly soon, on the basis that nobody else can hold everything together. Obama would have been better off focusing on educating the American people. His problem is being over-educated. He doesn’t realise how dim-witted and ignorant his audience is. Benjamin Franklin said that the system would fail because of the corruption of the people and that happened under Bush.”

Vidal adds menacingly: “Don’t ever make the mistake with people like me thinking we are looking for heroes. There aren’t any and if there were, they would be killed immediately. I’m never surprised by bad behaviour. I expect it.”

While materially comfortable, Vidal’s was not a happy childhood. Of his actress and socialite mother Nina, he says: “Give her a glass of vodka and she was as tame as could be. Growing up is going to be difficult if the one person you hate is your mother. I felt trapped. I was close to my grandparents and my father was a saint.” His parents’ many remarriages means that even today he hasn’t met all his step-siblings.

He wrote his first novel, Williwaw, at 19. In 1948, he was blacklisted by the media after writing The City and the Pillar, one of the earliest novels to deal graphically with homosexual desire. “You’ll be amazed to know it is still going strong,” he says. The “JT” it is dedicated to is James “Jimmy” Trimble, Vidal’s first love and, he once said, the love of his life. “That was a slight exaggeration. I said it because there wasn’t any other. In the new book there are wonderful pictures of him from our schooldays. He was a great athlete.” Here his voice softens, and he looks emotional, briefly. “We were both abandoned in our dormitory at St Alban’s [boarding school]. He was killed at the Battle of Iwo Jima [in 1945] because of bad G2 [intelligence].”

Vidal says Trimble’s death didn’t affect him. “No, I was in danger of dying too. A dead man can’t grieve a dead man.” Has love been important to him? “Don’t make the error that schoolteacher idiots make by thinking that gay men’s relationships are like heterosexual ones. They’re not.” He “wouldn’t begin to comment” on how they are different.

In 1956 he was hired by MGM, collaborated on the screenplay for Ben Hur and continued to write novels, most notoriously Myra Breckenridge about a transsexual. It is his satires, essays and memoirs — Live From Golgotha, Palimpsest and most recently, Point to Point Navigation — which have fully rounded our vision of this thorny contrarian, whose originality springs simply, and naturally, from having deliberately unfixed allegiances and an enduring belief in an American republic and railing sadness at how that ideal has been corrupted.

Vidal became a supportive correspondent of Timothy McVeigh, who blew up the Alfred P. Murrah Building in Oklahoma City in 1995 killing 168 people. The huge loss of life, indeed McVeigh’s act of mass murder, goes unmentioned by Vidal. “He was a true patriot, a Constitution man,” Vidal claims. “And I was torn, my grandfather [the Democrat Senator Thomas Gore] had bought Oklahoma into the Union.” McVeigh claimed he had done it as a protest against tyrannical government. The writer Edmund White took the correspondence as the basis for a play, Terre Haute (the jail McVeigh was incarcerated in before he was executed in 2001), imagining an encounter between the bomber and Vidal charged with desire.

“He’s a filthy, low writer,” Vidal says of White. “He likes to attack his betters, which means he has a big field to go after.” Had he wanted to meet McVeigh? “I am not in the business of meeting people,” Vidal says. “That play implies I am madly in love with McVeigh. I looked at his [White’s] writing and all he writes about is being a fag and how it’s the greatest thing on Earth. He thinks I’m another queen and I’m not. I’m more interested in the Constitution and McVeigh than the loving tryst he saw. It was vulgar fag-ism.”

Vidal says that he hates labels and has said he believes in homosexual acts rather than homosexual people. He claims his relationship with Austen was platonic (though they reputedly met at a legendary New York bath-house). He was once quoted as saying that he’d had sex with a 1,000 men by the time he was 25. It must have been a little strange for Austen, Vidal’s life companion, to source those pictures of Trimble, his first, perhaps only, love.

Vidal puts on a scornful, campy voice. “People ask [of he and Austen], ‘How did you live together so long?’ The only rule was no sex. They can’t believe that. That was when I realised I was dealing with a public too stupid by half. They can’t tell the difference between ‘The Sun rose in the East’ and ‘The Sun is made of yeast’.” Was sex important to Vidal? “It must have been yes.”

He is single now. “I’m not into partnerships,” he says dismissively. I don’t even know what it means.” He “couldn’t care less” about gay marriage. “Does anyone care what Americans think? They’re the worst-educated people in the First World. They don’t have any thoughts, they have emotional responses, which good advertisers know how to provoke.” You could have been the first gay president, I say. “No, I would have married and had nine children,” he replies quickly and seriously. “I don’t believe in these exclusive terms.”

Impaired mobility doesn’t bother him — he “rose like a miracle” on stage at the National — and he doesn’t dwell on mortality either. “Either you accept there is such a thing or you’re so dumb that you can’t grasp it.” Is he in good health? “No, of course not. I’m diabetic. It’s odd, I’ve never been fat and I don’t like candy, which most Americans are hooked on.”

There is a trace of thwarted ambition about him. “I would have liked to have been president, but I never had the money. I was a friend of the throne. The only time I envied Jack was when Joe [Kennedy, JFK’s father] was buying him his Senate seat, then the presidency. He didn’t know how lucky he was. Here’s a story I’ve never told. In 1960, after he had spent so much on the presidential campaign, Joe took all nine children to Palm Beach to lecture them. He was really angry. He said, ‘All you read about the Kennedy fortune is untrue. It’s non-existent. We’ve spent so much getting Jack elected and not one of you is living within your income’. They all sat there, shame-faced. Jack was whistling. He used to tap his teeth: they were big teeth, like a xylophone. Joe turned to Jack and he says, ‘Mr President, what’s the solution?’ Jack said, ‘The solution is simple. You all gotta work harder’.” Vidal guffaws heartily.

Hollywood living proved less fun. “If there was a social whirl, you can be sure I would not be part of it.” He does a fabulous impression of Katharine Hepburn complaining about playing the matriarch in Suddenly Last Summer, which he wrote. “I hate this script,” he recalls Hepburn saying . “I’m far too healthy a person to know people like this.” Vidal snorts. “She had Parkinson’s. She shook like a leper in the wind.”

I ask what he wants to do next. “My usual answer to ‘What am I proudest of?’ is my novels, but really I am most proud that, despite enormous temptation, I have never killed anybody and you don’t know how tempted I have been.”

That wasn’t my question, I say. “Well, given that I’m proudest that I haven’t killed anybody, I might be saving something up for someone.” A perfect line: we both laugh.

Is he happy? “What a question,” he sighs and then smiles mischievously. “I’ll respond with a quote from Aeschylus: ‘Call no man happy till he is dead’.”

30 de septiembre 2009
Tim Teeman - Gore Vidal: 'Vamos a tener una dictadura pronto en los EE.UU.". El gran hombre de letras Gore Vidal afirma que Estados Unidos se está 'pudriendo' - y no espere que Barack Obama la salve

Una conversación con Gore Vidal se desarrolla a su ritmo. Él
responde a las preguntas imperiosamente, a veces en broma,
con un piercing, sequedad letal. Tiene 83 años y está en
en silla de ruedas a causa de la hipotermia sufrida en la guerra;
su rodilla izquierda está hecha de titanio). Pero puede caminar ("Claro que puedo") y después de una reciente actuación en Madre Coraje en el National Theatre de Londres, se puso de pie para ofrecer un discurso contra la guerra a la audiencia.

¿Cómo era su amigo Fiona Shaw en el papel protagonista? "Muy
bueno. "¿Dónde se conocieron? Silencio. Los EE.UU.? "Bueno, no era Rusia. "¿Qué está escribiendo en este momento? "Es un
poco aburrido de que hablar. La mayoría de los escritores parece que tienen poco más que hablar de sí mismos y su trabajo, en términos majestuoso.-Se refiere a auto-glorificación? "Has tropezó con la frase ", dice, regiamente suficiente. "Continuar usarlo."

Vidal está sentado en el Connaught Hotel en Mayfair, donde
ha venido para quedarse durante 60 años. Usa una chaqueta marrón, jersey marrón, pantalones del chándal, el pelo blanco giraba en un flequillo de Tintín-esque y con su los ojos entornados, delicado y de características escarpadas y el arco expresión, que se parece a Quentin Crisp, pero accesoriamente con un gruñido bajo y lúgubre lugar de Lisp campamento.

Señala a un apartamento frente al hotel donde
Churchill se quedó durante la Segunda Guerra Mundial, como Downing Sreet estaba "recibiendo golpes por los nazis. Las multitudes lo animaban desde la calle, como una gran banda".

En un instante, esta memoria te recuerda la franja de
la historia de Vidal ha experimentado con una gran intimidad: era amigo de JFK, luchó en la guerra, su padre, Gene, un
Decatleta olímpico y maestro de aeronáutica, fundada TWA
entre otras compañías aéreas y tenía una relación con Amelia
Earhart. (Vidal realizó su primer vuelo y aterrizó un avión cuando tenía 10 años.) Era un guionista de la MGM en los últimos días del sistema de estudio, jugó con ser un político, ha
escrito 24 novelas y está considerado como uno de los grandes ensayistas del mundo
 
Ha cruzado todos los límites, digo yo. "Roto muchas
barreras", me corrige.

El año pasado se cambió la famosa alianza de Hillary
Clinton a Barack Obama durante la nominación demócrata
proceso a la presidencia. Ahora, confiesa, se arrepiente de su
cambio de corazón. ¿Cómo Obama haciendo? "Terrible. Yo tenía esperanzas. Fue la persona más inteligente que hemos tenido en
esa posición durante mucho tiempo. Pero él es inexperto. Él
tiene una incapacidad total para comprender los asuntos militares.
Está actuando como si Afganistán es el talismán mágico:
resolver y que a resolver el terrorismo ".

Estados Unidos debería salir de Afganistán, dice. "Hemos fracasado en cualquier otro aspecto de nuestro esfuerzo de conquistar  Oriente Medio o como quieras llamarlo. "La" guerra contra El terror ", fue" inventado ", dice Vidal. "Todo el asunto fue PR, como "armas de destrucción masiva". Se ha arruinado el negocio de las aerolíneas, que mi padre fundó en la década de 1930. Había que cortarse las venas. Ahora, cuando usted vuela los dos están muertos de miedo y aburrimiento a la muerte, una mayoría de los combinación desagradable ".

Su voz se fortalece. "Una cosa que he odiado toda mi
la vida son las mentiras [dice con ira] y vivimos en una nación de mentiras. No siempre fue así. No exija honor, que puede ser mentira también. Yo no digo que hubo una edad de oro, pero hubo una época de inteligencia general. Teníamos un perro guardián, los medios de comunicación. "Los medios de comunicación
También en posición supina? "Ojalá que lo era. Ellos están ocupados preparando nosotros para una guerra con Irán. "Se mantiene un cierto optimismo acerca de Obama "Porque él no miente. Sabemos que el tonto de Arizona [como lo llama John McCain] es un mentiroso. Nunca nos la historia real de cómo McCain se estrelló su avión [en 1967 cerca de Hanoi, Vietnam del Norte] y fue mantenido cautivo ".

Vidal originalmente apoyó a Obama porque creció en "Una ciudad negra" (es decir, Washington), así como ser impresionado por la inteligencia de Obama. "Pero él cree que la generales. Incluso Bush sabía que la manera de ganar un general era darle otra estrella. Obama cree que el Partido republicano  es un partido, cuando en realidad es una forma de pensar, como Hitler en su juventud, basado en el odio - el odio religioso, el odio racial. Cuando los extranjeros escuchan la palabra "conservador" que pensar en buen viejo zorro hombres de caza. No lo son, son fascistas ".

Otro notable mis Obama-paso ha sido la asistencia sanitaria
la reforma. "El f *** ed it up. Yo no sé cómo, porque el
país quería. Nunca vamos a ver que sucede. "En cuanto a su
una visión más amplia: "Tal vez él no tiene uno, no implica que
es un fraude. Él ama a citar Lincoln y hay una gran Lincoln cita de una carta que escribió a uno de sus generales en el sur después de la Guerra Civil. "Yo soy Presidente de los Estados Unidos. Tengo poder global completo y nunca olvidaré, porque me van a desempeñar. Eso es lo que Obama necesita - un poco de frío de Lincoln. "¿Ha alcanzado Obama? "No", dice en voz baja, "He tenido mi tiempo con presidentes. "Vidal levanta dedos para significar un arma de fuego y murmura: "Bang Bang". Se refiere a la posibilidad de que Obama  sea asesinado. "Sólo un pistolero misterioso que acechan en las sombras de la capital ", dice de una manera irónica, de ensueño.

Vidal cree ahora, como lo hizo originalmente, Clinton ser el mejor presidente. "Hillary sabe más acerca de la mundo y qué hacer con los generales. La historia ha demostrado cuando involucren a las niñas, que son buenos en eso.
Elizabeth I sabía que Raleigh era el hombre indicado para darle un
buque. "Los republicanos ganarán las próximas elecciones,
Vidal considera que, aunque para él no hay mucha diferencia
entre las partes. "Recordar el golpe de Estado de 2000
cuando el Tribunal Supremo fijó la selección, no la elección,
de la estupidez del hombre en el país, el señor Bush ".

Vidal dice que la fuerza que deseaba que nunca se había mudado de nuevo a los EE.UU. a vivir en Hollywood, desde su cima de un acantilado casa en Ravello, Italia, en 2000. Su compañero de 53 años, Howard Austen, que murió en 2003, recopilando una lifetime's -duración de las fotos de Vidal, para un nuevo libro de este de otoño, Gore Vidal: las instantáneas en el deslumbramiento de la Historia (una extrañamente torpe título). La portada muestra lo que es una hermosa Vidal era joven, aunque su mirada es tan estricto como que es hoy.

Observa la oficina presidencial de los titulares de siniestramente. "El sólo que yo conocía bien fue Kennedy, pero no impresionó me como un buen presidente. Es como preguntar, '¿Qué puedo pensar en mi hermano? "Es complicado. Lo conocía todos mi vida y me gustó hasta el final, pero estrelló su posibilidades con la Bahía de Cochinos y la crisis de Suez, y porque todos estaban tan dispuestos a elegir una vez que Bobby Jack se había ido, está comenzado a contar de él - que era el mayor y el rey de Camelot.

Hoy en día manía religiosa ha infectado a la política torrente sanguíneo y América se ha convertido en corrosivamente
aislacionista, dice. "Pregúntele a un americano lo que saben
sobre Suecia y decían: 'Ellos viven bien, pero que están
todos los alcohólicos ". De hecho, un sistema escandinavo podría haber beneficiado con nosotros muchas veces. "En cambio, Estados Unidos" no tiene clase intelectual "y es" pudriendo en un funeral ritmo. Vamos a tener una dictadura militar muy pronto, en la base de que nadie más puede mantener todo junto. Obama habría sido mejor centrarse en la educación el pueblo estadounidense. Su problema está siendo sobre-educados.
No se da cuenta de cómo lerdos e ignorantes de su audiencia. Benjamin Franklin dijo que el sistema que fracasan debido a la corrupción de la gente y que sucedió bajo Bush ".

Vidal añade amenazante: "No siempre cometen el error con el
gente como yo, pensando que estamos buscando héroes. Allí
no están todas y si no lo fueran, serían asesinados inmediatamente. Nunca estoy sorprendido por mal comportamiento. I espera. "

Aunque materialmente confortable, Vidal no era una feliz la infancia. De su madre, la actriz y socialité Nina, que dice: "Dale un vaso de vodka y fue tan manso como podría ser. Crecer va a ser difícil si el persona a la que odio es tu madre. Me sentía atrapado. Yo estaba cerca de mis abuelos y mi padre era un santo. "Su muchos matrimonios de los padres significa que, aún hoy no ha Cumplimos con todos sus hermanastros.

Escribió su primera novela, Williwaw, a los 19. En 1948, se
estaba en la lista negra de los medios de comunicación después de escribir La ciudad y la Pilar, una de las primeras novelas para hacer frente gráficamente con el deseo homosexual. "Usted se sorprenderá al Sé que es todavía fuerte ", dice. El "JT", es
está dedicado a James "Jimmy" Trimble, el primer amor de Vidal
y, dijo una vez, el amor de su vida. "Eso fue un ligera exageración. Lo dije porque no había ninguna otro. En el nuevo libro hay fotos maravillosas de lo de nuestro colegio. Era un gran atleta. "Aquísu voz se suaviza, y se ve emocional, brevemente. "Nosotros fueron abandonados en nuestro dormitorio en St Alban's [colegio]. Fue asesinado en la batalla de Iwo Jima [en 1945] a causa de G2 mala [inteligencia]. "

Vidal dice que la muerte de Trimble no le afectan. "No, yo estaba en peligro de morir también. Un hombre muerto no puede llorar un muerto el hombre. "Ha sido importante el amor con él? "No hacer el de error que idiotas maestro de escuela que por el pensamiento de que gay relaciones de los hombres son como los heterosexuales. Son no. "El" no podrá comenzar a comentar "en la forma en que se diferentes.

En 1956 fue contratado por MGM, colaboraron en la guión de Ben Hur y continuó escribiendo novelas,el más notorio Myra Breckenridge sobre un transexual.
Se trata de sus sátiras, ensayos y memorias - Live From
Gólgota, Palimpsesto y, más recientemente, punto a punto
Navegación - que han redondeado completamente nuestra visión de esta espinoso contraria, cuya originalidad manantiales simplemente, y naturalmente, de tener alianzas deliberadamente o ejecuciones no fijadas y una creencia duradera en una república americana y barandilla de la tristeza cómo ese ideal se ha dañado.

Vidal se convirtió en un corresponsal de apoyo de Timoteo
McVeigh, que voló el edificio Alfred P. Murrah en el
Oklahoma City en 1995 matando a 168 personas. La enorme pérdida de la vida, de hecho acto de McVeigh de asesinato en masa, va no se han mencionado por Vidal. "Era un verdadero patriota, un Hombre Constitución ", afirma Vidal. "Y yo estaba roto, mi el abuelo [el senador demócrata Thomas Gore] había comprado
Oklahoma en la Unión. "McVeigh declaró que había hecho
como una protesta contra el gobierno tiránico. El escritor
Edmund White tomó la correspondencia como la base para una
jugar, Terre Haute (la cárcel McVeigh fue encarcelado en
antes de ser ejecutado en 2001), imaginando un encuentro
entre el atacante y Vidal cargado de deseo.

"Es un sucio, escritor de baja", dice Vidal de blanco. "El
le gusta atacar a sus superiores, lo que significa que tiene un gran campo para ir después. "Si quería conocer McVeigh? "Yo soy no en el negocio de la reunión de la gente ", dice Vidal. "Eso Escuchar implica estoy locamente enamorado de McVeigh. Miré su [White] por escrito y todo lo que escribe sobre es ser un FAG y cómo es la cosa más grande en la Tierra. Él piensa
Soy otra reina y yo no lo soy. Estoy más interesado en la
Constitución y McVeigh que la cita amorosa que vio. Ello
era FAG vulgar-ismo ".

Vidal dice que odia las etiquetas y ha dicho que cree que
en actos homosexuales en lugar de las personas homosexuales. Él afirma que su relación con Austen era platónica (aunque
que supuestamente se reunieron en un baño de la legendaria casa de Nueva York).
En una ocasión fue citado diciendo que él había tenido relaciones sexuales con una 1.000 hombres por el tiempo que fue de 25. Debe haber sido un poco extraño para Austen, compañero de vida de Vidal, a las imágenes originales de Trimble, el primero, tal vez sólo el amor.

Vidal se pone una voz burlona, Campy. "La gente pregunta [de él y Austen], '¿Cómo vivir juntos tanto tiempo? "La única regla era no tener sexo. No lo puedo creer. Eso fue cuando me di cuenta de que estaba tratando con un público demasiado estúpido por la mitad. Ellos no pueden decir la diferencia entre 'El Sol surgió en Oriente 'y' El sol es de la levadura. "Fue sexo importante Vidal? "Debe haber sido que sí."

Él es solo ahora. "No estoy en asociaciones", dice desdén. Yo ni siquiera sé lo que significa. "El "No podría importarme menos" sobre el matrimonio gay. "¿Alguien importa lo que piensan los estadounidenses? Son los peores educados personas en el Primer Mundo. Ellos no tienen ningún pensamiento, que tienen las respuestas emocionales, que los anunciantes buena sabe cómo provocar. "Usted podría haber sido el primer gay
Presidente, le digo. "No, me hubiera casado y tenía nueve
los niños ", responde con rapidez y seriedad. "Yo no creen en estos términos excluyentes ".

Con movilidad reducida no le molesta - que "se levantó como un milagro "en el escenario del Nacional - y él no se detiene
sobre la mortalidad tampoco. "O aceptamos que es un
cosa o eres tan tonto que no puedes entenderlo. "¿Es
en buena salud? "No, por supuesto que no. Soy diabético. Es
extraño, nunca he sido gordo y no me como el caramelo, lo que
la mayoría de los estadounidenses son adictos a ".

Hay una huella de la ambición frustrada de él. "Me gustaría
hubiera gustado haber sido presidente, pero nunca tuve la
dinero. Yo era amigo del trono. La única vez que
Jack envidiaba fue cuando Joe [Kennedy, el padre de JFK] fue
comprarle a su escaño en el Senado, luego la presidencia. Él
no sabes lo afortunada que era. He aquí una historia que nunca se dijo. En 1960, después de haber gastado tanto en la
la campaña presidencial, Joe tomó los nueve niños de Palm
Playa a la conferencia ellos. Estaba muy enojado. Él dijo, 'Todos usted lea acerca de la fortuna de Kennedy no es cierto. Es no - inexistente. Hemos gastado mucho conseguir Jack elegidos y ninguno de ustedes está viviendo dentro de sus ingresos. Todos sentado allí, avergonzada. Jack estaba silbando. Solía
toque los dientes: dientes eran grandes, como un xilófono. Joe
se volvió a Jack y le dice: 'Señor Presidente, ¿cuál es el
solución? "Jack dijo:" La solución es simple. Todos ustedes
tengo que trabajar más duro "." carcajadas Vidal gana.

De vida de Hollywood resultó menos divertido. "Si hubiera un bien social giro, usted puede estar seguro de que no sería parte de ella. "El tiene una excelente impresión de Katharine Hepburn quejarse de jugar la matriarca De repente en el verano, que él escribió. "No me gusta esta secuencia de comandos", recuerda Hepburn dijo. "Estoy demasiado sano que una persona sepa gente como esta. "Vidal resopla. "Ella tenía Parkinson.
Ella sacudió como a un leproso en el viento ".

Le pregunto qué quiere hacer a continuación. "Mi respuesta habitual a" ¿Qué estoy más orgulloso? 'es mi novela, pero en realidad estoy más orgullosos de que, a pesar de la tentación enorme, nunca he matado a nadie y no sé cómo he tentado
sido ".

Eso no era mi pregunta, digo yo. "Bueno, dado que estoy
más orgulloso que no he matado a nadie, podría ser el ahorro
algo para alguien. "Una línea perfecta: los dos nos reímos.

¿Es feliz? "¡Qué pregunta más", suspira y luego sonríe con
picardía. "Voy a responder con una cita de Esquilo: 'Call ningún hombre feliz hasta que está muerto "."

 


AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com