Argentina
El caso Borocotó: Otro durísimo
golpe a la credibilidad política
Alfredo Raúl Weinstabl
alfredo@weinstabl.com.ar

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

Borocotó o Bulimia criolla, mercenarios y bastardeo institucional - Vomitar sobre los votos o Eduardo Lorenzo "Borocotó" - Néstor Kirchner y el Agua: Cara y Seca ¿Doble discurso o ignorancia?

Otros textos del autor

11
05 - Día a día, y muy lamentablemente, en particular a partir de este nuevo siglo, la credibilidad política, va menguando progresivamente, erosionando las instituciones de la República y haciendo la representación política de los ciudadanos una verdadera parodia.

            Hechos de esta naturaleza, hacen que los partidos políticos sean cada vez menos representativos de las necesidades de la gente y convierten a la democracia en una verdadera ficción.

            Un nuevo hecho, realmente escandaloso y casi inédito ocurrió hace pocos días atrás. El Dr. Lorenzo Borocotó (1), diputado electo en el partido liderado por Macri, apenas unos quince días después de los comicios, y aún antes de hacerse cargo de su banca, deserta de su partido y se enrola en las filas del oficialismo.

            No abandona un partido para engrosar las filas de un partido de afinidad ideológica o programática, sino por lo contrario, se pasa al partido de la oposición. ¡Nada menos al partido que se buscaba derrotar en los comicios! ¡Salta de la derecha a la izquierda política!

            Este hecho, que seguramente se inscribirá en los anales de las páginas más negras de la historia política de nuestro país, como uno de los más abyectos y oprobiosos, merece entre seguramente otros muchos comentarios, algunos destacables:

  • El hecho, constituye lisa y llanamente  una verdadera traición a su partido, convirtiendo a su protagonista en un traidor, en la cabal y total acepción de la palabra.
  • Por consiguiente constituye una verdadera burla al electorado y un desprecio a la voluntad de los ciudadanos que han votado la lista del macrismo.
  • Erosiona aún más la confianza de la sociedad, haciendo más frágil su fe en el sistema político, la democracia, que buscamos afianzar en nuestro país y que evidenció a las claras ser el mejor sistema , como se puede apreciar en la simple observación de los países más desarrollados del mundo.
  • La falta de condena pública de los partidos políticos, agrava este escandaloso hecho y evidencia las prebendas, corruptelas y corrupción existente en las prácticas políticas cotidianas.
  • Constituye un pésimo ejemplo para  la juventud y para aquellos que participan por primera vez en un acto político trascendental, como es el de los comicios.

Pero el hecho adquiere aún mayor gravedad, por la forma en que el presidente de la Nación, Dr. Kirchner, festeja eufórico, levantando los brazos de alegría, al lado de Borocotó.

Esta patética  foto, fue difundida por la propia Presidencia de la Nación. ¿Serán conscientes de lo mal que están haciendo las cosas? ¿O constituye una grotesca burla para la oposición? ¿Se darán cuenta que es desnaturalizar en su espíritu y en sus formas lo que es la democracia?

Kirchner, por la altísima investidura que ostenta, debería ser el referente, el paradigma de cómo se deben hacer las cosas. Es el modelo en el cual debería reflejarse la sociedad.

Y es justamente él, el que cotidianamente envía señales y mensajes, francamente negativos, que cada vez más rápidamente, van corroyendo y corrompiendo la sociedad y sus instituciones. Desde los escandalosos “regalos” de electrodomésticos y otros enseres durante el período preelectoral, hasta este lamentable festejo por la captación política de un diputado arrebatado a la oposición.

Otro aspecto de esta triste comedia es el papel de Borocotó. En esta sociedad cada vez más insólita y de normas cada vez más tergiversadas, aún quedan cosas para escandalizarse o sorprenderse. 

Es el caso de este individuo. Creo que por primera vez  se exponen en forma tan explícita y pública la bajeza del ser humano.

Este verdadero “travesti político” sin ningún vestigio de vergüenza ni pudor se vende al mejor postor. Sin inmutarse en lo más mínimo, cambia de camiseta política y recibe como pago dos cargos como premio no solo para él, sino también para su hijo, en la filas del oficialismo, precisamente la oposición al partido por el cual los votantes lo habían elegido. ¡Se vende y recibe un pago públicamente! ¡No puede haber algo más grotesco!

La moral, la ética y la vergüenza están totalmente ausentes en este verdadero miserable. Vendió su honor y su dignidad, por unas pocas rupias, traicionando a 600.000 votantes del PRO. Un verdadero acto de prostitución política. Un Judas con todas las letras.

El analista Joaquín Morales Solá se pregunta si es lo mismo entrar al parlamento por la puerta o por la ventana. Si la justicia y la condena de la sociedad no es lo suficientemente dura, para este ejemplo de miseria y de la debilidad humana, la respuesta  al interrogante es que si.

Este hombre ya nunca podrá caminar libremente por la ciudad. Su trato con sus amistades y su familia entrarán en un período fuertemente conflictivo. Será un hombre despreciado, en todos los ambientes incluyendo su actual partido político. Es que los traidores nunca son confiables.

No podrá mirar a la cara a la gente. Y cuando cambie la situación política, tema que damos por seguro y que vemos cada vez más cercano, por la repetición de graves torpezas políticas del gobierno, deberá buscar una plaza en el helicóptero presidencial. De lo contrario, probablemente correrá la suerte de la gente de su calaña. Una suerte dudosa y sumamente peligrosa.

 Lamentablemente este caso tan bochornoso, no es solo para oprobio de este pobre hombre, sino también para el instigador de esta traición, el partido oficialista, para el sistema político y para el país en su totalidad.

Otra episodio vergonzoso más. Otro paso hacia abajo. 

Notas: (1) Eduardo Lorenzo, alias “Borocotó”.

Negocio del hambre en Argentina - El Valle de Lágrimas del Presidente Kirchner - Volteretas de la deuda argentina De albricias y estafas recurrentes

Temas Que Queman

 

AVIZORA
ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com