Argentina
La sucesión presidencial
Alfredo Raúl Weinstabl
alfredo@weinstabl.com.ar

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

Borocotó o Bulimia criolla, mercenarios y bastardeo institucional - Vomitar sobre los votos o Eduardo Lorenzo "Borocotó" - Néstor Kirchner y el Agua: Cara y Ceca ¿Doble discurso o ignorancia?

Otros textos del autor

100106
- Analizando la situación actual del país y haciendo una proyección a un futuro cercano, una suerte de prospectiva, creemos que existe un elevado porcentaje de  posibilidades de una próxima acefalía en la primera magistratura.

Pensamos que es un hecho altamente probable que el Dr. Kirchner abandonará la presidencia o será removido de la misma, antes de la finalización de su mandato. El  lapso es difícil de precisar, pero la ocurrencia de este hecho que es casi una certeza.

Las suposiciones en que se basa esta afirmación se origina en alguno de estas posibilidades:

  • AGRAVAMIENTO DE SU ESTADO DE SALUD, tanto física como psíquicamente. Es conocida su afección al sistema gastrointestinal. Se trataría de una gravísima afección física preexistente a su asunción a la primera magistratura, nunca debidamente informada a la opinión pública como correspondería.

También su personalidad mezcla de egocentrismo, megalomanía, con una paranoia de delirios de una época pasada y una incipiente (¿?) esquizofrenia y otros tipos de complejos similares hacen que periódicamente entre en profundos estados depresivos o de desequilibrio emocional, cuando algo no sale de acuerdo a sus deseos o previsiones.

De confirmarse ello, o agravarse estas afecciones, la incapacidad del Presidente para gobernar se  hará evidente.        

  • MAGNICIDIO: Afortunadamente no existen indicios sobre el particular, pero el permanente estado de confrontación que Kirchner aplicó en la casi totalidad de su gestión de gobierno mediante insultos, descalificaciones, vejaciones, humillaciones y agravios e inusual prepotencia en toda su política de Estado, despertó enconos, enojos y creó y reavivó odios y rencores nuevos y del pasado.

Dentro de la aparente armonía del país, se incuba una sociedad que está cada vez más fracturada y dividida. Kirchner supo como hacer para sembrar la discordia y el odio. Hoy en los argentinos,  se incuba el odio y el rencor en los numerosos “enemigos” que el presidente torpemente creó. 

Kirchner ha instalado una suerte de amedrentamiento, de miedo y de temor casi permanente en la sociedad argentina contra todo aquel que osa pensar distinto al Gobierno. Empresarios, industriales, los medios, banqueros, el campo, las finanzas, las FF.AA. y de Seguridad, la oposición, en fin, todos los sectores de la sociedad o de las fuerzas vivas, pese a su mansedumbre de superficie, tienen ciertamente un profundo desprecio y rechazo por las actitudes, comportamiento y políticas del presidente.  En este contexto no sería de descartar que un desequilibrado de alguno de los numerosísimos sectores que fueron alcanzados o afectados por su prepotencia o sus decisiones irracionales e irresponsables, intente un atentado criminal a su vida. -Dios no lo permita-.

  • CONFLICTOS SOCIALES Y HARTAZGO DE LA CIUDADANÍA. Las reiteradas mentiras y engaños del gobierno, la postergación “sine die” de los reclamos salariales, la corrupción y la corruptela radicada en los más altos niveles gubernamentales, los fondos de la provincia de Santa Cruz, el affaire de Southern Wings (Ver más) y numerosos casos más que no tienen una adecuada respuesta oficial, el autoritarismo, la intolerancia, el intento permanente de limitar la libertad de prensa, el pisoteo de las leyes y la Constitución, el bastardeo del Estado de Derecho, terminan por convencer al pueblo que quien supuestamente los lidera y conduce, simplemente  manipula la opinión pública para sus propios fines y no para el progreso y bienestar del país.

Esta situación de “vuelta a la realidad” por parte de gran parte de la desilusionada ciudadanía y el hartazgo sobre el doble discurso del presidente, de grandes anuncios y promesas incumplidas, podría dar lugar a estallidos sociales generalizados de gran  magnitud y violencia, que obliguen a Kirchner y su gobierno a dimitir en forma similar al gobierno del Dr. De La Rua.

Como sabemos, el Sr. Scioli, por su cargo de vicepresidente, constituye el relevo natural del presidente en caso de ausencia o acefalía de acuerdo a lo estipulado en nuestra Carta Magna.

El vicepresidente no se caracteriza por sus condiciones personales ni por su aptitud para un adecuado desempeño para tan elevado cargo. Recientemente un artículo del Licenciado Gustavo Bunse titulado “Muñeco de Trapo” (1) refleja con claridad la personalidad y la actuación de Scioli. Coincidimos plenamente con este artículo.

No obstante nos permitimos hacer la siguiente reflexión: dentro del elenco presidencial, desde su circulo más íntimo, al el de sus ministros y secretarios de Estado y sus colaboradores en los otros Poderes, todos o casi todos pertenecen al “progresismo” resucitado por Kirchner. Todos o casi todos, pertenecieron o simpatizaron con las organizaciones y bandas subversivas que desataron la guerra revolucionaria en la década del 70 y pretendieron usurpar el poder mediante la lucha armada, para instaurar una república de características similares al castro marxismo, a imagen al existente en la subyugada Cuba.

En otras palabras este gobierno está integrado, en sus puestos y cargos más significativos, casi totalmente por la fracción del peronismo que fuera echado por Perón de la Plaza de Mayo. Por ex Montoneros o ex integrantes  del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) o por los simpatizantes de estas organizaciones terroristas y subversivas.

El Vicepresidente Scioli, , curiosamente no pertenece a  ese sector. Casi diríamos que es verdaderamente una oveja negra en este  gobierno.

Pero tiene además otra particularidad, que lo diferencia netamente de su compañero de fórmula: es un hombre civilizado, educado, previsible y lo fundamental... tiene sentido común.

Lo expresado, obviamente es de conocimiento del gobierno. Esa es la causa de los reiterados ataques que recibió y recibe el Vicepresidente. Buscan inducir, provocar o producir la renuncia de Scioli, de manera tal, que de cumplirse alguna de las suposiciones expresadas al comienzo de esta nota, la sucesión presidencial recaiga en alguien consustanciado ideológicamente con el “progresismo setentista”.

Sabemos que los sucesos y hechos en nuestra historia, lamentablemente son cíclicos y pendulares. Casi siempre de signo opuesto. La renuncia de Kirchner o la acefalía de la Primera Magistratura y el recaer la responsabilidad del ejercicio de la presidencia en alguien, como el caso del actual vicepresidente, ajeno al círculo “progresista”originará ese efecto. La contramarejada. El resolver o enmendar los desaciertos de esta lamentable gestión.

El solucionar los importantes problemas que Kirchner va postergando. El volver a insertarnos en el mundo. En fin, deshacer la ristra de torpezas y desaciertos, causados por la gestión  que estos aventureros encaramados en el poder, causaron a lo largo de estos años. Rehacer la confianza de nuestros tradicionales países amigos y restañar las heridas y ofensas de diversa índole causadas por donde se mire.

De asumir Scioli, la nueva situación permitirá avizorar un horizonte más promisorio y coherente para el país.

Y los actuales responsables del gobierno, mucho de ellos advenedizos e improvisados, corruptos e  incompetentes, serán  llevados a la justicia por sus dislates y transgresiones a la Ley y a nuestra Carta Magna, para responder  lo que juraron en su oportunidad.... “que Dios y la Patria los demanden”. Entre ellos estará ciertamente el presidente y su entorno. No nos cabe duda alguna que tarde o temprano esta rendición de cuentas tendrá lugar.

Esa es la razón por la cual deberíamos velar y preservar a toda costa a Scioli como vicepresidente. Debemos frenar las  maniobras tortuosas y espurias, como suele hacer este gobierno, para desplazar al actual vicepresidente y así impedir la continuidad que esta falsa democracia persista en el tiempo con sus nefastas consecuencias.

(1) “Muñeco de Trapo”
por el Lic. Gustavo Bunse. 29-12-05 - www.notiar.com.ar

Negocio del hambre en Argentina - El Valle de Lágrimas del Presidente Kirchner - Volteretas de la deuda argentina De albricias y estafas recurrentes

Temas Que Queman


AVIZORA
ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com