Argentina
La histórica plaza, centro de
un espectáculo lamentable
Alfredo Raúl Weinstabl
alfredo@weinstabl.com.ar

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

Discurso de Néstor Kirchner por el día del Ejército Argentino - Néstor Kirchner expulsó a una diputada por no pensar como él - Vomitar sobre los votos o Eduardo Lorenzo "Borocotó" - Néstor Kirchner y el Agua: Cara y Ceca ¿Doble discurso o ignorancia?

Otros textos del autor

0506
- Nuestra histórica Plaza Mayo, cuna de nuestro nacimiento como Nación y espacio físico de tantos acontecimientos que hacen a nuestra identidad como argentinos, vuelve a convertirse en testigo de un acto bochornoso y lamentable que no ayuda para nada a esta frágil democracia.

Desde los albores de nuestro día patrio, columnas lideradas por punteros políticos, piqueteros oficialistas y sindicalistas a todas luces comprados en sus convicciones, o simplemente sin saber de que se trata, avanzaban hacia la plaza conduciendo tras sí a centenares de personas que los seguían como obedientes corderitos.

A media mañana miles de micros y colectivos convergían desde todos los puntos del país hacia sus lugares prefijados, para hacer su entrada en el momento indicado.

No se puede negar la perfectamente planeada convocatoria y excelente ejecución.

La estructura del aparato estatal, característica del peronismo tradicional, funcionó aceitadamente.

Miles de personas concurrieron acicateados por unos pocos pesos y una bolsa de comida. Otros, por el beneficio de un electrodoméstico. Los más, para no perder su posición relativa en sus trabajos o en el beneficio de los planes sociales.

Negocio del hambre en Argentina - El Valle de Lágrimas del Presidente Kirchner - Volteretas de la deuda argentina De albricias y estafas recurrentes

Temas Que Queman

Ciertamente no fue una concurrencia voluntaria ni espontánea. Muy por el contrario. Fue el resultado de una presión gubernamental, definitivamente autoritaria, tan característica de los gobiernos de ese tipo, que buscan lograr mediante estas concentraciones, golpes de efecto para incrementar su poder a través de la difusión de estos actos multitudinarios. Piensan, por supuesto equivocadamente, que es la adhesión del pueblo a su gestión.

Lo cierto es que es la adhesión de los interesados, los genuflexos, los eternos acomodaticios, los que tiene algo que ganar y lamentablemente también la de  miles de argentinos postergados, que aún en su desconocimiento e ignorancia se aferran a una esperanza, sin percatarse que el gobierno está en manos de un delirante, que vive aferrado a un  pasado  conflictivo que ya no tiene cabida en el mundo actual.

Característica de gobiernos autoritarios, hegemónicos, dictatoriales y totalitarios.

¿Será una muestra de la tendencia de este contradictorio gobierno? Ya no cabe ninguna duda.

El discurso del presidente fue breve, vago, sin anuncios, exaltando algunos de sus logros económicos y apeló a la unidad y llamó a "construir una Argentina más plural".

Pero como es casi una constante en Kirchner, sus palabras no coincidían en absoluto con sus actos. Hasta para la persona menos avispada pudo darse cuenta del sentido de sus palabras.

Al día siguiente, el gobierno aclaró que en esa pluralidad no incluía a los principales referentes de la oposición.

Kirchner, también en forma exultante durante su discurso dijo que “Volvimos”.

La pregunta que cabe formularse, es si se refería a la vuelta a la plaza de Cámpora, hace 33 años atrás con sus consecuencias nefastas para el país, o a la plaza en la cual Perón echó a los “jóvenes imberbes” a la cual pertenecía Kirchner y que poco tiempo después arrastraron al país a un baño de sangre y violencia, o a la plaza de los “gordos” de la CGT, o a la plaza de los políticos que en el año 2001 fue repudiada por el grueso de los ciudadanos del país cuando reclamaron “...que se vayan todos...”, o a la plaza de los “mafiosos “de Duhalde, según la calificación de la Sra. del presidente ¿A que plaza se refería en realidad este confundido e impreciso presidente?

La imagen del palco oficial era sencillamente patética. En vez de mostrar al presidente con sus ministros y principales funcionarios de su gestión, en el mismo se encontraba el presidente, rodeado de los parientes y familiares de los secuestradores, inventores de las tristemente célebres cárceles del pueblo, torturadores, asaltantes de bancos, y de unidades militares, copadores de comisarías y de pueblos enteros, asesinos de gente inocente, de niños y mujeres. En resumen, rodeado de los allegados de los terroristas que iniciaron la guerra revolucionaria del 70 y que originaron el baño de sangre argentina en el país.

La escena era realmente bochornosa, triste y patética. Era un “revaival” de lo que fue la plaza de Cámpora y sus perniciosas consecuencias. Esta convocatoria teatral seguramente tendrá el mismo final y resultado.

Kirchner volvió a mentir cuando se refirió a los “30.000 desaparecidos” y seguramente también cuando mencionó que en aquel entonces estaba presente en la Plaza de Mayo.

Resultaba verdaderamente triste ver al presidente de los argentinos, pasear su desgarbada figura, de un lado al otro del palco, gesticulando y abrazándose  con esa gente tan radicalizada. Una indudable muestra de su propio radicalismo e intolerancia..

No hubo voz de la oposición que no condenara la decisión del gobierno en realizar el acto en esa fecha y en el enorme gasto de fondos del Estado, dinero aportado por los contribuyentes, destinados a costear un acto político partidario.

Pero hubo algo realmente positivo en este aciago día. En el Tedeum realizado en la Catedral en horas de la mañana, el Cardenal Bergoglio pronunció la homilía del día patrio.

La misma no tuvo desperdicio y pareciera, pese a que se aclaró que no era así, hecho a medida a los graves e imperdonables errores en la gestión de Kirchner.

Por supuesto este, impávido, como ausente y ajeno a las palabras del Cardenal. Nada le llega, un verdadero autista. No obstante, se notaba su nerviosismo e incomodidad por el hecho que alguien, cara a cara, en forma tan clara y precisa, remarque sus gruesas  falencias y las graves trasgresiones de este incalificable gobierno.

Salvo este hecho, un 25 de Mayo circense realmente para olvidar.

El 25 de Mayo, una de nuestras máximas y más importantes celebraciones patrióticas, fue malversada en aras de subalternos fines políticos partidarios

 

AVIZORA
ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com