Argentina
Secuestro del testigo Luis Geréz: ¿Será otra torpe maniobra del gobierno?
Alfredo Raúl Weinstabl
alfredo@weinstabl.com.ar

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías - Textos
históricos - Libros en línea


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

Papeleras: Uruguay contra Argentina - Duro golpe a la soberbia del gobierno - EL peronismo y su recurrente violencia en la era Kirchner - Lavagna presidente: El comodín de los oportunistas de siempre - Deuda Externa - ¡Cuidado... son tropas de comandos!

Otros textos del autor

010107 - La súbita desaparición hace un par de días de Luis Gerez, un albañil que  atestiguó en abril de este año, contra el ex intendente de Escobar Luis Patti  acusándole de haber sido torturado, sensibilizó no solo al gobierno sino a toda la sociedad argentina.


Kirchner se puso al frente de su búsqueda y manifestó que es un ataque para desestabilizar a su gobierno y provocar miedo a los testigos que deben declarar en los próximos juicios sobre hechos ocurridos durante el último régimen militar.


En el día de ayer pronunció un enérgico discurso por la red nacional de difusión, exigiendo la inmediata libertad del albañil desaparecido.


Como por arte de magia, el hombre apareció anoche casi una hora después de que había concluido el “convincente” discurso presidencial.


El periodista del diario Clarín, Eduardo van der Kooy se pregunta en una nota en ese periódico:
“¿Casualidad? ¿Apresuramiento el Gobierno para otorgarle al episodio la trascendencia que le dio? ¿Temor de los presuntos captores frente a un despliegue policial y de gendarmes que en las últimas horas había sido avasallador en Buenos Aires?”

“Podría haber algo de verdad en cada uno de aquellos interrogantes. Pero ninguno alejará la sensación de que siempre algo extraño y peligroso merodea la realidad de la Argentina.”


Sin embargo la pregunta que este periodista no se formuló, pero que en rigor de  verdad y para no dejar ningún camino sin analizar, hay otra posibilidad sobre la cual no hablan los medios. Esta es puramente especulativa ya que no hay pruebas o indicios que permitan afirmar fehacientemente esta hipótesis. Sin embargo hay varias coincidencias que hacen sospechar sobre una torpe y burda maniobra del gobierno.


Una truculenta e incalificable operación ejecutada a través de los “servicios” para denunciar que algunos sectores buscan desestabilizar al gobierno y fustigar, tal como normalmente el presidente hace, responsabilizando el hecho a la acción de “grupos parapoliciales o paramilitares”. Tampoco aquí hay indicios, sin embargo la hipótesis se formuló.


Siempre cuando alguna situación se le escapa de las manos, Kirchner busca
un chivo emisario para ocultar la realidad y confundir a la opinión pública.


Aprovechó la circunstancia para volver a agraviar y desacreditar a las instituciones armadas y policiales. Dijo que estas deberán recorrer aún un largo camino para superar la descomposición que  significó esa participación en la represión ilegal .


Debemos admitir la  falta de credibilidad ante los hechos tal como nos están siendo narrados por los medios. Hay demasiado casualidades y coincidencias juntas.
¿Puede alguien en su sano juicio creer que Patti, en su propio territorio, monte un show de estas torpes características? ¿Show en el cual este  más que nadie, sea el principal perjudicado?


Es conocida la animadversión de Kirchner contra las FF.AA. y policiales. El análisis de su conducta a través de estos ya casi tres años y medio permiten hacer esta afirmación. Muchos de sus esfuerzos durante su gobierno se focalizaron en este aspecto. La finalidad, una bien planeada campaña psicológica para instalar el descrédito y demonizar a estas fuerzas ante la opinión pública.


Paralelamente la ocasión se prestó para descalificar al ascendente político Luis Patti, jefe del PAUFE,. “Vamos por Patti” le habría dicho a Arslanian  ministro de seguridad bonaerense.


Y también seguramente para ocultar algún otra noticia que le es desfavorable


No caben dudas que en este hecho se buscó darle un fuerte sesgo y rédito político, como tampoco deberían haber dudas sobre la posibilidad cierta de esta hipótesis expuesta. En resumen pan y circo tal como los argentinos  ya estamos habituados. Nos gustaría equivocarnos.

Jean-Jacques Rousseau Vida y obra - La Ilustración - El siglo de las luces - La revolución Francesa

AVIZORA
/ ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com