Cargando

Un nuevo grave desacierto de
Cristina de Kirchner

Alfredo Raúl Weinstabl - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Peak "money"
- Argentina / Argentine
-
Elecciones 2007 en Argentina: La otra óptica
- Zbigniew Brzezinski
- La cirugía plástica o estética

 

 

010108 - Si algo anduvo mal en la gestión presidencial de Kirchner fueron, entre otros muchos aspectos, las Relaciones Internacionales.

Con casi todos los países con los cuales hubo o hay  intereses en pugna, las relaciones bilaterales no solo no mejoraron, sino que empeoraron. Y en muchos casos empeoraron por no solo por cuestiones de fondo, sin también cuestiones absolutamente formales.

En aquellos en los cuales Kirchner participó personalmente, su comportamiento, con ausencia total de las formas diplomáticas para tratar los asuntos del Estado, se sumó su conducta impropia de una persona civilizada.
 

Y lo peor, es que las relaciones empeoraron con los principales y más poderosos países del mundo, tradicionales amigos de la Argentina, que también eran los que más habían ayudado e invertido en nuestro país en el pasado.
 

Numerosas veces, muchísimos argentinos sentimos vergüenza ajena por los insólitos dislates y despropósitos de nuestro ex presidente en el manejo de las relaciones con el mundo.
 

Nuestro país quedó totalmente descolgado del planeta. Las estadísticas de prestigiosas instituciones internacionales nos colocan casi siempre en los puestos más rezagados de los diferentes rankings realizados.
 

Hasta su propia esposa, nuestra actual presidente, reconoció indirectamente estas falencias al expresar que uno de sus objetivos de su gestión es volver insertar a la Argentina en el concierto de las Naciones.
 

No obstante todo empezó mal para la nueva presidente desde el mismo momento que asumió la primera magistratura. A los pocos días estalló el conflicto de la “valija viajera” y su reacción fue absolutamente desafortunada y no meditada, causando un grave conflicto bilateral con EE.UU. Una verdadera falla de la Cancillería. Despropósito que posteriormente el Congreso avaló  al condenar a Estados Unidos por un hecho que investiga la Justicia.
 

Pocas semanas después, otra torpeza de nuestras Relaciones Internacionales. La decisión de mandar al ex presidente a la selva colombiana.


No se sabe a ciencia cierta, si fue un mensaje indirecto a los EE.UU. para mostrar su disgusto por el tema de la valija, sacar con esta noticia de la primera plana de los medios nacionales los graves problemas internos o  por su sincero  deseo de cumplir una loable misión humanitaria.

Descartamos de plano la tercer hipótesis. Pero sea cual fuese la estrategia que se quiso emplear, esta es a todas luces, una decisión equivocada.

Vuelve a mostrar al mundo su estrecha relación con el dictador Chavez, su alineamiento con su política socialista de viejo cuño, con su política de desestabilización de latino América y porque no mencionarlo, como lo dejó entrever irónicamente recientemente el Washington Post, la dependencia y “colonización” de Argentina por Venezuela.

La iniciativa fue del Presidente de Francia, Nicolás Sarkozy,  para lograr la liberación de Ingrid Betancourt secuestrada hace seis años por las FARC.

Sobre este genuino y loable objetivo se montó el presidente Chavez y armó este circo internacional,  logrando presionar al mandatario colombiano para que se negocie con los terroristas.

El compromiso electoral de Uribe, fue claro, acabar con la guerrilla, el narcotráfico y los paramilitares. Prometió mano firme y ninguna concesión a los terroristas, pero tuvo que ceder ante esta embestida.

Chavez logró instrumentar una presión internacional ante Alvaro Uribe para que se “rinda” ante los narcoterroristas de la FARC y libere a 500 guerrilleros detenidos, con sentencia firme en las cárceles colombianas

El que realmente capitaliza este circo mediático, es obviamente Chavez que lo conduce con su innata condición de showman teatral.

La llamada “Operación Transparencia” montada por el presidente venezolano incluye diversos medios materiales y a representaciones de siete países. Kirchner, conjuntamente con el canciller Taiana (1) cubren un rol  principal dentro de esta farsa mediática.

Toda la operación se trata lisa y llanamente de una inadmisible injerencia en la política interna de otro país, argumentando razones humanitarias.

Se busca negociar con la narcoguerrilla y hacer lugar a sus exigencias, en aras de un canje humanitario, forzando al gobierno colombiano a dejar en libertad a quienes la justicia de ese país encarceló por delitos terroristas.

Hacerlo sería alentar a estos delincuentes a continuar con las mismas prácticas, pero en este caso, es además debilitar al gobierno de Uribe que ha venido obteniendo victorias militares que han acorralado a las FARC, reduciendo significativamente su capacidad operativa.

 

Como conclusión de esta apretada síntesis podemos mencionar:

 

·        La idea inicial del canje humanitario para lograr la libertad de una ciudadana de su país, Ingrid Betancourt, fue del presidente francés, Nicolás Sarkozy.

·        Esta idea fue tomada por Chavez, que montó un inmenso show mediático reflejado en los principales medios del mundo.

·        El proceder de Chavez quitó la iniciativa al presidente de Colombia Alvaro Uribe y forzó a este a autorizar se negocie con la guerrilla.

·        Esta ingerencia en un país vecino debilita a Uribe en el frente interno.

·        La participación del ex presidente Kirchner en este circo mediático como ladero del dictador Chavez no favorece en absoluto a la Argentina. Muy por el contrario, mostrándolo en amenas charlas y a los abrazos con Chavez envía un mensaje negativo a los países de la Unión Europea, a los EE.UU y al resto de los países democráticos del mundo.

 

·        Resulta una tragicómica paradoja y un verdadero contrasentido, que alguien como Kirchner que integró o simpatizó con una organización terrorista en la Argentina, que asesinó, torturó y secuestró, que intentó llegar al poder mediante la violencia de las armas y que en su gobierno nombró conocidos terroristas en relevantes cargos en el Estado, quiera interceder por los derechos humanos. Precisamente esa organización los vulneró sistemáticamente y en la actualidad en la Argentina no se respetan con aquellos que lucharon y los vencieron en la década del 70.

 

·         El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner  tuvo un verdadero y seguramente no previsto éxito al lograr que esta aventura selvática, en la cual participa en un rol principal su consorte, que es seguida por los medios de todo el mundo, desaloje y eclipse el resto de las noticias de los principales periódicos y noticieros del país, ocultando las desfavorables informaciones sobre los graves problemas que aparecen a diario, haciendo inclusive que el “valija-gate” pase a un discreto segundo plano.

En definitiva un verdadero show mediático, con total rédito para Chavez y otro significativo deterioro internacional de nuestro país en su intento de mostrar el “cambio hacia un país en serio”.

 

(1) El Canciller Taiana, formando parte de la organización terrorista Montoneros, el 4 de julio de 1975, colocó un explosivo en el Bar "Ibérico" de Buenos Aires, asesinando una mujer y a un mozo que estaban en el bar, además de provocar varios heridos. Fue juzgado y condenado. Estuvo sólo siete años en la cárcel. Kirchner lo designó primero Secretario de Relaciones Exteriores, y luego Ministro de Relaciones Exteriores (Canciller), cargo en el que continúa en el gobierno de su esposa.

 

 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com