Cargando

Por mal camino (Pero cada vez peor)
Alfredo R Weinstabl - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Argentina: Retenciones a las exportaciones
- Los Kirchner y los 500 millones de dólares ...
-
Asco argentino. Miceli, Kirchner, Madres de...
- Un mundo feliz
- Hussein y al Qaeda: nada qué ver

 

 

260308 - No es un secreto para nadie que este gobierno es la expresión de la subversión y el terrorismo de la década del 70, que siguiendo la famosa “estrategia sin tiempo”, tan claramente expresada por  Mao Tse Tung, logró después de transcurridos ya dos décadas de los enfrentamientos revolucionarios, encaramarse en el poder político de la Nación.

No puede hablarse de una derrota de las Fuerzas Legales ya que el objetivo de los terroristas, de tomar el poder por la fuerza, empleando la violencia armada e instalar un régimen marxista leninista, similar a la de la Cuba castrista,  fue impedido y ahora es un postura absolutamente anacrónica, que ya no existe en el mundo.

Pero los derrotados de ayer, por negligencia, imprevisión o incapacidad de los vencedores de aquel momento, están ahora en el poder.

E irracionablemente, en vez de aprovechar la oportunidad de pacificar definitivamente los ánimos y cerrar las heridas de un período del pasado lejano y que ya pertenece a la historia argentina, reabren a estas volviendo a actualizar un conflicto que ya parecía superado.

Tanto Kirchner y su esposa reivindican sin disimulos de ninguna naturaleza, su simpatía y/o militancia, en aquel entonces, en la agrupación terrorista “Montoneros”.

Su gobierno está plagado de terroristas y subversivos en puestos relevantes de la conducción del país.

Y desde esas posiciones favorables en las altas esferas del gobierno nacional, llevan a cabo la paulatina y sistemática destrucción de las FF.AA. y de la Policía, la permanente persecución a integrantes de estas instituciones y la reivindicación de quienes protagonizaron la subversión armada.

Esta postura gubernamental es nefasta y sumamente peligrosa para el país, ya que una de las responsabilidades primarias del gobierno, la seguridad, está seriamente comprometida. En el plano interno se nota claramente por el nivel de delincuencia y delitos que baten todos los registros históricos. En el nivel de la seguridad exterior, nuestras FF.AA. están tan desarticuladas y disminuidas que nuestra vulnerabilidad se va a evidenciar, esperemos que no, cuando ya sea tarde subsanarla.

Como se expresó anteriormente, los objetivos de la década del 70 ya son  totalmente anacrónicos en el mundo de hoy, por el cambio de la situación política en todo el orbe.

Pero el verdadero pecado original del matrimonio presidencial, obviamente no superado, se  evidencia en el mal camino, una senda absolutamente equivocada, que están siguiendo en el ámbito internacional. Y ello se evidenció, entre otros, en el reciente conflicto entre Colombia, Ecuador, Venezuela y las FARC.

Primero la presidente Kirchner intentó ser la protagonista principal de las negociaciones de paz, pero fue prontamente eclipsada por la posición más moderada e equidistante de Brasil y Méjico. Lula pese a tener intereses comunes con Venezuela, inteligentemente no ocultó su buena relación con Uribe, el presidente colombiano.

Muy por el contrario, Cristina Kirchner se mostró absolutamente alineada y encolumnada detrás del dictador venezolano y con Correa, presidente del Ecuador. Está suficientemente comprobado, y hay pruebas concretas al respecto, que tanto Correa como Chávez mantuvieron vínculos y conversaciones con las FARC y que este último financió a la organización terrorista.

Recordemos que los que apoyan, dan refugio o apoyo logístico a terroristas, también son terroristas.

En vez de hablar con moderación y equilibrio, la presidente habló con el tono admonitorio de quien cree tener autoridad moral para ello. Se entrevera en una discusión pública con  Uribe, apoyando  a Venezuela y Ecuador y oponiéndose frontalmente con la postura de EE.UU. ¡Cuanta hipocresía!

¿Que autoridad moral puede tener una simpatizante o militante de un movimiento terrorista como fueron los Montoneros que cubrió a nuestra Patria de sangre en la década del 70?

Otro fracaso en el ámbito internacional. Y las consecuencias ya empiezan a aparecer.

El gobierno argentino se sienta ahora afectado y molesto por la gira de Condoleezza Rice por Brasil y Chile, con explícita omisión de la Argentina

 Hace unos años su marido agredió, desairó y ofendió públicamente a EE.UU. en la cumbre en Mar del Plata.

La Sra. Kirchner se da el lujo de insultar al gobierno de EE.UU (recuerden la operación basura con la cual acusó al gobierno de ese país cuando surgió el destino de la famosa valija viajera repleta de dólares)

Debería saber que nada es gratuito en el ámbito de las RR.II.

El presidente  de Francia, Jacques Chirac salteó a la Argentina en su visita a países de Sudamérica. Ahora lo hace Condoleezza Rice . Dentro de poco tiempo también lo hará la jefa de gobierno de Alemania, Angela Merkel.

¿Porque será? No hace falta mucha perspicacia ni inteligencia para deducir que el gobierno argentino es irrelevante e indeseable para los gobiernos de los países centrales.

No es para menos. El progresismo  de la Argentina va a contramano del mundo.

Es indudable que los sensatos propósitos que tenía la presidente referente a la inserción de Argentina y acercamiento a EE.UU. no lo está logrando en absoluto.  Muy por el contrario, el país se está alineando no solo con los perdedores sino con los países más  polémicos y conflictivos.

La presidente está demostrando que es tan contradictoria como su marido... y peor aún, actúa por impulsos viscerales. Debería definirse hacia donde va y que es lo que quiere. No se pude estar con Dios y con el Diablo.

 Cristina está sumando otro fracaso más a su gestión presidencial... y si seguimos así no tardaremos en caernos  del mundo.

 

 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com