Cargando

Amenazas a la libertad de expresión
Alfredo R Weinstabl - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Cristina e Isabel: Dos mujeres digitadas
-
La seguridad: Un atributo indelegable del ...
-
Los Kirchner y el dinero que no está
- Advierten sobre el Glifosato

- La revolución de la soja

 

 

170408 - Estimados amigos:

Me dirijo no sólo a los amigos que conozco personalmente, sino a todos aquellos con los cuales compartí intercambio epistolar por este medio y aquellos con los que, en alguna ocasión me han escrito para hacer algún comentario o crítica sobre mis notas y artículos. En definitiva, a todos aquéllos con los cuales interactué por Internet en el espacio cibernético.
 

Soy un ciudadano jubilado que, aprovechando su disponibilidad de tiempo y por el simple análisis que  efectúa de  la observación de la gestión del gobierno y sus funcionarios a través de la información pública que dan a conocer los medios y de la lectura de algunos periódicos, escribe breves notas y artículos, exponiendo su humilde opinión sobre los sucesos y acontecimientos que  ocurren en el país.
 

No soy escritor, periodista, formador de opinión, comunicador; tampoco revisto en ningún partido político ni milito en ninguna corriente de opinión ideológica. Lo único que me guía es poner mi granito de arena para lograr un país con un verdadero sistema democrático.
 

Estas notas y artículos suelen ser publicados en periódicos e informativos cibernéticos, en bloggs y frecuentemente levantados por periódicos del interior e inclusive del exterior.

No puedo negar que estas notas son fuertemente críticas del gobierno y de su forma de hacer política. Pienso que  no puede ser de otra manera. Son tantas las trasgresiones a las leyes, a la letra y espíritu de la Constitución, es tan escandalosa y generalizada la corrupción y es tan evidente el desprecio que el gobierno demuestra a diario por la capacidad de razonamiento e inteligencia de los argentinos, que creo no podemos ni debemos quedar silenciosos.

En definitiva, mis notas son simples opiniones de un ciudadano común, sin más información que la de los medios al alcance de todo aquel que  quiera y que  tenga un mínimo de sentido común y cordura para su análisis.

Como todos Uds. sabrán, el gobierno lanzó una nueva ofensiva contra los medios de comunicación. Muchos de éstos ya se despojan de su mansedumbre y acatamiento a este poder discrecional y autoritario que mantuvieron hasta ahora y comienzan a ser fuertemente críticos de los errores, dislates y desvaríos presidenciales y gubernamentales en general.
 

Todo lo expresado no constituye más que el prólogo de lo que  quiero poner a vuestra consideración.

Días pasados, mi familia, tanto los que viven conmigo como los que viven en otros domicilios, han recibido comunicaciones, a altas horas de la noche, de personas desconocidas, informando sucesos relacionados a accidentes de algún miembro de la misma, precisando nombres, detalles y direcciones, como dando a entender ue estaba perfectamente ploteada.
 

Concurrí a la Comisaría correspondiente a mi domicilio e hice la denuncia pertinente. Al principio, el Oficial que  me atendió deferentemente, no quería recibirla, dado que  no se habían realizado amenazas y, por lo tanto, no estaríamos en presencia de ninguna infracción o delito.
 

Ante mi insistencia y previa consulta a su superior registró la  denuncia.

Me expresó que frecuentemente inadaptados se dedican a este tipo de bromas de mal gusto y que  suelen ser hechos bastante frecuentes.
 

Puede ser, pero conociendo la metodología y procedimientos que utiliza en la mayoría de los casos este gobierno para “convencer,” también podría constituir una forma de intimidar y  amedrentar.

 Responde al estilo prepotente y patoteril del gobierno kirchnerista como lo viene demostrando desde hace más de cuatro años. ¿Porqué sorprenderse entonces?

No caben dudas que la situación política se está complicando cada vez más y no sería de extrañar que estos procedimientos ruines y cobardes, sean cometidos por adláteres del gobierno para minimizar las críticas, tratando de doblegar el espíritu de libertad de los ciudadanos argentinos, conculcando así uno de los pilares de la democracia
: la libertad de expresión.
 

Sin ir más lejos, en uno de sus últimos discursos, la probablemente “falsa doctora”, nuestra presidente, arremetió públicamente contra un dibujante que había tenido “la osadía” de dibujar una caricatura de ella en un periódico.
 

Simplemente les envío la presente para vuestra información y conocimiento.
 

Reciban un cordial saludo.

 

 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com