Cargando

Los Kirchner deberían renunciar o ser sometidos a juicio político
Alfredo R Weinstabl - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- ¿Un negro a la Casa Blanca?
-
El campo argentino continua la lucha
- Macabra adulteración en la era Kirchner
- Los cleptócratas son una plaga
- Nunca hubo un corrupto como Kirchner

 

 

050608 - El cúmulo de despropósitos, el elevadísimo grado de corrupción, la falta de transparencia de las cuentas públicas y de la información económica, las decisiones gubernamentales insólitas, las mentiras, embustes, engaños  y graves errores y torpezas cometidos por el matrimonio Kirchner, sumados a las permanentes y escandalosas transgresiones a las leyes y a la Constitución Nacional, seguramente no encontrarán parangón entre los mandatarios de nuestro país, desde prácticamente la Organización Nacional hasta nuestros días.

A ello hay que agregarle las graves fallas en sus condiciones personales y su dudosa moral, tanto personal como pública.

Y si lo expuesto no fuese suficiente, el escandaloso y torpe manejo del actual conflicto con el agro, que virtualmente origina una situación de escalada, profundización y extensión del problema, involucrando muchos otros sectores y originando un potencial y probable escenario de violencia, enfrentando argentinos contra argentinos.

Actualmente el país está dividido y peligrosamente enfrentado. La paz social, el requisito más preciado en toda sociedad, amenazado e incierto.

La declinación de la imagen presidencial (de ambos presidentes, el real y el virtual) ha caído en forma tan abrupta, que como es una característica de los Kirchner, también debe estar dentro de algún record internacional. La Sra. Fernández tiene una imagen positiva de solo unos puntos sobre el 20% y una negativa del 34%. ¡¡Perdió en unos pocos meses, lo que Bush perdió en seis difíciles años!!.

En la Argentina, se está siempre al borde de la violencia. Y Kirchner, tanto Néstor o Cristina, en su postura autista y de exacerbada soberbia, en vez de calmarla, la anima, y la incrementa. Ninguno de los Kirchner soporta la crítica, el disenso. Quieren el poder absoluto. Ellos son la verdad. Ellos son el camino correcto.

La deuda externa sobrepasa la que teníamos en el año 2001. La inflación real oscila entre 25 y 30 % con estimaciones mucho más pesimistas para el futuro cercano. La crisis energética se agudiza cada vez más. El país esta inerme y la inseguridad se manifiesta en todos los rincones del país. La pobreza volvió a incrementarse sustancialmente... pero simultáneamente el gobierno esconde y miente cada vez más.

Analistas extranjeros sencillamente no alcanzan a entender que un país que ha tenido un crecimiento sostenido en estos cinco años con un considerable superávit, en vez de mejorar, vuelve a acercarse peligrosamente a un profundo y negro precipicio. Tampoco lo entienden los argentinos.

¿Los Kirchner estarán en su sano juicio? ¿Comprenderán cabalmente hacia el desastre al cual están llevando al país? ¿Han perdido la cordura y el sentido común? (si alguna vez la tuvieron).

"Néstor esta loco", es la frase que más se escucha en reuniones y charlas informales entre funcionarios, gobernadores y legisladores peronistas. Por primera vez, hombres cercanos al ex presidente y jefes partidarios se muestran muy escépticos respecto a la gobernabilidad. En privado son muy pocos los dirigentes peronistas que se animan a defender la estrategia K, sobre todo respecto al supuesto golpismo de los productores agropecuarios.

En la concentración del campo en la ciudad de Rosario hace un par de semanas atrás, un dirigente rural expresó que la solución del conflicto era sencilla y al alcance de las manos. El único inconveniente era el matrimonio Kirchner.

Nosotros también pensamos que el escollo por un lado y el iniciador de la mayoría de los conflictos y problemas que actualmente sufre nuestro país, es el matrimonio reinante.

Nuestra Constitución prevé en sus sabios artículos la solución a ello. El juicio político. Lamentablemente en el Congreso, en sus dos Cámaras, tiene mayoría el oficialismo y sus integrantes están fuertemente “disciplinados” por el matrimonio presidencial.

Sus integrantes no responden a sus provincias o a sus representados, sino a la voluntad del Ejecutivo. Los Kirchner han destruido a muchas de las instituciones de la Nación, entre ellas la representatividad de los diputados y senadores y el adecuado funcionamiento del Congreso Nacional.

Es verdaderamente vergonzante, cobarde y escandaloso la actitud y comportamiento de los diputados y senadores que no se animan a disentir con los Kirchner, traicionando así alevosamente su mandato popular. Descartan de esta manera, la única forma  que podría evitar, de seguir la escalada del conflicto, revueltas, conmociones a la paz social y otras graves alteraciones al orden público y a la convivencia entre los argentinos.

Tal vez alguien podría pensar que lo expresado es una postura golpista.

Pero no es así, por el contrario, es exponer una solución a través de mecanismos institucionales a las graves crisis de diferente naturaleza originadas en la arbitraria y despótica voluntad de los Kirchner y a su ineptitud gubernamental y deponerlos o destituirlos por “mal desempeño y/o por delito en el ejercicio de sus funciones”. 

Pensamos que verdaderamente hay un negro futuro en el matrimonio reinante, lleno de nubarrones que presagian una fuerte y violenta tormenta. Ellos por supuesto lo saben.

Los Kirchner deberían pensar sobre las pocas palabras de esta nota. También los legisladores y demás funcionarios y dirigentes. O se retoma el carril de la democracia representativa o podrían ocurrir hechos impredecibles e incontrolables si estalla el incendio.

No pensamos que quieran fugarse, pero de tener esa intensión, sería recomendable tener siempre alistado un helicóptero (con un adecuado estado de mantenimiento) y una cañonera paraguaya en el puerto de Buenos Aires.

 

 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com