Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Los Kirchner: Imprevisibilidad, contradicción, incoherencia… mentira
Alfredo R Weinstabl - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- La Explotación  del trabajo infantil
- ¿Qué es el Club de París?
- 100 Mentiras de los Kirchner 100
- 25 verdades sobre las elecciones en EEUU
-
En España se acabó la fiesta

 

 

 

 

211108 - El matrimonio Kirchner es ya sin dudas la materialización de la mentira y el engaño. Ambos son un icono del embuste y la contradicción. Ya es difícil que un argentino no se haya percatado de esta característica tan negativa del matrimonio imperial.

Característica absolutamente descalificante para un líder. Máxime si es el líder de un país.

Hay decenas, seguramente centenas, de ejemplos de posturas, anuncios o promesas que son absolutamente falsas o diametralmente opuestas a dichos o hechos expresados con anterioridad.

En general todos los líderes políticos apelan a la manipulación de la opinión pública. La manipulación reside en verdades a medias, pequeñas modificaciones a la realidad y especial énfasis en lo que se quiere conseguir, acompañado con abundante publicidad y difusión por los medios.

Pero el doble discurso es parte esencial del estilo de conducción y liderazgo de los Kirchner. El doble discurso y la compra de voluntades. Nada relacionado con los objetivos nacionales. Nada relacionado con el bien general del pueblo o con la Patria.

Pero en el caso de los Kirchner esta cuestión pasa claramente la línea de lo tolerable y la decencia.

Son contradicciones o mentiras tan descabelladas o escandalosas que implican un verdadero menosprecio a la inteligencia de los argentinos.

Simplemente como un ejemplo de una de las últimas contradicciones de la Reina Cristina.

A propósito de la votación de la Ley de Emergencia Económica en aquellos difíciles días de enero 2002, la entonces senadora por la provincia de Santa Cruz, oponiéndose en aquella ocasión, expresó lo siguiente: “…Sigo creyendo que no se puede votar de acuerdo al color del partido que está en la Casa Rosada, porque yo no vine a esta bancada a representar al que está en la Casa Rosada, sino que vengo a representar en esta institución, y en este caso puntual, a los hombres y mujeres radicales, peronistas, frepasistas e independientes que quedaron allá en Santa Cruz, en el sur profundo, en el país profundo, como me gusta decir a mí...”

Hoy esta voluble, inestable y contradictoria mujer, sostiene una postura 180º diferente. Diametralmente opuesta a la que sostenía algunos años atrás.

Pero lo más saliente es que ambos lo hacen escandalosamente, sin disimulo, con un verdadera caradurismo y con el más absoluto convencimiento .......de que todos los argentinos somos verdaderos estúpidos nacidos de un repollo.

 

 

 

 


 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com