Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Argentina ya se convirtió en una estancia
Alfredo R Weinstabl - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Sarkozy reubica a Francia en la OTAN
- Inglaterra: Argentina no tiene“importancia"...
- Israel caerá en 20 años
-
Astor Piazzolla, esencia de Buenos Aires
-
Néstor y Cristina Kirchner: Los más corruptos

 

 

 

 


190309 -
 Hace no pocos días salió publicado en la primera plana de un importante matutino los valores de los fondos que el gobierno dispuso para su libre disposición y asignación en virtud de los superpoderes que el Congreso Nacional votó en su oportunidad.

¡Nada menos que 41.500millones de pesos! Esa enorme cifra sin control alguno para ser utilizada por la presidente, Cristina de Kirchner, discrecionalmente sin consentimiento legislativo.

Esa cifra representa un aumento del 26% del presupuesto original.

La “ley de leyes”, es llamada así porque es la que marca el rumbo de la gestión del gobierno mediante los fondos destinados a las diferentes actividades y emprendimientos previstos para ese año. En otras palabras refleja el plan de gobierno para ese período. Se la considera la más importante de las leyes que salen anualmente del Congreso Nacional.

Ahora bien, lo explicado es como tendría que ser.  En la era de la dinastía de los Kirchner no refleja en absoluto la dirección del gobierno. Muy por el contrario, refleja la ausencia absoluta de plan de gobierno alguno. Así durante los cinco años de esta lamentable gestión. De la misma forma como un barco sin timón que enfila hacia donde lo lleva el viento.

Todos remiendos, improvisaciones y supuestas soluciones a medida que se presentan los problemas e inconvenientes. Cuando no hay solución, se difunde algún anuncio para que salga con grandes titulares en la tapa de los periódicos para tender una cortina de humo, una verdadera operación de distracción para ocultar el problema sin solución. Y la solución es pospuesta y trasladada al futuro, cuanto más lejano mejor.

Esos anuncios conmocionantes, en general son en el mejor de los casos, expresiones de deseo o simples mentiras. Constituyen una perversa manipulación engañosa y falsa de la opinión pública.

También han desaparecido los mecanismos de control republicano. Los diversos organismos de contralor del Ejecutivo, la  Auditoria  General de la Nación (AGN), la Oficina de Anticorrupción (OA) en los cuales hubo intentos de limitar sus funciones o nombrar reconocidos oficialistas al frente de ellos, se suma la renuncia el acusador más duro de la era kirchnerista: Manuel Garrido, recientemente el fiscal nacional de investigaciones administrativas renunció con duros términos por el recorte de la intervención de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA). “Curiosamente” Garrido fue el que más denuncias efectuó contra el régimen de la pareja real.

Y ahora para colmo, la modificación del calendario electoral. Este nuevo hecho constituye una escandalosa e inadmisible maniobra para satisfacer las necesidades políticas del matrimonio reinante.

Se cambian las reglas de juego en pleno juego y se daña aún más la escasa credibilidad y previsibilidad que debe poseer un régimen democrático.

Todo lo expresado no debería sorprendernos. Exactamente como lo hizo la pareja real en su largo período al frente de la provincia de Santa Cruz.

No caben dudas que nuestro país es conducido y administrado como una verdadera estancia, por un patrón autoritario y personalista. Peleado con las estancias vecinas, con los capataces y la peonada.

Conclusión: Este país dejó de ser republicano y federal… es realmente una estancia… pero lamentablemente una estancia mal conducida y administrada.

Una estancia sin cultivos de ninguna especie y sin ganado.

Una estancia que está en las puertas de una quiebra… pero como no podía ser de otro modo con estos dueños, una quiebra fraudulenta y dolosa.
 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com