Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Otra torpe burla a los ciudadanos de Argentina y al espíritu democrático
Alfredo R Weinstabl - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Todo sobre Gripe o influenza porcina
- Tema de la 5ta Cumbre en Trinidad y Tobago
-
G 20: Previsto fracaso
-
Lo que no podía pasar, pasó
- El Imperio Digital

 

 

 

 


130409 -
 En las elecciones del próximo 28 de junio en Argentina, es muy probable que la dinastía de la pareja real que está precipitando al país a un caos sin precedente, finalmente caiga víctima de sus propias incalificables torpezas.

A partir de ese momento cuando los
Kirchner desaparezcan del escenario político, o porque dejen el poder e intenten fugarse o porque comiencen su inevitable desfile por diversos juzgados para terminar seguramente en la cárcel, empezará una nueva y difícil etapa en nuestro país.

Estará llena de dificultades de todo tipo tratando de reconstruir, lo que a lo largo de seis interminables años de desorden administrativo, caos y desgobierno, constituyó, tanto física como espiritualmente, una sistemática destrucción del sistema político, sus instituciones, la justicia, la cultura política y reimponer la degradada ética en los dirigentes.

Los
Kirchner tienen bien en claro lo que les espera en caso de perder en esos comicios.

Esa es la razón por la que emplean todos los medios posibles para revertir esta caótica situación y tratar de evitar el resultado que indican la mayoría de las encuestas y estudios de estos días.

Justifican para ello cualquier medio disponible. El viejo axioma “que el fin no justifica los medios” que rige la conducta de personas civilizadas, pareciera que lo desconocen o simplemente no les interesa tenerlo en cuenta.

Es así como el tirano hace unas semanas, introdujo en nuestra práctica electoral y como nuevo tema de estudio en el análisis político el
“voto o candidatura testimonial”.

Una verdadera aberración política que muestra su debilidad y desesperación electoral. Ello no hace más que espantar a los ciudadanos, con un mínimo de racionalidad. Ello No es objeto de este artículo tratar el tema, ya que fue ampliamente analizado y criticado por diferentes medios.

Esta nota busca poner de relieve otra burda y torpe decisión del déspota, la de presentarse como senador por la provincia de Buenos Aires.

Para hacer este corto análisis transcribo lo que fija nuestra Carta Magna (Cap II - Del Senado) al respecto:

Art. 55.- Son requisitos para ser elegidos senador: tener la edad de treinta años, haber sido seis años ciudadano de la Nación, disfrutar de una renta anual de dos mil pesos fuertes o de una entrada equivalente, y ser natural de la provincia que lo elija, o con dos años de residencia inmediata en ella.

Lo subrayado es lo que se vulnera ostensiblemente, en caso que
Kirchner se postule como senador.

Pero independientemente de lo que fija la Constitución, implica también una grave transgresión al espíritu de este artículo.

En efecto Kirchner es oriundo de la provincia de Santa Cruz. Nació en Río Gallegos y vivió casi toda su vida en esa provincia, excepto los cinco o seis años que curso en la Universidad de La Plata para obtener su título de abogado.

Desde el año 1987 hasta 1991 fue Intendente de Río Gallegos y desde ese año fue gobernador de la provincia de Santa Cruz. En 1995 hizo reformar la Constitución provincial para poder ser reelecto. Mantuvo su cargo de gobernador a lo largo de varias legislaturas, hasta el 22 de mayo  del 2003.

Podemos manifestar que Kirchner es un santacruceño con todas las letras y pergaminos.

¿Es lógico y racional entonces, que se presente como senador de la provincia de Buenos Aires, simplemente porque ha residido allí, mientras se despeñaba como presidente de la Nación, en la Quinta Presidencial de Olivos?

Kirchner residió en la Quinta de  Olivos, pero claramente no vivió en la provincia.

Definitivamente no tiene autoridad moral para representar a la provincia de Buenos Aires.

Hacerlo es volver a burlar el espíritu de la Constitución Nacional como ya es habitual en él. Son las clásicas
triquinuelas y engaños de mala fe, descaro, proceder artero y la malicia a que nos tiene acostumbrado.

También constituye una nueva burla y falta de respeto a los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires y un grosero agravio y desprecio  a la inteligencia del pueblo en general.
 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com