Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias

Biografías

Cristina y el resultado de la charlatanería
Alfredo R Weinstabl - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Adelante radicales: (y el pueblo al abismo)
- Made in Pampas: Redrado and Cobos
- Mariano Recalde: Corrupción de alto vuelo
-
Cuba derrota a la desnutrición infantil...
- "Tea party": Reunión Social o Conspiración ...

 

 

130210 - Todos los argentinos conocemos la característica más distintiva de la presidente: su afición de hablar  sin pensar lo que está diciendo y sus consecuentes consecuencias.

Trascendió una intimidad que fuera transmitida por uno de los “selectos” miembros de la exclusiva mesa chica que asesora a la pareja presidencial.

Es notorio y más que evidente que el matrimonio Kirchner no tiene el equilibrio, serenidad y la paz interior de personas normales. Mal se puede gobernar en ese estado. Más en un país como el nuestro que se está debatiendo en el lodo, por los innumerables conflictos de toda índole que ellos mismo han creado.

El informante habría comentado que ambos presentan carencias físicas que alteran su conducta y comportamiento de personas de esa edad.

Néstor presentaría serios problemas de impotencia y dificultades de erección originada por el intenso stress que viene sufriendo desde el 28 de junio y Cristina las lamentables consecuencias de tener un marido incapacitado para cumplir acabadamente con sus deberes maritales.

Si uno fuera buen observador, el lenguaje físico de ambos y sus características personales evidencian claramente esta falencia: el permanente enojo, la crispación, la dureza de sus gestos, su desequilibrio psíquico, la fuerte ansiedad, la agresividad y otro trastornos similares, claras señales que confirman plenamente alguna grave patología psíquica.

Cristina en muchas oportunidades adquiere todas las características de una persona histérica. (ref.1).

Todo se originó ya hace bastante tiempo atrás cuando alguien le comentó a Cristina que el consumo de carne porcina favorecía la actividad sexual.

Dicho y hecho. Obligó a su consorte a ingerir carne de lechón en todas sus formas conocidas: chacinados, jamón, embutidos, cochinillo al horno o a la parilla y otras diferentes variantes.

En la segunda quincena de enero, mientras se tomaron unos días de descanso del intenso trajinar gubernamental en su lujosa mansión en su feudo privado en El Calafate, en la provincia de Santa Cruz, Cristina tuvo su momento de amor y felicidad.

Afirmó públicamente que el tratamiento había arrojado un excelente resultado y recomendó a los argentinos al consumo de carne porcina.

Lo que se quiere destacar en esta nota es la enorme irresponsabilidad de la presidente, al hacer una afirmación, como si fuera una conclusión de intensos estudios de laboratorio y experimentación, cuando en realidad era un comentario entre comadres sin ningún tipo de asidero científico.

No hay ninguna constancia que la ingesta de carne porcina incremente la actividad sexual.

Sí, en cambio, que incrementa enormemente los niveles de colesterol y triglicéridos por la tendencia a ingerir la grasa porcina por su excelente sabor. Cristina la ponderó cuando la definió como “el cuerito crocante hecho galletita, algo riquísimo. Impresionante.” cuando el cochinillo está cocinado a la parilla.

No obstante el ex presidente y ahora diputado nacional, Néstor Kirchner, desilusionado, habría comentado que comió cochinillo, siguiendo los consejos e indicaciones de su esposa, con el propósito de endurecer determinadas venas que le interesaban muy particularmente y lo único que ha logrado es que se le endureciese la arteria carótida y probablemente algunas otras, pero no la que le interesaba en particular.

Este hecho lo llevó a una grave situación de riesgo físico y obligó a que se le practicase una operación quirúrgica de emergencia.

Personalmente, por ser un empedernido crédulo y optimista, siempre confiado en el gobierno, seguí las indicaciones de la presidente buscando incrementar mi alicaída y declinante situación sexual  y solo logré una severa indigestión que me obligó guardar cama y una exigente y dura dieta alimentaria por un par de días.

Conclusión, no crean una solo palabra de Cristina, sus anuncios son simplemente cháchara errónea y engañosa de una charlatana de feria.

Nota:

(1)   La palabra histeria proviene de hysteron, del griego útero, esta basado en la antigua medicina griega y desde allí tradicionalmente se la consideraba a la histeria como enfermedad del útero, por lo tanto de las mujeres. Estado pasajero de excitación nerviosa. Trastorno del grupo de la neurosis, típicamente psicógeno. Fue el primer objeto de estudio, por parte de S. Freud (1 885), en su elaboración del psicoanálisis. Según éste, en el enfermo histérico, se admite un anormal desarrollo psicosexual, con fijación en la etapa edípica; en la actualidad se reconocen, además, intensos componentes de fijación oral.
 

 


AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com