Argentina Al día
Irak fue solo el comienzo
Carlos Machado
karlos121@gmail.com

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

El clima: Nueva arma de destrucción masiva. Su manipulación con fines militares Leer texto

Otros textos del autor

10
05 - Ambiciones que matan


De acuerdo a estudios realizados por el Centro Internacional de Energía (ICE, según sus siglas en inglés), Irak posee la segunda reserva de petróleo del mundo, con 112.000 millones de barriles, aunque la entidad afirma que sus reservas potenciales llegarían a los 200.000 millones de barriles. Un informe del ministerio iraquí del Petróleo registró resultados similares, pero ahora nuevas estimaciones del Departamento de Energía de Estados Unidos aumentaron dos veces esa cifra. Si llegara a probarse que Irak posee realmente esa cantidad de reservas, su riqueza petrolera podría resultar mayor que la de Arabia Saudita -estimada en 260.000 millones de barriles- pasando así a ser la más importante del mundo. Otra notable ventaja económica, además de sus enormes reservas de crudo, la constituye el hecho de que en Irak los costos de producción son los más bajos entre todos los países productores de petróleo.

    Para Mahmoud Elkassas, periodista de la BBC de Londres, “en Irak se ha visto, por un lado, el interés de muchos países europeos en que sus compañías participen en los contratos petroleros, y por el otro la insistencia de Estados Unidos en permitir el acceso a esos convenios únicamente a firmas norteamericanas y británicas, competencia que refleja la importancia estratégica de aquel país”.  Y en realidad es así, esta importancia no es solamente económica sino también estratégica y política, en especial para grandes importadores de petróleo como Estados Unidos, consumidor actualmente de 20 millones de barriles por día, más de la mitad de los cuales son precisamente importados. Y esa vital necesidad de petróleo importado hace que la estabilidad económica y social del país del Norte dependa, en gran medida, de factores externos.  De allí que garantizar un suministro de crudo cuantioso y barato desde Irak reviste una importancia estratégica para Washington.

Vamos por todo, muchachos

    Por eso, y no por otra cuestión, el presidente George W. Bush necesitó imperiosamente lanzar su inconcebible guerra contra Saddam Hussein, acompañado alegremente por su vicepresidente Dick Cheney –con intereses en el mercado del petróleo, al igual que la familia Bush-, la Northrop Grumman y otros complejos industriales que giran en torno al equipamiento bélico en general. Sus iniciales fundamentos de la existencia de armas de destrucción masiva y la probable iniciación en el manejo de energía nuclear por parte de Irak cayeron, en poco tiempo, como un castillo de naipes en medio del viento, como están cayendo día a día los índices de confianza de sus gobernados –los que lo hicieron a esta hora lamentan en gran parte haberlo vuelto a votar- y está creciendo a pasos agigantados la oposición a esa guerra y a mantener tropas en Irak y Afganistán.

    Bush ya no será reelecto una vez más pues habrá completado –se supone- los dos períodos permitidos en Estados Unidos para que gobierne un presidente.  Pero le quedan aún dos años y medio de mandato, lo que es equivalente a decir que le queda mucho tiempo aún para seguir haciendo daño por acá y por allá en el planeta. Ya sea la ambición por el petróleo, o la ingerencia en algún país cuyo gobierno se esté tornando peligrosamente “enemigo”, o el nuevo objeto de conquista mundial que es el agua potable, no le faltarán excusas al etílico mandatario para enviar a sus muchachos –a esos mismos muchachos por los que sus familias claman por que estén en sus casas-  a arrasar todo lo que sea necesario para ir conformando, de acuerdo a sus delirios, las nuevas colonias de Estados Unidos en el mundo.

    De hecho, la guerrera administración Bush está sintiendo ahora una fuerte tentación de lanzarse contra Irán, bajo el pretexto de que este país decidió reanudar sus investigaciones en energía nuclear y estimulado, a la vez, porque allí accedió al nuevo gobierno un grupo muy radicalizado y decididamente antinorteamericano. Y en América Latina ya puso pie en el vecino Paraguay, con el asentamiento de una base militar –aeropuerto incluido- capaz de contener aviones de gran porte y decenas de miles de soldados, desde donde podrá controlar a su antojo, y desde corta distancia, a todos los países sudamericanos.

    Para muchos que están observando con preocupación este costado de la política exterior estadounidense, el juego ha comenzado.                                                   

Néstor Kirchner y el Agua: Cara y Seca ¿Doble discurso o ignorancia? - Negocio del hambre en Argentina - El Valle de Lágrimas del Presidente Kirchner - Volteretas de la deuda argentina De albricias y estafas recurrentes

Temas Que Queman


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 669515 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com