Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

La Defensa en la América Latina. En Tiempos de Globalización
Carlos A Pereyra Mele - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- ¿Qué es think tank?
- ¿Qué es el consenso de Washington?
- 100 Mentiras de los Kirchner 100
-
El Rey Juan Carlos acusado de hechos
- El Imperio Digital

 

 

 

 

 

160409 - El gigantesco tsunami está afectando a la economía mundial que se transformó en una crisis humanitaria global. Nos esta ocultando uno de ejes más importantes que implementó en su momento la Republica Imperial para consolidar su dominio planetario, cual es la gigantesca estructura militar que desarrolló desde los Gobiernos de Ronald Regan a la fecha.

La mirada de los países, sus dirigentes tanto políticos como económicos, en estos últimos días, estuvieron dirigidas a resaltar los resultados del súper promocionado G20, como una panacea que, con sus resoluciones, abriría un nuevo marco en las relaciones económicas mundiales. La realidad es que la posición de USA de mantener la hegemonía del sistema dólar centrista salió victoriosa frente a los embates chinos, rusos y de algunos países emergentes. Se preservó la estructura implementada por los acuerdos de Bretón Woods y solo se logró acordar un arreglo de fachada, resoluciones que en la práctica no representan la nueva realidad económica mundial. Por ello, este tema y otros de poderes mundialistas, se resolverán en nuevos round entre los países que quieren un cambio profundo en el sistema financiero económico (pues no quieren que se les transfiera el Default de USA a sus economías, porque ello les condiciona su desarrollo), y seguramente seguiremos sufriendo grandes y profundos altibajos y reacomodamientos económicos mundiales mas allá de los mensajes de los gurús económicos que ponen fecha al fin de la recesión y que no nos olvidemos, son los mismos que no acertaron anunciándonos la crisis a tiempo.

Por ello, debemos recordar los ejes de los tanques de ideas de USA que pensaron cómo debería Estados Unidos basar su estrategia para mantener su hegemonía este siglo XXI, y lo desarrollaron en tres grandes lineamientos: uno debía ser el manejo de las finanzas mundiales, y los otros dos puntos importantes: el dominio de las tecnologías de punta y el desarrollo de una hiper potencia militar planetaria que no había existido nunca hasta la fecha. Para lograr ello, el gasto de Defensa de USA superó en más del 50% el gasto de Defensa de todos los países del mundo.

Recordemos que uno de los principales puntos de la campaña de Obama para lograr la Presidencia fue la reducción del gasto militar y el control de los fondos destinados a cubrir los malos negocios de los especuladores, tema este último que no se cumplió, es más, fue ampliada la ayuda económica al sistema especulativo yankee.

En lo concerniente al tema militar, en estos momentos poco o nada se comenta y menos aún se recuerdan las promesas de campaña. Pero, esta semana, el presidente Barack Obama le pidió el jueves al Congreso de Estados Unidos 83.400 en fondos extra para financiar las guerras en Irak y Afganistán este año. El pedido, formulado para cubrir el resto del año fiscal 2009 -que culmina el 30 de septiembre-, agregaría esa suma a los más de 822.000 millones de dólares que el Congreso ha aprobado para financiar las guerras desde septiembre del 2001. Otro punto que debe encuadrarse en esta estrategia estadounidense es la decisión de Washington, de aumentar la presencia y responsabilidad de tropas de la OTAN en Afganistán y en el Este Europeo, el reciente acuerdo con Francia, la cual se integra a la OTAN: "Cuando Francia y Estados Unidos actúan conjuntamente, el futuro es más radiante", ha señalado Barack Obama. Esto no lleva a confirmar que la ratio militar sigue la dinámica que plantearan los think tanks oportunamente, y este esfuerzo presupuestario no se discute por más que la crisis económica mundial golpea fuertemente a todos los Países. Las guerras futuras gozan de muy buena salud.

Nos referíamos anteriormente que los países que concurrieron a la Cumbre del G20 que quisieron cambiar las reglas de juego se prepararían para nuevos round y seguramente en los nuevos encontronazos no deberíamos descartar el expediente militar.

Y ello nos lleva a plantearnos sobre la problemática de la Defensa en nuestra América del Sur, ante los nuevos paradigmas mundiales y con la conformación de bloques económicos continentales que están en progreso.

En lo estrictamente estratégico y doctrinal, visto desde la Defensa militar, debemos considerar que el control y desarrollo propio en: misiles de alcance medio y largo, portaviones y submarinos; tanques de batalla, equipos de guerra electrónica y contra medidas electrónicas y sistemas satelitales permite a una nación que se pueda defender y neutralizar posibles conflictos contra la misma.

Y si por razones variadas no se puede desarrollar este tipo de complejo, la infraestructura de inteligencia debe ser mantenida a cualquier costo porque va en ello la posibilidad de contar con información que permita estar alerta ante las nuevas amenazas que cada vez son más globalizadas.

Es también importante el desarrollo del complejo militar/industrial, porque permite la independencia en la materia y es además, generador de divisas importante de un país.

El tener un complejo tecnológico militar facilita disponer de recursos (humanos y materiales), que solamente disponen los países centrales y con ello evitar la dependencia para desarrollar emprendimientos propios y que estos no sean bloqueados por los embargos de materiales críticos para su desarrollo.

No son muchos los países con conciencia geopolítica y de Defensa en América del Sur y que debido a ella, están potenciando su sistema y complejos de Defensa destinando recursos económicos tecnológicos importantes para ello.

Tenemos los casos de Brasil, Chile y Venezuela como los que han asumido esta nueva realidad mundial y por ello incluyeron los refuerzos de sus sistemas de defensa (En el periodo 2004-2007, con 894 millones de dólares, Colombia es el país de la UNASUR con el más alto presupuesto en materia de compras de armas y equipos a los Estados Unidos. Luego se ubican Chile -762 millones de dólares- y Brasil -566 millones de dólares-. En este contexto, el presupuesto de Argentina en dicho período -166 millones de dólares- representa el 29% del de Brasil y el 22% del de Chile, y es similar al de Perú) Existe otro caso muy especial y es el de Colombia no por una decisión soberana sino por ser la parte necesaria para instrumentar el denominado “Plan Colombia” que desde la administración Clinton registra una total dependencia a los programas en materia de defensa que organiza y administra los Estados Unidos desde el Comando Sur y que se quieren imponer como un modelo a copiar para el continente. En ese proyecto, las fuerzas armadas de Suramérica se reducen a ser simples gendarmes que controlen sus territorios contra el denominado narcoterrorismo, el terrorismo internacional, la delincuencia, las mafias o los desbordes sociales y nada más. Que las FFAA no sean más participes de una defensa integral de la nación, que resguarden y cuiden los recursos naturales que son la base del futuro despegue de América del Sur, que no generen nunca mas recursos tecnológicos para luego ser utilizados por la industria civil (caso misil Cóndor argentino). Es esta nueva doctrina de USA para la región que viene a suplantar a la de “Seguridad Nacional”. En síntesis, que estén capacitadas sólo en la doctrina para enfrentar conflictos de baja intensidad, para lo cual no es necesario unas fuerzas armadas con gran capacidad tecnológica, equipos militares ligeros dependiente de suministros extranjeros para cubrir la necesidades de este tipo de conflicto.

El salir de este corsé ideológico militar se lo ha planteado muy especialmente el país que está tomado la delantera en casi todas las áreas: económica, política, tecnológica de la región como es el caso del Brasil, conocedor que: Poder Económico y Poder Militar se complementan uno a otro. A este respecto, el proyecto más ambicioso es el del submarino nuclear (con aportes de tecnología francesa y argentina), que sería botado en 2020, y cuya misión sería la de proteger los importantes yacimientos de petróleo del mar brasileño, junto con el resto de la flota. También podemos mencionar los planes de adquisición de un segundo portaaviones, la firma con Francia para la producción de submarinos convencionales Scorpenne, aviones caza Raffale, y el nuevo plan de fabricación de armas que incluirá una asociación con Rusia para producir aviones de combate y plataformas lanzamisiles. Entre los años 2004 al 2008 Brasil se encuentra entre los países del continente que han realizado una fuerte inversión en el área defensa junto a Chile , Colombia y Venezuela, es parte de una planificación de Defensa que lleva varios años en el 2006. El Coronel Oswaldo Oliva Neto, coordinador del Núcleo de Asuntos Estratégicos NAE, elaboró una propuesta para la creación de una fuerza militar unificada del continente, que a la postre, con algunas modificaciones, se consolidó este año con la creación del consejo Suramericano de Defensa sin la participación de USA en sus estructuras y dependiente del UNASUR, este organismo que también impulsó Brasil para no sufrir el menoscabo de nuestros intereses en una OEA totalmente sometida a los intereses de Washington. La hipótesis de conflicto que manejan las FFAA de Brasil, por lo que sabe, es la de proteger sus inmensos recursos naturales esparcidos en una nación gigantesca.

Otro país con conciencia geopolítica es Chile. Este es el País que más ha invertido en compras de armamento utilizando una ley del Dictador Pinochet que permite que las Fuerzas Armadas de Chile financien sus compras militares a través de la Ley Reservada del Cobre que les da el 10 por ciento del total de las exportaciones de Codelco, y como en los últimos años el precio de ese mineral se incrementó considerablemente, las FFAA encararon un proceso de reequipamiento que supera ampliamente los posibles conflictos regionales en que se pueda involucrar Chile. (Chile tiene disputas territoriales con Bolivia y Perú. Su influencia geopolítica en Bolivia se vio incrementada por las inversiones que realizan capitales chilenos en las zona de la denominada media luna Boliviana, territorio por el momento apaciguado por la acción de Brasil y Chile en conjunto con la UNASUR cuando todo hacía prever un conflicto interno con tendencia separatista que es un proceso controlado pero no resuelto).

Adquirió aviones F16 de ultima generación, artillados con misiles Amraam que le dan el la zona un gran superioridad aérea. Fragatas tipo Spruance, de fabricación norteamericana, que cuentan con cuentan con misiles Tomahawk, considerados como armas de destrucción masiva. Fragatas de segunda mano al Reino Unido, dos nuevos submarinos, sistemas de misiles y tanques alemanes “Leopardo” únicos por su poderío en América del sur. ¿Qué justifica la compra de submarinos, aviones, tanques y fragatas? ¿Contra quién se arma Chile? ¿Hay amenazas inminentes a la soberanía del país? Estos interrogantes siguen siendo una incógnita.

La otra nación del continente con concepción geopolítica es Venezuela y dado las maniobras desestabilizadoras que sufrió el régimen de Hugo Chávez Frias por parte del Hegemon estadounidense y al embargo de armas y repuestos que practica contra las FFAA Venezolanas, Chávez buscó establecer vínculos muy fuertes con dos países del continente como son Bolivia y el Ecuador, y modificó las hipótesis de conflicto y la doctrina militar donde se estableció una de Defensa Popular en la que todos los ciudadanos partirán de la misma, en la practica es la vieja doctrina de la nación en armas, con aportes de la doctrina de defensa Cubana (Cuba es la otra nación hispano parlante que tiene concepción geopolítica ), que se desarrolló a partir de la idea de una invasión a la isla caribeña por parte de Estados Unidos. Chávez no descuidó el desarrollo de un complejo industrial/tecnológico/Militar propio, que le permita el disponer de armamento moderno y repuesto para los mismos fabricados en Venezuela, y por ello realizó una serie de adquisiciones de armas a Rusia, que incluye aviones caza-bombarderos Su-30 Mk2 y 53 helicópteros Mi-17 B5, Mi-35 y Mi-26, fusiles Kalashnicov (fabricados en gran parte en Venezuela) y vehículos blindados livianos a los que deben sumarse naves de guerra y tres submarinos clase Amur, la modernización de la aviación de transporte, sistemas de defensa antiaérea y de guerra electrónica. Desde lo estratégico Venezuela ha ofrecido a la flota Rusa sus puertos y también la facilidad para que aviones de largo alcance rusos utilicen las instalaciones aeronáuticas de dicho país. Un gran número de personal está siendo capacitado en Rusia como parte de los acuerdos firmados. Con China está negociando la compra de aviones de entrenamiento y de radares tridimensionales y además tiene un acuerdo con esta última nación para que, utilizando cohetes chinos, Venezuela pueda lanzar satélites al espacio exterior. El 28/10/2008, el Satélite venezolano Venesat-1 fue lanzado desde China, como parte de los acuerdos de cooperación tecnológica establecidos por ambas naciones.

El caso Argentino dista mucho de alcanzar el desarrollo y la importancia de los países aquí brevemente analizados en lo que a sistema de Defensa y pensamiento Geopolítico propio nos estamos refiriendo. Todavía en este país se vive con el síndrome del militarismo dictatorial que ocasionó graves quiebres en la sociedad y es un tema tabú aún en la sociedad en general, hablar de Defensa Nacional (en lo estrictamente referido a doctrinas de Defensa y de pensamiento geopolítico auténticamente suramericano en la argentina, encontramos tres personajes en nuestra historia: Juan Manuel de Rosas, Julio A. Roca y Juan D. Perón. Después de ellos sólo hubo algunos pensadores pero que no pudieron llevaron a la practica su pensamiento), no debemos olvidar, que las actuales circunstancias mundiales, las luchas por los recursos naturales y la defensa de los mismos, exigirá a las dirigencias revertir este estado de indefensión en que nos encontramos hoy en día, (sino queremos perder todas nuestras potenciales riquezas), con un escaso presupuesto militar que solo alcanza mínimamente para pagar sueldos que no evita la sangría de las bajas de personal militar capacitado. En los últimos años, la Argentina volvió a tener Hipótesis de conflicto (durante varios años vivimos bajo la idea de no tener hipótesis de conflictos y fue la razón esgrimida que permitió el desmantelamiento del importantísimo complejo militar industrial tecnológico argentino, que hoy lamentamos). El Ministerio del área considera en la actualidad que la defensa de los recursos naturales es una prioridad de las FFAA, pero para poder desarrollar esos objetivos se debe reequipar y reforzar el armamento que no se renueva desde antes de la guerra contra el Reino Unido, hace ya más de 27 años y en un mundo donde los nuevos round como lo afirmamos más arriba pueden tomar el camino del conflicto llegando hasta el bélico. No tener la capacidad disuasoria, como es la ratio militar puede ser el principio de males mayores por no prepararnos a tiempo.-

Córdoba 12 de abril de 2009
 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com