Otros textos del autor
Siembra y cosecha de agua

Daniel Pustilnik

geocom@dcc.com.ar

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías - Textos
históricos - Libros en línea


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

Inundaciones, secas y cambio climático - La Guerra del agua ha comenzado - Argentina Al día - Textos sobre Ciencias Sociales y Filosofía

300906 - Icho Cruz (Cba) - Los bajos submeridionales y casos similares

 

Teniendo en cuenta que es “normal” que se pase casi simultáneamente de un período de  falta  de agua a otro, donde la abundancia de  lluvias perjudican la producción y a las poblaciones en general, dominar  por parte del hombre estos factores  eventuales, no alterar el equilibrio ecológico, o modificarlo favorablemente, constituye un desafío para los técnicos y científicos que aspiren a mejorar las condiciones de vida y del medio ambiente.

 

El desarrollo de una infraestructura de recarga artificial de las aguas subterráneas  a partir del agua de lluvia y el escurrimiento superficial, permitirá almacenar  en profundidad el agua dulce sobrante en época de excesos (depositar), para cuando se la necesite en épocas de seca (retirar), ir mejorando el “bolsón” en calidad  y extraerla de una manera racional, en función del agua almacenada, duración estimada de las necesidades, etc.

Como ejemplo de lo que NO  debe hacerse: anualmente y desde hace décadas se habla  del problema de los bajos sub-meridionales que  se extienden  en unos 5 millones de hectáreas.-

Los mismos cíclicamente estaban inundados o no ofrecían, salvo muy escasas excepciones, agua  de calidad aceptable  para  la vida  humana o animal. Pues bien, luego de costosos estudios, se procedió a canalizar buena parte de los mismos, sin las correspondientes obras de retención (represas y compuertas) cercanas a esos canales.


Como se sabe ya desde hace más de un siglo al desagotar rápidamente los campos se va produciendo un descenso del nivel freático, el que se encuentra altamente salinizado. El agua escurrida alcanza rápidamente los cursos mayores de agua perdiéndosela para  siempre.

 

Ahora bien: qué habría ocurrido si  cada tanto , en los lugares menos salinos se hubiesen construido buenas compuertas y represas, y recién que éstas se colmaran se dejaran escurrir por los canales a la próxima represa ¿...?

 

La respuesta es obvia: solamente se perderían los excesos y quedarían las reservas en esos depósitos para paliar la época de escasez.

 

Esto nos introduce al concepto bastante  estudiado en otros países de los BANCOS DE AGUA.

 

Se debe tener en cuenta que NO TODOS los lugares son aptos para éstos fines, siendo la geoeléctrica , las perforaciones de exploración, sedimentología, etc, las  armas fundamentales de las obras  que  se puedan  planificar.

 

En las zonas que de acuerdo a los estudios previos resulten aptas, se  pueden  aprovechar las cunetas, canales, paleo-cauces, bajos, lagunas, etc. para, en la época de lluvias derivar el agua (por mantos o inyección forzada hacia trincheras, pozos, o perforaciones rellenas, hacia los lugares de menor salinidad relativa a fines de “almacenar” (DEPOSITAR)  el agua en el subsuelo y explotarla (EXTRAERLA) en épocas de seca.

 

Como es bien sabido, en ese período  los pozos se salinizan, debido a la intrusión del agua salada en los “pools” o bolsones de agua dulce. Por lo tanto, se deben estudiar no solo la forma y dimensión  de éstos lugares y del agua salada “flotando” por abajo del bolsón de agua dulce a efectos de deprimir la masa de agua salada y permitir el acceso de la  pequeña “capa” de agua dulce hacia el bolsón respectivo.

 

En cuanto a la  sequía es una circunstancia (respecto a un valor de referencia). Por ejemplo, 1 mes sin lluvias en Misiones equivale allí a una seca.  Dos meses sin lluvias en Santiago del Estero es normal.

 

Un modelo matemático de simulación  permitiría comprender y verificar el comportamiento de una bolsón de agua (“napa”). Extrapolando éste modelo, se puede  prever la respuesta en otros lugares, lo que permitirá planificar los lugares a “sembrar”, para después “cosechar” el agua en épocas de seca.

 

Ya no hay lugar para caminos fáciles: hay que dejar de hacer política partidista en una superficie mayor que muchos países Europeos, formar equipos multidisciplinarios, corregir las deficiencias y contribuir a ponerla  en marcha mejorando una región que puede ser fecunda en lugar de agravar la situación.

 

Los conceptos vertidos son pura responsabilidad del autor. Ningún derecho reservado con expresa citación de la fuente.-

Elecciones legislativas argentinas 2005 - El monocultivo de soja transgénica - Llamado a los jueces del mundo - Temas Que Queman
 


 

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com