Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias

Biografías

Soberanía nacional y terratenientes extranjeros
Enrique Oliva - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- 5 crisis invisibles 5: Las que no queremos ver
-
Israel caerá en 20 años
- Los que financiaron el golpe en Honduras
-
6 millones de chicos pobres en Argentina
- Todo sobre Honduras

 


050809 - El inocultable ataque a las riquezas naturales de nuestro país por parte de intereses imperiales, pone en serio peligro, por inacción o corrupción, a la soberanía nacional.

Hoy damos una denuncia reciente enviado por el sitio de Lamgen Patagonia, diciendo:

Preocupa que alteren el habitat: Llegaron los Marines a la península de Valdés

Dos investigadores del Centro Nacional Patagónico y la Universidad de la Patagonia, denunciaron que un organismo de la Marina estadounidense realiza investigaciones con aparentes fines militares en la Península Valdés, sin conocimiento de las autoridades.

“El caso que ha puesto de manifiesto una situación irregular (que se repite desde la década del 70) es un proyecto de investigación titulado “Assessment of Acoustic Adaptations for Noise Compensation in Marine Mammals” cuya directora es la Dra Susan E. Parks, de la Pennsylvania State University, Applied Research Laboratory.”, señalan en su presentación ante la Cancillería y diversos organismos del Gobierno de Chubut, los investigadores Marcelo Bertelloti y Daniel Pérez Martínez.

El Gobierno local nada ha dicho sobre este asunto, que tomará estado público a partir de esta publicación, como tantas y tantas otras cosas.

Según los investigadores, “en un informe oficial realizado por la Dra Parks a la ONR (Office of Naval Research, USA) agencia que le adjudicó el subsidio, se pone de manifiesto el objetivo y las metodologías que se comenzaron a aplicar en 2008 y continuarán durante 2009 en Península Valdés”.
“(…) la Oficina de Investigación Naval, (es) una agencia estatal cuyo objetivo es la búsqueda de soluciones científicas y tecnológicas para el uso militar de la Armada y el cuerpo de Infantería de Marina de los EEUU”, por lo que no es difícil deducir lo que están haciendo en los delicados ecosistemas de los golfos Nuevo y San José.

“El departamento académico de la Universidad de Pensilvania desde donde se realiza la investigación, Applied Research Laboratory (ARL) tiene como misión servir como centro de excelencia para la investigación en tecnología y defensa con foco en misiones navales militares. Este departamento conforma un consorcio con la ONR, y Sistema de Comando Naval (Naval Sea Systems Command – NAVSEA)”, detalla el texto de la presentación de los dos científicos argentinos.
“En los documentos adjuntos, se demuestra que toda la línea de investigación, en conjunto con el instrumental utilizado en estas investigaciones (D-tag, acústica pasiva, sonares, etc.) ha sido subsidiado por la ONR con objetivos militares”, afirma además ese texto.

Bertelloti y Pérez Martínez aportaron además “documentación sobre una denuncia en EEUU sobre el abuso de uso de permisos de investigación de estas agencias, utilizando sonares militares, resultando en un fallo en la corte federal para la detención inmediata de estos experimentos científicos”.

A pesar de que no hay constancia de un permiso oficial para esas tareas, “la Dra. Parks, ingresó a la provincia durante 2008, bajo la categoría de asistente en otro proyecto de investigación presentado por la Dra Rowntree con el aval en Argentina del Dr. Mariano Sironi”, explican los dos denunciantes de la situación.

“Este último proyecto tiene el aval en Argentina de la ONG Instituto de Conservación de Ballenas, que a su vez es una sede y representación en Argentina del Whale Conservation Institute / Ocean Alliance (WCI/OA), de los EEUU”, describen luego.

Según Bertelloti y Pérez Martínez, “se comprobó además, que en el mismo proyecto, no solo se incluyó a la Dra. Parks bajo la categoría de asistente (quién en realidad es investigadora principal en los EEUU con un subsidio de 300.000 dólares) sino que se incluyó una larga lista de asistentes y voluntarios entre los cuales se incluyen varios investigadores de renombre en el exterior que lideran agencias y programas de investigación”.

“Este es un ejemplo, de cómo grupos de investigación extranjeros pueden ingresar “encriptados” dentro de otros proyectos que se presentan vagamente, con una extensa lista de colaboradores”, para desarrollar proyectos desconocidos para las autoridades y el público, con el agravante en este caso de su presunto destino final de uso militar. - Fuente: Rawsonline.net

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com