Cargando

“El Club de Paris no demostró ninguna generosidad”
Eric Toussaint - Otros textos del autor

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Los Kirchner y la deuda externa ilegítima
- La engañosa independencia de los Bancos ...
- System breaks
- La fraudulenta independencia de los Bancos
- Google Chrome, Google’s Browser Project

 

 
 


030908 -
La Libre Belgique - Vicent Slits - Entrevista a Eric Toussaint del 2005
 

Eric Toussaint, presidente del Comité por la anulación de la deuda del Tercer mundo, juzga insuficiente el gesto de los países acreedores del Club de Paris en relación con las economías afectadas por el tsunami. « El drama provocado por el tsunami conllevo una corriente enorme de simpatía y de generosidad en las opiniones públicas de los países acreedores.

Frente a este movimiento, el Club de Paris (que agrupa 19 de los países más ricos del mundo) no podía quedarse sin reaccionar. No obstante, el Club de Paris no ha sido capaz de demostrar una verdadera generosidad que hubiera consistido en la anulación total de la deuda » él nos explica. Y de añadir : « El Club de Paris tiene miedo a que los países endeudados se declaren ellos mismos en defecto de pago y que decreten un moratorio en forma unilateral. Ya pasó recientemente, en Argentina al final del año 2001, cuando este país por iniciativa propia decretó un moratorio sobre la deuda pública de 100 mil millones de dólares en relación a los acreedores privados. Tal sucesión de moratorios le perjudicaría al Club de Paris que vendría pues a perder el control de la situación pero también una parte de su credibilidad. Eso explica que los países acreedores tomaron la iniciativa, proponiendo ellos mismos un moratorio pero definiendo las condiciones de este».

No se dio ninguna solución estructural

Por Eric Toussaint, el moratorio sobre la deuda, o sea una suspensión temporal del reembolso no ofrece ninguna solución estructural a las economías afectadas, o sea Indonesia, Sri Lanka y Seychelles. « A plazo, estos países tendrán que rembolsar integralmente sus deudas : no podrán pues liberar márgenes de maniobra para ayudar a la población. Y durante la suspensión, los intereses van a seguir amontonándose. Por otra parte, los países acreedores otorgan tal moratorio solamente a la condición de que se emprenden ciertas medidas económicas y sociales en el marco del consenso de Washington, del cual el FMI y el Banco mundial son los guardianes. Resulta de eso una política de inspiración neo-liberal que se basa en la apertura de las economías a las exportaciones y a las inversiones de los países acreedores, apertura que va a la par de programas de austeridad a nivel de los gastos públicos y sociales » continua nuestro interlocutor. Quien menciona el caso de Indonesia : « Las recetas del FMI tuvieron resultados muy negativos, al empujar las tasas de interés encima del 20%, lo que conllevó la quiebra de 18 grandes bancos indonesianos y la desaparición de varios miles de empresas. Por este país que había puesto fin a los acuerdos con el FMI, el aceptar este moratorio dice mucho de la gravedad de lo que acabó de sufrir. »

Eric Toussaint aboga en favor de la anulación de la deuda de estos países. « Por tres razones. Primero : estos deben poder disponer de sus ingresos fiscales para satisfacer sus propias necesidades en vez de consagrar estos ingresos fiscales al reembolso de la deuda. Segundo, hemos calculado que los países afectados por el tsunami han rembolsado desde 1982, el año del desencadenamiento de la crisis de la deuda de los países del Tercer mundo, once veces lo que debían en aquel entonces, o sea un total de 880 billones de dolares. En efecto, entraron estos países en un ciclo de endeudamiento permanente. Tercero : en varios de los países afectados como la Indonesia de Suharto desde 1965 hasta 1998, gran parte de la deuda es de incumbencia legal en lo que se denomina deuda odiosa, o sea una deuda contraída por un gobierno despótico que se endeudó sin preocuparse de la población. Es en nombre de esta doctrina de la deuda odiosa que Washington obtuvo de sus socios del Club de Paris la anulación del 80% de la deuda iraquí contraída durante el régimen de Saddam Hussein. Tal medida podría por lo mismo aplicarse a los países asiáticos”.

Traducido por Virginie de Romanet (CADTM Belgica)

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com