Otros textos del autor
Técnicas de guerra de 4ta generación
Horacio Garetto
hgaretto@wilnet.com.ar

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías Textos
históricos Libros en línea


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

Guerras de 4ta generacioón - ¿Está Israel arrastrando al mundo a una cuarta guerra mundial? - ¿Qué es el sionismo?  - ¿Qué es Hezbollah? - Perfiles guerreros -

0806 - Gran Bretaña desbarató otro “plan terrorista. ¿Será?
Anunció la policía de Gran Bretaña el jueves 8 de agosto que había terminado de desbaratar un tremendo complot para hacer explotar una serie de aviones en pleno vuelo entre el Reino Unido y los Estados Unidos y que detuvo a 21 personas.

Los servicios de seguridad elevaron el nivel de amenaza de Inglaterra de “crítico” a “severo”, el más alto de todos, lo que significaría peligro “de ataque inminente”.  

Scotland Yard no aportó pruebas. Solo el show.

No se dice, pero la maquinaria insinuante-señalatoria no falla.  Se mueve unánime, como un coro dirigido por un director de orquesta, como un grupo de perros al amo. Todo está al servicio de la guerra contra el Islam. Y el Islam está comunicacionalmente indefenso. A la intemperie. No tiene voz. No tiene periodistas. No tiene articulistas. No tiene editorialistas. No tiene abogados. No tiene prensa. El Islam fue marcado a fuego para el sacrificio. ¿Occidente está preparando un Holocausto musulmán? No lo decimos nosotros. Lo dice un profesor alemán: “tengo miedo de que lo que le hicimos a los judíos volvamos a hacerlo contra los árabes”. Se lo comentó el profesor de economía Wolfang Richter a la revista inglesa New Statesman. ¿No está esto acaso en la agenda del proyecto de “la guerra de las civilizaciones” huntingtoniana, el manual hiperbélico del supremacista anglosajón Samuel Huntington? Y para hacer la guerra hay que tener consenso. Y para tenerlo hay que generarlo. Y para generarlo hay que fabricar pretextos. Y para justificar holocaustos y violencias, los anglosajones piensan que hay que demonizar al enemigo.

Para nosotros, en cambio, se trata, simplemente, de una especie de “service de mantenimiento” periódico de la maquinaria de la guerra contraterrorista. Un  “service de mantenimiento” del monstruoso montaje, de la monstruosa maquinaria puesta en marcha por el hiper poder militar/mediático/petrolero/financiero del eje anglosajón-israelí desde, se puede decir, los horribles hechos de Buenos Aires.

Esto de Londres, es simple rutina de los funcionarios de la maquinaria. Hacen monitoreos, lanzan globos de ensayo, estudian y  evalúan la reacción que producirían futuros ataques “terroristas” en la sociedad. “Cuantifican” bases de datos que los ayuden a calcular bien, si se precisase, un nuevo ataque, tal vez uno mismo antes de las elecciones de noviembre, o tal vez uno antes de Octubre. El general retirado Gul Haamed, exjefe de los temibles servicios secretos de Pakistán, acaba de declarar en Rawalpindi que los anglosajones atacarán en Octubre, en simultáneo, Siria e Irán. Sin causa real. Es la arbitrariedad absoluta. Es el espanto. Antes de hacerlo, se pone en marcha la maquinaria de fabricación de pretextos.

Una vez lanzado el proyecto de la guerra contraterrorista no hay retroceso. No hay vuelta atrás. Al enemigo elegido se lo marca con hierro al rojo vivo.  Un verdadero Moloch. Moloch era un Dios demoníaco que permanentemente precisaba ser alimentado con sacrificios. El monstruo de la guerra contraterrorista tiene que ser alimentado permanentemente con atentados, alarmas, complots, bombas, decapitaciones, angustias, desastres, tensiones. No se tiene que olvidar ni dudar nunca la gente de que el “terrorismo existe realmente”. Si no se tienen dudas, mejor, pero si se tienen que se mire la TV y las conferencias de prensa con los supergenerales del Pentágono, super expertos en Inteligencia, expertos en comunicaciones, en relaciones públicas. Allí los escépticos que vean que “real” que es el terrorismo. Miren, miren, parecen decirnos, el monstruo es “real”. ¿Será?

Rafaela Santa Fe - El Clima Nueva arma de destrucción masiva - La Reforma Agraria en Venezuela
 

Obsérvese que cada vez que el eje anglosajón/israelí padece un desastre de relaciones públicas tiran sobre el escenario mediático un complot, una monstruosidad terrorista, una alarma, un atentado. Algo inventan. Es una técnica para desviar la atención de la gente. Justo el mundo entero venía espantándose de las violencias del régimen sionista/israelí sobre los palestinos de la franja de Gaza, y de la inhumana destrucción del Líbano, el legendario país de los cedros. Eso no conviene. Entonces “te largan” el escándalo de los “malditos terroristas” que van a volar “otros aviones” de los “buenos” occidentales. Occidente es bueno. El Islam es malo. Cuba es mala. Venezuela es mala. Bolivia es mala. Y ahora también Argentina es mala. Según los guardianes del orden mundial parece que hasta Argentina no se comportar como se debiera (ver Clarín, panorama empresario de  hoy viernes 11/8). Son técnicas de guerra de 4ta generacioón.

Similarmente, para que se ubique el lector. Cuando estaba en su pleno apogeo el escándalo de las inmorales –e ilegales- torturas en la siniestra cárcel de Abu Graib, largaron el video con el escándalo de la “decapitación de Nicholas Berg”. El mundo, horrorizado, fue distraído al instante de las torturas masivas, reales, sistemáticas, de Abu Ghraib. Es una técnica. Y es una técnica que funciona. Logra su objetivo. Pero logra su objetivo en tanto y en cuánto no se les descubra el juego.

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 /+54 (3492) 434313 / +54 (3492) 421382 / ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com