Cargando

En el 2008 se parte el sistema financiero en EEUU
Jim Willie CB - Otros textos del autor

Texto disponible en:
Español. Inglés

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- No lloréis por el dólar
-
El caso RC TV de Venezuela. Los medios y ...
- Ciencias Sociales
- Fidel Castro
-
México

 

140108 -Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens y revisado por Horacio J. Garetto

El 2008 será inolvidable.

Será el año en que las cosas acabaran por romperse.
Será un año fatal, inevitablemente mortífero para la economía de EE.UU. y especialmente para el sector bancario.


Nada arreglaron.
Ofrezco algunas soluciones en el último punto de esta nota.
Me parecen todas proposiciones válidas en un mundo real.
Pero no vivimos en un mundo real, sino más bien en un mundo de Cuento de Hadas.
Un mundo de cuentos de hadas en el que la obsesión hegemónica de EE.UU. y Wall Street asfixian a todo el sistema social.
Inflacionar es una política que no tiene retorno, hasta que ocurre el derrumbe total.

La traición es rampante, campea oronda por todos lados, pero ellos la llaman "Juegos de Poder".
Todos los soluciones intentadas hasta la fecha tratan de apuntalar el sistema existente, no de cambiarlo, para posibilitar que Wall Street venda a los imbéciles cuántos títulos contaminados por activos dañados se pueda, y eviten todo lo posible juicios internacionales contra las firmas de Wall Street.

En el año 2008, está asegurada una alarmante secuencia de inmensos daños que pondrá en una seria situación a todo el sistema económico y financiero de EE.UU.

Los poderes establecidos sobrevivieron el final de 2007, con un intenso uso de tiritas, elásticos, y sujetapapeles, pero la realidad sigue suministrando una secuencia interminable de problemas insolubles, trágicos, intratables.

Los puntos de presión son los grandes bancos que sufren de insolvencia, paquetes de hipotecas de segunda destinados a pérdidas masivas, consumidores sin fondos que tendrían que robar para poder seguir gastando, un mercado inmobiliario que empeora por inventarios que se saturan, y problemas que se profundizan en la industria crediticia congelada por la insolvencia y la desconfianza.

Y a esto hay que agregar un resentimiento global por el fraude y las tácticas de mano dura de EE.UU., especialmente durante las dos últimas décadas.

¡Qué perspectiva!

Casi todas las firmas de Wall Street están en la bancarrota, pero tienen la suerte de que todavía siguen controlando los grandes diarios financieros. Citigroup está totalmente con el agua al cuello, y es inevitable que van a tener que reestructurarse, pero no quieren admitir la bancarrota ni presentar una solicitud formal de quiebra.

¡Diablos!, hasta Goldman Sachs podría estar quebrado, si algún día pudiéramos ver un balance honesto.

El objetivo de los fanfarrones arrogantes de Wall Street, quienes son claramente culpables del mayor robo jamás visto desde que Rubin abrió la puerta al arrendamiento (leasing) de oro en el Tesoro de EE.UU., es desplumar todo lo posible sus empresas de la elite, en su beneficio personal, antes de que su insolvencia, ampliamente sospechada, sea reconocida como una obvia bancarrota.

Se asfixiaron en sus propios valores fecales hipotecarios tóxicos, y el apalancamiento con derivados redundó en su contra.

El factor oculto son las nuevas reglas de Basilea para la contabilidad, que desde mi punto de vista parece como si un juez de quiebras ordenara una Fase de Descubrimiento de activos bancarios durante un Proceso de Bancarrota.

Como era de esperar, las firmas de Wall Street siguen operando haciendo caso omiso de las reglas, al crear un nuevo lunático ítem de balance de tercera categoría (Tier-3).

La mayor hazaña hasta la fecha es que Wall Street instó al Congreso a adoptar la congelación de la hipoteca de alto riesgo, apodada 'The Teaser Freezer' (el congelador bromista) en tonos ingeniosos.

Una voz interior me dice que Basilea podría presionar para que se procese a los criminales banqueros de Wall Street.

Si bien guardaré mis pronósticos de 2008 para Hat Trick Letter, puedo participaros estos anticipos.

Primero, deleitémonos con la Real Comedia en que se ha convertido la política presidencial de EE.UU.

Muchas imágenes, promesas vacías , consignas atractivas, cofres repletos para la campaña, todo acompaña una inútil procesión de verdaderos charlatanes todos prometiendo esperanza.

No obstante todo lo prometido no han hecho nada ni una sola cosa que aparte al país de su ruta desastrosa, respecto de la guerra, de la economía, los impuestos, las partidas presupuestarias, etc.

No hay que esperar nada en absoluto, en cuanto a un cambio, de ninguno de los candidatos presidenciales con posibilidades.

Todos muy pequeños, muy enanos, sin estatura.

Si un candidato revolucionario en particular fuera levantado por los votantes, su vida probablemente terminará temprano, "accidentalmente", por supuesto.

El secreto oculto que no parece llegar a la superficie es que los neoconservadores no son ni republicanos ni demócratas.

El Bush actual es un neoconservador conocido, una etiqueta extraña, por cierto.

Desde mi punto de vista, Clinton también fue un neoconservador, una cosa diferente que la mayoría de los demócratas tradicionales.

Su política central fue crear los fundamentos para un Modelo de Negocios Fascista, en el que el sector financiero terminó fusionado con el Estado.

Dos candidatos, uno por cada partido, uno después del otro representan un régimen neoconservador ininterrumpido y la marcha inexorable hacia un Estado militarizado,

Pero mi pluma no es política.

De alguna manera, el nombre neofascista no suena tan atractivo a los votantes estadounidenses como el misterioso neoconservador.

¡Llamen al pan, pan y al vino, vino!

Numerosos decretos ejecutivos justifican el sentido de la etiqueta.

Un hecho patético es que, en mis viajes y conversaciones con innumerables estadounidenses adultos, he realizado un experimento extremadamente perturbador.

Después de 40 preguntas preguntando "¿Qué es fascismo?" a mis compatriotas, ni una sola respuesta da correcta.

Después de todo, una nación tiene el gobierno que se merece.

EE.UU. se encuentra en una marcha triste pero imparable hacia la condición tercermundista, completada con un régimen totalitario.

Nada puede parar este camino.

Hace cien años, H.L.Mencken calificó al gobierno de EE.UU. de: el mejor gobierno que el dinero puede comprar, y consideró que el paisaje estadounidense era tan atractivo como cualquier circo.

Nada ha cambiado, sólo la profundidad y la severidad.

EL SISTEMA FRACASA, SE ROMPE, SE CONGELA

El año 2008 comenzará con una reanudación del murmullo del colapso en el desorden, una reanudación de la subida del oro, y nuevos capítulos en las angustias de las quiebras de los grandes bancos, y posiblemente una pérdida casi total del respeto en la Reserva Federal de EE.UU.

Pero la palabra "bancarrota" pudorosamente no será utilizada hasta que un gran banco realmente presente una solicitud de declaración de quiebra.

El daño colateral incluirá la quiebra de la mayoría de los aseguradores de bonos, que se mantienen, de un modo absolutamente corrupto, con calificaciones triple 'AAA'.

El daño colateral incluirá la quiebra de la mayoría de los constructores de viviendas.

Sin embargo, el centro de los infortunios de 2008 será la quiebra de las hipotecas de primera (o de bajo riesgo), que se sentirá como si el escenario se desplomara a través del piso del Teatro Victoria

La caída de los valores de la vivienda continuará por otro 5% y 10% más en el nuevo año, destruyendo carteras de hipotecas de bajo riesgo y sus bonos.

El descalabro llevará consigo todo el sistema bancario de EE.UU., que ahora tambalea y está beodo, como un boxeador atontado después de sufrir diez vueltas de pura golpiza, ensangrentado, bamboleante, mareado, con la visión desenfocada.

La debacle hipotecaria se extenderá al territorio de las propiedades comerciales, en una magnitud que no se puede estimar.

La gente fue engañada durante casi todo un año respecto de la debacle hipotecaria a la que se pretendió circunscribir como un fenómeno restringido a las hipotecas subprime (de segunda, o de alto riesgo).

Es la punta del iceberg lo que está a la vista, que es el problema de una debacle hipotecaria total.

En 2008, ocurrirá una avalancha de hipotecas incumplidas de la especie de las tasas de interés variable, de la que California será el epicentro y el estrago más conocido.

Las instituciones prestamistas de EE.UU. solían enorgullecerse de sus "innovaciones" en los productos hipotecarios, como por ejemplo cuotas iniciales totalmente prestadas, como el pago de interés menor que el que se acumula, como que el prestatario no tenga ni ingresos ni trabajo.

Cosas absurdas. Harán el ridículo universal.

En los años setenta, sufrimos STAGFLACIÓN.

Fue una era desagradable.

En 2008, sufriremos un ataque mucho más grave de stagflación, con una continua recesión USeconómica (en su tercer año consecutivo para los que se basan en la verdadera realidad), inflación con aumentos de precios (que ya va por arriba de un 10%) que es seguro que atacará incluso la amañada Inflación del Precio del Consumidor (CPI).

En los hechos, 2008 podrá ver cierto progreso con la adopción por el CPI del componente del precio de la vivienda y el aplazamiento de la renta equivalente del propietario, un progreso ostentoso.

El resultante reflejo del daño central afectará a la USeconomía, tanto por parte de un consumidor agotado y de un clima crediticio renuente a suministrar créditos necesitados urgentemente.

Quedará de manifiesto que la dependencia de la economía entera de la marcha del consumo es riesgoso.

Los grupos familiares no pagarán los préstamos para compra de automóviles y las tarjetas de crédito como un eco de las hipotecas, resultando todo en una severa pérdida de independencia y libertad.

Se puede vivir gratis en una casa, pero no conducir un coche o usar tarjetas de crédito por mucho tiempo sin pagar.

Para complicar el problema del suministro de crédito, Wall Street quemó a nuestros aliados engañándolos a fondo.

Hay que esperar una reacción en el año 2008, incluyendo desagradables juicios legales internacionales y la inesperada ruptura de cristales en Wall Street como si fuera una Kristallnacht (la noche de los vidrios rotos en Alemania nazi, N.del T.) retrasada durante siete años.

Todo el sistema bancario quebrará este año en EE.UU., de una manera altamente visible, mientras el mundo observa horrorizado.

La nación con el deber de custodia de la moneda mundial de reserva, el dólar, de EE.UU., sufrirá un sistema bancario y de bonos fracasado, que indudablemente resultará en una grotesca recesión USeconómica.

Sólo llegará un poco tarde.

El desfile de desastres será abrumador, y ofrecerá poca tregua. Incluso el Equipo de Protección de Desplomes (PPT), armado de 150 mil millones de dólares de dinero en valijas negras, robados en gran parte de Fannie Mae, no podrá detener el tsunami de órdenes de venta en el mercado bursátil.

Podrán concentrar la atención en las mayores y peores corporaciones, pero el colapso del índice de valores bancarios revela cómo el PPT sólo pudo sostener el índice S&P500, pero no a sus compinches en los grandes bancos.

LAMENTABLEMENTE, 2008 ES EL AÑO EN EL QUE EL SISTEMA SIMPLEMENTE SE PARTE.

La gente correrá buscando refugio.

La gente reaccionará con una furia creciente.

Estará erizada de cólera y frustración, incluso provocará disturbios aislados, por los aumentos de los precios de alimentos, por el aumento de los precios de la gasolina, por un suministro irregular, puestos de trabajo perdidos por los aumentos de costes y la subcontratación, casas perdidas por préstamos predatorios seguidos por ejecuciones hipotecarias.

La gente sufriente se dará cuenta que sus finanzas no están seguras en los bancos, cuando vean estampidas bancarias por temor en algunos casos y algunas cuentas bursátiles sean congeladas y queden indisponibles en medio de bancarrotas de conglomerados de servicios financieros.

La Ley Glass Steagall, probada en el tiempo, imposibilitaba la fusión de bancos, de agencias bursátiles y de firmas de seguros.

Era una buena ley.

Ahora, al caer en bancarrota los bancos, las agencias de seguros y bolsa estarán en peligro.

2008 ES EL AÑO EN EL QUE EL SISTEMA SIMPLEMENTE SE PARALIZA.

EL IMPERIO DE LA CONFUSIÓN

El año 2008 traerá consigo un nivel de confusión nunca visto en la historia de la nación.

Veremos a economistas atolondrados, devanándose los sesos, atarantados, y sin soluciones.

Los políticos estarán confusos, buscando qué propugnar, inseguros de lo que sea potencialmente efectivo.

Todo el argumento de 'inflación contra deflación' se convertirá en un debate demencial, en el que los ignorantes eyectarán toda clase de tonterías sin saber lo que es la inflación, como es causada, y en el que los aparatos ya no funcionan cuando se les mueven las palancas.

Cuando la inflación es malentendida el concepto se convierte en la acumulación de una inmensa nube con el propósito de confundir a las masas.

Cuando el sistema bancario se paraliza, como está sucediendo, los mecanismos que arrojan dinero al sistema dejan de funcionar.

Cuando los bancos desconfían los unos de los otros más que los individuos en cuando a su presunto colateral, el sistema deja de funcionar para distribuir dinero, incluso a tasas de interés más bajas.

La emisión de préstamos para individuos caerá a un punto bajo de las prioridades.

En 2006 ocurrió un evento inmenso, que fue el del salto mortal de la vivienda hacia un activo que deflaciona.

En 2007 ocurrió otro evento inmenso, y fue el salto mortal de los paquetes hipotecarios hacia un activo en deflación.

Con la continuación de la desintegración de todo el modelo de riesgo de precios, los poderosos dientes de los activos en desvalorización, en posesión de los bancos, convertirán a los propios bancos en agentes del todo impotentes para generar inflación (aun si quisieran).

Irónicamente, en realidad, a medida que sean vendidos los derivados crediticios, el dólar de EE.UU. podría beneficiarse.

Muchos escritores hablan de que el presidente de la Reserva de EE.UU., Bernanke, pronto podría presentarse con la misión de lanzar dinero desde helicópteros. ¡Caray! ¿Será que se están tragando algunas píldoras estúpidas?!

Los eventos en los últimos cuatro meses han enseñado a todo el que posea un cerebro lúcido, ojos interesados, y un pulso activo (lo que elimina a la mayoría de los inversionistas) que la Reserva Federal de EE.UU. se ha convertido en algo apenas un poco más que irrelevante.

El sistema bancario del país está tan roto que el LIBOR [el tipo de interés interbancario que se aplica en el mercado de capitales de Londres] ha llegado a una tensión extrema.

La desventurada, despistada y retrógrada Reserva Federal de EE.UU. es incapaz de reconocer que es un problema de insolvencia el que aqueja al sistema bancario, y que no puede tratarlo con tasas de interés más bajas.

No por esto dejarán de reducir las tasas de interés, ya que Goldman Sachs, actuando como líder de la jauría de los perros de trineo entrenados de Wall Street, es lo que les ha ordenado que hagan.

Pero si las tasas más bajas no resuelven el problema bancario, ¿por qué nos dan tasas más bajas? Simplemente porque sostiene el mercado bursátil contra un peligroso derrumbe.

El sistema no puede permitir que los activos bursátiles se conviertan en un activo desvalorizado.

La confusión que reinará en el año 2008 se centrará en el desafío de producir activamente una inflación de precios, mientras se apoye en entidades bancarias en bancarrota.

Reinará la confusión proveniente de pedidos a Bernanke de que 'haga su asunto de los helicópteros' mientras los vientos de la deflación sean tan intensos que los lanzamientos de efectivo se diseminarán hacia el vórtice de la deflación.

Las desesperadas exhortaciones a Bernanke olvidan las lecciones de los últimos cuatro meses.

Su plan primordial percibido es rescatar a los bancos de Wall Street, probablemente con muchas más redenciones, monetizaciones, y reembolsos entregados en sótanos y piezas ocultas que jamás serán conocidos por el público.

Es la naturaleza del Modelo Empresarial Fascista: preocuparse de las grandes corporaciones cuyos intereses están fusionados con el gobierno de EE.UU., soborno para los socios.

La ironía de las masivas infusiones de dinero, sea en inyecciones de la Reserva Federal de EE.UU. o infusiones de capital extranjero, es que se concentran extremadamente en el rescate de los bancos afligidos por la insolvencia.

Agréguese dinero a un cuadro insolvente, cuéntese como una participación en el capital, y nada se logra en cuanto a la insolvencia.

Los nuevos socios sólo tienen una parte mayor en la bancarrota, mejor descrita como un vampiro, un muerto vivo.

El sistema no es activado, no se crean puestos de trabajo, no se otorgan nuevos préstamos.

La confusión en 2008 culminará en un aumento de las medidas, congelaciones, adopciones, iniciativas oficiales, y algún grandioso plan..

Cada plan será reconocido como insuficiente y limitado, motivando así la una nueva medida a la desesperada.

La "Grandiosa Corporación de Confianza en la Resolución" recibirá amplios poderes, y regirá durante toda una década, con una posible creación de una designación en el gabinete.

Está supurando otra desagradable ironía.

Ni el gobierno ni el Congreso están dispuestos a actuar para iniciar todavía ningún amplio rescate, ya que los primeros cerdos en la fila serían los ladrones, maleantes y estafadores de Wall Street, cuyas huellas digitales están en toda la debacle de los bonos hipotecarios entrelazados con fraudes criminales.

De manera que todo el sistema bancario continuará deslizándose hacia las arenas movedizas.

Una vez que los políticos entran en juego, el problema se empeora, sin excepción.

EL ORO AUMENTARÁ DE PRECIO

Mientras tanto, el oro aumentará de precio por numerosos motivos.

Algunos, por motivos diferentes de los tradicionalmente reconocidos.

El oro aumentará por el reconocimiento gradual de que el sistema bancario ha sido destruido.

El oro aumentará por la necesidad percibida de generar la inflación de precios, tengan o no éxito tales esfuerzos, un concepto de expectativa.

El oro aumentará por las Guerras Monetarias Competitivas que habrá, al imprimir las naciones urgentemente más dinero para procurar aplazar la recesión y una grotesca deflación de los activos.

La desaceleración afectará también a China, dónde han comenzado a aumentar los precios, tal vez cargada de sobrecapacidad productiva.

El oro aumentará primordialmente porque el circulante global de dinero está aumentando a un ritmo astronómico, piensen en Weimar, piensen globalmente.

El oro aumentará porque los vivos se darán cuenta de que los Estados Desunidos podrían querer otra guerra como una distracción de la gente, en medio de la grave crisis.

El oro aumentará como reacción ante los fracasos de la mayoría de lasiniciativas políticas, las cuáles serán percibidos como síntomas de una ruptura sistémica.

El oro aumentará al continuar la revuelta global contra el dólar de EE.UU., siendo hoy el punto focal en las naciones del Golfo Pérsico, que deben defenderse de los estragos de la inflación.

Todo el argumento de la inflación de precios es en cierto modo la falacia del hombre de paja, en un sentido amplio.

La decadencia del dólar de EE.UU. ha llevado al aumento de los costes, no de los salarios, y el resultado son amortiguadores económicos proyectados sobre el paisaje estadounidense.

Esto estimula la inflación monetaria.

Si no existiera China (n. del. t. a cuyos aumentos de productividad se debe al importar "deflación", es decir lo contrario de la inflación), se podría generar rápidamente una inflación de precios.

Sin embargo, el sistema no puede producir inflación sin destruir todo el sistema de Bonos del Tesoro de EE.UU., ya que más inflación empujará para arriba las tasas de interés de largo plazo, lo cual aplastaría a los Bonos como una opción de ahorro y pondría boca abajo la pirámide de los derivados crediticios.

Una evidencia más de que la Reserva Federal de EE.UU. es el actor más irrelevante en el juego.

El oro aumentará cuando el globo termine por darse cuenta de que la Reserva Federal, tradicionalmente el más poderoso entre los bancos centrales, es impotente, desdentada e irrelevante.

El caos en el sector financiero será completado por el creciente caos en la colmena de la USeconomía, los complejos empresariales, las comunidades de los vecindarios.

Hay que esperar un aumento en la conducta ilegal, a medida que el caos envuelve el sistema.

Hay que esperar un crecimiento de la desobediencia civil, cuando la gente vea que nadie encara el grave problema de los graves crímenes de los banqueros de Wall Street y de los dirigentes del gobierno de EE.UU.

En el año 2008, los subtítulos hablarán de

1) QUIEBRAS,

2) CAOS,

3) FUTILIDAD DE LOS INSTRUMENTOS,

4) AUSENCIA DE OPCIONES,

5) CONFUSIÓN.

El oro aumentará de precio cuando los subtítulos aparezcan en la prensa y los medios, sembrados de estos mensajes.

El sistema se romperá en el año 2008.

Los desmentidos serán ridículos.

ADIÓS A MUCHOS

El año 2007 dirá adiós a toda una prolongada lista de celebridades.

El mundo de la música perdió a Dan Fogelberg, Porter Wagoner, Ike Turner (pégame), y Tommy Newsome, más las estrellas de la ópera Luciano Pavarotti y Beverly Sills.

Hollywood y el mundo del entretenimiento perdieron a Joey Bishop, Joel Siegel, Charles Nelson Reilly, Jack Valenti, Tom Poston, Ingmar Bergman, Merv Griffin, Robert Goulet, Yvonne DeCarlo, Tom Snyder, Jane Wyman, y Marcel Marceau.

La arena política perdió a LadyBird Johnson, Art Buchwald, Tom Eagleton, Henry Hyde.

El mundo de la literatura perdió a Sydney Sheldon, Norman Mailer, Kurt Vonnegut, y al historiador Arthur Schlesinger.

El mundo de los deportes perdió a Phil Rizzuto (the Scooter), y a Sean Taylor, recientemente (Washington Redskins). También desapareció el dueño de restaurante Bob Evans, el tele-evangelista Jerry Falwell, y el astronauta Wally Schirra.

El rincón estrambótico perdió a Tammy Faye (Baker) Messner, Leona Helmsley, Anna Nicole Smith, y Evil Knievel. Más cercano a mí, mi familia perdió a mi madre Maureen, quien acuñó el nombre Jackass [zopenco] para mi persona, por mi persistente manera extrovertida, obstinada y traviesa. Me llamaba con afección "Mi adorable granuja." La echamos profundamente de menos, sentimos su efecto.

LAS SOLUCIONES SIGUEN PRESENTES

La codicia es poderosa, especialmente cuando ha estado sometido a los que han estado a cargo de la moneda de reserva mundial desde hace varios decenios.

La suspensión de los Acuerdos de Bretton Woods, por los que el dólar de EE.UU. estaba respaldado en oro, desató la Caja de Pandora de los males financieros.

El uso abusivo de la emisión (monetary inflation) como remedio para las deudas excesivas es tal vez el fenómeno destructivo más pernicioso del siglo pasado.

En un disfraz maligno, la inflación monetaria mata a industrias completas, despluma por completo a los ahorristas, transforma a los gerentes de activos en jugadores de casino, y causa una penetrante inflación de costes, todo lo cual empobrece a una nación.

Trágicamente, todas las naciones que uncieron su carro monetario a de los "Estados Desunidos" arriesgan tremendos daños porque están, o estarán, importando la inflación de Estados Unidos.

Véase lo que sucede en Arabia Saudita, en todo los países del Golfo, incluso Hong Kong.

Las guerras monetarias competitivas los convierten a todos en víctimas.

Las últimas muertes ocurren en las naciones cuyas divisas aumentan, ya que gozan de un arrebato de inversiones y gozan de costes reducidos, pero su comercio exportador es fuertemente afectado.

En las mesas de la cena familiar en las nació, de hecho, Hat Trick Letter mi padre, me preguntó, repetidamente, qué soluciones podían existir. Profesor de literatura, no versado en asuntos financieros, se cansó de mi habla
incesante sobre la naturaleza incorregible del actual sistema.

Mi pragmatismo es deudor de temperamento constructivo.

Mi respuesta constante era que el sistema resistiría a todos los cambios , ya que ellos causarían severos dolores al sistema y a sus dirigentes, la Elite Gobernante.

Mi respuesta, que parecía insolente fue que un artículo con soluciones sería un ejercicio fútil.

Mi proposición de entonces fueron diez soluciones, que hasta él se dio cuenta de que eran totalmente imprácticas en esos días. Ahora, cuatro años después, mi lista debe parecer cómica y totalmente fuera del campo de lo posible. Pero por sentido del humor y honestidad, aquí va:

CÓMO ARREGLAR LA ECONOMÍA Y EL SISTEMA FINANCIERO DE EE.UU.

Desmantelar la Reserva Federal de EE.UU.

Respaldar el dólar de EE.UU. con oro, con plata, con carbón o con agua fresca de los Grandes Lagos o con algo.

Equilibrar el presupuesto del gobierno de EE.UU.

Terminar con la práctica de monetizar todos los déficits, todas las pérdidas, o todo lo que sale mal, como solución para todos los problemas.

Reforzar todas las regulaciones que sean necesarias contra excesos en los contratos de futuros

Eliminar a todos los lobistas que revolotean continuamente sobre el el Congreso

Desmantelar la red de contratistas/lobistas de la defensa militar.

Terminar con todas las prácticas bancarias fraccionales (que posibilitan prestar 10 dólares por cada dólar recibido en depósitos)

Hacer mucho más estricta toda la contabilidad financiera, persiguiendo severamente los delitos

Limitar severamente la creación de contratos de derivados crediticios.

Procesar a los autores del robo de 1.500.millones de dólares de Fannie Mae (1988 a 2000)

Separar a Goldman Sachs del manejo del Departamento del Tesoro, debido a riesgos de abuso de información confidencial.

Separar a JP Morgan de la Reserva Federal de EE.UU., por riesgos de abuso de información confidencial y de colusión en perjuicio del interés público.

Procesar a JP Morgan por instigador de prácticas fraudulentas en el caso Enron (quiebra fraudulenta)

Terminar con todas las conversaciones y tratos entre los reguladores y los regulados de Wall Street

No otorgar nunca más préstamos hipotecarios para viviendas por el 100% del valor de la propiedad, es decir que no contemplen un desembolso de al menos un 30% del recipiendario del crédito.

Terminar todos los acuerdos privados entre dirigentes chinos y Wall Street respecto a acciones que salen a IPO ((Initial Public Offering) Primera oferta pública de acciones de una empresa en la bolsa de valores)

Desmantelar por lo menos un 75% de todas las bases militares de EE.UU., llevando los soldados de vuelta a casa

Desmantelar toda participación de las agencias de seguridad de EE.UU. en actividades de contrabando.

Desmantelar el Banco de Bagdad como cámara de compensación para ese tráfico.

Desmantelar todas las relaciones íntimas entre las fuerzas armadas de EE.UU. con la empresa petrolera Halliburton (n. del t.: "íntima" de Dick Cheney, el vicepresidente de Estados Unidos)

Reinstalar una amplia base manufacturera en EE.UU..

Instituir marcos para sindicatura de quiebras extranjera para la estructura y política de capitales de EE.UU.

Dar a China, Japón, a Arabia Saudí, y al Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico asientos en el gabinete del presidente de EE.UU.

Dar a China, Japón, a Arabia Saudí y al CCGP poder de veto sobre el presupuesto federal de EE.UU.

Crear un puesto a nivel de gabinete para un Fiscal Especial para las relaciones con los tribunales internacionales

Crear un puesto especial a nivel de gabinete para aplicar la Resolution Trust Corp para todo el problema de viviendas e hipotecas

Promover numerosos referendos anuales sobre diferentes temas, que permitan no depender del Congreso en algunos grandes temas de interés público.

Reducir la influencia de Israel en la dominación de la política relacionada con la seguridad y las fuerzas armadas

Prohibir que un ciudadano de EE.UU. trabaje como director del Banco Mundial o del Fondo Monetario Internacional

Terminar con todos los incentivos tributarios para trasladar empresas al extranjero (lo que destruye puestos de trabajo en EE.UU.)

Terminar por completo con la carga del Impuesto Mínimo Alternativo

Rescindir el sistema de pagos de Medicare y todo su programa

Reinstalar estadísticas económicas creíbles para el PIB; el CPI (índice de precios de consumo), empleo, y otros rubros

Instalar Ajustes del Costo de la Vida adecuados en la Seguridad Social y en las pensiones del gobierno de EE.UU.

Introducir incentivos tributarios para ahorros de ingresos fuera de los sistemas de pensión 401k e IRA.

Desmantelar todos los campos de concentración (son 230) en suelo de EE.UU., recientemente completados.

Reabrir una Comisión del 11-S para que verdaderamente investigue, para producir un informe que sea verificable, no un informe de m....a de encubrimiento.

Terminar con todos los experimentos químicos en la atmósfera exterior que se proponen adquirir capacidad para controlar el clima

Liberar las curas para el cáncer de la Asociación Médica de EE.UU. que existen en Latinoamérica (que están bloqueadas).

Iniciar una reparación masiva de la infraestructura de EE.UU., una iniciativa de reconstrucción con financiamiento exterior.

Admitir ante el mundo que EE.UU. se ha convertido en una nación del Tercer Mundo.

BUENO, DÍGANME: ¿EXISTE LA MÁS MÍNIMA POSIBILIDAD DE REALIZAR UN SOLO ÍTEM?

Feliz Año Nuevo 2008.

Asegúrense de encontrar un refugio durante el año verdaderamente mortífero que comienza.

Podría ser que sea imposible volver a reconocer el país del norte cuando abramos la página del año 2009.

Jim Willie CB, editor de "HAT TRICK LETTER" - http://news.goldseek.com/GoldenJackass/1199381564.php

NOTA DE LA NAC&POP: Vimos caer la “cortina de hierro” y el Muro de Berlín, ¿Por qué no habríamos de ver caer el Imperio norteamericano? MARTIN GARCIA / NAC&POP

NOTA DE LA NAC&POP: Hablando del encarecimiento del oro, ¿No habría que confiscar la Alumbrera? MG / N&P


 

 

 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com