Argentina Al día
Rafaela. Dos perlitas de una tendencia burocrática muy preocupante
Miguel Morra
mmorra@arnet.com.ar

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

Human Rights pide veto del presidente Kirchner - Audiencia Pública de inmediato - Luís Castellano y la emergencia del agua - Asalto al Poder Judicial

Otros textos del autor

Rafaela
Al día - Santa Fe Al día

a) La Municipalidad de Rafaela, entre sus múltiples ingresos, cobra lo que
se llama la "Tasa de Derecho de Registro e Inspección", que es en realidad un impuesto a las ventas (que las municipalidades no pueden cobrar) disfrazado de tasa por servicios (que sí pueden cobrar), sobre algunas actividades económicas.
Los contribuyentes, en forma periódica, presentan un formulario en el que indican el monto de ventas del período, le aplican la tasa y depositan el resultado.
Cuando se hacen inspecciones para controlar la actividad, se le solicita a los contribuyentes que entreguen información sobre "algunos datos" que el sentido común indica que deberían ser los montos de ventas mensuales ya que es la materia imponible.

En la práctica no es así, ya que se piden todos los datos imaginables de una actividad, de todos los años posibles, aunque no tengan nada que ver con lo que se busca, con el agravante que, los mismos,  ya existen en bases de datos que manejan la AFIP a nivel nacional y el API a nivel provincial.

Ahora bien, siendo tres entes recaudadores, uno nacional, otro provincial y uno municipal, ¿no seria una pequeña muestra de sentido común que se comuniquen entre ellos y se crucen los datos que crean convenientes en lugar de seguir en la línea permanente de molestar y obstaculizar la actividad de los contribuyentes?

En síntesis, el ejecutivo municipal, genera un trabajo doble, pide
información innecesaria y que ya se encuentra en bases base de datos
gubernamentales,  para controlar el ingreso de un impuesto que no debería cobrar.

b) El Consejo Municipal, en el año 2005 dictó la ordenanza 3.775 que tiene una carilla de considerandos y 4 artículos que se pueden resumir en la siguiente frase "El ciudadano que comience una actividad, debe cumplir con la ley o ser responsable de su incumplimiento y la municipalidad deberá verificar el cumplimiento de las ordenanzas y no tiene la culpa si el ciudadano no cumple". (una PEROGRULLADA pocas veces vista y transformada en ordenanza)

En la práctica, significa que para cumplir con una ordenanza que dice que se debe cumplir con la ley  (¿?¿?¿?¿?), el contribuyente deberá presentar una declaración jurada con firma certificada por escribano o juez que, en pocas palabras, afirma: "Voy a cumplir con la ley y si no cumplo la municipalidad no tiene la culpa"  Firmado: El contribuyente:  Digo que es quien dice ser: firmado:  el juez o escribano. (Si Tato Bores viviera, sin lugar a dudas, esto seria parte de su programa)

También significa que en una ventanilla de la municipalidad se puede
presentar toda la documentación del inicio de una actividad (que ya es mucha y a veces incoherente) en la cual un empleado certifica que el contribuyente firma, y en la ventanilla de al lado no,  por que a los señores concejales se les ocurrió que para decir solemnemente: "Voy a cumplir con la ley, y si no cumplo la municipalidad no tiene la culpa"  es necesario que intervenga un juez o un escribano ya que, aparentemente, esta afirmación  tiene una importancia fundamental en la actividad productiva, en el desarrollo de la región y en el sistema municipal.

En síntesis, el legislativo municipal, vuelve a generar un doble trámite
innecesario y costoso para aquellos que quieren trabajar y producir.

Conclusión: Si el sentido común fuera agua, y siguiendo la línea que hace rato tienen los entes nacionales y provinciales,  el palacio municipal se estaría pareciendo al desierto del Sahara (Algunos oasis tiene, pero...)

Aclaraciones

Hay afirmaciones que, por evidentes, nos parecen necedad. O, cómo juzgar expresiones del tipo: «si hace frío no hace calor»; o, profecías como: «mañana por la noche se ocultará el sol». Es evidente que tales
aseveraciones sólo pueden venir de un cerebro despistado o de alguien con ganas de divertirse.

A estas verdades, desde hace varios siglos, en castellano las llaman
perogrulladas o verdades de Pero Grullo. El DRAE las define como:
«Perogrullada: 1. f. coloq. Verdad o certeza que, por notoriamente sabida, es necedad o simpleza el decirla».
Arturo Ortega Morán

Guerra del Agua - Pago al FMI: Kirchner convalida corrupción histórica- EL ARI de Rafaela se pronuncia sobre el agua potable - Superficial nivel de discusión de los concejales de Rafaela - En aguas, negocio es negociado

 

Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 669515 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com