Argentina Al día
Irreflexión y autoritarismo en las vísperas del 21 de Septiembre o, Prohibido no pensar
Rafael Colombo
rafael@avizora.com

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

El caso Borocotó: Otro durísimo golpe a la credibilidad política - Textos sobre Ciencias Sociales y Filosofía

Otros textos del autor

180904  -
 “El hecho de que la falta y el castigo se comuniquen entre si, y se unan en la forma de la atrocidad, es consecuencia de una determinada mecánica de poder. (…) De un poder que se afirma como poder armado. (…) De un poder que no tiene que demostrar porqué aplica sus leyes, sino quienes son sus enemigos. (…) De un poder que cobra nuevo vigor al hacer que se manifieste ritualmente su realidad de sobrepoder”. (Michel Foucault, “Vigilar y castigar”)

 

Es habitual que los estudiantes concurran masivamente, cada año, a un determinado sector de la ciudad de Rafaela para celebrar el día del estudiante. Que el lugar elegido para los festejos de cada 21 de Septiembre, durante los últimos años,  es el barrio “Villa Los Álamos” no es novedad.

Yo estudio derecho en la Universidad Nacional de Litoral, tengo 20 años, vivo en el Bario “Villa Aeroclub” (en el límite del barrio “Villa Los Álamos)” y considero el Día del Estudiante como una estupenda oportunidad para estar entre amigos, comiendo un asado, tomando cerveza, escuchando música, en fin, divirtiéndonos. Esto no quiere decir que los vecinos deban tolerar los excesos que los jóvenes solemos cometer. Pero tampoco quiere decir que debemos, de un momento para el otro, enfrentar estos excesos paranoicamente.  

Es necesaria la intervención del estado municipal mediante el accionar de todos los órganos a su disposición para lograr establecer un equilibrio. Un equilibrio fundado en la “prevención” (palabra muy poco utilizada en los últimos 70 años) y que atienda a consideraciones de justicia y equidad.

El año pasado, para esta fecha, la Municipalidad de Rafaela tomo escasas medidas para afrontar el acontecimiento estudiantil. Durante la última campaña electoral, las autoridades municipales actuales, dijeron tener vocación de servicio; pues bien, esta es una buena ocasión de demostrarlo sin intentar quedar bien con Dios y con el Diablo.

En este sentido, abordar un fenómeno social y cultural como es el “Picnic de la Primavera”, implica adoptar una postura libre de prejuicios y con soluciones concretas. Es tarea del ejecutivo municipal, por ejemplo, instalar los baños químicos que sean necesarios en los sectores en donde hagan falta. Además, es necesaria la presencia de personal de seguridad y de control (policías y guardas municipales) para mediar en eventuales conflictos, prevenir y proteger. También, una vez finalizado los festejos, la Municipalidad debe proceder a la limpieza general de todos aquellos lugares en donde corresponda.

El  21 de Septiembre de 2003, nadie se encargo de tomar los recaudos necesarios para prevenir los eventuales excesos que suelen ocurrir durante el Día del Estudiante; por lo tanto, es natural la reacción de algunos vecinos ante semejante omisión municipal. Sin embargo, esta reacción no puede actuar unilateralmente contra los derechos de toda una sociedad. El barrio “Villa los Álamos” no es (y esperemos que nunca lo sea) un coto reservado ni un country habitado por  familias como los “García Belsunce”.

A mi criterio entonces, la propuesta para vallar el barrio y restringir el ingreso de personas “indeterminadas” es un gesto incompatible con nuestra Constitución Nacional. La intolerante y desmesurada propuesta formulada por el Sr Falchini viola el artículo 14. En todo caso, le propongo al Sr Falchini y a los ciudadanos sinceramente preocupados, que entre 21 de Septiembre y 21 de Septiembre, todo un largo año, nos sentemos a charlar acerca del porqué los jóvenes son como son y porqué aspiran a no convertirse en los adultos que hoy conocen: Los invito a pensar. ¿Porqué discutir siempre los efectos (inseguridad, por ejemplo) y nunca o casi nunca, discutir las causas de la inseguridad (marginación, inequidad, hambre, postergación...) ¿Es posible que solucionando o mitigando las causas, solucionemos o mitiguemos los efectos?

Finamente, debo decir que PROHIBIR, aparece como la única palabra adecuada, parece ser la única solución para todos los problemas que aparecen en nuestra sociedad. Esta lamentable lógica de la prohibición”, que carece de toda creatividad, tiene un solo propósito: infundir miedo en la sociedad. Quienes intentan infundir miedo es porque ellos está seriamente afectados por el miedo y quizás no sean concientes de ello.

¿Se preguntan además, porqué tienen miedo, y de qué?

Mediante la invocación permanente de situaciones apocalípticas, ciertos sectores actúan presionando al gobierno municipal. Este, entonces, puede convertirse en un mero amanuense atizado por el estimulo (vale decir “pinchazo”) de portavoces mesiánicos que invocan el orden, mientras se escudan tras las misteriosas mascaras de la rectitud, y con los cuales la Municipalidad desea “quedar bien”. Al mismo tiempo que aspira a “quedar bien” también, con los miles de jóvenes que pronto serán sinónimo de miles de votos

Cuesta aprender de la historia, ya que siempre que surge un problema pocos se detienen a pensarlo seriamente para encontrar soluciones duraderas, flexibles, comprensivas y humanas. Surgen, en cambio, los puños del autoritarismo omnisciente, presentando soluciones dignas de un ridículo show de la hipocresía brindado por Mariano Grondona Susana Giménez y Bernardo Neustad

“Prohibir la entrada al barrio”, “Prohibir el consumo de bebidas alcohólicas”, “Prohibir la circulación de automóviles y motos”. Prohibir, prohibir y prohibir  

Estas son las únicas pancartas del fanatismo y la ignorancia que combinados, entrañan un peligro para la existencia humana.

Propongo yo también una restricción que dure 365 días, en el peor de los casos, y en el mejor de los casos, toda la vida: “PROHIBIDO NO PENSAR”


Publicado en el Diario La Opinión. Carta de lectores. Rafaela. Sábado 18 de Septiembre de 2004

Elecciones legislativas argentinas 2005 - El monocultivo de soja transgénica - Delitos internacionales y principio de jurisdicción universal El caso de Irak - Llamado a los jueces del mundo - Temas Que Queman
 

Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 669515 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com