Otros textos del autor
Venezuela: Petróleo,
política y poder
Roberto Bardini
robertobardini@yahoo.com

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

Argentina Al día - Venezuela Al día

0206 - Por estos días, los responsables de la inteligencia militar de Venezuela y los servicios secretos del Estado están alertas. El vicepresidente José Vicente Rangel afirmó la semana pasada que “el gobierno norteamericano tiene un menú de agresiones y va consumiendo ese menú periódicamente y sistemáticamente”.

Un minucioso informe confidencial –que incluye desgrabaciones, fotografías y filmaciones– compromete a 25 oficiales de baja graduación de la marina venezolana como “fuentes” del capitán de fragata John Correa, ex agregado naval de Estados Unidos en Caracas, quien fue expulsado del país suramericano. Correa, de origen puertorriqueño, usaba el nombre clave de “Boricua”.

 

El agregado naval estadounidense ignoraba que entre sus improvisados informantes se habían infiltrado algunos “topos” entrenados por la Seguridad del Estado de Venezuela. Algún día quizá se conozcan algunas interioridades de este papelón diplomático.

 

Muchos encargados del espionaje y contraespionaje venezolanos tienen presentes ciertos cursos de especialización que tomaron a partir de 1999, como parte de la nueva doctrina militar en las Fuerzas Armadas, que plantea otras hipótesis de conflicto en la seguridad nacional. Las clases eran más históricas que técnicas: incluían, por ejemplo, el estudio de acontecimientos ocurridos hace casi 53 años atrás en un lejano país asiático que determinaron cambios geopolíticos en Oriente Medio y, posiblemente, en el mundo. La enseñanzas se podrían resumir en tres palabras: petróleo, política y poder.

 

Los oficiales –que hoy son tenientes coroneles o coroneles– aprendieron en esos cursos de inteligencia y contrainteligencia que en 1953 el gobierno Dwight Eisenhower invirtió un millón de dólares para derrocar al primer ministro Mohamed Mossadegh en Irán. Bajo el nombre clave de Operación Ajax, fue la primera maniobra desestabilizadora de importancia dirigida por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), creada seis años antes. El pretexto: evitar la instauración del comunismo en el país. El verdadero motivo: otorgar a Inglaterra y Estados Unidos el control del petróleo iraní.

Negocio del hambre en Argentina - El Valle de Lágrimas del Presidente Kirchner - Volteretas de la deuda argentina De albricias y estafas recurrentes

Temas Que Queman

Mossadegh, quien se había formado en Francia y Suiza, fue designado en 1951. El primero de mayo de ese año nacionalizó el petróleo, que desde 1908 estaba en manos de la Anglo-Iranian Oil Company. La empresa británica pagaba salarios de 50 centavos diarios. No había vacaciones pagas, ni derecho a descanso por enfermedad, ni indemnización por invalidez. Los obreros iraníes vivían en cabinas construidas con recipientes de petróleo oxidados, que en verano se transformaban en hornos abrasadores. En las épocas de lluvia, el barro les llegaba a las rodillas.

 

Cuando posteriormente Mossadegh expulsó de Irán a todos los británicos, Gran Bretaña se quedó sin agentes de campo del MI-6, su servicio secreto. Londres solicitó apoyo a Washington para derrocar al primer ministro nacionalista a cambio de ciertos arreglos económicos vinculados con el petróleo.

 

La Operación Ajax fue dirigida por Kermit Roosevelt, jefe de la estación de la CIA en Teherán y nieto del presidente Theodore Roosevelt. Lo secundaba el general Norman Schwarzkopf, padre del comandante en jefe de las fuerzas multinacionales durante la Guerra del Golfo en enero de 1991. Schwarzkopf hijo, conocido como El Oso, hoy es opositor a la intervención de Estados Unidos en Irak.

 

El 16 de agosto de 1953, un locutor de la BBC de Londres dio la señal de inicio para la ofensiva contra Mossadegh con una frase: “Es ahora exactamente medianoche en Londres”. El golpe del 19 de agosto causó 300 muertos, puso en el gobierno al sha Mohamed Reza Pahlevi y derivó en una dictadura de 25 años que provocó diez mil víctimas. En 1957 se creó el SAVAK, tenebrosa policía secreta entrenada por la CIA y el Mossad israelí.

 

Con el sha en el trono, Gran Bretaña y Estados Unidos firmaron un acuerdo para repartirse 40 por ciento a cada uno de la producción de petróleo. Mossadegh, fallecido en 1967, pasó el resto de su vida bajo arresto domiciliario. El derrocamiento del primer ministro le sirvió a la CIA como un ensayo del golpe de estado que derribó al presidente guatemalteco Jacobo Arbenz en junio de 1954. Irán recuperó el control petrolero recién en 1979, con la revolución del ayatola Ruhola Khomeini.

 

Stephen Kinzer, veterano corresponsal del New York Times en Medio Oriente y América Central, sostiene en su libro “Todos los hombres del Sha” (editorial Debate, Madrid, 2005) que el golpe en Irán a la larga encendió la chispa de la revolución de 1979, que a su vez inspiró a los fundamentalistas del mundo islámico, incluidos los talibanes afganos y los terroristas de Al Qaeda.

 

A más de medio siglo del derrocamiento de Mohamed Mossadegh, el presidente Hugo Chávez sigue apostando alto porque confía en una triple ecuación: el apoyo popular a su gobierno, la eficacia de los servicios de inteligencia y el poder del petróleo. El 4 de enero, el mandatario advirtió que si Washington decide romper relaciones con Caracas, “a mí no me cuesta nada mandar a cerrar las refinerías que tenemos allá”. La empresa venezolana Citgo posee tres plantas que procesan 942 mil barriles diarios de crudo y casi 14 mil estaciones de gasolina en Estados Unidos, su principal cliente.


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 669515 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com