Otros textos del autor
El muerto Nº 3000. Estados Unidos-Irak: Poco, tarde e inútil
Roberto Bardini
robertobardini@yahoo.com

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros tema

Glosarios - Biografías - Textos
históricos - Libros en línea


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

Mentiras sí, ataúdes no - Quién es John Dimitri Negroponte - Estados Unidos Al día - Nancy Pelosi Vida y obra - Brasil: Elecciones 2006 - Imágenes torturadas Susan Sontag - CIA: Historia y rol - Raúl Castro Vida y obra - Vladimir "Zeeb" Jabotinsky Vida y obra -

100107 - Bambú PressDustin Donica, de 22 años, era de Spring, un suburbio de Houston (Texas), pertenecía al Regimiento de Paracaidistas 509 y aspiraba a convertirse en una estrella de fútbol, baloncesto o tenis. Sin embargo, el 28 de diciembre (Día de los Inocentes para los cristianos, vísperas del Sacrificio para los islámicos, fue acribillado a tiros de AK-47 en las afueras de Bagdad. El chico no pasará a la historia como deportista, sino apenas como una estadística: fue el soldado número 3.000 muerto en Irak.

 

Ese mismo día, el presidente George W Bush declaraba desde su rancho texano de Crawford, de 650 hectáreas, que sus pensamientos en 2007 estarán con las tropas desplegadas en Irak. “Que Dios los bendiga, el sacrificio no será en vano”, dijo. En realidad, es muy difícil saber aún si ese “sacrificio” servirá para algo: a partir de la invasión al país árabe en marzo de 2003, el ejército de Estados Unidos ha permanecido más tiempo del que participó en la Segunda Guerra Mundial y no hay a la vista ni siquiera algo que se parezca a un resultado.

 

Por lo visto, las fuerzas ocupantes –alrededor de 140 mil hombres– necesitan algo más que buenos pensamientos y bendiciones lanzadas desde una finca ganadera en Texas. El domingo 31 de diciembre de 2006 la cantidad de soldados estadounidenses muertos en Irak se elevó a 3.002, según el sitio de Internet GlobalSecurity.com, especializado en cuestiones militares, mientras que la cifra de heridos llegó a 22.401.

 

Bush y sus asesores estiman que la situación en el país invadido puede mejorar con el envío de otros 20 mil soldados, una “inyección” económica de mil millones de dólares y algunas exigencias al gobierno colaboracionista del primer ministro Nuri al Maliki, entre las que se cuentan una mayor participación política de los suníes y una mejor distribución de los ingresos por petróleo.

 

Pero alguien que sabe del tema considera que esto no servirá absolutamente para nada. El general Wesley Clark, ex comandante supremo de las fuerzas aliadas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) entre 1997 y 2000, quien condujo la guerra de Kosovo en 1999, pidió a Bush que no envíe más tropas a Irak. El aumento de fuerzas sería muy pequeño, llegaría muy tarde y sólo profundizaría “el agujero que Estados Unidos y sus aliados se cavaron a sí mismos”, declaró el militar el domingo 7 de enero al periódico británico The Independent on Sunday.

 

“En Kosovo teníamos 40 mil soldados para una población de dos millones. Para Irak, esa proporción significaría por lo menos 500 mil efectivos, por lo que añadir 20 mil ahora es muy poco, y muy tarde”, afirmó el general Clark, quien, además de ser demócrata, como estratega sabe que las bendiciones presidenciales no bastan cuando uno está permanentemente sentado sobre una espoleta de retardo o en la mira de un francotirador. “Lo que haría el aumento es poner a más soldados norteamericanos en peligro, disminuir la moral de las fuerzas estadounidenses, y arriesgar una alienación aún mayor de la población iraquí”.

 

La opinión especializada de Clark refuerza la opinión de la mayoría del Partido Demócrata en el Congreso, que parece no estar dispuesto a conceder un cheque en blanco a Bush y considera que ha llegado el momento de planear una retirada gradual de Irak. Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, declaró a la cadena CBS que “nuestros soldados hicieron un trabajo excelente, pero a menos que una solución política y diplomática sostenga su esfuerzo, tienen las manos atadas a la espalda”.

 

El líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, dijo a la cadena Fox que la propuesta de Bush para enviar 20 mil efectivos más a Irak para frenar la violencia sería recibida con “gran escepticismo”. Y Joseph Biden, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, declaró que ya es muy tarde para aumentar las tropas en Irak: “Tenía sentido aumentar en 60 mil, 70 mil, cien mil los efectivos antes de la guerra civil. Ahora hay una guerra civil”.

 

Y a propósito de guerra civil y del soldadito texano Dustin Donica, ¿alguien sabe cuál es el nombre de los muertos iraquíes número 3.000, 4.000 o 5.000? ¿Conoce sus edades, de dónde eran originarios, cuáles eran sus aspiraciones?

Textos sobre Guerras y Conflictos - Negocio del hambre en Argentina - El Valle de Lágrimas del Presidente Kirchner - Volteretas de la deuda argentina De albricias y estafas recurrentes - - Argentina Al día - Venezuela Al día - Temas Que Queman
 

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com