Otros textos del autor

Ehud Olmert contra las cuerdas
Roberto Bardini
robertobardini@yahoo.com

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros tema

Glosarios - Biografías
Textos históricos


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

Israel Al día - Boris Yeltsin Vida y obra / Biography - Tiempo de masacre - CIA: Historia y rol - Imágenes torturadas Susan Sontag - CIA: Historia y rol - Zbigniew Brzezinsk Vida y obra - Afganistán, una visión histórica - ¿Existe Al Qaeda? - Quién es John Dimitri Negroponte

030507 - Bambú Press - ¿Con los días contados? - A la hora de tomar decisiones extremas no hay en el mundo nadie más implacable que los políticos israelíes, casi todos formados en el ejército. Por razones de historia y del pasado cercano, en medio de un complicado presente y habituados desde 1948 a una constante situación de conflicto, actúan más como una comunidad de servicios de inteligencia y un batallón de soldados que como negociadores y diplomáticos al estilo del Quai d'Orsay francés o el Foreign Office británico. Y muchas veces proceden de la misma forma entre ellos.

 

Ahora una mina con espoleta de retardo ha estallado en el bunker del primer ministro Ehud Olmert, del partido Kadima, quien fue señalado como el principal responsable del fracaso de la invasión a Líbano en julio del año pasado, junto con el ministro de Defensa, Amir Peretz, y el jefe del Estado mayor del Ejército, Dan Halutz.

 

El informe de la comisión parlamentaria presidida por el respetado ex juez Eliyahu Winograd, de 81 años, en el que la palabra “fracaso” se repite una y otra vez en sus 320 páginas, es sólo preliminar pero no deja títere con cabeza y ha desencadenado una ola de pedidos de renuncia. La comisión de cinco miembros –en la que, además de Winograd, participaron dos juristas y dos generales de ejército– presentará el segundo informe en julio.

 

Entre sus conclusiones, el documento sostiene: “Ehud Olmert es responsable de haber salido a la guerra sin una planificación elaborada en forma correcta y adecuada. Es responsable de que los objetivos no se fijaron con claridad y prudencia. Fracasó como líder que debe llevar a su país a una operación militar por su iniciativa, con criterio y bajo su responsabilidad”.

 

La oposición israelí dijo que era un informe “demoledor”, la prensa local lo definió como un “tsunami político” y el jefe de Hezbollah en el sur de Líbano, jeque Hassan Ezzeddine, vaticinó que “Olmert no podrá permanecer (como primer ministro) en vista de las presiones de militares, de los partidos opositores y del público israelí”.

 

La ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, la más popular de Kadima y la mejor posicionada para suceder a Olmert en la jefatura del partido y probablemente del gobierno, se sumó a las demandas. “Le dije que la renuncia sería lo correcto”, declaró Livni al diario israelí Haaretz. “No es un asunto personal entre el primer ministro y yo: este asunto es más importante que nosotros dos”.
 

Durante los 34 días que duró la guerra, los milicianos del partido islámico libanés Hezbollah resistieron con éxito el ataque del ejército israelí a pesar de la desfavorable correlación de fuerzas, le provocaron 185 bajas y lanzaron cuatro mil cohetes Katiusha sobre el norte de Israel. El informe Winograd elude mencionar un secreto con altoparlantes: la invasión fue planificada durante cuatro meses y encontró el pretexto en el “rescate” de dos soldados prisioneros en poder de los guerrilleros musulmanes. Tampoco menciona a las más de mil víctimas civiles libanesas.

 

Nueve meses más tarde, ni los dos soldados fueron rescatados ni Hezbollah resultó destruido, la permanencia de Ehud Olmert en el gobierno pende de un hilo de coser y las Fuerzas Armadas, sacrosanta institución de Israel, quedaron en ridículo.

 

Hace más de tres décadas, la primera ministra Golda Meir, nacida en Ucrania y una de las primeras jefes de gobierno del mundo, se vio obligada a renunciar al gobierno a causa del informe de una comisión investigadora de la Guerra de Yom Kippur, que en octubre de 1973 enfrentó a Israel contra Egipto y Siria. Y eso a pesar de que en aquella ocasión las tropas israelíes llegaron a cien kilómetros de El Cairo y el enfrentamiento no resultó un papelón bélico como la invasión a Líbano.

Vladimir "Zeeb" Jabotinsky Vida y obra - Textos sobre Guerras y Conflictos - Negocio del hambre en Argentina - El Valle de Lágrimas del Presidente Kirchner - Argentina Al día - Temas Que Queman

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com