Otros textos del autor

Bush, Irak y algunas señales apocalípticas
Roberto Bardini
robertobardini@yahoo.com

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros tema

Glosarios - Biografías
Textos históricos


Buscar en Avizora y Atajo - by freefind

Londres-Moscú: de Kim Philby a Boris Berezovsky - CIA - Retrato de un paramilitar colombiano - Boris Yeltsin - Tiempo de masacre - Imágenes torturadas Susan Sontag - Zbigniew Brzezinsk - ¿Existe Al Qaeda? - Quién es John Dimitri Negroponte

070707 - Bambú Press - Los fanáticos religiosos prestan mucha atención a ciertos hechos en los que ven signos y símbolos. La mayoría de las veces los interpretan y anuncian catástrofes, días finales, Armagedones. En Estados Unidos algunos creyentes de tipo “apocalíptico” deben estar preocupados por ciertas señales que vinculan al 4 de julio y al estado de Virginia con el presidente George W. Bush y la guerra en Irak.

 

La fecha y el lugar parecen ser claves. Fue en Virginia donde Thomas Jefferson redactó la Declaración de Independencia aprobada el 4 de julio de 1776. Virginia, además, es la primera de las trece colonias que Inglaterra estableció en honor a Isabel I, conocida como “la reina virgen”, en lo que hoy es la Unión Americana. Durante su reinado (1558-1603), y esto no es un dato menor, Isabel convirtió a un país que era mayoritariamente católico en una nación totalmente protestante.

 

Y fue en Martinsburg (Virginia Occidental) donde el presidente Bush aprovechó la conmemoración del Día de la Independencia para defender el envío de más fuerzas militares a Irak e indicó que la victoria requerirá de “más paciencia, más coraje y más sacrificio”, como un remedo a la célebre frase del primer ministro británico Winston Churchill cuando durante la Segunda Guerra Mundial les exigió a sus compatriotas “sangre, sudor y lágrimas”.

 

“Debemos ganar por nuestro bien”, dijo Bush frente a soldados de la Guardia Nacional que lo vitorearon. “Debemos apoyar a nuestras tropas por la seguridad de nuestros ciudadanos. Debemos apoyar al gobierno iraquí y debemos derrotar a Al Qaeda en Irak”. Las palabras contrastan con los hechos: más de 3.500 soldados estadounidenses han muerto en los cuatro años y cuatro meses que lleva la ocupación de Irak, mientras que la cifra de civiles árabes muertos es diez veces mayor.

 

Cuatro años y cuatro meses... El mismo día, mientras Bush hablaba, cuatro menonitas murieron en una granja de Virginia al caer en un pozo de estiércol fermentado. Un agricultor de 34 años y su esposa de 33, dos de sus hijas –de nueve y once años– y un empleado de 24 se asfixiaron en una finca lechera del valle de Shenandoah con las emanaciones de gas metano provenientes de desechos vacunos almacenados. Los cuatro perdieron la vida literalmente tapados de bosta podrida en las entrañas de la tierra.

 

Shenandoah, un lugar de conmovedora belleza al pie de los Montes Apalaches, está considerado desde hace siglos como “territorio de hadas y duendes”. Muchos menonitas de origen alemán, suizo y austriaco habitan en la región desde antes de la Guerra Civil de 1861-1865, en la que fueron reclutados a la fuerza y participaron sin esmerarse demasiado en hacer puntería.

 

Y si se trata de encontrar signos apocalípticos, hay uno más preocupante: el reportero del Washington Post acreditado en la Casa Blanca, Peter Baker, acaba de descubrir que aunque el presidente Bush continúa con su agenda de viajes, discursos y reuniones cumbre, ahora “rara vez sale a comer afuera y ya no juega al golf”. Caray, eso sí que se les había pasado por lo bajo a muchos politólogos.

 

Para estos analistas quizás influye otra señal para explicar el extraño comportamiento del hombre más poderoso del mundo: su índice de aprobación se ubicó abajo del 50 por ciento en las encuestas del Washington Post-ABC News en enero de 2005 y nunca superó ese nivel en los 30 meses transcurridos desde entonces.

 

Pero estos sondeos seguramente no le quitan el sueño a Bush, que a los 40 años abandonó su afición al bourbon destilado en Tennessee para ingresar a la Primera Iglesia Metodista Unida. El teólogo Michael Novak, profesor del American Enterprise Institute y autor del libro El espíritu del capitalismo democrático, sostiene que el presidente sobrelleva sus dificultades porque “se ve a sí mismo haciendo la obra de Dios”.

 

Novak, que considera que el neoliberalismo se basa en la ética católica, asegura que la fe del ex alcohólico texano es muy fuerte y que las críticas no le preocupan porque “él le responde directamente a Dios”. Y dialogar de tú a tú, sin duda es mucho más embriagador que monologar frente a una botella de Jack Daniels.

Vladimir "Zeeb" Jabotinsky - Textos sobre Guerras y Conflictos - Negocio del hambre en Argentina - El Valle de Lágrimas del Presidente Kirchner - Argentina Al día - Temas Que Queman

Nota de Atajo
Los menonitas son una denominación protestante de Europa y América del Norte, nacida en Suiza en el siglo XVI. Su nombre deriva de Menno Simons, su lider holandés.
Menno Simons nació en Witmarsum en Friesland, en 1492. En 1515 o 1516 fue ordenado sacerdote católico y en 1532 fue designado párroco de su lugar de nacimiento. Pero el 12 de enero de 1536 renunció a su cargo y se convirtió en Anabaptista. Los anabaptistas niegan la validez del bautismo -de allí su nombre- en la infancia. El resto de su vida, Simons lo dedicó a los intereses de la nueva secta a la que se había unido.

AVIZORA
TEL: +54 (3492) 452494 / ARGENTINA - Web master: webmaster@avizora.com - Copyright © 2001 m. Avizora.com