Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Afganistán
Estados Unidos y la OTAN dispuestos a emprender una guerra sin fin en Afganistán

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Raices de la Guerra en Afganistán
-
Elecciones 2009 en Afganistán
- ¿Quiénes son los talibanes?
- Evolución de la estrategia de la OTAN
- Para conocer a John Reed

 

151110 - Rick Rozoff - Los medios de comunicación convencionales y las fuentes de información alternativa se han referido por igual a una reciente revelación –aunque apenas es tal- publicada por McClatchy Newspaper en el sentido siguiente: “La administración Obama ha decidido empezar a abandonar públicamente lo que una vez vendió como plazos límite en la guerra de Afganistán, en un esfuerzo por atenuar la promesa de Barack Obama de empezar a retirar las fuerzas estadounidenses en julio de 2011”. [1]

(Ver:
Reescribiendo" la ocupación de Afganistán)

En un artículo de esta serie de hace un mes, “U.S. and NATO to Wage War 15-Year War in Afghanistan and Pakistan” [2], documentaba esa información y mucho más, y cualquier lector atento de noticias en Internet no habría sentido sorpresa alguna en las semanas precedentes ante el artículo de McClatchy.

El 25 de octubre, Edmund Whiteside, Secretario del Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, habló en la Universidad de Concordia, en Montreal, Canadá, y, según la prensa local, manifestó lo siguiente: “Sepan que la guerra en Afganistán –el compromiso militar más largo tanto en la historia canadiense como estadounidense- va para ‘muy largo’”. Sus exactas palabras fueron: “Afganistán será una aventura militar muy larga”.

Su posición se verá confirmada en la cumbre de la OTAN que se celebrará la próxima semana en Lisboa, Portugal, y será el compromiso más importante, exigido por el nuevo Concepto Estratégico del bloque militar dominado por
Estados Unidos, que se adoptará en la reunión: La retención de armas nucleares en el arsenal de la OTAN y el continuado estacionamiento de las bombas nucleares estadounidenses en Europa. Whiteside sostuvo también: “Canadá dice que no necesita misiles balísticos. Pero Canadá es parte de una alianza de política nuclear. No hay que darle más vueltas…” [3]
 


Bombas B61 de gravedad nuclear, del modelo almacenado en las bases de la OTAN en Europa

El 8 de noviembre, un día antes de que apareciera el artículo de McClatchy, el portavoz de los 152.000 soldados y 50 naciones de la Fuerza de Asistencia para la Seguridad Internacional comandada por la OTAN, el General de Brigada alemán Josef Blotz, afirmó: “No hay ningún calendario para la retirada de las tropas de la coalición de Afganistán”.

Blotz reiteró: “Aún no hay calendario”.

Sobre la transferencia del control de la seguridad a las fuerzas afganas, dijo: “No vamos a proceder de acuerdo con un calendario fijo, se irá desarrollando teniendo en cuenta las condiciones que se vayan consiguiendo en los próximos dos años”. [4]

El 11 de noviembre, el Primer Ministro Stephen Harper de Canadá habló al margen de la cumbre del G20 en Seúl, Corea del Sur, y dijo que “Estaba decidido… a mantener las tropas en Afganistán con un papel de entrenamiento no combatiente una vez que la misión de combate canadiense termine su misión en 2011”.

Associated Press citó a un funcionario de alto nivel del gobierno canadiense verificando que su nación “mantendrá 750 instructores militares y 250 personas más como equipo de apoyo en Afganistán hasta 2014…” [5]
 

Tropas canadienses en Afganistán

Una perspectiva igualmente sombría acerca de cualquier retirada –o sobre el comienzo de alguna- para el próximo año la ofreció el día anterior el comandante de las fuerzas británicas al sur de Afganistán, el Teniente General Nick Carter, quien “ofreció una valoración devastadora sobre los esfuerzos bélicos en Afganistán”.

Carter admitió que: “En mi período de servicio perdí 302 soldados. La mayoría estadounidenses. El coste en sangre y dinero ha sido enorme”. Añadió que la OTAN no sabría si estaba ganando –lo que quiera que esa palabra pueda significar en una guerra ya en su décimo año y escalando nuevas cotas cada día- hasta junio de 2011, “cuando empiece de nuevo la estación de los combates” y la Alianza Atlántica y el Pentágono puedan “comparar los ataques talibanes con los de este año”. [6]

EEUU y la OTAN –la distinción es meramente formal porque las estimaciones recientes informan que 140.000 de los 150.000 soldados extranjeros en Afganistán sirven ahora bajo el mando de la OTAN- han perdido 633 efectivos en la guerra en el año transcurrido hasta el 11 de noviembre. Esa cifra comparada con los 521 de todo el año pasado y los 295 de 2008. 1.184 muertes del total de 2.203 militares occidentales que han muerto en el país se han producido en los últimos 22 meses.

Citando estadísticas de la Fuerza Aérea de EEUU, un informe de ABC News del 10 de noviembre: “Number of Afghan Air Strikes Highest Ever” [La cifra de ataques aéreos en Afganistán es más alta que nunca], revelaba que la cantidad de ataques aéreos desencadenados en Afganistán en octubre –aproximadamente 1.000- era el total mensual más alto desde que empezó la guerra en 2001, y había subido desde los 700 del mes anterior, que ya por sí misma marcó un 172% de aumento comparado con septiembre de 2009.

El artículo detallaba también que la cantidad de salidas de combate estadounidenses y de la OTAN hasta ahora en lo que va de año es de 26.948, superando el record anterior de 26.474 de todo el pasado año. [7]
 

Cruzando la frontera con Pakistán, EEUU ha lanzado al menos 20 ataques de misiles con aviones no tripulados que han asesinado a más de 130 personas desde comienzos del pasado mes.

El 2 de noviembre, y por quinta vez desde que empezó el mes de septiembre, un helicóptero de combate de la OTAN violó el espacio aéreo pakistaní en las Áreas Tribales Federalmente Administradas, matando a tres soldados pakistaníes en el último día del mes pasado.

A principios de mes, los parlamentarios de la oposición en Pakistán “manifestaron sentir gran preocupación por la violación del espacio aéreo pakistaní por parte de las fuerzas de la OTAN” y “abandonaron una sesión del Senado en señal de protesta y enérgica condena de las violaciones del espacio aéreo perpetradas por las fuerzas de la OTAN”. [8]

Según un artículo publicado en la revista India’s Frontline: “El Presidente Obama ha incrementado sustancialmente los gastos de defensa y ha extendido la guerra en Afganistán” y “la administración Obama ha asumido sin reservas la política de la administración Bush de eliminar a presuntos terroristas utilizando aviones no tripulados dotados de alta tecnología”.

“En lugar de emplear la laboriosa técnica de capturar a los presuntos terroristas en sus refugios en ciudades muy pobladas y aldeas remotas, los aviones no tripulados bombardean la casa o el pueblo donde se supone que se han refugiado los sospechosos. Y en ese proceso provocan inmensos daños colaterales, asesinando inocentes civiles en cantidades que superan inmensamente las de quienes mueren combatiendo la ocupación”.

“Desde que asumió el poder hace dos años, Obama ha hecho de los aviones no tripulados un instrumento clave de su lucha contra los combatientes de Afganistán y Pakistán. Esos aviones se utilizan también con total generosidad contra los combatientes en Yemen y Somalia.” [9]
 

La guerra afgana, inmersa ya en su décimo año, se ha ampliado y devenido un conflicto mucho más amplio que crece tanto en alcance como en letalidad con cada semana que pasa y que seguirá incrementándose aún más antes de que empiece a reducirse, si es que alguna vez lo hace.

La promesa del Presidente
Barack Obama del pasado año de “reducir” las fuerzas de combate de Estados Unidos y la OTAN en el Centro y Sur de Asia –también están estacionadas en Kirguizistán, Tayikistán y Uzbekistán- para el próximo año se revela ahora como la transparente manipulación política que era desde el principio.

En la página en Internet de la Radio Pública Nacional, el 11 de diciembre se publicó un artículo de Stephen M. Walt titulado “Foreign Policy: Bait and Switch en Afghanistan” [Política Exterior: Gato por liebre en Afganistán].

Walt es profesor de asuntos internacionales en la Escuela del Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard, es miembro del consejo editorial de Foreign Policy, Security Studies and International Relations y del Journal of Cold War Studies, y es coautor, con John Mearsheimer, de “The Israel Lobby and U.S. Foreign Policy”.

Walt se preguntaba por qué ese coro de sorpresa, auténtica o fingida, con que se había recibido el artículo de McClatchy, afirmando:

“No conozco a nadie que pensara que
Estados Unidos podría cambiar las cosas en dieciocho meses, y esa particular fecha límite era poco más que un trozo de prestidigitación política diseñada para que la escalada pareciera una etapa temporal. La gente razonable podía estar en desacuerdo acerca de si la decisión de Obama de incrementar la guerra en Afganistán era la correcta (yo creo que no lo era), pero la ambivalencia de Obama en esta cuestión es una razón por la que algunos de sus seguidores más entusiastas se sienten ahora desencantados”.

Ofreciendo una lista de precedentes históricos, y haciendo alusión al menos a la inveterada credulidad de la gente, Walt añadió: “Hay una larga tradición de presidentes diciéndole al pueblo estadounidense que determinadas nuevas misiones militares no van a durar mucho y no costarán mucho. Nixon nos dijo que tenía ‘un plan secreto’ para acabar con la Guerra de Vietnam (y no lo tenía) y Bill Clinton dijo que las tropas estadounidenses sólo estarían en Bosnia doce meses (y estuvieron más de nueve años). El Presidente George W. Bush y sus asesores dijeron que la ocupación de Iraq sería breve y que se pagaría por sí sola y aún estamos allí hoy en día. Y ahora
Obama ha hecho básicamente lo mismo: vender un incremento comprometido sugiriendo que es algo temporal para replegarse después de su autoimpuesta fecha límite”. [10]

Puede predecirse, siguiendo el ciclo político estadounidense, que habrá nuevas promesas de desescalada del conflicto, no sólo de la guerra más larga en la historia estadounidense, como mencioné anteriormente, sino también en la de Afganistán, especialmente en el año de las elecciones presidenciales de 2012 y el presunto nuevo intento de reelección de
Obama, pero se demostrará que son tan falsas como las del pasado año.

El Pentágono y lo que el 19 y 20 de noviembre se presentará oficialmente como OTAN global, han cosechado sustanciales beneficios de la guerra en Afganistán por lo que ambos se muestran reacios a renunciar. Han introducido sus ejércitos hasta el centro de Eurasia para un plazo largo. Y han construido una red internacional de instalaciones y alianzas militares al servicio de la guerra, desde la primera operación estratégica aérea multinacional del mundo en Hungría hasta una base de tránsito en Kirguizistán por la que pasan cada mes al menos 50.000 soldados hacia y desde Afganistán, y la subordinación de las fuerzas armadas de decenas de naciones de Europa y Asia.

Hace pocos días, por ejemplo, la guerra afgana ha proporcionado a
Estados Unidos y la OTAN oportunidades sin precedentes de ampliar su alcance militar mundial:

El Presidente Nursultan Nazarbayev de Kazajstán, que tiene las mayores reservas de petróleo y gas natural de la Cuenca del Mar Caspio y tiene fronteras con Rusia y China, visitó la sede de la OTAN en Bruselas para reunirse con su Secretario General Anders Fogh Rasmussen. Rasmussen “le dio las gracias al Presidente Nazarbayev por el apoyo de su país a la Fuerza de Asistencia Internacional para la Seguridad (ISAF, por sus siglas en inglés), dirigida por la OTAN, en Afganistán” [11], y Nazarbayef anunció que “un grupo de soldados kazacos se iba a desplazar a los cuarteles de la coalición internacional en Afganistán”. [12]
 

El Almirante Giampaolo di Paola, Presidente del Comité Militar de la OTAN, visitó Georgia para reunirse con los ministros de defensa y exteriores del país y el jefe del estado mayor de las fuerzas armadas georgianas y para inspeccionar Centro de Entrenamiento Nacional Krtsanisi, sostenido por la OTAN, la recién establecida Oficina de Enlace de la OTAN en la capital de la nación y el “33º Batallón de la III Brigada de Infantería que reemplazará el contingente del 32º Batallón desplegado en Afganistán” [13]. Georgia emprendió una guerra de cinco días contra Rusia en agosto de 2008 y la OTAN está entrenando a sus fuerzas armadas para algo más que la guerra en Afganistán.

El Mando de Operaciones Especiales de
Estados Unidos concluyó recientemente ejercicios de entrenamiento en Alemania con las tropas de la República Checa, Lituania y Polonia. El Pentágono describió sus objetivos de la siguiente manera:

“La coordinación y sincronización entre fuerzas convencionales y de operaciones especiales (SOF, por sus siglas en inglés) es fundamental en el campo de batalla moderno, ya que ambas comparten roles integrales dentro de un área de responsabilidad que implica recogida de inteligencia u operaciones de combate… Las actividades de entrenamiento fueron parte de una misión anual de ejercicios de ensayo a nivel de brigada… para preparar unidades de fuerzas convencionales asignadas a la zona de operaciones para el despliegue a Afganistán del Mando de
Estados Unidos en Europa”. [14]

Lituania y Polonia tienen fronteras con Rusia y ambas albergan fuerzas de la OTAN, en una base aérea en el caso de la primera nación y en un centro de entrenamiento en la segunda. A primeros de mes, el parlamento checo aprobó el despliegue de más tropas, incluidas fuerzas especiales, a Afganistán el próximo año, elevando el contingente de la nación en la OTAN a 720 soldados.


Dos Águilas F-15 y un Albatros L-39 de Lituania durante unos ejercicios realizados el 11 de noviembre, dirigidos desde la Base Aérea de Siaulia, en Lituania, como parte de la misión de policía aérea báltica de la OTAN


También este mes, las tropas polacas entrenadas en la base de la Guardia Nacional del Ejército en Illinois, que se encuentra a una hora de coche de Chicago, y un oficial polaco implicado en el entrenamiento, afirmaron: “Nos entrenamos juntos porque combatimos juntos. Si nos entrenamos juntos combatiremos y trabajaremos mejor en Afganistán. Es buena idea entrenarnos juntos antes de desplegarnos. Somos buenos soldados y nuestra brigada se desplegó dos veces en Iraq y en Afganistán por eso trabajamos a alto nivel. Estamos preparados”. [15]

Philip H. Gordon, Secretario de Estado Adjunto para Asuntos Europeos y Eurasiáticos de
Estados Unidos, afirmó recientemente la conexión entre las naciones que suministran soldados para la guerra en Afganistán y el compromiso de Estados Unidos de intervenir en su nombre en los conflictos con sus estados vecinos.

En una estratégica reunión celebrada en Polonia a finales del pasado mes, dijo: “Creo que hay un amplio apoyo entre aliados para equilibrar las misiones tradicionales de la OTAN recogidas en el artículo 5, que es el que se refiere a la defensa colectiva, y también la necesidad que la Alianza tiene de abordar los nuevos desafíos de seguridad por todo el mundo, y nosotros nos sentimos muy a gusto con ese equilibrio”. [16]

El parlamento sueco ha ampliado el despliegue de tropas a Afganistán, donde Suecia se ha comprometido en operaciones de combate y ha perdido tropas por vez primera en dos siglos, meses después de que el gobierno aboliera el último vestigio de reclutamiento para satisfacer las demandas de “profesionalización” de la OTAN y anunciara la obligación de despliegue obligatorio en el extranjero para todos los militares.

La pasada semana, el Ministro de Defensa alemán Karl-Theodor zu Guttenberg visitó Mongolia, que limita también con China y Rusia, y se reunió con las “tropas del primer contingente de la misión mongola, que se habían desplegado por la zona de defensa alemana en Afganistán”. [17]

En el contexto de la visita del Presidente
Barack Obama a Mumbai y Nueva Delhi, aparecieron diversas informaciones de que la India podría pasar a engrosar la lista que quienes contribuyen con tropas a la ISAF de la OTAN en Afganistán. El analista de defensa indio Bharat Singh aseguró recientemente que “los casi 9.000 soldados indios desplegados en misiones de mantenimiento de la paz podría fácilmente volver a desplegarse en Afganistán”. [18]

En Bulgaria, donde el Pentágono ha adquirido cuatro nuevas bases militares –incluidas dos bases aéreas- desde 2006, Anyu Angelov, Ministro de Defensa, afirmó recientemente que el 7% del presupuesto de defensa de su nación –si es que puede denominarse así- se asignaría a la guerra en Afganistán, donde los efectivos subirán de 536 a más de 600. También dijo que Bulgaria “no iba a fijar ningún plazo para retirar sus tropas de Afganistán”. [19]

Sin embargo, James Warlick, el Embajador de
Estados Unidos en el país, dio una conferencia titulada: “Europa por Afganistán: del entendimiento al apoyo”, que se celebró en el Club Militar en la capital bulgara, diciendo “Bulgaria podría incrementar sus esfuerzos en Afganistán y hacer más”. [20]

La consolidación de un nexo militar de largo alcance dependiente de la guerra afgana no se limita a la Europa del Este. El pasado mes, “una pequeña esquina de Cornwall [se convirtió] en Afganistán”. En las instalaciones de St Mawgan de la Real Fuerza Aérea, mil soldados del Cuerpo de Reacción Rápida Aliada de la OTAN (ARRC, por sus siglas en inglés) participaron en “un importante ejercicio de entrenamiento de la OTAN, el primero de este tipo en el Reino Unido” [21], en preparación del despliegue del próximo enero hacia Afganistán.

“Los hombres del ARRC se encontraban en el condado preparando su entrenamiento final antes de desplegarse para el servicio operativo en Afganistán el próximo año.”

“El ejercicio ARRCade Apear II trata de ofrecer a los reclutas entrenamiento adecuado para su trabajo como parte de la ISAF de la OTAN.” [22]

Poco después, “328 soldados, incluidos 45 equipos a tiempo completo del ejército británico, equipos del ejército territorial del Reino Unido y participantes de ejércitos extranjeros” tomaron parte en el Ejercicio de Patrulla Cambrian en Gales, “en una de las pruebas de patrullaje más prestigiosas de la OTAN”. [23]

Desde Cornwall a Mongolia, de Kazajstán a Illinois, de Suecia a Gales, de Polonia a Georgia, de Lituania a la India y más allá, la OTAN y el Pentágono están reforzando las redes y alianzas militares alrededor de la guerra afgana. Ni Washington ni Bruselas sienten prisa alguna en abandonar un conflicto que les permite a ambos globalizar sus roles militares. - Stop NATO - http://rickrozoff.wordpress.com - Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

Notas:

1) Nancy A. Youssef, “Obama officials moving away from 2011 Afghan date”, McClatchy Newspapers, 6 noviembre 2010: http://www.mcclatchydc.com/2010/11/09/103468/obama-administration-moving-away.html#ixzz150vQO3tq

2) “U.S. And NATO To Wage War 15-Year War In Afghanistan And Pakistan” Stop NATO, 6 octubre 2010: http://rickrozoff.wordpress.com/2010/10/06/afghanistan-and-pakistan-u-s-and-nato-to-wage-war-15-year-war

3) The Link, 2 noviembre 2010: http://thelinknewspaper.ca/article/598

4) Xinhua News Agency, 8 noviembre 2010.

5) Associated Press, 11 noviembre 2010.

6) Daily Mirror, 11 noviembre 2010.

7) Luis Martinez: “Number of Afghan Air Strikes Highest Ever” ABC News, 10 noviembre 2010 http://blogs.abcnews.com/politicalpunch/2010/11/number-of-afghan-air-strikes-highest-ever.html

8) Daily Times, 4 noviembre 2010.

9) John Cherian: “Hellfire from the sky”, Frontline, 6-19 noviembre 2010: http://www.frontline.in/stories/20101119272305500.htm

10) Stephen M. Walt, “Foreign Policy: Bait And Switch In Afghanistan” National Public Radio, 11 noviembre 2010: http://www.npr.org/templates/story/story.php?storyId=131241642

11) North Atlantic Treaty Organization, October 26, 2010 “Kazakhstan: U.S., NATO Seek Military Outpost Between Russia And China” Stop NATO, 14 abril 2010: http://rickrozoff.wordpress.com/2010/04/15/kazakhstan-u-s-nato-seek-military-outpost-between-russia-and-china

12) Central Asia Online, 27 octubre 2010

13) Ministerio de Defensa de Georgia, 29 octubre 2010.

14) U.S. European Command, 26 octubre 2010.

15) Belleville News Democrat, 1 noviembre 2010.

16) Polish Radio, 29 octubre 2010.

17) Ulaanbaatar Post, 5 noviembre 2010: “Mongolia: Pentagon Trojan Horse Wedged Between China And Russia@ Stop NATO, 31 marzo 2010> http://rickrozoff.wordpress.com/2010/03/31/mongolia-pentagon-trojan-horse-wedged-between-china-and-russia

18) Daily Times, 7 noviembre 2010.

19) Sofia News Agency, 26 octubre 2010.

20) Sofia News Agency, 26 octubre 2010.

21) Pirate FM, 14 octubre 2010.

22) This Is Cornwall, 14 octubre 2010. 23) The Star, 1 noviembre 2010.


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com