Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Argentina
¿Quién es Roger Noriega?

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Los Kirchner: Control comunicacional
-
Piedra, papel y tijera
- Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
-
El Mosad llega a EE.UU.: Escuadrones de la...
- Mitos sobre el amor y el sexo

 

. ¿Quién es Roger Noriega?

Argentina - ...mientras su jefe, Bush, invade ilegalmente a Irak, tortura prisioneros y alienta golpes de estado

0604 - El canciller argentino Bielsa apuntó al subsecretario de Asuntos Hemisféricos, Roger Noriega, por las expresiones de preocupación que partieron ayer desde el Departamento de Estado, ante la tensión en el conflicto social. Aseguró que el Gobierno "está harto" de sus palabras y planteó suspicacias porque las críticas "se alinean con las de la oposición interna"
La espiral de violencia en la que transmutó la protesta social en las últimas semanas generó renovados roces en la relación entre el Gobierno y altos funcionarios de los Estados Unidos. Ayer, un funcionario del Departamento de Estado dijo que Bush ve con "preocupación" el conflicto piquetero. Y esta mañana, desde China, el canciller Rafael Bielsa respondió con dureza y apuntando a un sólo nombre: el del subsecretario de Asuntos Hemisféricos, Roger Noriega. Bielsa aseguró que el oficialismo "está harto" de sus declaraciones

El canciller aseguró desde Beijing que habló con el embajador estadounidense en Buenos Aires, Lino Gutierrez, quien le pidió disculpas por las expresiones que atribuyó al funcionario.

"La verdad es que el gobierno argentino está harto de que este señor Noriega se entrometa en los asuntos internos de la Argentina", sostuvo Bielsa en declaraciones radiales. Y volvió sobre ideas añejas en la relación entre ambos países: dijo que el funcionario habla de la Argentina "como si fuésemos el patio trasero" y que "no respeta" el impedimento de entrometerse en asuntos internos de otros países.

Además, señaló que apenas se enteró de las expresiones pidió comunicarse con el jefe del Departamento de Estado, Colin Powell, pero que éste no estaba disponible ya que se encontraba en viaje a Turquía. Y aseguró que le "llamó muchísimo la atención que siempre utilice ámbitos informales para lanzar sus invectivas, que se alinean con las críticas de la oposición interna en la Argentina". También dejó por un rato las formalidades diplomáticas y advirtió que, personalmente, está "podrido" de ese tipo de críticas.

Ayer, durante un almuerzo con un grupo de periodistas latinoamericanos, un funcionario del Departamento de Estado le dijo a Clarín sobre la escalada en el conflicto piquetero: "Estamos muy preocupados".

En el análisis del funcionario pesó una sucesión de hechos violentos producidos en los últimos quince días. El fin de semana fueron el asesinato de un piquetero, Martín Cisneros, y la toma de la comisaría de La Boca. Antes, habían sido registrados el ataque a la sede de Repsol-YPF, la ocupación de locales de McDonald's, el ingreso a un salón del Sheraton y los cortes y levantamientos de peajes en autopistas. Un conjunto de hechos que no hace más que aumentar en Washington el temor de que la situación pueda desbordarse

Bush "preocupado" por lo piqueteros argentinos
La escalada en el conflicto de los piqueteros y los episodios de violencia en la Argentina han generado gran preocupación en el gobierno de los Estados Unidos.

"Estamos muy preocupados", le dijo ayer a Clarín un alto funcionario del Departamento de Estado durante un almuerzo con un pequeño grupo de periodistas latinoamericanos.

En el análisis del funcionario pesó una sucesión de hechos producidos en los últimos quince días. El fin de semana fueron el asesinato de un piquetero, Martín Cisneros, y la toma de la comisaría de La Boca. Antes, habían sido registrados el ataque a la sede de Repsol-YPF, la ocupación de locales de McDonald's, el ingreso a un salón del Sheraton y los cortes y levantamientos de peajes en autopistas.

Un conjunto de hechos que no hace más que aumentar en Washington el temor de que la situación pueda desbordarse.

La preocupación de la fuente del Departamento de Estado apuntó después a la disputa entre el presidente Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde. Dijo que es fundamentalmente una pelea por el poder, y que se trata de un tema repetido en la historia del peronismo. "Es una pena que en vez de actuar como una Nación, como un Estado, prevalezcan los intereses políticos", dijo.

En ese contexto, afirmó además que "todavía hay dudas" sobre la dirección definitiva del gobierno de Kirchner.

En cambio, en el Departamento de Estado nadie duda sobre la "popularidad" de Kirchner, es decir, el consenso que registra en la sociedad, según marca la mayoría de las encuestas.

"Su prioridad fue fortalecer su popularidad y no hay dudas de que lo logró", dijo el funcionario.

Pero la pregunta que se hacen aquí, con sentido crítico, es por qué todavía "no ha utilizado esa popularidad para tomar las medidas duras que se necesitan para hacer las reformas estructurales económicas y políticas".

La fuente consultada reconoció que en el terreno de la reestructuración de la deuda el Gobierno "ha hecho algunos esfuerzos".

"Ahora es el mercado el que tiene que decidir", dijo, como dando a entender que ni el Departamento de Estado ni el Tesoro intervendrán en las discusiones que están teniendo lugar actualmente entre el Gobierno argentino y los tenedores de bonos en default.

Sin embargo, agregó otra lectura política: expresó su "desilusión" porque a pesar de la "impresionante" recuperación económica que ha tenido lugar en la Argentina, y de los logros fiscales expresados en el nivel de superávit, tampoco en el ámbito de la reestructuración de la deuda "tomaron las medidas duras que se necesitan".

"Yo fui uno de los primeros que dije, cuando Kirchner asumió, que la agenda que enfrentaba era muy difícil", afirmó, pero sostuvo que "todavía no se ha movido para resolver ninguno de estos problemas".

En esa línea, volvió a destacar el papel del presidente de Brasil. Según el funcionario, nadie realmente en el gobierno de George Bush pensó que Lula iba a ser un "loquito izquierdista".

Todo lo contrario. En Washington consideran que Lula es un "gran demócrata, tiene una gran visión para ayudar a la gente pobre y tiene una gran oportunidad de ser el líder" regional. El hombre del Departamento de Estado dijo, sin embargo, que Lula cometió un "error" al enfrentarse con Estados Unidos por el tema comercial.

"El resultado de Cancún (la cumbre donde se debatieron sin acuerdos los subsidios agrícolas) fue negativo para Brasil y para el mundo en desarrollo", dijo criticando a Brasil y por ende al Mercosur porque frente a Europa se mira siempre la parte llena del vaso, mientras que con Estados Unidos se ve la parte vacía.

De todos modos, reconoció que el ALCA será más fácil de discutir en EE.UU. después de las elecciones. Y dijo que, a su juicio, si gana el candidato demócrata, John Kerry, los acuerdos comerciales serán mucho más difíciles, debido a las medidas laborales y de protección del medio ambiente que se exigirán

¿Quién es Roger Noriega? ¿Quién desestabiliza a quién? - Lisandro Otero - Rebelión 0604

Roger Noriega, uno de los jumentos del gabinete de Bush, ha rebuznado que Cuba y Venezuela desestabilizan a América Latina. Es obvio que este gángster, salido de las pandillas del odio que infectan a Miami, desconoce la historia de Latinoamérica. Ha sido Estados Unidos quien durante más de doscientos años se ha dedicado a desestabilizar a América Latina, a invadirla, saquearla, desangrarla, retrasar su desarrollo para expoliarla mejor, y todo ello en nombre de la libertad y la democracia.

No cesan de hablar los centuriones del norte del atentado del once de septiembre, pero ¿por qué no hablan del otro once de septiembre?, el que se produjo en Chile inducido por el binomio Nixon-Kissinger, que comenzó con la muerte de Salvador Allende y instauró la tiranía pinochetista que perpetró miles de asesinatos y desapareció otros miles en los años siguientes, régimen apuntalado y bendecido por los gobiernos en Washington.

Entre 1824 y 1994 Estados Unidos llevó a cabo 73 invasiones en América Latina. ¿Es que debemos olvidar la rapiña de la mitad del territorio de México y la deposición del legítimo gobierno de Arbenz por los sicarios de Castillo Armas alentados por Foster Dulles y la United Fruit? Es que hay que borrar de la memoria los miles de nicaragüenses que murieron por la vil agresión de los contras organizados por los matreros Negroponte y Otto Reich? ¿O no tendremos en cuenta a los panameños que perecieron en los bombardeos para deponer a Noriega, aliado de los Bush en el narcotráfico? ¿Olvidaremos a los cubanos que ofrendaron sus vidas defendiendo el territorio patrio durante la invasión de Playa Girón?

De igual manera las dictaduras de Castelo Branco en Brasil, o de Onganía en Argentina, de Stroessner en Paraguay, de Somoza en Nicaragua, de Trujillo en República Dominicana, de Batista en Cuba, de Rojas Pinilla en Colombia, de Pérez Jiménez en Venezuela, ¿no tuvieron todas ellas el estímulo, la aprobación y la reciprocidad alentadora de los Estados Unidos? Y lo peor es que esa maquinaria de sojuzgamiento, represión y fraude ha sido maquillada por una falsa retórica de libertad, democracia representativa, consultas electorales y libre empresa. En el fondo, el imperio apretándole el cuello a sus víctimas.

Es en ese marco que se abre la reunión de Monterrey. El contexto no puede ser peor para el gobierno de Bush. Cuando pidió apoyo para la agresión contra Irak solamente siete, de treinta y tres países, dieron su asentimiento. México sostiene serias divergencias sobre problemas migratorios. Su embajador en la ONU, Aguilar Zinser, fue removido de su cargo perentoriamente tras haber afirmado que su país era un "patio trasero" para Estados Unidos.

Al ser criticado por Roger Noriega por su relación con Cuba el Presidente Kirchner respondió que Argentina no era la alfombra de nadie y la cancillería replicó que los tiempos del "alineamiento automático han pasado". Brasil está fichando y fotografiando a los ciudadanos norteamericanos que llegan a su territorio en reciprocidad por el tratamiento que los latinoamericanos están recibiendo al entrar en Estados Unidos. El gobierno de Lula tiene serias discrepancias con Washington por las tarifas proteccionistas al acero y los subsidios agrícolas implantados por Bush que perjudican las exportaciones brasileñas.

El repudio al ALCA, definido como el proyecto de anexión final de Latinoamérica a Estados Unidos, ha recibido un repudio casi unánime. Numerosas organizaciones se preparan para manifestar su repudio: obreros, estudiantes, partidos políticos, sindicatos, ONG´s, ya han partido para expresar su rechazo a la convocatoria del tiburón para digerir a las ya no tan obedientes sardinas.

Hasta la prensa estadounidense, encabezada por el influyente New York Times, ya anticipan el fiasco que se producirá en este encuentro. La Cumbre de Monterrey se vislumbra como un nuevo fracaso del inepto Bush y su banda de agentes de las transnacionales petroleras


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com