Argentina Al día
China se avecina
para una alianza histórica

Busca aquí
monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

La verdad de Pedro González - Denuncian a un senador argentino por desviar alimentos Caso Amia - Menem Prófugo - Alsogaray María Julia Condenada -  -

Fuente Clarín - 1104 - Ultra secreto
El 28 de junio pasado, Néstor Kirchner llegó a China pensando que no había nada demasiado atractivo en ese país de historia milenaria y 1.300 millones de habitantes
Los encuentros con su presidente, Hu Jintao, y con los líderes empresarios chinos lo convencieron de que Argentina podría convertirse en su gran socio comercial en América del Sur.

China querría que la Argentina fuera su aliado en esta región del planeta, tal como Brasil es el gran socio comercial del Japón. Y sobre esa idea comenzaron a trabajar Kirchner y Hu Jintao.

Desde hace cuatro meses, un grupo de funcionarios argentinos vienen organizando en secreto con sus pares chinos un acuerdo por inversiones que rondará los 20 mil millones de dólares. Esta semana se terminarán de acordar los puntos que faltan y la próxima, cuando Hu Jintao llegue a Buenos Aires, los dos presidentes harán el anuncio formal.

El acuerdo comercial con China es el gran anuncio que Kirchner y algunos colaboradores dejaron trascender en los últimos días, en un juego de informaciones misteriosas y desmentidas poco convincentes que pusieron en riesgo innecesario una iniciativa que parece importante para el país más allá de la especulación sobre sus dimensiones.

Pero el misterio terminó oficialmente ayer, cuando el canciller Rafael Bielsa habló por radio desde Brasil, donde asistió a la cumbre del Grupo de Río. "Estamos trabajando desde la última visita presidencial en una serie de acuerdos, básicamente vinculados a la producción energética, con los ferrocarriles y con la ampliación de la infraestructura de integración", precisó.

Bielsa admitió que los anuncios estarán referidos a las inversiones que China y Corea se disponen a hacer en la Argentina, tal como lo anticipó Clarín el jueves, pero no quiso dar más detalles ya que — explicó— el encargado de hacerlo será el propio Kirchner cuando se haga el anuncio.

Pese a ser el responsable de la política exterior, Bielsa estuvo al margen de las negociaciones secretas, lo mismo que otros ministros importantes como el de Planificación, Julio De Vido, o el de Salud, Ginés González García. Por pedido expreso de China, Kirchner manejó la cuestión sólo con su jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y con el ministro de Economía, Roberto Lavagna.

El secreto comenzó a filtrarse en los últimos días, aunque sólo en sus líneas fundamentales. Bielsa, públicamente, y otros funcionarios, en privado, admitían ayer que los ejes del acuerdo serán la exploración petrolera "off shore" y la que se realiza "en pozo seco", modalidades en las que China tendría experiencia.

Otra prioridad será la inversión en comunicaciones, básicamente en ferrocarriles, donde China cuenta material disponible. Hay en el Gobierno quienes aseguran que la capacidad inversora del país asiático sería clave para modernizar el tendido de vías en todo el país, una infraestructura que quedó prácticamente destruida con la reducción de trenes ejecutada por el menemismo.

También habrá acuerdos para impulsar obras públicas viales, para la industria tabacalera, la siderurgia, las telecomunicaciones, la construcción de viviendas, la explotación agrícola y la producción de medicamentos.

Aunque en los últimos días hubo versiones sobre la posibilidad de que, como parte del acuerdo, China participara en una triangulación financiera con EE.UU. que le posibilitara a la Argentina reducir su deuda con el Fondo Monetario Internacional, ayer todas las fuentes del Gobierno consultadas descartaban esa alternativa.

El entusiasmo que el acuerdo con China genera en la Casa Rosada no oculta las dudas sobre cuál podría ser el beneficio de que el país se convierta en el gran socio comercial de un gigante que, básicamente, requiere materia prima.

Las cifras que se mencionan son de enorme magnitud. ¿Pero reforzará la asociación con China el perfil productivo de la Argentina? ¿Generará más puestos de trabajo? ¿Mejorará la calidad de vida de los argentinos? Esas son preguntas que, en el Gobierno, todavía no generan respuestas demasiado contundentes

China Informe


 


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com