Argentina Al día
En Argentina, los más pobres son los que pagan más caro

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

0605 - "Crece el negocio de prestar
plata a los que menos tienen"

Con este título, el diario Clarín de Buenos aires, del 20 de Junio del 2005, analiza la penosa situación de los que menos tienen cuando tratan de obtener un crédito

En este negocio intervienen grandes compañías y bancos nacionales e internacionales a la caza de los que menos tienen.

Prestando  pequeñas sumas de dinero con altos intereses, atomizan el riesgo y realizan grandes ganancias, ya que el dinero se reproduce rápidamente. De esta forma, así como en otras actividades, en Argentina, los más pobres son los los que más caro pagan

El Grupo Macri, por ejemplo, pertenece a Mauricio Macri. Este  gerente y político (a quien vincularon en procesos de contrabando y evasión de impuestos) se presentará en las próximas elecciones y conduce uno de los más populares equipos de fútbol del país

Hay firmas locales e internacionales. Son créditos bajos que se cobran caro

Fuente Clarín - Candelaria de la Sota
mdelasota@clarin.com

Buscan que su imagen no se parezca a la de un banco para no amedrentar a sus clientes. Son locales amplios, luminosos y austeros donde cualquier persona que pueda demostrar un ingreso mínimo pueda obtener un préstamo. Allí, en esos salones despojados y con sillas de plástico, se concreta uno de los negocios más suculentos del sistema financiero: dar créditos para el consumo a los sectores de menores ingresos, sin las exigencias de un banco y con más agilidad. Eso sí, con tasas de interés bastante más altas.

Algunos de los operadores son gigantes de talla mundial. Tal es el caso de GE Money, la división financiera de General Electric. "Este año esperamos duplicar nuestra cartera de clientes", le dijo a Clarín Georgie Consoli, director de Marketing de GE Money. Se refería a que esperan conseguir otros 10.000 clientes que quieran tomar un crédito en alguna de las 14 sucursales de esta empresa, que da créditos de hasta $ 5.000 en 24 cuotas.

"En los próximos dos años esperamos tener inauguradas unas 30 sucursales", aseguró Joaquín Costa, gerente de Proa, la compañía de servicios financieros que acaba de crear el banco HSBC y que, por ahora, tiene una única sucursal ubicada en el barrio de Constitución. Allí, en apenas un mes 1.200 personas se acercaron a consultar los requisitos. Les informaron que es preciso presentar un documento, acreditar su domicilio a través de un impuesto y demostrar ingresos de al menos $ 400. "La mayoría tienen ingresos promedio de $ 700 y piden créditos de alrededor de $ 900", precisó Costa.

En GE Money el perfil de los clientes es similar. "Son empleados en relación de dependencia o autónomos que con ingresos entre 600 y 1.000 pesos, que toman créditos por un monto promedio entre 800 y 1.100", precisó Consoli. Y señaló que el rango de tasas de interés que se aplica está "entre el 30% y el 60% anual".

Por lo general, el interés que se cobra en estas empresas está entre el 50% y el 70% anual. La gran diferencia con lo que cobra un banco (el promedio que elabora el Banco Central indica que los bancos cobran un 26% anual para préstamos personales) radica, según las financieras, en el riesgo que corren al prestarle dinero a alguien que no tiene historial dentro del sistema financiero. Esto obliga a las compañías a diseñar su propio sistema de scoring (puntaje) que no puede implementarse al comienzo sino cuando después de un tiempo de operar disponen de una base de datos de sus clientes.

El interés de los bancos por entrar en este negocio no es nuevo. Hace apenas unos meses, el Banco de Transacciones y Servicios (BTS) le compró al BBVA Francés la empresa Credilogros, una de las más importantes del mercado de créditos al consumo. Con esta adquisición, el BTS dedicado a los negocios corporativos puso un pie en el negocio de los créditos minoristas. También el Banco Industrial de Azul lanzó Credicuotas, una división especial para préstamos al consumo.

La compañía de seguros AIG es propietaria, desde hace unos años, de la Compañía Financiera Argentina (CFA), una de las empresas con mayor presencia en este mercado. Y Pago Fácil también ofrece créditos personales en los mismos locales donde ofrece sus servicios para pagar impuestos.

También las grandes cadenas de electrodomésticos ofrecen créditos. Para eso, Frávega y Garbarino se fondean con el dinero que obtienen de los fideicomisos que constituyen y que, en muchos casos, cotizan en la Bolsa. En cambio, las financieras que pertenecen a un banco generalmente utilizan fondos de la propia entidad

Mutual santafesina llamada Ben Hur en cesación de pagos - En Santa Fe crecen las exportaciones y crece la pobreza - En Argentina 1 de cada 4 niños debe trabajar para poder comer - El negocio del Hambre en la Argentina

Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 612463 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com