Argentina Al día
Elecciones Legislativas
¿El gobierno y el Partido Justicialista
compran los votos en Argentina?

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central


Néstor Kirchner y el Agua: Cara y Seca ¿Doble discurso o ignorancia? - La verdad no debería ofender -  Kirchner tiene la obligación de auditar la deuda externa

1005 - Fuente La Nación - María José Lucesole

Primero fueron bolsones de comida a cambio de aplausos. Después, electrodomésticos a cambio de posibles votos. Finalmente sucedió: se entregaron cheques de entre 300 y 500 pesos a los habitantes de los barrios periféricos donde hacen campaña los candidatos.

Las prácticas clientelísticas que ejercen los principales partidos políticos se multiplican en el Gran Buenos Aires a medida que se aproximan las elecciones legislativas del 23 del actual. Así lo comprobó LA NACION en varias recorridas por el conurbano. Las denuncias sobre estas prácticas se reproducen entre los referentes del Partido Justicialista, que postula a Hilda González de Duhalde, y del Frente para la Victoria, liderado en las listas por Cristina Fernández de Kirchner.

No son sólo denuncias entre las listas que se enfrentan. LA NACION recogió testimonios de personas que, dos meses antes de las elecciones, afirmaron haber recibido electrodomésticos, materiales de construcción y hasta cheques de entre 300 y 500 pesos.

En Florencio Varela, una mujer que se identificó por su nombre de pila, Argentina, recibió un subsidio por 300 pesos, el 14 de septiembre último. El cheque, por pagar de la cuenta 2600-1878/4, que lleva el número de serie 24536583, corresponde al Senado de la provincia de Buenos Aires, que preside la duhaldista Graciela Giannettasio.

El subsidio llegó a su casa, en un asentamiento de calles de tierra, donde se multiplican las casas de chapa y las viviendas sin revoque, una semana antes de la visita de Hilda Duhalde y de Giannetassio, el 23 del mes último.

No fue la única beneficiada con un subsidio. Mónica, desempleada y madre de cuatro hijos, recibió 400 pesos, según confesó en un relato que fue grabado por LA NACION.

Romina también recibió 400 pesos. Casa de por medio, Cristina, otra habitante de aquel asentamiento, recibió un cheque por 300 pesos. A pocas cuadras, las dos hijas de Betty tuvieron más suerte: una recibió 400 pesos y la otra, 500.

"A mis hijas, que viven en el barrio Ricardo Rojas, les dieron 400 y 500 pesos para comprar camas y zapatos", relató Betty, que, al igual que sus vecinas, pidió que no se mencionara su apellido por temor a represalias. "Eso lo manda Giannettasio", destacó.

Estos cheques y otras decenas de subsidios, según pudo saber LA NACION, también llegaron a los barrios Rojas, Santa Marta, Villa Hudson, Don Orione y Bosques.

"Los habitantes de los barrios de Florencio Varela nunca antes habían recibido subsidios personales. Hace veinte días nos informaron los vecinos que habían llegado cheques de entre 300 y 500 pesos", denunció el primer candidato a concejal por el kirchnerista Frente para la Victoria, Héctor Salatino.

Silencio

Giannettasio no contestó las reiteradas llamadas de LA NACION para hablar de este tema, pero un colaborador de la vicegobernadora finalmente accedió a hablar y desvinculó la entrega de subsidios de la actual campaña. Sostuvo que, en rigor, se trata de una modalidad que se realiza regularmente en forma independiente de las elecciones y que su pago está contemplado en una ley.

En el Senado bonaerense explicaron que los subsidios corresponden a la ley 12.575, que establece un fondo de sustento para las instituciones de bien público, municipios y desarrollo social.

Este fondo fue creado para otorgar subsidios, subvenciones o becas no reintegrables a instituciones o a personas físicas. La ley establece que se deberá especificar claramente el destino de los subsidios. Por este motivo, los beneficiarios de los subsidios deben escribir una carta dirigida a Giannettasio en la que deben precisar la lista de pedidos.

Desde el kirchnerismo

Mientras tanto, en otros barrios del Gran Buenos Aires, y también en coincidencia con la realización de los comicios legislativos del 23 del actual, los ciudadanos no recibieron cheques sino electrodomésticos, aunque en este caso de manos del gobierno nacional.

Uno de los casos tuvo como protagonista a Verónica, de 30 años, madre soltera de tres hijos, docente y actualmente desocupada.

El 25 de agosto último, según relató a LA NACION, una asistente social tocó a la puerta de su casa en Los Hornos, en las afueras de la ciudad de La Plata. Traía un lavarropas marca Trevi, una estufa eléctrica y dos rollos de membranas para reparar las goteras del techo. Dejó los electrodomésticos y el material de construcción. Y sugirió, sólo sugirió, que no estaría nada mal si la acreedora de esos valiosos bienes resolvía asistir a un acto de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, que tuvo lugar el 30 de agosto, en el Club Capital Chica de su barrio.

"Me doy cuenta de que me están usando. Realmente me parece bastante hipócrita entregar la mercadería dos meses antes de la elección. ¿Por qué no vinieron antes? Después del 23 de octubre, ¿quién se va a acordar de nosotros?", afirmó Verónica a LA NACION.

Visita oficial

La primera visita que recibió Verónica fue de una asistente social que se identificó como profesional del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, el 11 de agosto último. En esa oportunidad, la funcionaria le preguntó si tenía televisor, cocina, heladera, cuna para el bebe, lavarropas, estufas...

La mujer detalló, en ese momento, sus necesidades: una cocina y un lavarropas. Pero lo más importante, aclaró, era un puesto de trabajo.

La representante oficial le aseguró que volverían a visitarla dentro de 45 días para cumplir con sus pedidos.

Lo hicieron antes: el 25 de agosto, un camión que no tenía identificación oficial alguna dejó los electrodomésticos en la puerta de su casa. Finalmente, Verónica no recibió ninguna cocina, como había pedido, pero sí el lavarropas, una estufa y una membrana, que, en rigor, no resulta suficiente para arreglar todas las goteras en el techo de chapa de la casa.

Una persona que se identificó como trabajadora del Ministerio de Desarrollo Social le pidió entonces a Verónica una fotocopia de su documento de identidad y la firma en un recibo. Días más tarde la visitó otra persona del Club Capital Chica y la "invitó" al acto que presidió Alicia Kirchner. Ella asistió.

"Tomo lo que me dan, pero no los voy a votar a ellos", dijo Verónica en alusión a la candidata a senadora Cristina Kirchner.

En otros barrios de la periferia de La Plata, como Villa Alba y El Churrasco, los vecinos también recibieron electrodomésticos que, según destacaron, fueron enviados por el ministerio que encabeza la hermana del Presidente.

"La entrega no es discrecional -admitió a LA NACIÓN un vocero del Ministerio de Desarrollo Social-. Esto no ocurre por la proximidad de los comicios legislativos. Esto se hace regularmente, en tiempo electoral o no. Pero ahora, como hay elecciones, es cierto que se puede prestar a todo tipo de interpretaciones", reconoció.

En Santa Fe crecen las exportaciones y crece la pobreza - En Argentina hay quienes "viven" con 2 pesos (0.70 dólares) por día

Vieja práctica argentina que invalida la democracia

Los políticos criollos ya perpetraban la compra del voto desde antes de la Ley Sáenz peña de 1916

 

Una encuesta de Gallup Argentina, de 1999, sobre corrupción, respecto a este tema dice lo siguiente

. Se le preguntó a los entrevistados
si conocían o no a alguien que haya vendido su voto a cambio de dinero u otro ofrecimiento. El 24% manifestó conocer alguna persona, contra un 76% que dijo no conocer a nadie.

Las diferencias más significativas respecto del análisis segmentado se registran teniendo en cuenta la edad de los encuestados, pudiéndose observar que el conocimiento de alguna persona que haya vendido su voto es mayor entre los menores de 50 años. Asimismo, a mayor educación hay un aumento en el conocimiento de este tipo de situaciones.

· Entre quienes manifiestan conocer alguna persona que vendió su voto, se indagó sobre las elecciones en las cuales ocurrió el hecho de corrupción. Las más mencionadas fueron las internas del Justicialismo, en general, sin especificar año (40%), seguido de las elecciones para gobernador de 1999 (29%). Luego, las elecciones presidenciales de 1995 (25%), las elecciones para Diputados de 1997 (23%) y la de Diputados de 1995 (19%). Por último, se ubican las internas de la Alianza (17%). Por su parte un 22% mencionó otras instancias electorales y el 4% no respondió.

Del análisis segmentado cabe mencionar que, salvo las internas justicialistas que son más destacadas en el Gran Buenos Aires, para las restantes instancias

electorales son los entrevistados del Interior los que manifiestan en mayor medida que en el promedio muestral el conocer a alguien que haya vendido su voto.

· Entre quienes declaran conocer a alguien que haya vendido su voto, 6 de cada 10 manifestaron que el ofrecimiento que le realizaron a la persona que vendió su voto fue dinero (57%), seguido de comida (31%). El 11%, respectivamente, respondió que le ofrecieron mercadería o trabajo a cambio de su voto. Luego, con 4% de las menciones cada una de ellas se detecta materiales de construcción, ropa/ calzado/ mochilas y colchones.

· Entre quienes manifestaron conocer estas situaciones irregulares, el partido Justicialista fue el partido político más señalado como el que ofreció la compra de votos a cambio de dinero u otros ofrecimientos (47%). Le siguen de acuerdo al número de menciones, el partido Radical con el 11% y la Alianza con el 7%. Un 9% respondió que todos los partidos realizaron los ofrecimientos para la compra de votos.

 

Consultar Encuesta Gallup completa

 


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 669515 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com