Google

Avizora - Atajo Google


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Argentina
Papeleras: Uruguay contra Argentina

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Corte Penal Internacional
- El problema ambiental de los residuos
- Terrible pronóstico ambiental
- Jorge Busti: Impresentable gobernador
-
"Atrocidad israelí, silencio mundial"

 

Google

Avizora - Atajo Google
 

 

 

. Ubicación de las papeleras de la discordia

061106 - Montevideo - Uruguay -
Patear la pelota afuera o la crisis de la imaginación -

En otra muestra de su incapacidad como estadista, de su necesidad de ganar tiempos comiciales y de desactivar a los incómodos ambientalistas, Néstor Kirchner le pasó la pelota al rey de España.

Los hechos ocurrieron durante una edición más de la Cumbre Iberoamericana. Los esforzados ciudadanos que la financian, pueden concluir que esta cumbre fue innecesaria, aburrida, mezquina, timorata e inoperante. Dos de las "estrellas" más esperadas, Lula y Chávez no asistieron. El reciente ganador en Brasil prefirió mostrarse distendido, en traje de baño y en una playa de su país, mientras que el venezolano creyó más importante inaugurar una estación del metro en Caracas.

Una de los más "importantes" acontecimientos generados que pudo cazar la prensa, fue el del presidente argentino Néstor Kirchner pidiéndole al rey de España para que le ayudara a resolver algo que él no puede resolver: el conflicto con el Uruguay por la instalación de las papeleras. Conflicto que por otra parte no existiría si no fuera porque los poderosos ambientalistas de Gualeguaychú lo crearon. Antes de las protestas ambientalistas, el gobierno Argentino casi no hablaba ni conocía muy bien el tema.


Desde ya que Juan Carlos de Borbón aceptó encantado -su existencia se justificaría por facilitaciones de este tipo-. Además instala su presencia en espacios mediáticos, desempolva su escritorio político y mitiga un poco el hastío de sus siestas reales.

Por supuesto que el uruguayo Tabaré Vásquez, también aceptó con gusto, mientras pensaba para sí mismo a la manera de Galileo: "Sin embargo se siguen construyendo".


130706 -
La Haya le dijo no a Argentina

Como era de esperar La Haya le dio la razón a Uruguay. Era de esperar, porque la decisión de acudir a este tribunal, por parte de Néstor Kirchner de Argentina, fue otra de las improvisadas y apresuradas medidas de la estrategia de su su política exterior. Incapaz de negociar con su par de Uruguay, Tabaré Vázquez, se movió sobre la base de conjeturas meramente comiciales.
Néstor Kirchner, primero pasó por alto el delito de los cortes de rutas internacionales perpetrados por un grupo de ambientalistas de la ciudad de Gualeguaychú que parecen moverse con mucha holgura económica y que no ponen el mismo énfasis por luchar por el medio ambiente de Argentina en general, como si esa zona entrerriana constituyera un territorio casi excluyente.
Luego realizó un acto político en la zona conflictiva con el único fin de desarticular  la protesta.
Al mismo tiempo y con el propósito de que el tema fuera para largo y se diluyera en medio de otros de los tantos problemas que padece su país, se presentó ante La Haya con un equipo técnico y legal a todas luces improvisado e inexperto.
Ahora tras el no de La Haya, la posta parece haber caído, nuevamente, en manos del grupo de ambientalistas de Gualegauychú, quienes ya amenazaron, tiempo atrás, con desconocer un resultado desfavorable de la Corte Internacional y volver a los cortes de rutas internacionales. Mientras tanto Kirchner, no parece aún decidido a reunirse con Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay, dejando de lado prejuicios y mezquinas especulaciones
.

130706 - Fuente BBC - La Corte Internacional de Justicia de La Haya emitió este jueves 13 de Julio del 2006, su fallo sobre la construcción de dos papeleras en Uruguay, diciendo que ese país no tiene que suspender la edificación de las fábricas, tal como lo reclamaba su vecino argentino.

"No hay suficiente motivo para una medida provisional de suspender la construcción", dijo Rosalyn Higgins, presidenta de la Corte Internacional de Justicia.

Argentina acudió al tribunal alegando que Uruguay violó los tratados bilaterales al autorizar la construcción de dos plantas de celulosa en la rivera de un río fronterizo.

Los jueces decidieron sobre la solicitud del gobierno de Néstor Kirchner de que las obras se suspendan hasta que se estudie con mayor profundidad el posible impacto ambiental en la región.

"Tenemos una gran confianza en que la Corte impida que se contaminen las aguas del río Uruguay y por eso estamos bregando", había dicho el ministro de Relaciones Exteriores argentino, Jorge Taiana.

Protestas
El gobierno de Tabaré Vázquez ha mantenido que las firmas encargadas del proyecto, la española Ence y la finlandesa Botnia, aplican estrictas medidas de protección del entorno.

El embajador uruguayo en La Haya, Carlos Mora, dijo que "es importante lo que diga la Corte, pero también es importante el día después, lo que van a hacer los países. Se inicia otra etapa que habrá que seguir con atención".

Montevideo teme que las protestas organizadas por manifestantes argentinos, que han bloqueado en los últimos meses varios pasos fronterizos, puedan multiplicarse si el fallo es negativo para Argentina.
 


//Las dos papeleras de la discordia (Ubicación)//

170406 - Ahora, un milagro. Declaraciones de ambos lados del charco parecen alentar ahora la participación de la Iglesia para resolver un conflicto que sólo puede resolver la política. Una política inteligente, generosa, flexible y de largo plazo que no parece estar en las capacidades intelectuales de los dos presidentes. Estos más bien se comportan como mandatarios caprichosos que miden al milímetro los réditos comiciales de todo lo que emprenden. Sólo entienden la realización del bien si produce beneficios para mantenerse en el poder.

¿Porqué recurrir a la Iglesia si sólo la política puede ayudar a resolver una crisis como esta? Excepto que todos reconozcamos a la Iglesia como una institución que también lleva adelante "políticas" y suele ser tan pragmática como el más "vivo" de nuestros políticos vernáculos.

El ejercicio de la política es algo que los gobiernos generalmente le niegan a la Iglesia. Y la Iglesia, generalmente niega el ejercicio de esta actividad. Ambos coinciden en que la misión de los representantes de Dios en la Tierra es solo apostólica

Así las cosas, informe va informe viene, el culebrón agrega una nueva incidencia a esta triste historia de dos países que descubren, cada cierta cantidad de años, que no tienen el gobierno que creyeron haber elegido

Informe del Banco Mundial

Mientras tanto, los dos gobiernos (nadie sabe quién es el verdadero y autorizado vocero para hablar de este tema) se regocijan con lo que creen que es un informe -el del Banco Mundial- que los favorece. Y por lo menos en esto tienen razón: Documentos de este tipo, burocráticos y oportunistas frente a una controversia binacional, no pueden ser otra cosa más que ambiguos, al menos por el momento


080406 - "Estas cumbres deben llevarse a cabo entre las dos máximas autoridades con autoridad [sic] para decidir. Así las cosas, la reunión que resolvería esta cuestión debería llevarse a cabo, entonces, entre el presidente Kirchner y el presidente de Botnia".
Estas son las agraviantes palabras que el Ministro del Interior argentino Aníbal Fernández, escupió tras negarse el gobierno uruguayo a continuar las conversaciones sobre el problema de las plantas pasteras. Otra prueba de la enorme impericia de los funcionarios argentinos para abordar diplomáticamente este grave problema de política exterior. Estas manifestaciones y hechos oportunistas y patrioteros, sólo evidencian una gran falta de recursos y la enorme impotencia que padece la cancillería y el presidente Néstor Kirchner.
Los ambientalistas de Entre Ríos, más allá de que los asista la razón en sus demandas, han consumado un delito federal al cortar rutas internacionales. Esto lo saben, el vacilante Jorge Busti, gobernador de Entre Ríos y correveidile del ejecutivo, como el presidente mismo. Sin embargo, hasta ahora no se han expresado claramente al respecto.
El mismo Busti sugirió la alucinante propuesta de llamar a un plebiscito para... consultar a los entrerrianos para que digan si está bien cortar rutas internacionales... o sea, si esta bien o mal cometer un delito.
Lo cierto es que, en estos momentos, la actitud uruguaya y la actitud de los ambientalistas piqueteros, se han constituido en dos verdaderos frentes -externo e interno- ante los cuales el gobierno de Néstor Kirchner ignora qué hacer, ya que su preocupación máxima no es -a todas luces- el problema del daño ambiental, sino el rédito comicial en riesgo en un año preelectoral

030406 -
1. Ahora Botnia dice que no suspende lo que dijo que suspendería.
2. Tabaré dijo que las plantas se harán sí o sí, "despejando" el camino hacia un arreglo
3. Los ambientalistas amenazan con nuevos cortes de rutas internacionales, o sea que para defender reclamos justos, volverían a delinquir
4. Los Fernández argentinos y Kirchner hacen su aporte diciendo que son optimistas
Con este estado de cosas y con tanta incompetencia, los argentinos no pueden dejar de preocuparse seriamente por la impericia en el tratamiento de este tema. Pero seguramente temblarán si piensan que, por ejemplo el tema Malvinas está en manos de estos mismos dirigentes actuales

290306 - Una historia absurda con incierto desenlace

270306 -
Botnia suspendió

240306 -
Si  Botnia y Ence no suspenden la obra, no hay reunión, dijo uno de los funcionarios Fernández

0306 - Dos presidentes que no están a la altura de las circunstancias

Dos presidentes que anteponen intereses personales de corto plazo a las necesidades inmediatas de sus países y de la región; dos presidentes que carecen de la visión necesaria como para anticiparse a los hechos; dos presidentes que ponen a sus países, absurdamente al borde de un conflicto bélico.

Los uruguayos en su orilla, manifestando por la continuidad de las obras y la garantía de las fuentes de trabajo: ¿indiferentes al riesgo ambiental?

Los argentinos en su orilla, manifestando por el riesgo ambiental ¿indiferentes a las violaciones ambientales que se perpetran a lo largo y ancho de su propio país?

Kirchner sin comprensión elemental de política exterior y de geopolítica, dando manotazos irresponsables para tratar de apagar un fuego que él mismo, demagógicamente, contribuyó a crear, manejando a un impresentable gobernador de la zona: Jorge Busti.

Tabaré, entre dos fuegos (interno y externo), con un discurso vacilante que pretende conformar a a todos los sectores, tengan o no razón, práctica lamentable de la tradicional política criolla.

En fin, pérdida de tiempo, dinero, bienes; agotamiento moral, desprestigio regional e internacional; postergación de urgentes problemas sociales como el hambre y la pobreza en aumento; abandono de foros de discusión de problemas regionales al borde del colapso como el del agua y la desembozada avanzada de la penetración norteamericana en la zona

Más allá de eventuales levantamiento de cortes o cese de manifestaciones, los antecedentes de estos hechos deben servir de lección tanto a uruguayos como argentinos, para comprender mejor el verdadero nivel de conducción e interés en los problemas sociales de su clase dirigente actual

0306 - Tras haberse dado el lujo de llegar a este peligroso punto, Tabaré Vázquez y Néstor Kirchner dejaron de jugar a las escondidas y decidieron pensar en cosas más importantes que sus mezquinos réditos comiciales.

Parece que ambos, ahora enredados en torpes disputas regionales, ignoran la historia en común de los países que gobiernan, debilitan el ya raquítico Mercosur y, lo que es peor, alientan a las acechadoras sonrisas oppenheirmeristas de sus enemigos comunes.

120306 - Fuente  a Página/12 - Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez, dos presidentes que por lógica deberían tener más cosas en común que diferencias, anunciaron ayer en Santiago de Chile que tras dos breves reuniones habían alcanzado un acuerdo para destrabar el conflicto originado entre Argentina y Uruguay por la instalación de dos papeleras. El acuerdo contempla que las empresas Ence y Botnia paralicen las obras de construcción de sus dos plantas en Fray Bentos y los asambleístas de Gualeguaychú levanten los cortes de ruta, en ambos casos por 90 días. En ese plazo, Kirchner y Tabaré mantendrán dos reuniones, una en Colonia y otra en Mar del Plata, en las que buscarán una salida a la controversia. La solución pasaría por la integración de una comisión de especialistas de prestigio que se encargarán de controlar que las plantas no contaminen el medio ambiente. Luego del anuncio, el presidente argentino se preocupó de remarcar que la relación con el gobierno uruguayo nunca había corrido peligro. “Siempre nos mantuvimos en contacto, el diálogo no se cortó”, explicó Kirchner

La cuenta regresiva de la reunión de ayer habría que iniciarla en el mensaje de apertura de las sesiones ordinarias de Kirchner en el Congreso. Cuando ya parecía que todos los puentes entre ambos se habían roto –o cortado, dado el caso–, el Presidente trató a Tabaré con palabras afectuosas. Lo llamó “hermano” y “amigo”, pero también le pidió la paralización de las obras por 90 días como condición para sentarse a negociar.

A partir de allí el problema se trasladó a los negociadores designados para el caso: el jefe de Gabinete argentino, Alberto Fernández, y el secretario general de la Presidencia de Uruguay, Oscar Fernández. El argentino reclamaba que se detuviera la construcción de las plantas, el uruguayo le respondía que primero se levantaran los cortes de ruta. Como el huevo y la gallina, en versión rioplatense. Con todo, esa instancia de negociación sirvió para derrumbar el muro que se había formado entre ambos gobiernos, hasta hacía poquito muy amigos. Allí surgió la necesidad de que las dos medidas se dieran en forma simultánea, y que la resolución debía llegar de la mano de un diálogo entre los presidentes.

El conflicto ya había escalado más allá de lo esperado. Argentina anunció y aprobó en el Congreso la presentación de un recurso ante la Corte Internacional de La Haya para detener las obras. Uruguay prometió acudir a la OEA, llevar el tema al Mercosur y Tabaré se encuentra pronto a iniciar una gira por la región para explicar la posición de su país en un negocio que le significará una inversión de 1200 millones de dólares.
100406 - Fuente Castellanos - Papeleras: ¿Y ahora qué?

El gobierno peronista ortodoxo de Kirchner encamina su política exterior hacia en descalabro diplomático de proporciones impredecibles. Uruguay dispuso el cese de las negociaciones bilaterales y refirió el entredicho por la instalación de las pasteras a la Comisión Regional del Mercosur que, para colmo irónico, preside la Argentina. El farsante estrella de la política nativa -Chacho Alvarez- deberá actuar, esta vez sin la red de hipocresías que cultivó como alimento de su carrera signada por el oportunismo. Pero además, los orientales presentarán en La Haya un recurso contra el corte de fronteras, algo que el Tribunal Internacional condenará, sin atenuantes.

Aníbal Fernández, matón grosero de entresijos bonaerenses, aupado al ministerio del Interior, hombre de pesadas, compadres cuchilleros y aprietes, llamativamente parecido al caudillo conservador Barceló, que suele disfrazarse de gaucho, soltó frases ofensivas para el presidente Vázquez, otrora “hermano” del progresismo latinoamericano. Irresponsable, con mentalidad mafiosa dijo que el cacique santacruceño debería reunirse con el titular de Botnia, porque el jefe del Estado uruguayo no tiene poder. La provocación tiene marca orillera y retoma un estilo popularizado por Menem cuando negociaba con los jefes corporativos a expensas de las instituciones republicanas.

En rigor Fernández habla por su experiencia; ante una controversia, el Estado nativo reúne a capitanes de las corporaciones que bajan o suben el pulgar en función directa con los subsidios que reciben para sus faenas prebendarias: el caso del transporte es paradigmático en la Argentina coimera.

El gobierno uruguayo tiene aquilatado prestigio internacional por honrar sus contratos, por eso recibe inversiones externas y no será una reyerta con los “machos platenses” lo que modifique una larga tradición procedimental.

Nadie, hasta hoy, ha probado fehacientemente que las pasteras Botnia y ENCE contaminen más allá de los porcentajes considerados como aceptables para un ecosistema determinado. Todas son hipótesis de organizaciones ecologistas que nunca hablaron del Riachuelo, de Celulosa Argentina SA, o de las papeleras de Zárate y Tucumán.

La facción neofascista gobernante ha “malvinizado” el asunto de las papeleras como reacción despechada porque las empresas no pagaron las coimas exigidas por Busti para un aposento en este lado del río. Este dato es manejado por los organismos internacionales porque la entidad finlandesa se ocupó en difundirlo urbi et orbi desde hace varios años.

No hay dudas, para quienes conocen el talante del Tribunal Internacional, que el corte fronterizo será priotitario en el tratamiento desde la óptica del derecho internacional. Uruguay adelantó una pieza porque el gobierno peronista vive sujeto a la determinación de asambleístas de dos o tres ciudades que sobrepujan con preceptos constitucionales y violan tratados internacionales. El resto del país mira, desinformado o atrapado en la telaraña de la propaganda del partido gobernante, rasgo frecuente en los sistemas de dominación nacional populistas.

En la Argentina, los problemas ambientales nunca escalaron a la tesitura del interés general. Baste recordar que María Julia Alsogaray fue ministra del ramo y que en el presupuesto nacional la partida destinada a resolver deficiencias medio ambientales es ridícula.

El daño que la improvisación aventurera infligirá al país será severo, más allá de razones y sinrazones sobre la contaminación. El colofón, previsible, obvio en materia de relaciones internacionales, es simple. Uruguay construirá sus plantas; el movimiento de los entrerrianos languidecerá hasta desaparecer en acciones simbólicas y la coyunda kirchnerista habrá propinado otro baldón al desprestigio internacional que hoy rodea a una nación fuera de la ley.
 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com