Argentina Al día
En una de esas en Austria. Pero ni hablar de cruzar el charco

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

Argentina está peor que en los 90 - Jorge Busti: Impresentable gobernador - ¿Contaminan las papeleras? - Papeleras sobre el Uruguay Río de los Buitres

Triste conflicto este de las papeleras, y aún más triste los roles de Tabaré Vázquez y Néstor Kirchner para resolverlo.
El de las papeleras es un  conflicto que ambos presidentes también contribuyeron a crear y a acrecentar: por su impericia en el manejo de los asuntos públicos, por la falta de previsión y por ausencia de noción de prioridades; y además por sus mezquinas urgencias comiciales.
Desde que se anunció que ambos concurren a Viena a una reunión, los medios y las oficinas de gobierno gastan su tiempo en deshojar margaritas tratando de adivinar si charlarán sobre el tema en Austria cuando se encuentren. ¡Generosos uruguayos y argentinos que soportan que sus presidentes, cual niños caprichosos, no sean capaces de cruzar el charco para resolver un problema del cual ambos son absolutamente responsables!
Claro, no está en sus personalidades ni en sus intereses actuales, mostrar rasgos de estadistas

 

0506- La Haya y la asfixia - Mario Wainfeld

El surgimiento de dificultades para la empresa finlandesa Botnia en los organismos internacionales de crédito (ver nota aparte) o en el sistema financiero es, para la actual estrategia del gobierno argentino, la mejor noticia imaginable. La negociación bilateral, el único medio para resolver el entuerto de forma no lamentable, está estancada. La crispación crece a ambas orillas del charco, especialmente entre sus elites de gobierno. Y el recurso a la Corte de La Haya, aunque se verbalicen otras cosas, funge más como un medio que como un fin. Un medio-carambola a dos bandas. Primero, fue la clave para inducir el levantamiento del bloqueo del puente internacional. Además, es un generador de incertidumbre que no imposibilita pero sí torna más incierta la inversión en las pasteras.

El acto de Gualeguaychú propaló un meta mensaje voluntarista respecto de las reales chances de Argentina en La Haya, pero es insensato pensar que los funcionarios más avezados crean que hay buenas posibilidades de obtener un fallo favorable o la aceptación de la medida cautelar en tiempos razonables. Suponer que se tiene el matemático 50 por ciento de ganar ya sería un desborde de optimismo o de petulancia.

Textos sobre Ciencias Sociales y Filosofía - El monocultivo de soja transgénica - Delitos internacionales y principio de jurisdicción universal El caso de Irak - Llamado a los jueces del mundo - Temas Que Queman
 
Un ejemplo cercano, al menos geográficamente, es ilustrativo acerca de los cansinos tiempos que se toma el tribunal. En diciembre de 2001, Nicaragua inició un reclamo contra Colombia referido a límites marítimos en el mar Caribe. Se fijó fecha de contestación de demanda para junio de 2004, un lapso casi eterno. Pero Colombia articuló “objeciones preliminares” en enero de 2004, “prosperaron” y hasta hoy no hay nueva fecha de contestación. El tribunal está sobrecargado de trabajo y suele dilatar sus encalmados términos procesales.

En cuanto a la medida cautelar, es inusual que La Haya las homologue. Los requisitos exigidos son, en apretada síntesis:

a) seria probabilidad de la existencia del derecho a proteger,

b) temor fundado de que se cause lesión grave a ese derecho,

c) falta de otra medida adecuada para evitar el daño y

d) que el perjuicio causado por la suspensión no cause más daño que el hecho que se busca evitar.

Los criterios utilizados por el Tribunal son muy restrictivos, los casos en que se admitió un pedido similar se cuentan con los dedos de una mano. Para colmo, es muy arduo dar por probado un daño que no se está produciendo. Si acreditar el daño es duro, es endemoniado determinar su magnitud, algo también imprescindible.

Por lo tanto, las expectativas de Cancillería y de la Rosada no se asientan en cuándo o cómo se resuelva el pleito internacional, sino en tornar imposible o muy peliagudo el financiamiento a Botnia. Se supone que esa asfixia a Botnia no persigue el fracaso total del emprendimiento, sino un forzamiento de la vía negocial entre los presidentes. Se supone.

Quizá sea un exceso de fantasía apostar a torcerle el brazo a una empresa europea, por falta de dinero, en lo que podría ser un leading case internacional. La evolución del entredicho lo dirá, en cualquier caso tal es el nodo de la actual táctica del Gobierno.

Una pregunta adicional, para nada superflua, es cómo impactaría en las futuras relaciones de los dos países hermanos el (ya se dijo muy virtual) éxito pleno de la estrategia de la asfixia. Todo sugiere un escenario desastroso: Uruguay privado de una de las inversiones más grandes de su historia. Un saldo tal derivaría en un odio perdurable del gobierno y una consistente mayoría del pueblo oriental hacia la Argentina. Los funcionarios argentinos replican ante esa objeción que su anhelo sigue siendo negociar y no terminar de asfixiar a Botnia. Así debería ser. Se supone que así es.

Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | GlosariosLibro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 669515 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com