Cargando

Argentina / Argentine
Cristina de Kirchner culpa al
campo de la pobreza

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Rosario fue una fiesta
-
Obama ya corre sin Clintos hacia el poder
-
El solidario idiota argentino
- Macabra adulteración en la era Kirchner
- Las "Damas de blanco" de Cuba

 

 

090608 - La protesta del campo obligó a la presidente a elaborar con urgencia un plan de acción social para intentar explicar el destino de las retenciones al agro. Este plan de distribución para nada figuraba en la agenda de gobierno por que, como es obvio, lo hubiera anunciado hace 90 días y el efecto, más allá de su aplicación efectiva, hubiera arrebatado muchas de las banderas que durante tres meses enarbolaron los ruralistas. Además, indirectamente hace responsables de la pobreza y del hambre que vive el país a los agropecuarios, sin distinción. También clausuró definitivamente cualquier posibilidad de diálogo con el sector con respecto a las retenciones móviles. La presidente contuvo razonablemente su habitual agresividad formal, pero nunca como antes los sectores del campo fueron tan pobremente considerados y fuertemente atacados por el gobierno, como en esta oportunidad.

Un día antes -y como parte de esta estrategia-, el matrimonio presidencial Kirchner mandó a Luis D´Elía a solicitarle públicamente, durante un programa televisivo, la "rendición incondicional" a los productores agropecuarios

100608 - La Nación - La presidenta Cristina Kirchner anunció la creación del programa de redistribución social que tendrá como objetivo la construcción de hospitales públicos y centros de salud, la construcción de viviendas urbanas y la mejora de caminos rurales. Para financiar el nuevo plan se utilizarán las retenciones a la soja que superen el 35 por ciento.

Con fuertes críticas al campo, la jefa del Estado ratificó que las retenciones móviles no se tocan. “La medida tuvo por objeto dos cuestiones. Por un lado, generar la soberanía alimentaria para todos los argentinos. Los argentinos no comemos soja. El 95% se exporta. Y en segundo término, la distribución del ingreso. Que aquellos sectores que mayor rentabilidad tienen, por el modelo económico que impulsó el Gobierno, aporten más”.

Así, Cristina Kirchner, defendió hoy la aplicación de las retenciones móviles por encima del 35 por ciento y señaló al respecto que "el Estado no quiere cerrar las cuentas fiscales: quiere cerrar la cuenta social".

En un duro discurso que tuvo como eje el conflicto con el agro, que hoy cumple 90 días, la mandataria agregó que el Gobierno aportó 12.000 millones de dólares para sostener el tipo de cambio y se preguntó: “¿Qué pasó en estos tres meses? Derramaron litros de leche en un país donde aún hay gente con hambre. ¿Cuál es el error que cometió el Gobierno? Fue, tal vez, la ingenuidad política de no advertir que no se puede tocar la renta extraordinaria de un sector".

Según lo anunciado en Casa Rosada, donde hubo cerca de 1000 invitados, el decreto 904/08 da forma a la creación del programa de redistribución social, en el que se establece que el 60 por ciento de los recaudado será dirigido a la construcción de hospitales públicos y centros de salud, el 20% a la creación de viviendas populares y el 20% restante para mejorar caminos rurales.

Al respecto, señaló que parte del diferencial entre los 35 puntos porcentuales y la tasa que se llegue a cobrar, se destinará a la construcción de "por lo menos 30 hospitales y más de 300 centros de atención primaria para la salud".

La Presidenta también aprovechó la oportunidad para “preguntarle a todos los argentinos”, si después de “estos largos 90 días estamos decididos a abordar el problema de la pobreza sin tocar rentas extraordinarios”.

Y siguió: “Las medidas no fueron una elucubración o un sueño de una noche de verano. Los más vulnerables son los que menos tienen. En serio, necesitamos poner mucho esfuerzo porque todavía hay mucha deuda social pendiente y mientras haya un pobre no habrá victoria para los argentinos”.

En uno de los momentos salientes del discurso presidencial que duró casi media hora y por primera vez desde que estalló el conflicto, la jefa del Estado pidió disculpas. “Quiero decirles a todos, si alguien se sintió ofendido por un palabra o un gesto, desde acá le pido perdón. Pero también quiero pedirles a todos que trabajemos en paz y dejemos que todos los argentinos puedan ejercer su derecho libremente”.

Además, la Presidenta reconoció como un "error" la decisión de "tocar la renta extraordinaria" de un sector de la economía debería haber ido acompañada por una mejor "explicación" y "comunicación".

"La distribución del ingreso se hizo, tal vez, con una política que, pese a haber sido revalidada en las urnas, requería tal vez de una mayor explicación y comunicación, o tal vez de un mayor ejercicio de responsabilidad por parte de todos", afirmó la mandataria.

Sin crisis. La Presidenta también habló sobre la situación económica del país. “Hace unos días atrás un periodista me hablaba de crisis y lo corregí que no estábamos en crisis. No vivimos una crisis en estos 90 días. Crisis fue la del 2001. Hoy, los restaurantes están llenos, las exportaciones están creciendo y el consumo también. Estamos viviendo la reacción de un sector al que el estado había afectado una parte de su renta extraordinaria”.

Y añadió: “Lo que queda es esto: la reacción de alguien que se niega a redistribuir para los que menos tienen. La Presidenta gobierna para todos. Y las decisiones son en beneficio de todos. Algún sector puede no estar de acuerdo, pero no hay que confundir y no se puede desacreditar”.

La presidenta Cristina Kirchner también convocó a negociar al campo. “Tiendo la mano a todos los argentinos. Vamos a dialogar, no imponer. Nadie puede arrogarse el derecho de frenar la circulación de los argentinos”. Y recordó que mañana cumple seis meses al frente del país.
 

Las frases más salientes:

  • "En estos seis meses, porque mañana se cumplen seis meses de aquel 10 de diciembre en que la banda presidencial era más liviana de lo que es hoy, hemos hecho muchas cosas"

  • "Hemos logrado una Argentina que sigue en marcha, que quiere trabajar y seguir progresando. Los argentinos quieren trabajar, hay que dejarlos trabajar"

  • "No hubo una parte contra otra parte. Quien habla no es una parte. Debe gobernar para todos los argentinos, y cuando toma decisiones la toma en beneficio de todos las argentinos. Tal vez algún sector puede no estar de acuerdo".

  • "Tiendo la mano a todos los argentinos. Pese a estos 90 días hemos seguido trabajando fuertemente en cuestiones relacionadas a la carne y la leche"

  • "Los más vulnerables son los que menos tienen, los pobres no tienen estrategias defensivas frente al aumento de los precios"

  • Si alguien se sintió ofendido por una palabra que yo haya dicho o por un gesto, cualquier gesto, desde este lugar, desde acá, le pido perdón pero también quiero pedirle a todos que trabajemos en paz, libremente".

 

 

 

 

AVIZORA.COM
TEL: +54 (3492) 452494
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com