Cargando

Dictamen del fiscal Nisman: Una nueva estafa del gobierno argentino

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos


Otros enlaces:

- Encubrimiento AMIA - Nisman el mentiroso
- Argentina
-
Investigando la bomba en la Asociación...
-
Washington pretende reescribir la historia...
-
Laura Ginsberg acusa a Néstor Kirchner
 

 


. ¿Qué es APEMIA?
. Los acusados por Nisman

021106 -
Fuente PTS -
Entrevista a Laura Ginsberg de APEMIA (En la foto de la derecha)

Un dictamen a la medida de Bush y el Estado de Israel.
 

Qué opinás del dictamen emitido por los fiscales Nisman y Martínez Burgos, acusando a Irán como responsable del atentado a la AMIA.

Nosotros pensamos que este dictamen es una nueva estafa del gobierno al reclamo de una investigación seria y al castigo de los culpables.
Vale la pena recordar que Nisman intervino en acciones muy similares cuando trabajaba para el ex juez Galeano, a principios del año 2003. En esta oportunidad, formularon un pedido de captura de funcionarios iraníes que terminó en fracaso cuando no pudieron probar esa acusación.
Ahora hace este nuevo pedido siguiendo las instrucciones de INTERPOL. Así lo reconoce el propio Nisman.

El dictamen puede tener forma jurídica pero es un dictamen netamente político. Alberto Nisman viene a satisfacer las exigencias que hace meses le hacen al gobierno Kirchner tanto el Departamento de Estado de los EE.UU., como la Embajada de Israel y las organizaciones judeo-americanas con las que estuvo reunido el propio Néstor Kirchner en Buenos Aires y en Washington.

Esta acusación política sobre el régimen iraní es la respuesta a esas exigencias, que nada tienen que ver con el esclarecimiento de la masacre de nuestros familiares en la AMIA. Pero sí tienen que ver con una campaña política para colocar la causa AMIA al servicio de la guerra en Medio Oriente contra Irán y Hezbollah. Es el resultado de las políticas de Kirchner para transformar a la Argentina como país de referencia en América Latina en el contexto de la lucha contra el terrorismo internacional. Es un alineamiento con las políticas de Bush y no tiene nada que ver con el esclarecimiento de la masacre en la AMIA.

//Alberto Nisman//

Sirve para seguir consumando el cierre de la causa, porque este gobierno liberó -después de un juicio fraudulento- a los principales imputados por la acción criminal y no persigue a ninguno, ni siquiera a los que cometieron “irregularidades” en la instrucción. No lo metieron preso a Galeano y el Consejo de la Magistratura acaba de perdonarle la vida a Bonadío, otro de los jueces encubridores. Kirchner defiende la “patota judicial” y hace los deberes con EE.UU., consagrando la impunidad.
Lo gravísimo del Fiscal Nisman es que su dictamen se basa en información que es secreta, una información suministrada por los servicios de inteligencia extranjeros.

¿Hay relación entre el dictamen de Nisman y la actuación de Galeano?

Por supuesto. Nisman utiliza los mismos métodos que Galeano y los profundiza. Pretendió diferenciarse del ex juez, pero a diferencia de lo actuado por Galeano, el dictamen de Nisman es una acusación política de mayor profundidad.
Nisman dio a publicidad su dictamen cuando el gobierno le dio vía libre porque ya tenía todo esto arreglado desde hacía meses con sus interlocutores en EE.UU. e Israel.
A diferencia de Galeano, a él lo apoyan todos los otros querellantes “olvidando” que -con métodos como estos- el Tribunal Oral ya declaró nulas buena parte de las acusaciones que el propio fiscal instruyó y que pusieron en libertad a todos los imputados de ser la “conexión local”.
Entonces volvemos a los reclamos que desde APEMIA venimos haciendo. El gobierno oculta los archivos que siguen siendo secretos. Y no sólo hay archivos secretos en Argentina. Hay archivos secretos vinculados a la causa AMIA en Israel y en EE.UU.
Con su dictamen, el gobierno Kirchner se prepara para hacer posible aquello que ni Bush puede hacer en EE.UU., que es acusar sin mostrar pruebas.
Y una de las cosas más graves es la modificación de la ley de inteligencia nacional. Este es uno de los puntales reclamados por Memoria Activa y el CELS ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Nosotros nos tomamos el trabajo de comparar el texto de la ley vigente con la propuesta que Memoria Activa y el CELS acordaron con el Ministerio de Justicia y llevaron ante la CIDH. Esta última es aún más grave que la del propio Pichetto. Con esta nueva reforma que acordaron Memoria Activa/CELS y el Ministro de Justicia, ni los jueces van a tener acceso a la información secreta de los servicios de inteligencia, o a las “pruebas” para fundamentar una acusación. Estará vedado el acceso a la información secreta. Ni en la actual ley vigente existe eso.
Para sintetizar, el dictamen de Nisman se propone satisfacer las exigencias de la Embajada de Israel, el lobby judeo-americano y el departamento de estado de los EE.UU., encolumnar a la Argentina detrás de las políticas de guerra con la excusa de la lucha antiterrorista en el mundo, y al mismo tiempo validar una metodología que es ilegal en cualquier parte del mundo como acusar con base en información secreta de servicios de inteligencia.
A modo de anécdota, aunque es un hecho gravísimo, Nisman salió muy suelto de cuerpo a decir que el tiene evidencia -que por supuesto no muestra- que los ex funcionarios acusados se reunieron en la ciudad iraní de Mascad el 14 de agosto de 1993, y que resolvieron poner la bomba en la AMIA. Lo que Nisman oculta es que los mismos servicios de informaciones ya habían reconocido que el Estado argentino, Israel y Brasil sabían seis meses antes de esta fecha (desde febrero de 1993) que se iba a poner una bomba en Buenos Aires.
También oculta información que es pública: hace un par de años atrás, allá por el 2004, un ex director de un grupo de elite del FBI, declaró en Brasil –primero ante la prensa y después ante las autoridades- que el atentado a la AMIA se preparó en Brasil.

¿Qué pensás de las posiciones vertidas por las autoridades de la DAIA y la AMIA?

La dirección de la comunidad judía, agrupaciones como Memoria Activa, el gobierno de Israel y el gobierno de EE.UU. salieron a felicitar a Nisman y al Estado argentino, diciendo que es el “avance” que estaban esperando hace mucho tiempo. Nosotros repudiamos esta felicitación. Este comportamiento de la dirección de la comunidad judía, así como la de otras agrupaciones de familiares, vienen a cerrar la performance que han sostenido durante todo este tiempo, apoyando ilimitadamente al gobierno de Kirchner. Una validación de todas las medidas que Kirchner ha tomado. Yo evaluó que han renunciado a la lucha por el esclarecimiento de la masacre y el castigo a los culpables.
Nosotros consideramos que esto no es ningún avance hacia el esclarecimiento, creemos que es un avance hacia el cierre definitivo. Esta es una causa donde no hay ningún preso, ningún condenado, ningún sospechado. Ni siquiera los responsables del encubrimiento, que es un delito menor comparado con la gravedad del crimen que se cometió hace 12 años. Todas estas organizaciones vienen acompañando al Estado argentino en el esfuerzo que hace el gobierno de Kirchner de poner esta causa en el camino de la prescripción. Ya pasaron 12 años, esta causa va camino a prescribir. Días antes o días después nos vamos a encontrar con que el gobierno va decir que no tiene obligación de perseguir a nadie porque la causa prescribió.
Lo que el Estado argentino busca es ser exculpado él mismo de su responsabilidad criminal. Es el Estado argentino el responsable de la masacre en la AMIA, pero no sólo en el encubrimiento, sino en la criminalidad misma. Es el Estado argentino el que sabía que la bomba se venía, el que puso sus fuerzas de seguridad para perpetrarlo y el que lo encubrió durante 12 años. No lo hizo solo. Tuvo socios, al menos en el encubrimiento: EE.UU., Brasil, Israel, Gran Bretaña, Alemania.
Nosotros hacemos una acusación formal contra los Estados, en particular contra el Estado argentino que es el responsable criminal y encubridor del ataque, y cuenta con el apoyo de las organizaciones locales que lo sostienen DAIA, AMIA, Memoria Activa, etc.

¿Qué salida promueven desde APEMIA para avanzar en el esclarecimiento del atentado?

Esclarecer el crimen de la AMIA debiera ser una causa nacional. La lucha por el esclarecimiento tiene que ser una prioridad dentro del contexto de las luchas sociales y políticas en la Argentina. Si nos imponen una legislación antiterrorista en nombre de la causa AMIA, validando los métodos ilegales de la SIDE, de las policías y de las fuerzas de seguridad, de nuevo los argentinos vamos a estar en problemas. Y lo más grave de todo es que así no va a haber juicio ni castigo para los culpables.
Al gobierno nacional y a sus sostenes, no les interesa el esclarecimiento del atentado. Lo que hace Nisman es una demostración de que no tienen el menor interés en esclarecer nada. El Estado ya demostró que nos conduce hacia la impunidad absoluta. Para nosotros, a grandes problemas como los que aparentemente se plantean en torno al caso AMIA, pensamos que hay soluciones muy sencillas: exigir que abran los archivos y que los analice una comisión investigadora independiente del Estado.
Todas las maniobras que el Estado argentino y sus socios internacionales han venido consumando desde Menem para acá es suficiente evidencia como para demostrar el papel del Estado argentino en esta masacre.
La salida para avanzar en el esclarecimiento del atentado es la inmediata apertura de los archivos y la renuncia de Nisman
Me parece que tenemos una buena oportunidad para volver a intervenir con estos reclamos. Este es un momento muy delicado en la política nacional porque las maniobras del gobierno con el dictamen de Nisman no son sólo para satisfacer las presiones de EE.UU. e Israel, sino también para elaborar legislación y herramientas legales para poder utilizarlas más adelante en contra del pueblo argentino.

¿Qué es APEMIA?

La Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA es una organización conformada por una minoría de familiares de víctimas del atentado a la AMIA. Liderada por Laura Ginsberg, viuda de una de las víctimas de la tragedia, nació como un desprendimiento de Memoria Activa. Cuenta con el apoyo de estudiantes universitarios, la titular de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Nora Cortiñas, el Partido Obrero y dirigentes del movimiento piquetero.

Bajo la consigna: “ NO A LA PRESCRIPCIÓN DE LA CAUSA AMIA!, BASTA DE IMPUNIDAD Y DE ENKUBRIMIENTO!, JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS CULPABLES!, QUE ABRAN LOS ARCHIVOS SECRETOS!” ha convocado a un acto para el 18 de julio a las 18.30, en Pasteur y Corrientes.

Apoyan su convocatoria:

Liga Argentina por los Derechos Humanos (L. A. D. H.),
Liberpueblo,
Articulación de los Grupos de Familiares, Sobrevivientes y Amigos de las Víctimas de Cromañón,
Agrupación de Profesionales en Lucha (APEL),
Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI),
Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA),
Agrupación 11 de Mayo,
Partido Comunista (PC),
Partido Comunista Revolucionario (PCR),
Partido Obrero (PO).

APEMIA surgió tras la lectura del veredicto, por lo cual no intervino como tal durante el juicio, sino como parte de Memoria Activa. Hoy su postura se resume en:

# Acusa directamente al Estado Argentino, y a los gobiernos que se sucedieron desde el atentado, por encubrimiento del crimen.

# Considera que el atentado es un crimen de lesa humanidad porque fue cometido por el Estado, y pelean por la prescripción de la causa.

# No se acercó al Gobierno de Kirchner.

# Sostiene que el Estado de Israel acompañó al argentino en el encubrimiento de los atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA.

APEMIA dixit

Laura Ginsberg , titular de la Asociación para el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA)dialogó con Radio Jai.

A partir de un comunicado de prensa emitido por Memoria Activa en enero de 2002, Laura Ginsberg fue echada de la agrupación por haber denunciado públicamente al abogado Alberto Zuppi, ya que se había incorporado al gobierno de Rodríguez Saa, “no se podía ser juez y parte”, comentó.

“Con todos los compañeros de Memoria Activa que estaban de acuerdo formamos APEMIA. Continuamos denunciado el encubrimiento y la impunidad. Denunciamos al gobierno de Kirchner, perverso, porque viene ahora el Ministro de Justicia Iribarne en nombre del gobierno a cerrar la causa, a evitar el debate por la no prescripción”.

Ginsberg aseveró que “no hay ni un solo preso, ni un sólo condenado, y esto ha sido responsabilidad política de todos los gobiernos, por eso decimos que el Estado ha encubierto. Nunca tuvimos esperanzas e el gobierno de Kirchner, justamente el gobierno trabajo en contra de los familiares y los estafó. Lamento la frustración de los Familiares por las promesas incumplidas, títulos rimbombantes de combatir la vergüenza nacional. Hoy Kirchner viene a cerrar la causa, este año lo van a hacer de la mano del CJM que vendrá en julio. El Estado se reconoce como encubridor agravado para negociar con Memoria Activa y con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

“Consideramos que es un crimen de lesa humanidad porque es un crimen cometido por el Estado, tenemos pruebas que el Estado Argentino puso todo lo que tenía al servicio de la comisión del crimen”, denunció la titular de APEMIA. “No hay pruebas de la conexión internacional”, agregó.

Ginsberg aseguró que “sin duda cuando el reclamo está unificado es más fuerte, como el “Yo acuso” de 1997 cuando los familiares acusamos juntos la responsabilidad del gobierno de Menem y Duhalde, desde allí hubo un trabajo de fragmentación del cual se ocupó expresamente la dirección de la comunidad judía, el gobierno de Menem y a través de sus representantes la Embajada de Israel”.

APEMIA, considera que el Estado encubrió y cometió el crimen, y según su titular, “todos los demás (AMIA, DAIA, Memoria Activa) acompañan al Estado y siguen sembrado la ilusión de las cosas van a cambiar y ya llevamos 3 años de mentiras reiteradas.

Estado de Israel acompañó al argentino en el encubrimiento de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA. Esto se traduce en palabras que Laura Ginsberg recuerda del embajador Avirán: “Las relaciones entre Argentina e Israel son un cielo celeste que tienen solo dos nubes”.

Acusados por el fiscal Nisman, sobre los que el juez Canicoba Corral dictó orden de captura
 

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com