Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Argentina
Impresentables argentinos
Nacha Guevara o Clotilde Acosta

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Gripe o Influenza porcina
- Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
-
Crisis económica: ¿Hasta cuándo?, ¿hasta...
-
Argentina, paria y vergüenza internacional
-
El Rey Juan Carlos acusado de hechos

 

. Nacha Guevara o Por la plata baila la mona

010509 - Ricardo White - La impresentable Nacha Guevara -ex Clotilde Acosta- se suma al kirchnerismo. La usurpación de la imagen de Perón y la tomada de pelo a los votantes. Para los que, como yo, están convencidos de que la farándula argentina no conoce límites para la decadencia, está dedicada esta noticia. El corrupto Gobernador Daniel Scioli confirmó a la actriz marplatense como tercera en la lista del kirchnerismo en provincia.

Ahora resulta que también los artistas, al igual que los políticos, se ubican en la vereda de enfrente de la ciudadanía a la que dicen representar.

Pero hoy ya hay demasiados exponentes del espectáculo que, de un modo u otro, se dedican a la politiquería barata con el último objetivo de llenarse los bolsillos y de asegurarse un sueldo en perjuicio de nosotros, los contribuyentes.

Tal vez entre los casos más patéticos se pueda citar al impresentable Alberto Fernández de Rosa, militante kirchnerista del núcleo de Escobar y que fue parte del risible circo del autosecuestro de Luis Gerez. De cualquier forma, vale la pena remontarse a los (malos) ejemplos de Irma Roy y de Luis Brandoni, legisladores respectivamente por el PJ y la UCR y que han desfilado por el espectro político sin pena ni gloria.

Dicho como corresponde: no han hecho nada más que el ridículo.

Desde luego, al armado corrupto del proyecto kirchnerista no le podía faltar la liquidada actriz Nacha Guevara -Clotilde Acosta- que hoy bordea los setenta años y que hace tiempo viene demostrando estar verdaderamente gagá.

Anunció el comprometido Gobernador
Daniel Scioli que Guevara será la titular del tercer puesto de la fórmula del kirchnerismo para el Gran Buenos Aires, detrás de él mismo y del ex presidente -y gran culpable de todo este desmadre- Néstor Carlos Kirchner.

La intención del alicaído espacio kirchnerista es, nuevamente, apelar a la estupidez intrínseca de un puñado de cientos de miles de bonaerenses, para que identifiquen a la buscavidas de Nacha con la figura de Eva Perón y ello traccione sufragios.

El próximo paso es obtener por la vía del apriete de los jueces, la discrecionalidad para utilizar la efigie de
 Eva y Juan Domingo Perón en las boletas del kirchnerismo, a la vez que por supuesto se intentará diseñar algún maquiavélico mecanismo para impulsar hacia los primeros lugares a las boletas K -ya que hoy se sitúan más allá de la 30a. posición-.

Con lo cual -Nacha Guevara incluida- el plan estará completo y cerrará con moñito y todo.

Pero, por supuesto, a ningún taimado lector se le vaya a ocurrir que los Kirchner recurran al pasado robo de boletas opositoras y al clonado ilimitado de boletas oficialistas para empapelar los cuartos oscuros de todo el país. Las autoridades de mesa del conurbano volverán a ser apretadas por pequeñas patotas para que no se les ocurra impugnar ni un solo voto kirchnerista. A otros se les volverá a advertir, como en octubre de 2007: Tocás un voto nuestro y sos boleta a la salida. Todo lo cual ya se ha visto y le alcanzó a Lady Cristina para no llegar a una segunda vuelta que la hubiese humillado.

En lo que a Nacha Guevara respecta, la novedad ciertamente no sorprende. Desde que Clotilde Acosta ha saltado a la fama, lo ha hecho por su condición de incontestable trepadora del poder, no dejando títere con cabeza a la hora de conseguir los billetes necesarios para sobrevivir. Pero, en una Argentina elegida por las miserias humanas y la crisis para base de operaciones, ¿alguien podría culparla?
 

Nacha Guevara o Por la plata baila la mona

Muchas veces se asegura que los políticos no resisten un archivo. Sin embargo, ahora parece ser que los actores (devenidos en dirigentes), tampoco. En septiembre del año pasado, Nacha Guevera (flamante candidata K) aseguraba en una entrevista con el Diario Perfil que "siempre fui independiente y lo seguiré siendo".


En una charla con el suplemento Espectáculos del sábado 27 de septiembre de 2008, Nacha Guevara recomendaba que los artistas "no sean oficialistas", porque "perderían su esencia". Seguro nunca imaginó que menos de un año después su amigo el gobernador bonaerense Daniel Scioli la invitaría a formar parte de la lista de diputados.

Por aquel entonces, luego que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner estuviera presente en el estreno de Eva, el gran musical argentino, la actriz se desligó de cualquier vínculo con el Gobierno. "¿Hoy siente que puede apoyar más desde el escenario que desde la función pública?", le preguntaron.

"Si algo he aprendido a lo largo de los años es que el artista no debe ser oficialista, porque pierde su esencia. Hoy lo hago de otra posición, pero lo básico no cambia: siempre me interesó la vida. Es por eso que nunca, pero nunca, formé parte de un partido político. Siempre fui independiente y lo seguiré siendo", finalizó Nacha, que hoy acompañará a Scioli y a Néstor Kirchner.

De carácter podrido e intratable, la pseudoactriz nunca ha dejado de acomodarse con quien sea para obtener financiamiento. Lo hizo oportunamente con Franco Macri, con quien sostuvo una breve relación a principios de los noventa. El anciano italiano tiene un ostentoso currículum como industrial allegado al poder de las peores maneras -como es mundialmente conocido- y por aquellas épocas cuenta la anécdota que llegó en su avión privado a los Estados Unidos con la intención de proyectar alguna inversión pero fue recibido en el aeropuerto por agentes del FBI que le advirtieron, con mirada torva: Ud. tiene prohibido hacer negocios en este país. Devuélvase a su avión y regrese a la Argentina.

Franco Macri financió a Nacha Guevara y su carrera, incluso sus presentaciones en la Expo Sevilla de 1992, hasta el último centavo. Todo fue pagado por él, e incluso a Clotilde le fue obsequiada una jugosa propiedad inmobiliaria que aún hoy mantiene. Y es sabida la tendencia del Padrino Franco de involucrarse con mujeres más jóvenes que él y pagarles toda la fiesta. Siendo el caso más patético el de su reciente relación con la ex conductora de programas infantiles Flavia Palmiero. Para la carcajada: Flavia se vio obligada a desmentir ante todos los medios del corazón que no era una prostituta...

El camino de Nacha continuó hasta cerrar su más fabuloso negociado para representar a
Eva Perón en la reciente obra de teatro que desfiló por todos los medios. La actriz de pacotilla se hizo, gracias a la intervención de Scioli, de unos suculentos millones de pesos, pagados por cierto por los contribuyentes bonaerenses que recientemente también han debido pagarle un exagerado caché a los patéticos Midachi en Mar del Plata...

Ahora, Nacha va por más, no conforme con haber robado años también en Canal Siete con programas de nula calidad y abundantes en desvarío y estupidez. Acostumbrada a meter la mano en los bolsillos de los argentinos -como también lo hizo Georgina Barbarossa en el canal estatal-, se atreve ahora a meterse en política. Y, como no podía ser de otra manera, de la mano del kirchnerismo que ha vaciado a la nación.

¿Qué pasará con Guevara cuando los Kirchner se suban al helicóptero y una masa de enfurecidos argentinos monten una brutal caza de brujas contra referentes oficialistas para apalearlos? ¿Buscará un lugar en la aeronave como los vietnamitas que pugnaban por un lugar para abandonara Hanoi en el 73?

En cualquier caso, este medio continuará investigando y promocionando las travesuras de Nacha en estas páginas. Porque nunca está de más darle un empujoncito a la memoria.

¿Aprietes?

Al cierre de la presente nota, el sitio web Seprin.com de Héctor Alderete -que tradicionalmente recolecta valiosa información- reveló que, en un principio, Nacha Guevara se había negado a aceptar la oferta de participar del eje kirchnerista. La respuesta desde el poder no se hizo esperar, y se la amenazó con recortarle los fondos que la actriz recibe directamente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires.

Ocurre que Guevara no ingresa sumas fijas con regularidad, por lo cual siempre le es necesario recurrir a contactos y a dádivas. El presupuesto anual del mencionado instituto es de casi 180 millones de pesos, y de allí provino el cachet para su participación en la obra Evita en el Teatro Argentino de La Plata.

Desde luego, vale la pena destacar que el Gobernador Daniel Scioli ni siquiera tiene la discrecionalidad de administrar esos fondos, que siguen bajo la batuta del todopoderoso
Néstor Kirchner. El ex presidente fue el arquitecto de la movida para posicionar a Nacha Guevara nuevamente como Evita Perón, para luego subirse al tren de su imagen en la campaña electoral.

La "nueva política" se vale de ilimitados recursos para alcanzar sus diabólicos fines. A la actriz jamás se le hubiera permitido bajarse de la candidatura. El kirchnerismo ya viene perdiendo mucho por el intento de numerosos dirigentes y ahora ex funcionarios por despegarse abiertamente de una gestión que los condenará al suicidio político.

Nuevas huidas se esperan para los próximos dos meses, y en muchos casos se trata de personajes y nombres importantes, hoy oficialistas... pero no por mucho tiempo más. - El Ojo Digital


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com