Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Argentina
Los grandes derrotados Kirchner y Scioli
Kirchner abandona la conducción del partido y
Scioli queda al frente y no asume como diputado

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- El golpe en Honduras paso a paso
- ¿Quién es el más peronista de todos...?
- Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
- La BBC comenta que Kirchner es investigado
- Mitos sobre el amor y el sexo

 

 

 

 

 

. La caída del barón del peronismo

290609 - Tras el revés sufrido en las elecciones legislativas de este domingo, el ex mandatario argentino Néstor Kirchner renunció a la presidencia del Partido Justicialista (PJ) que funciona como estructura orgánica de un sector del peronismo.

La dimisión tiene carácter "indeclinable" y fue anunciada este lunes, después de que la lista de candidatos a diputados nacionales, encabezada por el propio Kirchner, quedara en segundo lugar en la provincia de Buenos Aires detrás de la alianza conservadora Unión-PRO, liderada por el peronista disidente Francisco de Narváez.

El ex presidente le pidió al gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, que "asuma el desafío de llevar adelante la conducción" del justicialismo.

"Para el partido, para profundizar el modelo, me quiero dedicar a moverme con mucha libertad. Aparte creo que, cuando el resultado no es el que uno pensó que iba a ser, tiene que tener las actitudes que corresponden", declaró Kirchner en su renuncia grabada para la televisión.

"Yo voy a seguir construyendo, como he hecho toda mi vida, pero creo que la política debe ser dignificada", agregó.

Evaluación de los resultados

La renuncia del ex presidente a la conducción de su partido fue decidida en una reunión en la residencia de Olivos, el hogar del matrimonio Kirchner, donde el candidato derrotado hizo una cruda evaluación de los resultados electorales junto a Scioli, quien gobierna el mayor distrito electoral del país, detalló la corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, Valeria Perasso.

Tras el anuncio de la dimisión de Kirchner, el propio Scioli destacó que "esto muestra que sabemos escuchar e interpretar a nuestra sociedad y tenemos respeto por la voluntad popular".

El nuevo titular del PJ destacó que "ahora tenemos que ser todos profundamente oficialistas, por el bien del país".

Kirchner pidió a además a Scioli, y al vicegobernador, Alberto Balestrini, -ambos electos diputados en "candidaturas testimoniales"- que no asuman en el Congreso y que continúen con sus respectivas gestiones.

Reorganización del PJ

Dentro del PJ, urge también responder al mensaje que han dejado las elecciones.

Su nuevo presidente deberá atender a la necesidad de reorganización de una estructura partidaria fragmentada, como la que tiene hoy el peronismo, y revertir una tendencia que se ha agravado en los últimos meses: la salida de las filas kirchneristas de políticos que supieron ser aliados del 'modelo' propuesto desde el gobierno y ahora encarnan la llamada disidencia del peronismo, precisó Perasso.

Según informó la corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, el flamante líder partidario tendría intenciones de convocar a gobernadores, intendentes y hasta al principal rival del oficialismo en las elecciones, el diputado Francisco de Narváez, para sumarlos a la discusión en torno al reordenamiento del Justicialismo.

En esta elección de mitad de término se renovó el 50% de las bancas de la Cámara de Diputados y dos tercios de los puestos del Senado.

Con resultados adversos en los principales distritos -Buenos Aires, la Capital Federal, Mendoza, Santa Fe, Córdoba e incluso la provincia natal de Kirchner, Santa Cruz-, el oficialismo perdió el quórum propio en ambas cámaras. -
BBC

 

290609 - La caída del barón del peronismo - Juan Ignacio Irigaray - La derrota electoral empieza a pasar factura al matrimonio presidencial en Argentina. Néstor Kirchner renunció este lunes a la jefatura del gobernante Partido Justicialista (PJ, peronista). El Gobierno de su esposa Cristina Fernández queda debilitado, pues perdió el control del parlamento, resignando 22 escaños en el Congreso y cuatro, en el Senado.

La eyección de Kirchner del puesto de barón mayor del partido hegemónico en la política argentina se veía venir. Horas antes, los barones y gobernadores de Chubut y San Juan, Mario Das Neves y José Luis Gioja, respectivamente, que antes eran 'kirchneristas', reclamaron públicamente una renovación del partido y hasta elecciones primarias o internas.

Uno de los mandamientos del fundador del partido, el extinto líder y militar Juan Domingo Perón, reza: "El que gana una elección conduce y el que pierde acompaña".

En busca del nuevo cacique

Como Kirchner sufrió un duro revés, es de suponer que ahora el peronismo vivirá un proceso interno de proclamación de un nuevo cacique. Así ocurrió antes con los barones y ex presidentes Carlos Menem (1989-1999) y Eduardo Duhalde (2001-2003).

Aún no se sabe si será mediante el dedazo del consejo de barones o los candidatos son tantos que obligará a una consulta a los afiliados, lo cual constituiría casi una excepción.

De momento, Kirchner dejó al frente del partido en forma provisoria a su socio político incondicional Daniel Scioli, el gobernador bonaerense que lo acompañó como número dos en la lista de candidatos a diputados.

Los caciques del peronismo con aspiraciones a reemplazar a Kirchner son, además de Das Neves y Gioja, el senador electo Carlos Reutemann, un ex piloto de fórmula 1 que gobernó la provincia de Santa Fe, y Felipe Sola, ex gobernador bonaerense que ayer triunfo como número dos del centroderechista Francisco de Narváez.

Peronismo sin doctrina justicialista

Caso único en América Latina, la hegemonía del movimiento popular creado en 1945 por Perón, se mantiene luego de ocho gobiernos de ese signo durante 64 años y pese a haber padecido golpes militares, proscripción, fusilamientos y hasta desaparecidos.

Bien es cierto que el peronismo se ha vaciado de su bautismal doctrina justicialista, un modelo de sociedad equidistante del capitalismo y el comunismo, con algunos ingredientes de ambos y del fascismo, ideado por un nacionalista y pragmático Perón al final de la Segunda Guerra Mundial.

Y desde la década de los 80, el movimiento viene cambiando de piel según pinte la oportunidad, pues contiene dentro de sí a oficialistas y a opositores.

Los Kirchner profesan un populismo de izquierda; De Narváez, Reutemann y Solá, una variante neoliberal heredada del ex presidente Carlos Menem (1989-1999); y no falta el populista puro, el ex presidente Eduardo Duhalde (2002-2003), que para frenar a Menem eligió de sucesores a los Kirchner, pero terminó peleado a muerte con éstos, quienes lo terminaron tildando de mafioso tipo 'El Padrino'.

Los Kirchner perdieron el control del parlamento que detentaron hasta ahora –quórum propio en el Senado y mayoría en el Congreso de los Diputados- a raíz de la clara derrota que sufrieron en las elecciones legislativas celebradas este domingo en Argentina, según el escrutinio de más del 96% de los votos. El 'kirchnerismo' perdía 22 escaños de diputados y cuatro en la Cámara Alta.

La oposición —dividida en la facción rival al matrimonio dentro del peronismo y los adversarios no peronistas— se alzaba con la victoria en los principales distritos electorales: capital federal y las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza. En la estratégica provincia de Buenos Aires, escrutado más del 96% de los sufragios, los datos oficiales atribuían el 34,5% de los sufragios al peronista disidente Francisco De Narváez, un empresario millonario que hace sólo cuatro años se metió de lleno en la política; el 32,1% a Kirchner; el 21,4% al centrista Acuerdo Cívico y Social, y el 5,6% al centroizquierdista Martin Sabattella.

En la estratégica provincia de Buenos Aires, escrutado más del 50% de los sufragios, los datos oficiales atribuían el 34,8% de los sufragios al peronista disidente Francisco De Narváez -un empresario millonario que hace sólo cuatro años se metió de lleno en la política-; el 32,1% a Kirchner; el 21,2% al centrista Acuerdo Cívico y Social; y el 6% al centroizquierdista Martin Sabattella.

De Narváez salió a hablar, a medianoche, ante sus seguidores en un salón céntrico y anunció que "hoy empieza a cambiar la Historia porque hemos derrotado a la vieja y mala política".

La verdadera dimensión de la derrota de los Kirchner la da el revés que sufrieron en la patagónica provincia de Santa Cruz, tierra natal del ex presidente donde él fue gobernador durante tres mandatos en los años noventa. Y donde hace apenas 19 meses atrás, en las elecciones presidenciales de 2007, Cristina Fernandez de Kirchner era elegida Presidenta de la República por más del 46% de los sufragios.

Néstor Kirchner, primer candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, ha reconocido su derrota en el mayor distrito electoral del país, en un duro golpe para el Gobierno que preside su esposa, Cristina Fernández.

"Nos tocó perder... hemos luchado con toda dignidad", dijo Kirchner en la madrugada del lunes al hablar ante compungidos seguidores. "Perdimos por muy poquito", agregó.

Si el escrutinio definitivo confirma los recuentos parciales, el oficialismo pasaría de disfrutar la mayoría parlamentaria vigente desde 2003 a constituir la primera minoría en ambas Cámaras, con lo cual se prevé que la presidenta Fernández estará obligada al diálogo y el consenso con los partidos opositores —incluida la facción disidente del peronismo gobernante— algo que el matrimonio presidencial nunca hizo en los seis años que lleva en la Casa Rosada.

Los presidenciables, en 2011

Además de ese cambio en las condiciones de gobernabilidad para la segunda mitad del mandato de la presidenta, el escrutinio proyectaba a los probables presidenciables en las elecciones de 2011. Son el actual vicepresidente Julio Cobos, centrista que ganaba cómodamente la elección en su provincia, Mendoza; el gobernador de la provincia de Santa Fe, el socialista Hermes Binner; y el alcalde de la ciudad de Buenos Aires, el centroderechista Mauricio Macri.

En la capital federal se imponía con el 31,1% de sufragios la lista del centroderechista PRO, que presentó a la vicealcalde Gabriela Michetti como primera candidata a diputada. Detrás de ella se ubicó con el 24,3% el centroizquierdista Fernando 'Pino' Solanas, la mayor revelación de los comicios. El candidato del centrista Acuerdo Civico y Social, Alfonso Prat Gay, quedaría tercero, con el 18,9%. Y el postulante de los Kirchner, Carlos Heller, con el 11,7%, queda relegado al cuarto puesto.

Argentina votó este domingo en calma, luego de demoras de hasta una hora en la apertura de algunas mesas electorales a raíz de la ausencia de autoridades. Ese retraso provocó quejas de algunos ciudadanos que deben esperar su turno formando fila afuera de los centros de votación, en la calle y con frío, por temor al contagio de la gripe A.

Ya habrían fallecido 34 argentinos contagiados por la gripe A, según informó la cadena 'Todo Noticias', y se calcula que habría entre 6.000 y 15.000 enfermos. Si esas cifras se confirman, Argentina pasaría a encabezar la lista de países más afectados por el mal en América Latina, después de México.

Por ello, la ministra nacional de Salud, Graciela Ocaña, dimitiría el martes, según anuncia la prensa bonaerense. Por su parte, el ministro bonaerense Claudio Zin, -aspirante al puesto que quedaría vacante- anticipó que las autoridades estudian declarar la "emergencia sanitaria" para controlar el avance del mal en el país. - El Mundo

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com