Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias

Biografías

Bolivia
Elecciones 2005: Con el 55%, ganaron los bolivianos

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- El Estado pluriétnico
- La nueva Constitución y el proyecto popular
-
Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
- Milenaria millonaria coca
- Bolivia, el país que quiere existir

 

 

181205 - Bolivia tendrá un presidente socialista de origen indígena, típico exponente de la mayoría de la población de este país de nueve millones de habitantes y altos niveles de desigualdad social y pobreza.

Evo Morales representa a la mayoría indígena de aymaras, quéchuas, guaraníes y de otras 16 etnias originarias que representan el 60 por ciento de la población boliviana, cuyo ingreso anual por habitante es de 949 dólares, el más bajo de la región.

 

Con el 93% escrutado, Evo Morales, se aproxima al 55% de los votos, porcentaje  suficiente como para ser declarado presidente electo sin necesidad de una "segunda vuelta" en el Congreso.

Como aún resta computar votos del campo, donde está la base fuerte de Morales, su diferencia podría aumentar.

Su rival, el conservador Jorge Quiroga cuenta el 28,6%, mientras que el empresario del cemento y las comidas rápidas Samuel Doria Medina, de centro, obtiene el  7,9%.

Morales obtenía hasta ayer un total de 1.458.815 votos, equivalente al 54,17% de los votos válidos. Quiroga acumulaba 770.681 votos y Doria Medina, 211.427. El resto de los candidatos están por debajo de 5%.

El líder aymara Felipe Quispe, del MIP (Movimiento Indígena Pachacuti) que expresa un separatismo indígena radical, acumuló 2,2%. En la campaña, había criticado por igual a los conservadores que a Morales.

El sociólogo brasileño Emir Sader escribió que para Quispe "Evo Morales y el MAS son sus principales enemigos, en el estilo clásico de la ultra-izquierda, que descarga sus baterías preferentemente contra quien ocupa el espacio central de la izquierda".
 

Sader también condenó las maniobras de la élite dirigente de Santa Cruz de la Sierra, sobre todo a través de la revista Datos que tituló una nota "El peligro de la desintegración" y otra "El candidato del MAS es un riesgo para América Latina" y, en base a entrevistas a dirigentes estadounidenses, y también el diario El Nuevo Día, ambos tendiendo a un separatismo por derecha.

El resultado que logró el MIP de Quispe podría poner en riesgo al partido, porque la ley boliviana estipula que los partidos con un respaldo menor a 3% serán borrados del registro electoral y deberán pagar la impresión de más de 3,6 millones de boletas.

Antes del comicio, Quispe dijo a Radio Nacional de Argentina que si ganaba Evo Morales él y su grupo "pasarían a la clandestinidad". Otras fuentes señalaron que las demandas que por izquierda sin duda condicionarán al gobierno de Morales intentarán ser canalizadas por la nueva administración en la Asamblea Constituyente de 2006.

Otros tres partidos, Nueva Fuerza Republicana, Frente Patriótico Agropecuario y Unión Social de los Trabajadores, corren igual riesgo que el MIP dada la cantidad de votos obtenidos.

Según el CNE, del total de 2.898.280 votos escrutados hubo 2.693.003 válidos, 3,74 por ciento en blanco y 3,34 por ciento anulados. Participó el 85 por ciento del padrón y se abstuvo el 15 por ciento restante


Morales gobernará desde enero un país en el que el 53 por ciento de la gente vive en situación de pobreza y el 27 por ciento en la franja de extrema pobreza; en el que el salario mensual mínimo es de 440 bolivianos (55 dólares) y la desocupación bordea el 13 por ciento.

 


AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com