Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Bolivia
Torres Obleas, cómplice de Sánchez de Lozada, se refugia en los brazos de Alan García

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Bolivia, el país que quiere existir
-
El Estado pluriétnico
- La nueva Constitución y el proyecto popular
-
Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
-
La CIA, su historia y su rol en el mundo

 


.
Colega "chabacano" Alan García

100509 - Incapaces de afrontar con valentía las responsabilidades que pudieran tener en la masacre de civiles en Bolivia en el 2003, Jorge Torrres Obleas y otros secuaces del prófugo Sánchez de Lozada, huyen, ya desbandados, en busca de quien los proteja.

Torres Obleas, está claro, es un caso más, como el de tantos políticos, de insensibilidad y de incapacidad moral e intelectual para enfrentar a un tribunal de enjuiciamiento y para mirar los rostros de los familiares d
e las víctimas asesinadas durante su gestión gubernamental.

100509
- Perú otorga asilo a un ministro del régimen de Gonzalo Sánchez de Lozada

El gobierno de
Perú concedió asilo a un ministro del ex presidente de Bolivia Gonzalo Sánchez de Lozada que enfrenta un juicio de responsabilidades en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), informó la Agence France Presse (AFP). El beneficiario sería Jorge Torres Obleas. Otros dos ex funcionarios régimen de Sánchez de Lozada también tramitan asilo en Perú.

"El gobierno peruano otorgó asilo a un ex ministro del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y dos otros ex ministros nos han solicitado refugio y estamos evaluando su pedido", afirmó el canciller peruano Antonio García Belaunde, manteniendo en reserva sus nombres, cita el despacho de la AFP.

La concesión de asilo por parte de Lima se registra a una semana de la apertura de un proceso penal contra Sánchez de Lozada, acusado por la matanza de 67 bolivianos en la represión que antecedió a su derrocamiento en octubre de 2003 y en medio de una insurrección popular en las ciudades bolivianas de El Alto y La Paz.

El proceso, instaurado por familiares de las víctimas, comenzará a sustanciarse en la CSJ el 18 de mayo y envuelve, además de Sánchez de Lozada, refugiado en Estados Unidos, a sus ministros de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín; de Hacienda, Jorge Torres Obleas; de Interiores, Yerko Kukoc; de Participación Popular, Mirtha Quevedo; de Hidrocarburos, Jorge Berindoague y de Agricultura, Guido Añez.

Sánchez Berzaín se ha refugiado en Estados Unidos lo mismo que Añez y Beringoague. Kukoc intenta asilarse en Perú y, según la acusación, Quevedo también ha puesto pies en polvorosa.

El ministro de Defensa Legal del Estado boliviano, Héctor Arce, instó al gobierno peruano a rechazar el pedido de asilo de Quevedo, Torres y Kukoc, según la AFP.

El abogado de las familias de las víctimas bolivianas, Rogelio Mayta, había denunciado la víspera que los ministros de Sánchez de Lozada se pusieron en plan de evasión.

Mayta acusó a Quevedo, jefa del opositor Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), partido de Sánchez de Lozada, de haber salido ya del país.

La cancillería peruana indicó que el ex ministro Kukoc no es uno de los refugiados, aunque confirmó que había estado en Perú en los primeros días de mayo, de acuerdo con la nota de la AFP.

Por descarte, podría tratarse de Torres quien consiguió asilo en Perú.

Kukoc, que huyó a Buenos Aires la noche del 17 de octubre de 2003 y que un mes después se devolvió a Bolivia, gobernada entonces por el sucesor de Sánchez de Lozada, el vicepresidente Carlos Mesa, fue procesado por la tenencia ilegal de casi dos millones de bolivianos, retirados de forma irregular de las arcas del Banco Central de Bolivia, días antes de la caída del derrocado mandatario.

Kukoc entregó el dinero a un amigo suyo en Santa Cruz, ante su imposibilidad de convertirlos al dólar, en el aeropuerto de Santa Cruz, desde donde Sánchez de Lozada abordó, junto a su familia y Sánchez Berzaín, un vuelo de itinerario a
Estados Unidos.

El refugio se otorga bajo el amparo de la oficina de refugiados de ONU (ACNUR). Si en algún momento el país otorgante decide que no puede mantener más a un refugiado en su territorio la ACNUR se encarga de enviarlo a un tercer país.

Christian Zanabria, activista de la Asamblea de Derechos Humanos de Chuquisaca, sede del Poder Judicial boliviano, denunció el viernes que algunos magistrados de la CSJ intentaban frenar el juicio a Sánchez de Lozada, también sumariado por infligir al Estado daño económicos durante su primera administración, entre 1993 y 1997, cuando se privatizó la mayor parte de las empresas bolivianas, inclusive las estratégicas.

Zanabria denunció que la defensa de Quevedo interpuso un recurso para frenar el proceso y dilatarlo hasta que ingrese en el terreno de la prescripción.

"Hemos sido notificados con dos incidentes de parte de Quevedo, que pide la anulación del juicio de responsabilidades, con el justificativo que hay vicios procesales y que no existe convocatoria de las partes, pidiendo que se suspenda el proceso", representó el activista.

Zanabria advirtió que, con tal pretexto, la CSJ, "podría dar luz verde a la anulación de obrados en el juicio de responsabilidades contra Gonzalo Sánchez de Lozada". - BolPress

Colega "chabacano" Alan García - Mery Vaca

El presidente de
Bolivia, Evo Morales, arremetió nuevamente contra del presidente peruano, Alan García, a quien llamó "colega chabacano" y le exigió expulsar a ex ministros opositores que buscan refugio en Perú.

Hizo esta declaración porque, según dijo, se informó que
Perú está dando asilo político a quienes fueran ministros del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, quienes deben enfrentar desde el 18 de mayo un juicio de responsabilidades por los enfrentamientos de octubre de 2003, cuando murieron 60 personas.

"Después de algunas diferencias, uno de los ministros de Alan García me dijo chabacano, sé que es una ofensa, no me molesta, pero ahora como está cometiendo un error, ni siquiera respetando las normas de Perú, le digo colega chabacano y le pido expulsar a esos delincuentes que se escapan a Perú", dijo Morales en un acto popular.

Según el diccionario, chabacano es un adjetivo que quiere decir "sin arte o grosero o de mal gusto".

Cuando Morales dice que un ministro peruano lo llamó chabacano se refiere al último enfrentamiento verbal entre los gobiernos de
Bolivia y Perú, ocurrido en marzo de este año, cuando Morales dijo que a Alan García "la mucha gordura le está afectando".

En aquella ocasión el roce verbal se produjo porque García dijo que "hace rato" Bolivia abandonó su demanda marítima.

Sin embargo, luego el canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, aclaró que "nadie" llamó chabacano a Morales.

"Un grave delito"

Este domingo, en un acto popular en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, Morales consideró que si el gobierno peruano concede asilo político a los ex ministros "estaría cometiendo un grave delito" porque, según dijo, la legislación peruana impide refugiar a los acusados de delitos de lesa humanidad y que están siendo procesados en sus países.

El gobierno peruano informó que concedió asilo político a un ex ministro de Sánchez de Lozada. Luego se supo que el beneficiario es Jorge Torres Obleas, ex ministro de Desarrollo Económico.

Sin embargo, también se conoce que otras tres ex autoridades, entre ellas, la jefa del opositor Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Mirtha Quevedo, también están buscando refugio en ese país.

García igual que Bush

Entre tanto, el principal acusado, el ex presidente Sánchez de Lozada, vive en
Estados Unidos desde que huyera en octubre de 2003, tras presentar su renuncia al cargo.

En ese país también se encuentran los ex ministros Carlos Sánchez Berzaín, Jorge Berindoague y Guido Añez.

Por este motivo, Morales comparó a Alan García con el ex presidente de EEUU, George Bush.

"Una cosa es el ex presidente Bush, que ha protegido y ha encubierto a los delincuentes de Bolivia y no es posible que el presidente peruano cometa ese error del presidente
Bush", dijo Morales en la zona de Sensata de El Alto, donde entregó viviendas sociales.

Esa zona fue, en octubre de 2003, escenario de duros enfrentamientos puesto que los ciudadanos impedían el paso de combustibles hacia La Paz, pero los militares, instruidos por un decreto ministerial, hicieron llegar los combustibles a La Paz, no sin antes dejar decenas de muertos y heridos de bala.

Después de cinco años y medio, la Corte Suprema de Justicia puso como fecha de inicio del juicio de responsabilidades el 18 de mayo en Sucre, la capital de Bolivia.

El ex presidente Sánchez de Lozada, que estuvo en el poder desde agosto de 2002 hasta octubre de 2003 en su segundo período, está acusado de genocidio, en su variante de masacre sangrienta, que tiene una pena privativa de libertad de entre 10 y 20 años.

Sin embargo, la ley boliviana indica que si los acusados no acuden ante el tribunal no podrán ser juzgados, por lo que, la justicia tendría que tramitar la deportación o extradición de los acusados, explica el abogado de las víctimas, Rogelio Mayta.

De hecho, la Corte Suprema ya expidió una demanda de extradición en contra de Sánchez de Lozada. - BBC
 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com