Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Brasil
Ganó Dilma Rousseff las presidenciales 2010

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Asume Dilma Rousseff
- Elecciones 2010 en Brasil
- Brasil: La riqueza peor distribuida del mundo
-
Acuerdo nuclear iraní
-
Pentecostalismo y política electoral

 

 

. ¿Quién es Dilma Rousseff?

311010
- La candidata del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff, será la nueva presidenta de Brasil, al imponerse con el 55,65% de los votos, con el 94,85% de las mesas escrutadas.

La candidata del gobernante Partido de los Trabajadores (PT),
Dilma Rousseff, ganó el domingo las elecciones en Brasil y se convertirá en la primera mujer que logra la presidencia de la primera economía de Sudamérica.

Con más del 96% de las mesas escrutadas, Rousseff se impone con el 55,72% de los votos, frente al 44,28% obtenido por José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

De esta forma Rousseff, de 62 años, se erige en sucesora de
Luiz Inácio Lula da Silva, su mentor político, de 65, quien completará el máximo de dos mandatos consecutivos permitido por la ley.

Rousseff, que asumirá su cargo el 1 de enero, ha prometido continuar con las políticas que han permitido a Brasil años de gran crecimiento económico y han sacado a muchos brasileños de la pobreza.

Jornada tranquila

"La jornada transcurrió con tranquilidad en todo el territorio y se registraron sólo incidentes menores, muchos menos que en la primera vuelta. Para algunos, ello ha sido signo del poco interés que despertó entre los brasileños el balotaje, que podría marcar un récord de abstencionismo electoral", señaló la corresponsal de BBC Mundo para el Cono Sur, Valeria Perasso.

Más de 135 millones de ciudadanos estaban llamados a votar en esta jornada en la que se habilitaron más de 400.000 urnas electrónicas adicionales.
 


Dilma y Lula

Roussef, de ex guerrillera a presidenta de Brasil

La ex ministra del gobierno de Lula, a quien sucederá para gobernar en el periodo 2010-2015, integró en su juventud el Comando de Liberación Nacional (Colina), un grupo armado que asaltó bancos y colocó bombas en el estado de Minas Gerais durante el régimen militar.

Sao Paulo. La candidata presidencial brasileña
Dilma Rousseff, una ex guerrillera de 62 años de edad, se convirtió en la primera mujer en ganar la presidencia de Brasil, desde donde buscará hacer historia como su mentor, Luiz Inácio Lula da Silva.

La ex ministra del gobierno de Lula, a quien sucederá para gobernar en el periodo 2010-2015, integró en su juventud el Comando de Liberación Nacional (Colina), un grupo armado que asaltó bancos y colocó bombas en el estado de Minas Gerais durante el régimen militar.

Hija de un inmigrante búlgaro comunista, que ejerció en este país como abogado y hombre de negocios, y de una maestra de escuela, la abanderada del PT nació en Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, en 1947.

Tuvo, según sus cercanos, una infancia en un ambiente familiar burgués ya que los Rousseff tenían una espaciosa vivienda y contaban con servicio doméstico, a lo cual se sumaban clases especiales de música, danza y francés.

A los 16 años de edad, y ya muerto su padre, ingresó a un colegio estatal donde se involucró con el movimiento estudiantil reivindicativo, que coincidió con el golpe de Estado que derrocó al gobierno de Joao Goulart, y participó en una organización de extrema izquierda.

En 1967, a los 19 años, ingresó al Comando de Liberación Nacional (Colina), y aunque no participó en los asaltos y colocación de bombas, fue parte del aparato político del grupo como enlace con sindicatos e instructora ideológica.

De ideas marxistas y prosoviéticas, donde influyó el ensayo del intelectual francés Régis Debray “Revolución en la revolución”, Rousseff inició ese mismo año sus estudios de Economía en la Universidad Federal de Minas Gerais.

Luego integró la Vanguardia Armada Revolucionaria-Palmares (VAR- Palmares) donde, según medios de prensa, tuvo una actuación “oscura e incierta” como “cerebro” de varios robos y asaltos, por lo que fue catalogada como “terrorista astuta, carismática y de alto rango”.

En enero de 1970, tras la desarticulación de la VAR-Palmares, fue detenida, interrogada y torturada durante 22 días por los aparatos de inteligencia militar de la dictadura, que se habían conformado para combatir la insurgencia.

Luego de ser procesada por la justicia militar, Rousseff fue encontrada culpable del delito de subversión y recibió una condena de seis años de prisión que luego fue reducida a dos años y un mes, por lo que salió de la cárcel a fines de 1972.

Un tiempo después retomó sus estudios de Economía en la Universidad Federal de Rio Grande do Sul y destacó como activista de izquierda, en particular de campañas a favor de la amnistía para quienes habían perdido sus derechos políticos y civiles en la dictadura.

En 1980 participó en la fundación del socialdemócrata Partido Democrático Laborista (PDT por sus siglas en portugués), y en años posteriores ejerció cargos públicos en algunos estados brasileños, hasta que en 2000 le interesó el Partido de los Trabajadores de Lula.

A principios de 2001 dejó el PDT y se afilió al PT, donde trabajó en la elaboración del programa energético del entonces candidato Luiz Inácio Lula da Silva, quien se impresionó con el conocimiento práctico, más que teórico, de Rousseff.

Luego del triunfo de Lula el 27 de octubre de 2002 ante Serra, la ex guerrillera asumió como ministra de Minas y Energía para modernizar el sector y terminar con el déficit en materia de generación eléctrica.

Pero sólo hasta junio de 2005 Rousseff coronaría su carrera en el gobierno con su llegada al Ministerio de la Casa Civil, el más importante del gabinete, para relevar a José Dirceu, acusado de corrupción.

A la cabeza de importantes proyectos sociales, económicos y de infraestructura en el gobierno de Lula, Rousseff comenzó a ganar en popularidad y el mandatario la ungió como su candidata en noviembre de 2008 en el marco de una visita a Roma.

"Querría que Brasil, después de mí, fuera gobernado por una mujer, y ya existe la persona adecuada: es Dilma Rousseff", dijo el mandatario brasileño, quien le recomendó una mayor exposición pública para que fuera más conocida a nivel popular.

Pero recién en marzo de 2009 ella admitiría ser "precandidata" presidencial del PT, aspiración que quedó en duda poco después de un mes, cuando se le descubrió un tumor linfático maligno que debió ser operado y luego tratado con quimioterapia.

Recuperada de su dolencia, en febrero de 2010 fue nominada en forma oficial como candidata del PT para, según dijo en esa oportunidad, “profundizar la visión social de Lula”, y al mes siguiente dejó su cargo ministerial en el gobierno.

La candidata del PT contrajo nupcias por primera vez en 1967 con su camarada del Colina, Cláudio Galeno Linhares, tras lo cual se vinculó sentimentalmente con Carlos Franklin de Araújo, con quien en 1976 tuvo a su única hija, Paula.


Varios elementos coincidieron para desmotivar la votación, pese a que por ley los ciudadanos brasileños están obligados a concurrir a las urnas. Como el hecho de que la elección sea en un fin de semana largo por feriado, además de las condiciones climáticas: mucha lluvia en unas regiones y severas sequías en otras.

"Las cuatro semanas adicionales de esta campaña, entre primera y segunda vuelta, también han generado desgaste, según los analistas.

Por un lado, muchos estados ya definieron la elección de su gobernador, tras lo cual disminuyó el interés en la campaña, y además las estrategias proselitistas 'sucias' que se vieron en el último tramo no fueron bien recibidas por muchos votantes", agregó Perasso.
 

El voto de los candidatos

Ambos contendientes emitieron sus votos antes del mediodía (hora local) en sus respectivas ciudades.

Rousseff lo hizo en Porto Alegre, en el estado de Río Grande do Sul. "Tengo confianza en los resultados que arrojará la votación de hoy", dijo la candidata del PT minutos antes de sufragar.

"Hoy quien habla es nuestro pueblo, no es la hora de que el político hable", expresó a su turno Serra, quien votó en San Paulo.

Lula, confiado

Al momento de concurrir a una mesa electoral en el municipio de Sao Bernardo do Campo, el presidente
Luiz Inácio Lula da Silva dijo estar confiado en el triunfo de su candidata.

"No tengo ninguna duda de que ella va a hacer un gran gobierno para este país", expresó.

En la primera vuelta del pasado 3 de octubre, Rousseff se impuso con el 46,9% de los votos, frente al 32,6 obtenido por José Serra.

La ex jefa de gabinete de Lula no logró, sin embargo, evitar la segunda vuelta electoral.

 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com