Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

Brasil
Lula apuesta a las exportaciones para evitar
el colapso

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Brasil: La riqueza peor distribuida del mundo
-
Lula "tiene un discurso desmovilizador
- Los Kirchner y su garito personal
-
Invasión de Gaza: “Operación plomo fundido”
-
¿Qué es el Amazonia?

 

 

 

 

130604 - La Nación - Luis Esnal - En el siguiente texto el autor analiza con abundancia de cifras las perspectivas económicas de Brasil mencionando, como al pasar, el deprimido mercado interno como una consecuencia y eludiendo toda mención a la gravísima situación social del Brasil que el impulso febril de una política exportadora no resolverá por sí misma

Algunos lo llaman el nuevo "milagro brasileño", otros lo califican de "boom". Las exportaciones "verdeamarelas", que baten todos los meses récords de crecimiento y ya ocupan la mayor porción del PBI brasileño en toda la historia reciente, están salvando a Brasil del colapso.

El proceso que se convirtió en auge fue acompañado por una serie de medidas de estímulo del gobierno de Fernando Henrique Cardoso, luego continuadas y reforzadas por la gestión de Luiz Inacio Lula da Silva.

Algunas cifras resumen lo impresionante del fenómeno: en 1998 las exportaciones representaban 6,5% del producto bruto interno, hoy ya llegan a 15%; se vendían al exterior US$ 50.000 millones en 2000, contra los 85.000 millones a los que se puede llegar este año, y sólo entre 2002 y 2003 las exportaciones crecieron 23%. Eso hizo que el año último Brasil tuviera un superávit en su balanza comercial de casi US$ 25.000 millones (73.084 millones de exportaciones contra 48.282 millones de importaciones).

Todo eso no es poca cosa para un país estancado en un crecimiento mediocre, con el poder adquisitivo cayendo, la producción desacelerada y cifras récord de desempleo. Las exportaciones parecen estar pagando la cuenta de la economía brasileña.

"Si consideramos que este año las exportaciones van a crecer entre US$ 11.000 y US$ 12.000 millones, y que tenemos un PBI de 550.000 millones, las ventas al exterior por sí solas van a ser responsables de un crecimiento del dos por ciento del PBI", dijo a LA NACION el presidente de la Fundación Centro de Estudios de Comercio Exterior (Funcex), Roberto Giannetti da Fonseca. "Si en 2005 no llegamos a los US$ 100.000 millones en ventas, romperemos esa marca en el 2006 seguro", apostó.

El especialista condujo durante el gobierno de Cardoso la Cámara de Comercio Exterior (Camex).

Y cree que el acceso a financiamiento para exportadores, la promoción de los productos brasileños en el exterior, el aumento de calidad de los productos, la quita de impuestos para exportaciones, la mejora en la logística del país, la diversificación de mercados y hasta una economía interna con poca demanda explican el fenómeno.

Brasil es hoy el mayor exportador del mundo de azúcar, café, soja, jugo de naranja y carne bovina. Y comparte con Canadá el primer puesto en ventas al exterior de aviones ejecutivos. Un ejemplo muestra el impacto que el estímulo oficial puede tener en el salto al exterior de un sector productivo: cinco años atrás Brasil exportaba US$ 5 millones en camarones; el año pasado fueron US$ 200 millones, después de que el gobierno incentivó la creación en el Nordeste de criaderos y plantas procesadoras.

Ahora el país camina a convertirse en el mayor productor y exportador mundial de camarón en los próximos cinco años.

Precios favorables para las commodities en el mercado externo así como una demanda internacional medianamente alta también forman parte del fenómeno, pero están lejos de explicarlo por completo. Tanto que, del 23% de aumento en las exportaciones entre 2002 y 2003, apenas cinco puntos porcentuales se deben al aumento de precio; el resto fue producto del incremento de volumen.

 

 

 

 

 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com