Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones Noticias Biografías

China
Reserva monetaria de China alcanza record histórico

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- ¿Puede ocurrir un conflicto mundial en 2009?
- ¿Se cae el dólar?
- Cristina de Kirchner y el petróleo argentino
- China vrs EEUU.
-
Historia del dinero

 

 

 

 

 

. Razones oficiales del superávit comercial

//Mao Tse Tung y Benjamín Franklin en las fotos del yuán y del dólar, a la derecha//


En una época en que la carrera armamentista se orienta, frenéticamente, a descubrir armas de destrucción no convencionales, esta fantástica reserva de dólares podría llegar a ser tan letal como la manipulación del clima con fines bélicos.
 

¿Cuánto es Un billón? Equivale a un millón de millones, o sea 1012 (1 000 000 000 000). Así lo consideran en la mayor parte de los países de Europa y de América Latina y es el único reconocido por la Real Academia Española. El origen de esta denominación data del siglo XV. En las Estados Unidos consideran el billón a billon como mil millones (1000 000 000) por lo que suele haber confusión. Para cifra se suele utilizar la expresión Un millardo

1006 - Andrew Browne y David Wessel - The Wall Street Journal - Con reservas

astronómicas, China cree que países emergentes son una buena inversión


Esta semana, las reservas en divisas de China podrían superar US$1 billón, una suma superior a la producción económica anual de todo el mundo, excepto nueve países. La manera en que China utilice esta enorme y creciente reserva de riqueza podría tener grandes repercusiones para la economía global.

Los reservados y sofisticados gerentes de portafolio del banco central chino están tratando de estimular los retornos sobre esta reserva de divisas al realizar inversiones algo más arriesgadas y de mayores rendimientos. Al 30 de septiembre, las reservas totales de
China alcanzaban US$987.900 millones y crecían a un ritmo de US$20.000 millones al mes. Incluso cambios pequeños en un portafolio tan gigantesco podrían causar temblores a lo largo de los mercados financieros mundiales.
 

Esto es especialmente cierto en el caso de Estados Unidos. La mayoría de las reservas de divisas de China está invertida en deuda denominada en dólares, tales como los bonos del Tesoro de Estados Unidos, que son considerados las inversiones más seguras del planeta. Un cambio en ese patrón podría afectar el monto que los estadounidenses pagan sobre sus créditos hipotecarios y otros préstamos. Influencia en América Latina

El hecho de contar con estas gigantescas reservas también aumenta la influencia que China puede ejercer alrededor del mundo. Algunas personas en Washington y en los mercados mundiales temen que China algún día decida deshacerse de sus participaciones en dólares, lo que podría desencadenar una ola de ventas que inunde la economía estadounidense. Aunque los economistas chinos han advertido que la debilidad del dólar reduce el valor de sus reservas, no hay signos claros que China busque desprenderse de dólares en favor de otras divisas como el euro.

Pero muchos funcionarios en Washington están menos preocupados acerca de lo que China haga con sus dólares que con la posibilidad que algunos países emergentes, descontentos con las condiciones de los créditos del Fondo Monetario Internacional, opten por pedir préstamos en China. Ello aumentaría aún más la influencia del país asiático sobre los mercados emergentes.

Según fuentes cercanas, Estados Unidos hace poco obstaculizó la entrada de China al Banco Interamericano de Desarrollo como "miembro no regional". La intención china era elevar su perfil en América Latina, una región rica en recursos naturales.

Más allá del número total de sus reservas, China prácticamente no revela nada acerca de éstas. China tendría cerca de 70% de sus divisas en dólares, 20% en euros y 10% en otras monedas, incluyendo el yen japonés y el won sudcoreano, según Brad Setser, economista de Roubini global economics.

Los mercados globales presienten la posibilidad que el brazo de divisas del banco central chino amplíe la gama de sus inversiones, asegura Richard Yetsenga, un estratega de divisas del banco HSBC. "La gente siempre piensa en la diversificación", dice. Los únicos otros inversionistas en divisas que se acercan a China son Rusia y los países productores de petróleo de Medio Oriente.

A medida que las reservas chinas se inflan, muchos creen que el país asiático está comprando menos deuda del Tesoro de Estados Unidos, que cuenta con la garantía explícita del gobierno de Estados Unidos, y más deuda de las agencias hipotecarias estadounidenses Fannie Mae y Freddie Mac, que cuenta con la garantía implícita del gobierno de Estados Unidos Muchos operadores bursátiles y analistas también creen que China ha comenzado a interesarse en deudas de mercados emergentes que esté denominada en dólares. El país estaría ejecutando esas compras mediante gerentes de fondos privados en todo el mundo.

Las gigantescas reservas de divisas de China son el resultado directo de sus esfuerzos por manejar el tipo de cambio de su moneda. Para prevenir que el valor del yuan se fortalezca demasiado rápido y dañe así a las exportaciones chinas, el banco central compra dólares de inversionistas extranjeros y las empresas exportadoras chinas y, a cambio, emite más yuanes. Esta abundancia de yuanes mantiene bajo control el valor de la moneda china. Pero la resultante acumulación de divisas lleva a que Estados Unidos y otros países acusen a China de manipular su tasa de cambio para que sus productos sean artificialmente baratos en los mercados mundiales.

Por su parte, el banco central chino teme que la excesiva oferta de yuanes sobrecaliente la economía y cause inflación. Cuando el mes pasado periodistas le preguntaron al presidente del banco central chino, Zhou Xiaochuan, acerca del tamaño de las reservas, este respondió: "Creo que ya tenemos suficientes".

Las reservas chinas superan con creces lo que el país necesita para proteger a su economía de terremotos financieros globales. De hecho, el monto de las reservas es la mayor suma de dinero disponible para inversión en cualquier parte del mundo y supera con creces American Funds Growth Fund, que con activos de US$147.000 millones es el mayor fondo mutuo del mundo.

Qué hacer con tanto dinero?

Cualquier indicio de lo que China podría hacer con sus vastas reservas genera de inmediato olas sísmicas en los mercados globales. En mayo, por ejemplo, un economista chino sugirió que el país eleve sus reservas de oro de 600 toneladas a 2.500 toneladas. Sus comentarios contribuyeron a que los precios del metal alcanzaran su nivel más alto en 25 años.

El ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, Lawrence Summers, le ha dicho a China que está despilfarrando recursos al invertir en la poca rentable deuda estadounidense. En el debate sobre la mejor manera de emplear todas esas reservas, el primer ministro Wen Jiabao ha sugerido reservar fondos para adquirir alta tecnología que ayude a transformar las empresas chinas. El vicepresidente Zeng Quinghong aboga por usar el dinero para adquirir los recursos naturales que el país no posee.
 

1006 - China: Las razones oficiales del superávit del comercio exterior chino - El portavoz de prensa de la Administración Estatal de Estadística y director del Departamento de Estadística Integral de la Economía Nacional, Li Xiaochao, dio a conocer la operación de la economía china en los tres primeros trimestres de este año y respondió a las preguntas.

Un periodista preguntó:
El superávit del comercio exterior del presente año ha continuado creciendo. ¿Cuál es la razón del aumento? ¿Cómo se prevé la situación del comercio exterior en todo el año 2006? ¿Se mantendrá el superávit?

Li Xiaochao: En lo que va de año, el superávit del comercio exterior chino realmente ha aumentado. A partir de 2000 el superávit ha crecido de continuo, en particular desde el año pasado. Alcanzó 109.850 millones de dólares entre enero y septiembre de 2006, principalmente por las siguientes razones:

En primer lugar, la globalización económica proporciona las condiciones básicas para el incremento del superávit. Impulsadas por la globalización, las economías del mundo de hoy se vinculan más estrechamente entre sí, y las mercancías y servicios se mueven con mayor libertad entre los países, lo que ofrece inevitablemente la posibilidad y las condiciones para promover el rápido crecimiento comercial de China, que acaba de incorporarse al sistema de la Organización Mundial del Comercio.

En segundo lugar, China tiene una capacidad de suministro relativamente grande. Gracias al rápido crecimiento de la economía durante los últimos 30 años, de las inversiones nacionales y de las inversiones directas extranjeras como resultado de la división internacional del trabajo, la capacidad productiva china se ha fortalecido de modo considerable, formando una fuerte cadena de los sectores de la producción. Y, lo que es más importante, esta capacidad productiva se origina precisamente en el comercio de procesamiento, que escasea en otros países o es poco deseado por ellos. Este comercio representa un 60% de las exportaciones de China, que basta para demostrarlo.

En tercer lugar, existe una gran demanda de mercancías producidas por China en el mercado internacional. La producción china, limitada por el nivel del desarrollo económico en su conjunto, aún se caracteriza fundamentalmente por una intensa concentración de mano de obra, mientras que la UE, EE.UU. y Japón, que tienen el mayor volumen comercial con China, se caracterizan por una estructura económica de alto contenido tecnológico y se ven mutuamente reforzados con China en lo económico. Como el volumen económico de las tres regiones constituye más o menos el 75% del mundial, hay naturalmente una gran demanda de mercancías y servicios de China en el mercado internacional.

En cuarto lugar, los costos de producción de China son relativamente bajos, lo que decide que los productos chinos tengan una fuerte competitividad en el mercado internacional. De acuerdo con cálculos basados en datos de organizaciones internacionales, los costes laborales de la industria manufacturera china representan sólo un 2-3% de los de los países desarrollados.

Y hay otro factor de gran importancia: el rápido crecimiento de la economía mundial en los últimos años, el cual aumenta en forma correspondiente el superávit comercial chino, que no debería ser tan grande. Li Xiaochao concluyó señalando que, dada la influencia integral de distintos factores, será muy posible que China mantenga el superávit comercial en el futuro. (Pueblo en Línea)
 


 

 

 

 

AVIZORA.COM
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com