Cargando


 

Avizora Atajo Publicaciones

Biografías críticas

Biografías

Corea del Norte
Prueba nuclear sorpresiva

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- EE.UU. se sume en la oscuridad
-
Secretos de la banca suiza al descubierto
-
El poder del Opus Dei
- Claves para comprender el asunto nuclear
-
Armamentismo. Energía Nuclear

 

 

201006 - El líder norcoreano, Kim Jong-il, aseguró al enviado de China a Pyongyang, Tang Jiaxuan, que su país no hará un nuevo ensayo nuclear, según la agencia surcoreana Yonhap.

El canciller de China, Li Zhaoxing, por su parte informó que la visita de su enviado a Corea del Norte este jueves mejoró el "entendimiento mutuo" entre ambas naciones.

El canciller explicó que el encuentro se centró en cómo reanudar las conversaciones multinacionales sobre el programa nuclear norcoreano, las cuales fueron suspendidas desde hace un año.

Zhaoxing aseguró además, tras un encuentro en Pekín con la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, que China implementaría todas las sanciones acordadas por el Consejo de Seguridad de la ONU luego que ese país realizara una prueba nuclear el pasado 9 de octubre.

China entre dos frentes

El canciller chino, no obstante, abogó por una solución diplomática y dejó claro ante Rice que Pekín seguiría intentando persuadir a Pyongyang para que volviese a las negociaciones multilaterales sobre su programa nuclear, suspendidas desde hace un año.

China es el aliado más cercano de Corea del Norte y públicamente también ha instado a ese país a que no realice un segundo ensayo nuclear.

El corresponsal de la BBC en Pekín, Rupert Wingfield-Hayes, señaló que a puertas cerradas China parece inclinarse por una política más severa hacia Corea del Norte.

Según informes de prensa Pekín advirtió a Pyongyang que dejaría de suministrarle petróleo si realiza una segunda prueba nuclear.

171006 -
Sanciones de la ONU del. En qué consisten. Reacción de Pyogpyang

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad la resolución 1718 el 14 de Octubre del 2006, que impone sanciones a Corea del Norte y condena el ensayo nuclear llevado a cabo hace unos días.

 

El documento insta al gobierno de Pyongyang a abstenerse de realizar cualquier tipo de pruebas nucleares en el futuro y le exige volver al Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, as como al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Asimismo, dispone que abandone todos sus programas de armas de destrucción masiva y de misiles balísticos de manera irreversible y verificable.

En cuanto al embargo, ordena la prohibición de abastecer de forma directa o indirecta al gobierno norcoreano de tanques, vehículos blindados de combate, sistemas de artillera de alto calibre, helicópteros, o barcos de guerra.

Decide también declarar un congelamiento de los fondos y otros recursos económicos de ese país en el exterior y la entrada o tránsito en territorio de los Estados miembros de la ONU de personas que apoyen el programa nuclear de Corea del Norte.

El Consejo exceptúa de las sanciones a los artículos de primera necesidad, como alimentos o medicinas.
El Embajador de Argentina ante la ONU, y miembro del Consejo de Seguridad, César Mayoral, se mostró satisfecho con el texto aprobado, al concluir la reunión.

"Yo creo que es una resolución que establece temas fuertes. Es decir, las inspecciones a los barcos o el tema de los productos que no van a poder ser importados son elementos que tienden a que las autoridades de la Republica Democrática Popular de Corea entiendan que tienen un camino en el diálogo y que no hay más camino en la provocación y en los ensayos nucleares" señaló Mayoral.

La resolución pide al gobierno norcoreano que regrese a las conversaciones multilaterales sobre el programa nuclear norcoreano en el que participan, además de Corea del Norte, China, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Rusia.

Reacción

Corea del Norte describió como una "declaración de guerra" las sanciones impuestas a ese país por el Consejo de Seguridad de la ONU luego de que realizara una prueba nuclear la semana pasada.

A través de la agencia de noticias oficial de ese país, KCNA, Pyongyang también advirtió de "golpes inmisericordes" contra cualquier país que infrinja su soberanía.

Corea del Norte dijo que la ONU había ignorado el derecho legítimo del gobierno de tomar medidas defensivas ante amenazas y nuevamente responsabilizó a la política hostil de EE.UU. por los recientes eventos.

0910
06 - Texto del comunicado oficial del gobierno de Corea del Norte, anunciando el ensayo nuclear:

"Nuestra sección de investigación científica en DPRK (Corea del Norte) ha llevado a cabo de forma exitosa una prueba nuclear subterránea bajo condiciones seguras el 9 de octubre de 2006, en un momento conmovedor en el cual todos los norcoreanos dan un gran paso hacia la construcción de una nación socialista grande, próspera y poderosa".

Septiembre de 2005: Corea del Norte acepta renunciar a sus actividades nucleares. Al día siguiente Corea del Norte señala que no renunciará a sus actividades a menos que obtenga un reactor nuclear.

EE.UU. impone sanciones económicas a negocios norcoreanos.

Julio de 2006: Corea del Norte realiza pruebas de siete misiles.

Consejo de Seguridad de la ONU aprueba imponer sanciones tras las prueba.

Octubre de 2006 Corea del Norte amenaza con realizar una prueba nuclear.

"El ensayo nuclear se llevó a cabo bajo consideraciones científicas y cálculos cuidadosos por lo que podemos confirmar que no hubo riesgo de emisiones radioactivas".

"La prueba nuclear se realizó con conocimientos y tecnología 100% norcoreana. Ésta marca un hito histórico que satisface al KPA (el ejército de Corea del Norte) y a la gente que había deseado tener un sistema de defensa autosuficiente".

"El ensayo nuclear contribuirá a defender la paz y la estabilidad en la península coreana y en sus alrededores".

La evidencia sísmica aún está siendo analizada pero el anuncio de Corea del Norte ya ha sacudido a la región.

La prioridad en este momento será la de manejar las consecuencias iniciales del anuncio norcoreano para asegurar que las tensiones de los países vecinos no desencadenen algún tipo de incidente militar y sobre todo, para formular una respuesta diplomática firme y coherente.

La acción de Pyongyang se produce en contra de un coro de voces - en Asia y más allá de la región- que urgen a Corea del Norte a que no siga el camino del desarrollo de un programa nuclear.

Sólo la semana pasada, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas advirtió que una prueba "pondría en peligro la paz, la estabilidad y la seguridad en la región y más allá".

Una vez más, el centro de cualquier respuesta diplomática será el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Nueva resolución

Habrá presión para aprobar una nueva resolución que condene al gobierno norcoreano y que probablemente demande un rígido menú de sanciones económicas en contra de Pyongyang.

Por supuesto que Corea del Norte ya es uno de los países más aislados del mundo.

China se mantiene como su línea de vida económica y aunque Pekín no está feliz con la actitud de Corea del Norte no quiere precipitar un conflicto en el país que pueda provocar el colapso del régimen.

Sin embargo, las ramificaciones de este evento se extenderán más allá de las fronteras norcoreanas.

Los expertos en control de armas temen que otros países en la región puedan pensar también en el desarrollo de programas nucleares.

Y si Asia sucumbe ante una nueva carrera armamentista nuclear, todo el endeble tejido del régimen de no proliferación nuclear podría colapsar con consecuencias no sólo en Asia sino en Medio Oriente y en todas partes del mundo.

 


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com