España Al día
España ordena la búsqueda y captura de tres militares de EEUU por la muerte de José Couso

Ir al catálogo
de monografías y textos
sobre otros temas

Glosarios
Biografías
Libros en línea

Buscador
Central

Hacia una cultura de la fraternidad

Constituye un pronunciamiento ejemplar para el mundo ya que cualquier medida que se tome para parar los abusos internacionales de la administración de George Bush, es altamente saludable para la especie humana

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado la busca y captura y detención internacional, a efectos de extradición, de los tres militares norteamericanos supuestamente implicados en la muerte del cámara de Telecinco José Couso el 8 de abril de 2003 en el Hotel Palestina, de Bagdad.

En un auto notificado hoy, el magistrado afirma que ésta es "la única medida efectiva para asegurar la presencia de los imputados en el proceso a disposición de la autoridad judicial española, a la vista de la nula cooperación judicial prestada por las autoridades estadounidenses para el esclarecimiento de los hechos".

Pedraz recuerda que ha cursado dos peticiones de auxilio judicial a los Estados Unidos, una el 21 de abril de 2004 solicitando documentación y la otra el pasado 6 de junio pidiendo que se tomara declaración a los militares imputados o que se autorizara el desplazamiento de una comisión judicial española hasta territorio estadounidense para hacerlo.

"Hasta la fecha no se ha recibido respuesta", señala la resolución.

Los reclamados son el sargento Thomas Gibson, de la Compañía A del Regimiento de Blindados número 64 de la Tercera División de Infantería Acorazada del Ejército norteamericano; el capitán Philip Wolford, que estaba al mando de la unidad de blindados de la Compañía A; y el teniente coronel Philip de Camp, responsable del Regimiento.

Esta orden internacional sólo es válida para los países con los que España tiene convenio de extradición y en EEUU no será efectiva ya que no extradita a sus nacionales.

"Soy el tipo que mató a los periodistas"

Gibson fue la persona que el 8 de abril de 2003 disparó desde el carro de combate Abrahms M-1 que tripulaba, después de advertir que alguien les observaba con prismáticos desde el hotel Palestina de Bagdad, en el que se alojaban la mayoría de los periodistas extranjeros que cubrían la guerra de Irak.

En unas declaraciones emitidas por Telecinco un mes después del ataque, en el que también murió l periodista de la agencia Reuters Taras Protsyuk, el propio Gibson afirmó: "No disparé inmediatamente sobre él. Llamé a mis jefes y les dije lo que había visto. Diez minutos me dijeron que disparara sobre él y eso hice".

Su inmediato superior, el capitán Wolford, fue quien autorizó el ataque mientras que la persona que ordenó disparar contra el hotel fue el teniente coronel De Camp, según reconoció él mismo en una entrevista publicada en "Los Angeles Times" el 11 de abril de ese año.

"El coronel que ordenó a sus tanques abrir fuego contra el Hotel Palestina matando a dos periodistas se responsabilizó de las muertes, pero dijo que no tuvo elección porque sus unidades estaban siendo atacadas por iraquíes", afirmaba el periódico, que incluía la siguiente cita textual de De Camp: "Lamento decirlo, pero soy el tipo que mató a los periodistas".

EEUU no extradita a sus nacionales

El juez les imputó el pasado mes de junio un delito contra la comunidad internacional tipificado en el artículo 611.1 del Código Penal, que comete quien "con ocasión de un conflicto armado realice u ordene realizar ataques indiscriminados o excesivos o haga objeto a la población civil de ataques, represalias o actos de amenazas de violencia cuya finalidad sea aterrorizarla".

La querella por la muerte de Couso fue admitida a trámite el 17 de octubre de 2003, pese a la oposición de la Fiscalía, por el juez de la Audiencia Nacional Guillermo Ruiz Polanco.

En el auto notificado hoy, Pedraz afirma que desde varios días antes de la invasión de Irak, que se produjo el 20 de marzo de 2003, "la mayor parte de la prensa internacional se encontraba alojada en el hotel Palestina, adonde se había trasladado desde el hotel Rashid por indicación del Pentágono estadounidense".

La abogada de la familia Couso, Pilar Hermoso, se ha felicitado por la decisión del magistrado, que calificó de "histórica", aunque recordó que EEEUU no extraditan a sus nacionales, por lo que los militares no podrán ser detenidos mientras no abandonen su país.

Hermoso también expresó sus dudas sobre si la detención podría producirse en el caso de que cruzaran la frontera no como ciudadanos individuales sino formando parte de un contingente militar destinado a un país extranjero.

La familia de José Couso ha expresado su "gran satisfacción y alegría".

Aznar, en el nombre del mal

El cámara de Telecinco José Couso fallecido en Bagdad por las heridas sufridas por un ataque aliado al Hotel Palestina, tenía 37 años, estaba casado y tenía dos hijos de corta edad, de tres y seis años, según datos facilitados por la cadena

Los hechos

El Pentágono confirmó la autoría del ataque. Un tanque lanzó una sola ráfaga contra el hotel, respondiendo a los disparos y granadas que, según afirma, un francotirador les estaba lanzando desde el edificio.

Sin embargo, de acuerdo con el corresponsal de la cadena Sky News David Chater, que se encuentra alojado en el hotel, no se produjo ningún disparo previo antes de la "gran explosión" provocada por un proyectil.

Además, un vídeo grabado por la cadena de televisión France 3 desde el hotel muestra cómo se mueve la torreta del tanque en dirección al hotel, se levanta el cañón y espera al menos dos minutos antes de disparar, según un enviado de AFP que visionó la película. "No hubo absolutamente ningún tiro. Luego vi la torreta girar hacia nosotros, luego el cañón levantarse. Estaba frente al objetivo", dijo el trabajador de la televisión francesa. "No fue un tiro reflejo", añadió.


 


Principal-|-Consulta a Avizora |-Sugiera su Sitio | Temas Que Queman | Libros Gratis
Publicaciones | Glosarios Libro de Visitas-|-Horóscopo | Gana Dinero


AVIZORA
TEL: +54 (3492) 434313 /+54 (3492) 452494 / +54 (3492) 421382 /
+54 (3492) 15 669515 ARGENTINA
Web master: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m. Avizora.com