Cargando

Francia / France

Ir al catálogo de monografías
y textos sobre otros temas

Glosarios - Biografías
Textos históricos

ENLACES RECOMENDADOS:

- Concentración mundial de la riqueza
- Mapas de Francia
- Francia en datos clave
- Jacques Chirac
- Nicolás Sarkozy

 

020112 - Genocida Francia vrs genocida Turquía. El primer ministro turco responde a la acusación francesa sobre el genocidio armenio

2011

231111 -
Murió Danielle Mitterrand

101011 - Libia, el botín del Rey Sarkozy

071011 -
USA a la conquista de África usando a su cadete Sarkozy

200411 - Los viejos demonios galos

070411 -
Sarkozy, el minúsculo esbirro del imperio

280111 - "En Francia reina la injusticia"

2010

221010 -
Francia estalla. Sarkozy bajo asedio

111010 - Nosotros, los gitanos

260810 -
Sarkozy: ¡detengan a Carmen y Esmeralda!

220310 - Elecciones 2010 en Francia: "La insurrección por las urnas”

130210 - Burkas:Hipocresía y racismo

2009

140809 -
Francia y Alemania dicen que salieron de la recesión

180309 -
Sarkozy retoma conducción en la OTAN, bajo los preceptos de Estados Unidos

2008

020808 -
La responsabilidad francesa en el genocidio de Bosnia: Radovan Karadzic, Srebrenica y Chirac

220708 - Operación Sarkozy: Cómo la CIA puso uno de sus agentes en la presidencia de la República Francesa

2007

110607 - Sarkozy ganó otra vez

160507 -
Ahora manda Sarkozy

060507 - ¡Merde! Sarkozy presidente

160407 - Elecciones 2007 - Se va la segunda

2006

100406 - Triunfó el  pueblo movilizado. Perdió Chirac: Derogó la CPE


0306 - Marzo 06: ¿Otro Mayo 68?

1205 - Ojo con Sarkozi

1105 - Estado de emergencia  ¿Es Francia sólo el principio?

0505 -
Los franceses le dijeron "NON" a la Constitución Europea - Francia y Holanda son los dos países que decidieron someter la Constitución Europea a consulta popular. En el primero ganó el "No", en el segundo los sondeos anticipan un final similar

La Carta Magna busca lograr una mayor integración política entre los 25 países miembros de la Unión Europea, pero la idea no ha logrado convencer a todos y muchos temen que los países pierdan identidad y se cree un "super Estado"

En el caso francés, muchos de los opositores a la Constitución sostienen que el país perderá influencia en la Unión Europea.

Además, creen que la Constitución conduce al bloque hacia una dirección económica "neoliberal", que podría amenazar el modelo de seguridad social que brinda el gobierno.

Además, muchos consideran que el rechazo a la Carta Magna europea puede ser interpretado como un voto castigo al gobierno local.

Sergio Carrero, investigador del Centro de Estudios Europeos en Bruselas considera que "hay una tendencia bastante clara de que actitudes referentes a la Constitución dependen muchísimo de cómo se esté desarrollando el ambiente político a nivel estatal".

El experto en temas europeos agregó que en muchos casos los ciudadanos desconocen totalmente los principios que establece el texto constitucional y que su voto sólo refleja el apoyo o la oposición al gobierno.

Incertidumbre

Hasta ahora 9 de los veinticinco países que integran la Unión Europea aprobaron la Constitución. Pero para que entre en vigor todos deberán refrendarla antes de noviembre de 2006.

Si un estado la rechaza, el camino a seguir no está del todo definido.

Iñigo Méndez de Vigo, europarlamentario español que presidió la delegación del Parlamento Europeo en la convención que redactó la constitución de la UE, dijo a BBC Mundo que un "no" francés sería una enorme decepción pero que eso no detendría el proceso de ratificación.

Algunos de los últimos países en integrarse a la Unión también están interesados en hacer oír su opinión. Según explicó Krzystof Bobinski, de la Fundación Unia & Polska en Polonia, "muchos de los pequeños Estados piensan, ¿por qué Francia debe tomar la decisión por todos los demás?".

Existe la posibilidad de realizar un segundo referendo en el caso de que un país decida por el "no". Sin embargo, los analistas coinciden en que esto es poco probable.

Sergio Carrero, del Centro de Estudios Europeos en Bruselas, dijo a BBC Mundo que la última palabra la tendrá el Consejo Europeo que se reunirá a fines de junio.

"En principio todos los países tienen derecho a pronunciarse. Pero si tenemos dos "no", por ejemplo, en el caso de Francia y Holanda, dos estados tradicionales de la Unión Europea, yo creo que los representantes debatirían si merece la pena seguir adelante o si se necesita un "plan B" para evaluar cuáles han sido los fallos y qué medidas se pueden llevar a cabo para solucionar los problemas que una no ratificación de la Constitución pueden traer a la Unión Europea", afirmó.

¿Crisis?

El eventual rechazo a la Constitución plantea varios escenarios posibles. De acuerdo a analistas, uno es la conformación de un grupo de países más pequeño, posiblemente integrado por estados fundacionales de la Unión Europea, que buscarían integrarse más rápidamente que el resto.

Para muchos, uno de los significados más importantes del eventual rechazo a la Constitución es que pondría de manifiesto la incapacidad de la Unión Europea de tomar una de las dos mayores decisiones desde su ampliación en mayo de 2004. La que todavía queda por delante es la aceptación o no de Turquía como miembro de la Unión.

"Esta Constitución da fuerza a lo que muchos han llamado identidad europea", dice el analista Carrero. "Un "no" daría un mensaje bastante negativo sobre el aspecto político de la Unión Europea".

La defensa del "sí"

Los partidarios de la Carta Magna como el europarlamentario Iñigo Méndez de Vigo están seguros que los Estados no perderán su identidad con una aprobación de la Constitución Europea.

"Europa nunca será un super Estado. El artículo I de la Constitución define a la Unión Europea como una unión de Estados y de ciudadanos, por lo tanto los estados seguirán teniendo su propia personalidad, sus propias competencias. La Unión Europea lo que hace es complementarlas", afirmó.

En todo caso, más allá del "No" francés y de la decisión holandesa, el proceso seguirá adelante pero el camino no será fácil, especialmente en estados como Polonia, República Checa, Dinamarca y el Reino Unido.

Aunque un "no" en algunos de estos países no causaría un impacto tan fuerte como el rechazo a la Constitución en Francia u Holanda, de todas formas la entrada en vigor de una futura Carta Magna quedaría en duda.

0405 - El derecho a morir es ley en Francia

0405 -
Debaten la Constitución Europea

0404 - ¿En qué anda Chirac? El arrasador triunfo de la izquierda en las elecciones regionales ha obligado al presidente Jacques Chirac, a introducir cambios en su Gobierno y a ordenarle que se olvide de las reformas de corte liberal que pretendía introducir, pero ya puesta la mirada en las próximas presidenciales. Joaquín Prieto en El País dice que, para ello, ha emprendido una nueva estrategia apoyado en Dominique de Villepin, de quien espera que traslade a la política interna su buena imagen internacional, y en Nicolas Sarkozy, cuya brillante actuación ha premiado con el regalo envenenado de Economía y Hacienda.

Suspensión de los experimentos liberales en Francia

El jefe del Estado, Jacques Chirac, ha preferido ceder en la mayor parte de las reformas sociales emprendidas y garantizar que las indispensables, como la del Seguro de Enfermedad, no se harán por decreto, contrariamente a lo anunciado por su primer ministro hace pocas semanas. Chirac se enfrenta a una marea roja que le acusa de haberse apropiado del 82% de los sufragios recibidos en su reelección, como si hubieran sido todos suyos y no el fruto del miedo a la extrema derecha, y de utilizarlos contra la izquierda para acabar con el pacto social vigente en Francia desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

La imagen más simbólica del repliegue es la función atribuida a Dominique de Villepin. El brillante ministro de Exteriores, que recorría los escenarios mundiales "colocando de nuevo a Francia en el mapa", pasa a ocuparse de la política interior de Francia. Los pasillos del poder interpretan esta medida como un paso para que de aquí salga el próximo Primer Ministro

Es difícil dirigir un país sin controlar las redes políticas y los servicios de información del Estado. Éstos son los poderes que De Villepin adquiere en Interior -además del mando sobre 260.000 policías y gendarmes-, que le dan la oportunidad de afirmarse como el principal brazo político del presidente. El resto de los cambios realizados responde a un juego de cálculos internos e intentos de hacerse con las banderas de centristas e izquierdistas moderados, como la creación de un Ministerio de Cohesión Social, de alcance desconocido, aunque se presenta a su titular, Jean-Louis Borloo, como la cara más social en el entorno de Chirac.

¿Hacia dónde va Cgirac, ahora? Los que han preparado este giro piensan que la sociedad no estaba en contra de las reformas iniciadas -pensiones, recorte del seguro de paro, suavización de la jornada de 35 horas, reducción de créditos a la investigación, preparativos para la privatización-, sino que el enfado se debe al parón en la actividad económica. De los crecimientos del PIB en la época del Gobierno de Lionel Jospin (4,2% en 2000, 2,1% en 2001) se ha pasado a rozar la recesión en 2003; vaya usted a explicarle al ciudadano medio cuánto de eso se debe a la coyuntura internacional y cuánto a la gestión nacional.

Francia es un gran país, con empresas punteras en todos los sectores, el cuarto del mundo en la atracción de capitales exteriores, un enorme dinamismo de su competitividad exterior, una de las productividades más altas de Europa y una elevada inversión pública en investigación y desarrollo, aunque pueda parecer lo contrario a causa de la dimisión de miles de jefes de equipos de investigación en instituciones públicas

Sin embargo:
Hay alrededor de 10% de desempleo (más que el el 2002)
Dificultad para manejar el déficit
Serios planteos contra la eficiencia de 6 millones y medios de trabajadores estatales

Pero a la cabeza de Francia se encuentra un hombre, Jacques Chirac, que en mayo hará 30 años que fue nombrado jefe del Gobierno por primera vez y que aún continúa en la cumbre del poder, uno de los estadistas más veteranos del planeta. Para lograrlo hay que ser un maestro en el arte de la maniobra, del cálculo político.

Por eso, Chirac apenas se ha inmutado por un resultado adverso en las urnas. Frente a la marea de votos rojos (49,92% de la izquierda, contra 36,84% de la derecha), el presidente se enroca en el tablero y propone continuar la partida. Una respuesta más directa a la sanción de las urnas habría generado un Gobierno más reducido y con una importante renovación de personas; en lugar de esto, el nuevo Gobierno cuenta con 43 miembros, cuatro más que el precedente, y un reparto de cartas distinto entre el mismo núcleo básico de personas. Se trata de ganar tiempo.

El jefe del Gobierno saliente, Jean-Pierre Raffarin, ha hecho de policía malo, negando dinero a los investigadores, recortando prestaciones a los temporeros del espectáculo, autorizando reducciones en el seguro de paro, anunciando la reforma del Seguro de Enfermedad por decreto y anticipando una clara voluntad privatizadora de empresas públicas; y ahora el policía bueno, Chirac, le manda seguir en el Gobierno entrante, pero le da instrucciones de que se olvide de las órdenes anteriores y se dedique a contemporizar.

"Villepin se aburre en el Quai d'Orsay", confiaba una de sus colaboradoras más cercanas del Ministerio de Exteriores, en los días previos al cambio de Gobierno. Ahora toca preparar las próximas elecciones presidenciales y ahí es donde Chirac quiere a De Villepin, sobre todo porque ha fichado a un buen conocedor de la maquinaria europea, Michel Barnier, para que le resuelva la fastidiosa (a ojos franceses) pero indispensable negociación de las nuevas instituciones de la UE.

A su vez, relevar a Nicolas Sarkozy en Interior no suponía mayores problemas. Sarkozy no es el alto funcionario del Estado que, como Villepin, servirá siempre fielmente allí donde diga el presidente, sino que quiere ser presidente él mismo. Ha conducido una batalla extenuante en sus 23 meses en Interior, para demostrar a los electores que él es el más rápido y el más eficaz a la hora de coger el toro por los cuernos. Continuar en Interior, después de un balance brillante, podría haberle expuesto a un repunte de la criminalidad o un incidente inesperado que le hiciera caer de la cima. Salir de esa cartera dejando un buen recuerdo popular puede resultarle más rentable, de cara al futuro, que haber desatado una crisis negándose a aceptar el encargo de Economía y Hacienda, por envenenado que sea el regalo para un hombre al que Chirac y Raffarin han colocado, de propina, a dos amigos respectivos como ministros adjuntos

Antecedentes

He aquí un resumen de los principales conflictos que precedieron a la campaña electoral de las elecciones regionales:

- Pensiones. En la primavera de 2003 se tramita la ley sobre las pensiones en el Parlamento. Su finalidad es equiparar los derechos de los funcionarios y empleados del sector público a los del sector privado, alargando en 2,5 años el tiempo de cotización para que aquéllos puedan alcanzar el mismo nivel de pensiones. Una vez logrado, todos verán progresivamente aumentado el tiempo de trabajo. Esta ley provoca dos meses de conflictos callejeros y huelgas, pero el Gobierno consigue sacarla adelante.

- Festivales. En el verano de 2003 se produce la suspensión en cadena de los principales festivales culturales, un hecho de similar impacto al que tendría en España la suspensión de todas las corridas de toros de una temporada. La razón es la protesta de los trabajadores temporales del espectáculo al recorte del cálculo de sus indemnizaciones durante los tiempos en que no trabajan. La protesta continúa en otoño e invierno.

- Canícula. Casi 15.000 personas mueren en Francia durante la fuerte oleada de agosto de 2003. El Gobierno, ausente por vacaciones, reacciona tarde. Provoca la primera caída importante de la popularidad del primer ministro Raffarin.

- Parados sin seguro.En enero de 2004, un contingente de 230.000 parados se queda sin prestación de desempleo por un nuevo criterio de cálculo, inspirado por el objetivo de reducir el déficit.

- Condena de Juppé. En enero se produce la condena judicial del presidente de la Unión por un Movimiento Popular (UNP), Alain Juppé, por un viejo asunto de financiación ilegal de la política en el que el tribunal se muestra muy severo. Chirac intenta aplazar la crisis en el partido defendiendo públicamente a Juppé como un hombre imprescindible para Francia.

- Ciencia. En febrero de 2004, los investigadores y científicos organizan protestas para obtener 20 millones de euros, que consideran indispensables para mantener en funcionamiento las instituciones públicas de investigación

 

010404 Tras una rotunda derrota electoral en las regionales francesas, el presidente de Francia, Jacques Chirac, formó un nuevo gobierno

Chirac decidió que el hasta ahora ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, pase a ocupar el Ministerio de Economía y Finanzas.

Entretanto, el actual Ministro de Relaciones Exteriores, Dominique de Villepin, reemplazará a Sakozy en la cartera del Interior.

Según la lista anunciada por el Palacio del Elíseo, al frente de la cancillería francesa estará el comisario europeo Michel Barnier.

Una de las novedades del nuevo ejecutivo es la creación de un nuevo Ministerio del Empleo, Trabajo y Cohesión Social, encabezado por Jean-Louis Borloo.

Este martes, Chirac ratificó en su puesto al primer ministro, Jean Pierre Raffarin, pese a que éste había presentado su renuncia luego de que en los comicios del pasado domingo la oposición de izquierda lograra el control de casi todas las regiones francesas.

Los socialistas consiguieron más de la mitad de los votos, frente al 37% de la centro derecha, con lo cual conservaron las ocho regiones que controlaban y le arrebataron doce a sus contrincantes.

Eso significa que de las 21 principales regiones, sólo Alsacia continúa bajo control del partido de gobierno.

<<<Anteriores - Siguientes>>>


 

AVIZORA.COM
Política de Privacidad
Webmaster: webmaster@avizora.com
Copyright © 2001 m.
Avizora.com